Nightwish – Decades: Live in Buenos Aires

Nuestra Nota


9 / 10

Ficha técnica

Publicado el 6 de diciembre de 2019
Discográfica: Nuclear Blast Records
 
Componentes:
Floor Jansen - Voz
Emppu Vuorinen - Guitarra
Marko Hietala - Bajo, voz
Troy Donockley - Flauta
Tuomas Holopainen - Teclados
Kai Hahto - Batería

Temas

Disco 1
1. Swanheart (2:49)
2. End of All Hope (4:00)
3. Wish I Had An Angel (4:19)
4. 10th Man Down (5:28)
5. Come Cover Me (5:48)
6. Gethsemane 5:42)
7. Élan (4:27)
8. Sacrament of Wilderness (4:23)
9. Deep Silent Complete (4:19)
10. Dead Boy's Poem (6:50)
11. Elvenjig (2:50)
12. Elvenpath (5:54)
13. I Want My Tears Back (5:25)

Disco 2
1. Amaranth (4:41)
2. The Carpenter (6:07)
3. The Kingslayer (4:17)
4. Devil & the Deep Dark Ocean (4:56)
5. Nemo (4:54)
6. Slaying The Dreamer (5:12)
7. The Greatest Show on Earth (16:59)
8. Ghost Love Score (11:55)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Nightwish – Decades: Live in Buenos Aires
Todos los discos de Nightwish – Decades: Live in Buenos Aires en Amazon


Menudo conciertazo se marcaron Nightwish en Buenos Aires, un gran colofón a otra etapa que cerraron por todo lo alto. Son ya bastantes fases, tantas como vocalistas han pasado por sus filas, pero no esperaba que el grupo decidiera indagar en el inmenso legado y que sacaran del cajón de los recuerdos un material que los fans más veteranos nos morimos de ganas de poder ver, otra vez, sobre un escenario. Fue grabado a finales de septiembre de 2018 en el Estadio Cubierto Malvinas Argentinas y es un directo que ante todo se puede percibir el gran entusiasmo del gentío (Sudamérica siempre ha podido presumir de la entrega y fogosidad del fan) y, ante todo, de que es un directo real. Nightwish para dar un paso de calidad superior han huido de los pre-grabados y tienen en Troy Donockley la pieza clave: un hombre orquesta capaz de reproducir todo tipo de pasajes folk de forma real y directa. A ello súmale una alineación de leyenda pues Marco Hietala y Floor Jansen están a un nivel perfecto.

Pero son audibles esas pequeñas variaciones, alguna imperfección y algo de humanidad ante un set list abrumador y exigente. Tuomas Holopainen ha conseguido llevar a Nightwish al estadio y cada disco que nos brinda vuelve a tener un listón altísimo, casi insultante. La cuenta atrás en español nos lleva a que Troy nos interprete “Swanheart” a flauta para luego pasar a “End of All Hope” mostrando un sonido rotundo y una banda que disfruta en su cometido. Hay aquí cuatro temas del Wishmaster, tres del Oceanborn y tres del Once. Y la vertiente arqueológica de los de Kitee no se queda aquí pues se animan a interpretar un par de cortes del Angels Fall First y, atención, un tema del EP Over the Hills and Far Away. Si les has ido siguiendo desde sus inicios te parecerá un milagro escuchar algo tan en desuso como fue “10th Man Down”. Sorprende que un tema tan sólido e inspirado quedara en un EP. La etapa con Anette Olzon pasa como un suspiro pues sólo se interpretan un par de canciones: “Amaranth” y “I Want My Tears Back”. Sorprendente pues es, comercialmente hablando, su era más exitosa, pero también se nota que Floor se encuentra mucho más cómoda atacando el material de Tarja Turunen.

Sorprende que algo tan agresivo y contundente como “Wish I Had an Angel” no suene tan poderoso como antaño pero también que sea ya la tercera en caer. En sus tiempos esta maravilla siempre fue carne de bis. Canciones más antiguas como “The End of All Hope” suenan a gloria repuntadas por los cometidos folk de Troy y el omnipresente teclado de Holopainen. Bien Floor en la exigente “Come Cover Me” que termina con “oeoéoés”. He disfrutado especialmente los temas del Oceanborn como son “Gethsamane” y su cadencia que nos enamoró a muchos cuando les conocimos, con esa guitarra de Emppu Vuorinen doblando el teclado del jefe. Preciosa “Élan” de su último trabajo para luego ver cómo funciona la flauta de Troy en “Sacrement of Wilderness”, un tema muy cercano al power metal. El doble bombo de Kai Hahto ya está perfectamente acoplado al combo después de seis años girando con ellos. Ya es miembro del grupo de forma oficial.

Destaca el medio tiempo “Dead Boy’s Poem” y el folk de la única versión del disco: “Elvenjig” de marcados aires irlandeses. Los mismos elfos y brujas protagonizan la primeriza “Elvenpath”. ¡Madre mía! ¿En qué pensaba Holopainen cuando escribió esas letras? La festiva “I Want My Tears Back” mantiene los aires irlandeses y entra la voz de Marco, poderosa. Hietala tiene su cuota en “The Carpenter”, otra sacada del baúl de los recuerdos y que mantiene el nivel general, a medio tiempo. Los más veteranos disfrutaremos como enanos de “Kingslayer”, una de las más deseadas del Wishmaster, con la gente coreando el riff. Aquí se demuestra la excepcional calidad de la vocalista. Éxtasis en “Devil and the Deep Dark Ocean” y una intensa “Nemo” potenciada por Troy. En “Slaying the Dreamer” encontramos su material más agresivo y netamente heavy para luego tirar de minutaje con las muy extensas “The Greatest Show on Earth” y “Ghost Love Score”. Final excesivo, sinfónico y recargado, pero excelso. Después de 18 temas metes dos de las más largas de tu repertorio. Algo al alcance de mus pocas bandas, pues encima, les funciona.

No he tenido oportunidad de poder visionar el DVD, pero poseo todos los videos de Nightwish y cada vez van un paso más allá. Escuchando el altísimo novel de audio estoy seguro que es de obligada compra, y más si has sido fan de esta gente. El directo es excelente y era una gira que merecía ser inmortalizada. Los fineses prosiguen su escalada a lo más alto si bien cada vez espacian más sus entregas discográficas. Parece que este 2020 va a caer disco y con él debería haber una reafirmación de que están a la altura de sustituir a los más grandes. Ghost y Amon Amarth han movido ficha, por lo que no se pueden quedar atrás. Otra cosa que hay que tener muy en cuenta de este disco es que ya no es lo que hay en el repertorio… es todo lo que no ha cabido aquí. Hay decenas de auténticos himnos y favoritas de muchos de sus fans que han quedado fuera.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 493 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.