Meat Loaf – Dead Ringer: 40º Aniversario de un disco maldito

Ficha técnica

Publicado el 4 de septiembre de 1981
Discográfica: Epic Records
 
Componentes:
Meat Loaf – Voz
Davey Johnstone – Guitarra
Mick Ronson – Guitarra
Steve Buslowe - Bajo
Roy Bittan – Teclados, arreglos
Max Weinberg - Batería

Temas

1. Peel Out (6:33)
2. I'm Gonna Love Her for Both of Us (7:08)
3. More than You Deserve (6:57)
4. I'll Kill You If You Don't Come Back (6:24)
5. Read 'Em and Weep (5:27)
6. Nocturnal Pleasure (0:38)
7. Dead Ringer for Love (4:23)
8. Everything Is Permitted (4:40)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Meat Loaf – Dead Ringer: 40º Aniversario de un disco maldito
Todos los discos de Meat Loaf – Dead Ringer: 40º Aniversario de un disco maldito en Amazon


Cuando se habla de Meat Loaf, al momento, se asocia su nombre a dos elementos majestuosos: uno es el excepcional compositor Jim Steinman y el otro son los Bat Out of Hell, la saga de discos que llevó al Olimpo a nuestro orondo vocalista. Más allá de Steinman y “los murciélagos escapados del infierno”, el proyecto tuvo vida y hay otros trabajos, que, quizá nunca tuvieron la genialidad de los ya mencionados, pero que hay que tener muy en cuenta pues siguen siendo rutilantes obras de rock pomposo y excesivo.

Posiblemente el gran problema del Dead Ringer for Love es que viene detrás de una de las obras más monumentales de la historia del rock. Estamos hablando de que el debut de Steinman y Loaf es uno de los 10 discos de estudio (no recopilatorios ni directos) más vendidos de la historia. Hablamos de más de 50 millones de copias vendidas en todo el mundo (ojito con esto). Obviamente el grupo subió hasta el Olimpo de los dioses del rock. ¡No! De la música en general…

También pasaron hasta cuatro largos años entre un disco y otro, y en ese hiato de tiempo hubo varios roces y anécdotas, entre ambos colosos, uno de los más importantes, es el no contar con Todd Rundgren en tareas de producción. Meat Loaf perdió la voz durante un largo periodo de tiempo y eso hizo que el disco se demorase la obra y que Steinman optara por ir a la suya y sacó un disco con él mismo a las voces. Loaf cayó en un infierno de adicciones de champagne y tequila. Estaba claro que Jim no quería dejar pasar la oportunidad de surfear la ola. Obviamente eso llevó a que Loaf y Steinman se enfrentaran…

El disco

La canción absoluta es la que nombre al disco por mucho de que podríamos entablar un debate sobre si es la más lograda o la más valiosa de las que componen el disco. Lo que sí podemos afirmar sin ningún género de dudas es que es comercial, bailable y cuanta con toda una Cher dándole la réplica vocal, además de un videoclip muy disfrutable en la que se revive esos enfrentamientos entre Jets y Sharks o entre chicos y chicas al puro estilo Hair. Es intensa, divina, sexual y con mucho petardeo. Casi verbenera, pero es todo un clásico. Ah, y Cher está excepcional, tan buena actriz como la lección que da Loaf de expresividad facial. Es el hecho de bajarte al bar buscando sexo y apartando el amor a un lado.

Canciones tan brillantes como “I’m Gonna Love Her for Both of Us” son absolutamente de musical de Broadway con sobreproducción de coros, teclados al puro estilo Bruce Springsteen y un bajo punzante y trabajado, gentileza de Steve Buslowe. El tema es un carrusel de todos los ingredientes que hicieron célebres a Meat Loaf y Steinman. Los músicos participantes vuelven a ser impresionantes, contando otra vez con los miembros de la E Street Band Max Weinberg y Roy Bittan a batería y teclados respectivamente.

Pero antes hay que amar ese inicio potente, muy deudor del Bat Out of Hell: “Peel Out”. Si te gusta lo que hizo Steinam con Loaf esta canción es tremendamente épica e incisiva. Es justo lo que andas buscando. Hay la mezcla de Wagner con el muro de sonido de Spector más el poso de Bruce Springsteen que siempre les sirvió de base al grupo. Excepcional…  Lástima que su anterior disco fuera rutilantemente superior y que pierda con cualquier comparación posible.

“More than You Deserve” es la extensa balada que abre juego y rompe la baraja para el genial vocalista. ¿Fue actor o fue cantante? Tanto da, era un privilegiado vocal. Es el mero hecho de jugar con material de Steinmany hacerlo de unas formas exquisitas, De verdad que se juntaron el hambre con las ganas de comer. Temas correctos de inspiración Queen en las guitarras son maravillosos vistos a día de hoy. Si buscas bajones vocales respecto a Bat Out of Hell te invito a que sigas buscándolos. La inspiración góspel es rotunda aquí. Se regrababa el tema puesto que en su día formó parte del musical del mismo nombre.

El problema de Meat Loaf es que quedase como una caricatura de lo que entonces había conseguido y “I’ll Kill If You Don’t Come Back” era una muestra de eso mismo y es justo lo que lastra este tema. Lo previsible se da la mano con lo que ya conocemos y la cosa no va más allá. Pero sigue siendo un perfecto ejemplo de las emociones que pueden desatar Loaf y Steinman cuando se unen y los acompaña un buen puñado de estrellas.

Atención a los coros puesto que aquí tenemos a Ted Neeley, el eterno Jesucristo Superstar al lado de otros grandes nombres de la canción. El aroma Broadway empapa la pomposa “Ready ‘Em Weep” con voces femeninas para luego terminar con una balada orquestada de inicio puramente Queen: “Everything Is Permited”. Incluso el solazo de Davey Johnstone es muy a lo Brian May. Definitivamente Roy Bittan es maravilloso llenando los temas con sus teclas blancas y negras: exquisitez y clase.

Veredicto

Dead Ringer es un disco maldito pues todo lo que lo llevó a su culminación son despropósitos y errores. Cuatro años de demora, el éxito se le subió a un Meat Loaf que se lanzó en brazos del tequila y el champagne, Steinman hartito del vocalista, sacando un disco en solitario que no llegó a ser un éxito, luego el gran vocalista pierde su voz… Estaba claro que el Dead Ringer nacía cojo, pero en ningún caso podemos afirmar que fuese un desastre a nivel comercial. Sólo lo es si lo comparas con el Bat Out of Hell.

Número 1 en Inglaterra y Suecia llegando al platino en el primero y consiguiendo un alto nivel de ventas general. No pasó lo mismo en Estados Unidos, aunque años más tarde se sacaría la espinita con el rotundo Bat Out of Hell II. La épica portada marina con motivos manowarescos es gentileza de otro gran nombre del horror: Bernie Wrightson. Disco plenamente disfrutable a pesar de que nació algo cojo pero que posteriormente pondrá tierra de por medio entre Steinman y Loaf. Lo peor estaba por llegar…

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 719 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.