Lóstregos – Onde calan os corazóns, ruxen as pedras

LOSTREGOS

Nuestra Nota


7.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 30 de abril de 2021
Discográfica: Damnatio Ad Bestias / Vertebrae / Fólkvangr Records / Asgard Hass Productions / Burial Records / Cain Records / Gallaecia Sigilum / Vomit Records
 
Componentes:
C. Lukwos – Voz, bajo
I. Endv – Voz, guitarra
J. Ur – Guitarra
A. Ffynidwydeen – Batería

Temas

1. Deidades da noite / Ritos de morte (8:09)
2. Lamentos no medulio (14:53)
3. O meigo das pedras (8:48)
4. Bisbar que emana do ventre da terra (13:42)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: Lóstregos – Onde calan os corazóns, ruxen as pedras
Todos los discos de Lóstregos en Amazon


Galicia y black metal es y será siempre un binomio de misticismo, magia y calidad artística. Siempre al amparo de una actitud y compromiso netamente underground y DIY (sin caer en la chabacanería o lo cutre), Lóstregos han sabido labrarse un merecido respeto a base de trabajo y honestidad en la comunidad extrema subterránea de nuestro país. Todo esto sin querer hacer mucho ruido, en la más profunda oscuridad y siguiendo su propia senda. Tras un par de grabaciones en 2016 y 2017 (Alzamento no norte, en forma de EP y Lendas baixo o luar, su álbum debut), en 2021, lanzan tras cuatro años de silencio su segundo elepé, bajo el nombre de Onde calan os corazóns, ruxen as pedras.

Para situarnos y ponernos en contexto para aquellos neófitos con Lóstregos, el cuarteto galaico practica un pagan black metal fuertemente inspirado en la década de los ’90. Personalmente disfruto de su propuesta, porque es sincera y rememora la época gloriosa del género, todo ello con un claro poso del folclore ancestral de Galiza. Es más, el caso que nos ocupa se ve a leguas de distancia que está ejecutada con criterio, conocimiento y honestidad, alejándose un poco de las tendencias más contemporáneas dentro del género. Y eso se agradece.

Pero aquí no todo es pagan black metal al uso. Sus raíces están ahí, y las impregnan con sumo gusto con otro tipo de influencias aquí y allá. Aprecio ese valor añadido agregado a su propuesta, aunque justamente este aspecto creo que es el que más margen de mejora tiene para el cuarteto gallego. Porque todo influye; la propia cultura galaica que tu propia tierra te confiere, la dulzura del timbre de su lengua, el clima oceánico, su peculiar orografía…

A nivel musical, hasta me atrevería decir y no es ningún secreto a voces, que el legado creado de Quorthon con Bathory supone la piedra angular de su sonido. Pero no queda aquí la cosa.

Como decía, lo primero que percibo en Onde calan os corazóns, ruxen as pedras es una honestidad y romanticismo musical bestial. Cuatro cortes que se disparan hasta los 45 minutos, donde te encontrarás múltiples fraseos y una faceta netamente enriquecida por Lóstregos en esta grabación. Tampoco voy a desgranar los temas por separado, pues porque hay que valorar este álbum en conjunto, como una pieza redonda.

Está claro que los gallegos han mamado desde el heavy metal clásico o el thrash metal de los 80 (perceptible en ciertos fraseos a la guitarra o secciones rítmicas), al más noventero pagan black por el especial tratamiento de las melodías y la épica, incluso por qué no, del rock progresivo de los 70, el folk galaico o muy sorpresivamente del crust (existen ciertos riffs de «Lamentos no medulio» que me han traído a la mente a los desaparecidos Ekkaia).

«O meigo das pedras» muestra su faceta más in your face y agresiva de este plástico, pero si han de bajar por completo las revoluciones, no se les cae los anillos con «Bisbar que emana do ventre da terra», con un comienzo fulgurantemente Sabbathiano para devolvernos a la senda de las trémolos, la épica y las bellas melodías galaicas. Y es ahí donde juegan su mejor baza, que es la «progresión» y conjugación de todos esos elementos que se suceden en cada uno de los cortes que componen este segundo elepé. Un arma de doble filo, todo sea dicho, pero que, de momento, juega más a su favor.

Quizás algunos aspectos técnicos propios de la grabación no me terminan de convencer al 100% (detalles nimios), pero en general es un álbum sólido, entretenido en su escucha y nada manido. Existe margen de mejora para aunar y cohesionar mejor tantos y tan dispares elementos, pero la senda, pienso que es la correcta. Un detalle que no me gustaría dejar por pasar y que estoy seguro de que está hecho a propósito, es la enésima portada que los acompaña en tonos blanco y negro. Trademark 100% Lóstregos. Irán a más, estoy seguro…

Fotografía: Beatriz Castillo
Jonathan Pernía
Sobre Jonathan Pernía 35 Artículos
Ferviente y devoto melómano. Enfermizo coleccionista de CD's, vinilos, K7's y fanzines, ya que siento especial predilección por todas y cada una de las ramas del metal extremo o los géneros más underground. No obstante,como buen amante de la música en general, me considero muy open-minded en ese aspecto.
Otra de mis pasiones es la prensa escrita musical. Con sus luces y con sus propias sombras. Poseo una dilatada experiencia en medios como el extinto Pitchline'Zine (2005-2016) del que fui redactor-jefe o Subterraneo Zine (2017-2019).