Lunatic Soul – Through Shaded Woods

Nuestra Nota


9 / 10

Ficha técnica

Publicado el 13 de noviembre de 2020
Discográfica: KScope Records
 
Componentes:
Mariusz Duda – Todos los instrumentos y voces

Temas

1. Navvie (4:03)
2. The Passage (8:58)
3. Through Shaded Woods (5:51)
4. Oblivion (5:03)
5. Summoning Dance (9:53)
6. The Fountain (6:04)

Deluxe Edition bonus disc:

1. Vyraj (5:33)
2. Hylophobia (3:21)
3. Transition II (27:45)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Lunatic Soul – Through Shaded Woods
Todos los discos de Lunatic Soul – Through Shaded Woods en Amazon


Voy a se claro y meridiano: Mariusz Duda me parece uno de los grandes genios contemporáneos y le voy vislumbrando una evolución y carrera similar a la que estamos viendo con Steven Wilson, otro de los genios de nuestro tiempo. El problema de esta gente es que trascienden etiquetas y puede que el prog sea solo una etapa en la carrera de Mariusz pues me gusta tanto… que voy con miedo de perderle para la causa. El líder de Riverside consiguió con su grupo uno de los mejores discos del presente siglo XXI con Wasteland. Está en un gran momento y ya podías adivinar cierta conexión medieval y vikinga allí. Se le queda todo pequeño a Duda con un caudal como el que posee y los proyectos paralelos van emergiendo. Lunatic Soul tampoco es algo nuevo pues es el séptimo disco de este proyecto tan personal.

Los bosques repletos de sombras y oscuridad han sido nuestros peores traumas y pesadillas. Pasar por estos bosques simboliza enfrentarse a ellos. Es una prueba de valentía. Musicalmente, emprenderemos un viaje inspirado en el folk oscuro escandinavo y eslavo«. (Mariusz Duda)

Sensación de espacios abiertos, siendo un disco nada recargado dominando por la premisa del: “menos, es más”. Con bien poco Duda puede enamorar y lo hace. Folk norteño y raíces eslavas tradicionales saltan a la palestra con aires algo vikingos y medievales. El disco es una maravilla, pero no supera los últimos trabajos de Riverside. Tampoco lo pretende. Esto es algo diferente, aunque los nexos de unión están más que presentes. En otra genialidad más (de las que ya nos tiene habituados) Duda toca aquí todos los instrumentos que suenan.

“Navvie” es un rayo de sol, acordes mayores y algo de felicidad y optimismo tras tanta tristeza desarrollada en Wasteland. Inmejorable forma de abrir el disco. “The Passage” es lo más cercano a su anterior disco y a Riverside. Su excepcional voz te acaricia entre acústicas, samplers ambientales tenues y punteos. Incluye alguna especie de didgeridoo combinada con guitarras eléctricas.

Una mezcla de cantos gregorianos con aires vikingos te bienvenidan en esta ambiental con juegos en los efectos de voz uniendo lo arcaico con la modernidad. Lleva por título “Through Shaded Woods” y es la que bautiza al disco. En “Oblivion” hay trazas de Alcest e incluso de los Blind Guardian más medievales. Sedosa voz y elegancia.

En “Summoning Dance” hay explayamiento y minutaje en el artefacto más cercano al pop del álbum con brotes verdes de optimismo y pianos sutiles. Belleza rotunda con percusiones y pasajes étnicos y de moderada algarabía y festividad. Templanza y contención son ingredientes con los que suele jugar el polaco. Incluso os diría que vuelvo a vislumbrar los Alcest del “Tir nan og”. Espectacular composición.

La balada “The Fountain” va acompañada de piano y es un perfecto ejemplo de la capacidad de este músico con un final más impactante por lo compositivo que por lo efectista o técnico. Magistral otra vez. Luego llegan los temas extras en los que los samplers y el ambient ganan terreno y empiezan a mandar. He aquí mis miedos pues son pequeñas pruebas de lo que nos viene en un futuro y puede llegar un día en el que Mariusz Duda no necesite tocar la guitarra para su música, como hace ahora Steven Wilson. La instrumental “Vyraj” es disfrutable como también lo es “Hylophobia”. Con guitarras sampleadas y efectos sonoros

Pero otra cosa ya es “Transition 2” con sus más de 27 minutos de viaje en los que el maestro esboza brochazos para futuros cuadros y puede que no gusten a todos. De todas formas un artista no puede tener ataduras así que el futuro ya vendrá, lo disfrutaremos venga como venga.

Insisto en ver a Marisuz Duda como a uno de los más grandes genios musicales de este siglo y considero que estamos ante el despegue siendo este trabajo de Lunatic Soul la rampa de lanzamiento y que el cohete vendrá con el nuevo disco de Riverside. Aquí hay belleza, melancolía y momentos preciosos a lomos de influencias dispares que van de los medieval a lo vikingo. La marca de Duda está presente en todo y sin necesidad de recargar su sonido opta por ese lado más Pink Floyd en el que todo se reducía para hacer brillar las composiciones. Le sale de maravilla. Ahora que termina el año… creo que entrará en mi top 10 personal.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 656 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.