Metallica: Sus mejores canciones «olvidadas»

Fotografía: Steve Murphy

Hoy voy a presentaros una especie de top invertido. ¿Qué canciones tiene Metallica más olvidadas? En el top 5 de canciones más interpretadas en directo encontramos obviamente «Master of Puppets», «Creeping Death», «Seek & Destroy», «For Whom the Bell Tolls» y «One». Todas ellas superan las 1.500 interpretaciones. Ojeando la famosa web Last.fm, me he liado a hacer hojas de cálculo y un poco de indagación sobre las canciones que no han aparecido nunca en su repertorio e incluso algunas canciones queridas que solamente han dejado caer un par de veces.

He podido sumar un total de 192 canciones interpretadas en directo, incluidos varios medleys de canciones de sus discos de los 80, así como las queridas versiones. Si quitamos los medleys de la ecuación, encontramos 177 canciones originales, 76 de las cuales son las ya citadas versiones. En total, Metallica ha interpretado en directo 101 canciones de su catálogo original. Personalmente -y en las siete veces que he podido disfrutar de Metallica en directo- les he visto interpretar 61 canciones diferentes. No esta nada mal la cifra.

Con este diferente artículo, voy a presentaros qué canciones omiten y qué canciones han tocado por obligación por el tipo de gira realizada. Y os las voy a ordenar por calibre. No es lo mismo una falta de Ride the Lightning (1984) que una de Death Magnetic (2008). ¡Vamos a ello!

 

«Escape»

Álbum: Ride the Lightning (1984)
Autores: James Hetfield, Lars Ulrich y Kirk Hammett

Curiosamente, «Escape» ha escapado, valga la redundancia, de los repertorios de Metallica. Solamente goza de una interpretación en Atlantic City en junio de 2012 durante su festival Orion Music and +. Previamente había sido interpretada parcialmente a modo de jam en seis ocasiones, pero la canción completa solamente una vez. Esa noche Metallica interpretó Ride the Lightning al completo. Fue la primera, y por desgracia sería la última vez, que la banda realizara un concierto tan especial.

Pese a que se trata de una canción muy querida por los fans de la banda, parece ser que James Hetfield odia esta canción. Comentó en una ocasión que el ritmo del arranque de la misma le recuerda demasiado a la música disco.

«Escape» es una canción pesada y de corte grave. Temáticamente, aborda el sentimiento de aversión hacia la creencia popular y la libertad de expresión y de pensamiento. Otra interpretación libre sería la de la historia de un preso que intenta escapar de su celda sin arrepentirse de lo que le llevó hasta ella. Esta última tiene el fundamento en la canción «Ride the Lightning», que habla de la muerte en una silla eléctrica.

Aquí os dejo el vídeo de su interpretación en Orion Music and +. No tiene desperdicio ni la canción ni el speech introductorio de James, comentando cuánto le gusta esta malograda canción.


«To Live Is to Die»

Álbum: …And Justice for All (1988)
Autor: Cliff Burton

Esta canción instrumental tiene una triste historia que supongo que la mayoría conoceréis. Se trata de la canción compuesta a modo de homenaje póstumo a Cliff Burton, fallecido en 1986. La canción está basada en varios riffs de bajo que Burton había ido escribiendo antes de su muerte. Es importante destacar el poderío del segundo solo, tranquilo y armonioso, que representa cuán profundamente les afectó la muerte del bajista.

La canción solamente fue interpretada en directo una vez, el 7 de diciembre de 2011, durante las cuatro noches de festejos del 30º Aniversario de la banda. Previamente había sido tocada parcialmente en algunas ocasiones a finales de los 80 y principios de los 90, y servía de preludio a «Master of Puppets», la canción favorita de Cliff.

«To Live Is to Die» es la octava canción del disco …And Justice for All (1988). A comentar también el poco peso de la canción «The Frayed Ends of Sanity» en los repertorios de la banda. Esta última solamente ha sido interpretada en 12 ocasiones, todas ellas en la gira de 2015 durante la cual la que la banda rescató varios temas olvidados de su catálogo para interpretarlos en vivo.


«My Friend of Misery»

Álbum: Metallica (1991)
Autores: James Hetfield, Lars Ulrich y Jason Newsted

Entramos en el Black Album con un trío de canciones olvidadas. «Don’t Treat on Me», «The Struggle Within» y «My Friend of Misery» quedaron en el olvido hasta 2012. Cuando Metallica celebró el 20º Aniversario de la publicación de su disco homónimo, decidió emprender una gira europea en la que lo tocarían íntegro.

Ese fue el motivo por el que la banda se vio obligada a rescatar los tres temas inéditos de su querido álbum negro. La gira consistió en 16 fechas por Europa, lo que significa que este trío de canciones fue interpretado hasta en 16 ocasiones. Curiosamente, y fuera del concepto de la gira, en marzo de 2013 volvieron a interpretar «My Friend of Misery» por última vez. Se trata entonces de una canción olvidada pero rescatada por obligación.

La pongo a ella como referencia, pues personalmente es la que considero mejor de las tres y porque tiene un poco de trasfondo. Jason Newsted fue quien compuso la intro de bajo. Según Jason, él quería que «My Friend of Misery» fuese la nueva canción instrumental de la banda. Y así lo fue durante todo el proceso de grabación hasta que Bob Rock, productor del disco, les dijo que si le ponían letra tendría más atención de los nuevos fans. A decir verdad, «My Friend of Misery» tiene toda la composición de corte instrumental.


«Thorn Within»

Álbum: Load (1996)
Autores: James Hetfield, Lars Ulrich y Kirk Hammett

Load (1996) ya es otro cantar. Posiblemente, el álbum más infravalorado de Metallica pues contiene verdaderas gemas. El cambio de look, de logo y de estilo provocó un cisma que, 25 años más tarde, mucha gente no ha sabido gestionar.

De las 14 canciones que componen Load, nos topamos con cuatro totalmente invisibles en sus repertorios. «The House That Jack Built», «Cure», «Ronnie» y «Thorn Within» nunca han sido interpretadas en directo. Personalmente, pagaría la entrada por ver a Metallica tocando íntegro este disco, pero parece que el mundo no está por la labor.

Escojo «Thorn Within» como muestra de esa invisibilidad, pues se trata de una de las canciones más logradas de la época Load-Reload. Una canción oscura con unos riffs hard rockeros/heavy blues muy logrados. La canción narra un sentimiento constante de culpa y de pecado, y basa su potencial en las atmósferas densas adornadas con la armónica voz de James. A destacar el efecto de la guitarra en los versos, unos efectos que rara vez se pueden encontrar en el catálogo de Metallica.


«Better Than You»

Álbum: Reload (1997)
Autores: James Hetfield y Lars Ulrich

Reload es, posiblemente, el disco más flojo de los de San Francisco. Pese a ello, el disco contiene algunas canciones imprescindibles para comprender el nuevo sonido de la banda. Como era de esperar, el impacto de este disco en sus actuaciones en vivo, desde que viera la luz en 1997, es escaso.

Solamente se salvan de la purga «Fuel» y «The Memory Remains». Con algo menos de peso, encontramos «Low Man’s Lyric» y «Devil’s Dance», ambas rondando la cincuentena de interpretaciones en directo, que no es moco de pavo. Salvan los muebles la mayúscula pero odiada «The Unforgiven II», con seis, y «Carpe Diem Baby», con tan solo cuatro interpretaciones.

«Better Than You», «Slither», «Bad Seed», «Where the Wild Things Are», «Prince Charming», «Attitude» y «Fixxxer» nunca han sido tocadas en directo, y dudo mucho que alguna vez tengan mejor suerte.

De todas ellas, elijo como abanderada del olvido «Better Than You», posiblemente porque es la que más he escuchado por su posición en el disco, pues es la que viene a continuación de «The Unforgiven II». Puedo delatar mi pasión por esta canción; se trata de una de las canciones favoritas de toda mi vida. Esta canción fue el último single de promoción de Reload y curiosamente ganó el Grammy en 1999 en la categoría de Best Metal Performance.

La canción trata sobre alguien que está obsesionado con la lucha por ser mejor que los demás. La banda interpretó a modo de jam -por primera y única vez- en Londres en 1995.


«Some Kind of Monster»

Álbum: St. Anger (2003)
Autores: James Hetfield, Lars Ulrich, Kirk Hammett y Bob Rock

St. Anger (2003) y el eterno debate de la caja metálica de galletas. ¿Es St. Anger un álbum malo? En absoluto. Las esperanzas de los fans de una reconducción tras los detestados Load y Reload se vinieron abajo en 2003 con este disco. Con un sonido completamente nuevo, ya despojados completamente del thrash, Metallica nos ofrece su corazón abierto de par en par en su disco más complicado. El desequilibro y la inestabildad de la banda se vio reflejado de forma brutal en este disco. Si la vida de la banda pendía de un hilo, St. Anger fue la tijera rota que no supo cortarlo.

De St Anger solamente destacan en los repertorios sus dos canciones principales: «Frantic» y «St. Anger». Muy por debajo quedan «Dirty Window» y «The Unnamed Feeling», con 31 y 17 interpretaciones en vivo respectivamente.

Curiosamente el corte «Some Kind of Monster» solamente ha sido incluido tres veces en directo en agosto de 2004. Con la última noche en Rosemont, Illinois, se cayó para siempre del setlist. «Some Kind of Monster» es una canción larga de 8:25 minutos. Curiosamente el controvertido documental publicado entonces toma su nombre de esta canción.

La canción tiene un ambiente lúgubre pero agresivo. El tema trata sobre las acciones hechas por quien pierde el control frente a una situación de injusticia, clamando por sus derechos y apelando al sentido del deber, y volviéndose así, ante los ojos de la sociedad, en una «especie de monstruo». Se trata de uno de los mejores temas de St. Anger y siempre me ha sorprendido el poco cariño que se le procesa, tanto por la banda como por parte de los fans.


«Suicide & Redemption»

Álbum: Death Magnetic (2008)
Autores: James Hetfield, Lars Ulrich, Kirk Hammett y Robert Trujillo

Death Magnetic (2008) provocó que Metallica recuperase parte de sus fans primigenios. Si bien el disco tiene ciertos descalabros, la suma final es muy positiva. Se trató de un disco largo con 74 minutos en diez canciones. Haciendo gala de su entrega total en la creación del disco, más de la mitad de canciones se vertieron en los repertorios de la gira mundial. El resto tuvo una representación menos importante pero todas ellas aparecieron en algún que otro momento.

Las dos peor paradas fueron «The Unforgiven III» que tan solo se ha interpretado en diez ocasiones y por último encontramos «Suicide & Redemption». Esta última tan solo fue tocada en Copenhaghen en 2009 y en la fiesta de los 30 años en San Francisco.

«Suicide & Redemption» es la primera canción instrumental de Metallica en veinte años. Curiosamente su predecesora es «To Live Is to Die», canción comentada unos párrafos más arriba en este artículo. La canción cede su protagonismo a la excepcional guitarra de James, destacando en especial el solo tocado por el mismo entre los minutos 3:52 y 5:21, que por otra parte y según palabras de Lars fue este el solo que inspiró el título de la canción, dada su particular melodía que va progresando desde la tristeza y el desamparo inicial hacia el valor y fortalecimiento finales.

Según Robert Trujillo:

«James Hetfield fue quien escribió gran parte de las guitarras del tema y es quien toca los solos ahí. Ese tema es como un hijo para él y tampoco quería meterle más cosas en la canción. No me hubiera sentido bien si le hubiera preguntado si podía meter una sección instrumental propia en ella. Sería como meterme en su territorio y yo no quería entrometerme.»

Otras canciones olvidadas

Existen unas pocas canciones de Metallica publicadas en EP’s o caras B que también han pasado sin pena ni gloria por los repertorios de la banda. Viajamos al S&M de 1999. Para aquella doble noche tan especial, Metallica compuso dos canciones originales con muy diferente acogida. «No Leaf Clover» y «- Human» han tenido suerte dispar, la primera ha sido interpretada hasta 125 veces mientras que la segunda solamente cuatro. La canción tampoco merece mucho más.

Un año más tarde y por sorpresa de medio mundo, Metallica compuso una canción para el blockbuster de Hollywood Mission Impossible 2. La canción se titularía «I Disappear» y gozaba de bastante tirón. La banda aprovechó dicho impacto comercial y la interpretó hasta en 92 ocasiones.

Tras el notable éxito del disco Death Magnetic, la banda publicó un EP con canciones descartadas titulado Beyond Magnetic. El EP de calidad discutible contenía cuatro canciones que pocos fans de la banda recuerdan y por lo visto, tampoco se han esforzado en hacernos recordar. “Hell and Back” ha sido pieza de repertorio en 16 ocasiones mientras que las tres restantes solamente han caído una vez (gracias a Dios).

Y ya cerrando el círculo nos citamos en 2016 con Hardwired… to Self-Destruct. Su último y aclamado trabajo doble contenía trece canciones si contamos con la mediocre «Lords of Summer». Repitiendo la táctica que ya hicieron con Death Magnetic, más de la mitad de canciones del disco estaban en el repertorio de la doble gira mundial y el resto se iban intercambiando. Todas excepto «Am I Savage?» y «Murder One». Ambas no han llegado a ser interpretadas en directo, curiosamente son las dos canciones más flojas del doble disco.

Inmortalizaré este final de artículo con el impactante vídeo de “I Disappear”. Espero que hayáis disfrutado de este curioso top tan poco al uso.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 287 Artículos
Rock en todas sus extensiones