Los 5 álbumes que le hubiese gustado grabar a… Mat Sinner

Hace poco entrevistamos al bajista de Primal FearSinner y tantos otros proyectos, Mat Sinner, y no podíamos dejar pasar la ocasión de pedirle que nos hiciera uno de nuestros legendarios Top 5.

En este caso estaba claro, ¿Qué 5 discos hubiese querido grabar el bueno de Mat?

 

The Police – Synchronicity (1983)

No es la primera vez que Mat Sinner confiesa su devoción por el epitafio de estudio del grupo The Police. Y más concretamente por las labores y virtudes de Sting, el bajista, vocalista y líder del, actualmente disuelto, trío británico. Una curiosa idolatría que contrasta con el poco fervor que la comunidad rockera le profesa al legado, especialmente en solitario, del originalmente llamado Gordon Sumner. Pero nadie puede negar las excelencias de Synchronicity (1983), el único álbum de esta lista que fue publicado en la década de los 80. Un trabajo que se grabó en un ambiente muy enrarecido por culpa del acrecentado ego de sus protagonistas, que contiene una de las mejores caras B de la época del vinilo (con las cuatro soberbias “Every Breath You Take”, “King of Pain”, “Wrapped Around Your Finger” y “Tea in the Sahara”) y que se convirtió, por derecho propio, en su formato más vendido.

Aunque, personalmente, solo me imagino al co-fundador de Primal Fear interpretando la segunda parte del tema homónimo de este celebrado disco.


Deep Purple – Machine Head (1972)

Si le preguntas a casi cualquiera, te dirá que la época más gloriosa del quinteto británico es la que va desde In Rock (1970) hasta Made In Japan (1972). El mítico Mark II, con la voz de sirena de Ian Gillan en su máximo apogeo y la pareja Blackmore / Lord batallando virtuosamente con sus respectivos instrumentos, escribía letras de oro en la historia del hard rock y el proto heavy metal con sus inconfundibles aires blueseros y su estilo característico.

Machine Head (1972) se abre con un clasicazo inmortal como «Higwhay Star», presenta joyas como «Lazy» o «Space Truckin'» y contiene la canción más famosa de la historia de Purple, «Smoke on the Water».

Pocos discos en la historia deben ser tan redondos e influyentes como éste. Y el señor Sinner, definitivamente, cayó totalmente en sus garras.


Thin Lizzy – Black Rose (1979)

No nos extraña que a Matt Sinner le hubiera gustado en este clásico de la banda irlandesa. A cualquier bajista con un mínimo de feeling le gustaría parecerse al bueno y pendenciero Phil Lynott, que dibujaba unas líneas de bajo difícilmente superables, acompañadas por las inconfundibles guitarras siempre dobladas. Thin Lizzy son una Leyenda.

En este álbum encontramos un inicio fulgurante con “Do Anything You Want To” y “Toughest Street in Town”, un clásico de la envergadura de “Waiting for Alibi”, el inicio bluesy de “Got To Give It Up” y por supuesto, la canción que para muchos es la mejor de la banda: “Roisin Dubh (Black Rose): A Rock Legend”, el particular homenaje de Phil a sus raíces irlandesas y celtas. Un disco irresistible, imprescindible… Un clásico de una de las bandas de rock más importantes del siglo pasado.


Rainbow – Rising (1976)

Cosas de la vida, cuando hacemos Top 5’s VIP, en muchas ocasiones sale este álbum entre los preferidos para cantar, tocar o escuchar de nuestros entrevistados, así que algo debe de tener, ¿no? Pues claro que lo tiene: un line up absolutamente legendario, una colección de canciones que son la propia historia del rock, como «Tarot Woman» o «Stargazers», un sonido absolutamente genial, y un áurea que lo marca como uno de los discos imprescindibles de la historia.

¿Cómo no lo querría tocar Mat?


Pink Floyd – The Division Bell (1994)

Tras unos 80 muy convulsos llenos de demandas, divorcios y adiciones, Pink Floyd logró cerrar su círculo con su último disco de estudio, un disco con momentos memorables en el que el trío formado por Gilmour, Wright y Mason imparten rock ya a rienda suelta con la maestría de antaño en una época (1993) en el que el prog vivía aún anclado en los sonidos y pasajes de los discos de los 70 y principios de los 80.

Posiblemente, Mat Sinner se decante por este trabajo de Pink Floyd debido al gran trabajo de Richard Wright tras los teclados, álbum en el que recobró el protagonismo creativo tras el monopolio creado por Roger Waters en los 70.

Xavi Prat
Sobre Xavi Prat 221 Artículos
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios. Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo. Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.