Light The Torch – Revival

Nuestra Nota


5.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 30 de marzo de 2018
Discográfica: Nuclear Blast Records
 
Componentes:
Howard Jones - Voz
Francesco Artusato - Guitarra
Ryan Wombacher - Bajo, voz
Mike Sciulara - Batería

Temas

1. Die Alone (3:52)
2. The God I Deserve (3:19)
3. Calm Before The Storm (3:55)
4. Raise The Dead (3:43)
5. The Safety Of Disbelief (3:33)
6. Virus (3:38)
7. The Great Divide (3:17)
8. The Bitter End (3:23)
9. Lost In The Fire (4:13)
10. The Sound of Violence (2:36)
11. Pull My Heart Out (3:36)
12. Judas Convention (4:17)

Multimedia


Escucha y compra

Este disco en Amazon: Light The Torch – Revival
Todos los discos de Light The Torch en Amazon


Cuando me comentaron si quería hacer una reseña de Light The Torch, era una banda que no me sonaba absolutamente de nada, pero entonces me dijeron que el cantante era un “tal” Howard Jones, ex Killswitch Engage. Ya aquí la cosa cambió y me imaginé que los tiros irían por el metalcore (básicamente porque este grupo es considerado uno de los padres de este estilo musical) y acepté más que nada por cambiar un poco de registro y a ver si me encontraba alguna sorpresa.

Empecé a indagar sobre el grupo y vi que Light The Torch son básicamente los antes conocidos como Devil You Know, pero con el nombre cambiado al tener problemas “legales” con John Sankey, batería y co-fundador del grupo, que se marchó en 2016. Ya cuando veo quienes eran antes, comienzo a pensar: ¿Dídac, has hecho bien? Había escuchado alguna cosa de este grupo, y bueno, no estaba mal, pero no se ajusta a mi estilo.

No soy ultra fan del metalcore, pero debo reconocer que hay buenos grupos. Lo que me pasa es que muchos los encuentro genéricos, aún con sus cambios de ritmo, coros, gritos y tal. No os tiréis encima de mí, pero por poner un ejemplo y siendo consciente de que son un poco diferentes entre ellos, con August Burns Red o Miss May I, me pasa esto: escuchado uno, escuchados todos, aunque reconozco que calidad y técnica tienen un rato. Y que conste que soy de esas personas que cuando descubro un grupo, si puedo, me gusta escuchar toda su discografía (o al menos bastantes trabajos) para poder opinar con criterio, y no estar influenciado por una o dos canciones oídas al azar, como bastante gente hace…

Después hay otros grupos metalcore, donde desde mi punto de vista, aportan alguna cosa diferente, como Within The Ruins o After The Burial, que me gustan, no me digáis el porqué, supongo por el toque metal progresivo, un poco de mezcla djent y aparte que son un poco curiosos. Y sí, lo confieso, soy fan de Trivium, no tienen unos patrones tan marcados como las bandas comentadas en el anterior párrafo, sus directos son BRUTALES y cada nuevo álbum suyo es como la vida, nunca sabes lo que te va a tocar. He de reconocer, pero, que yo soy de caña y los dos últimos trabajos, son demasiado suaves para mí, se han marcado un Load (1996) y Reload (1997) a lo Metallica y, eso sí, han conseguido triplicar seguidores en dos años.

Volviendo a Light The Torch, el metalcore que hacen tira más por la vertiente heavy, ya que prácticamente todo son voces claras, muy, muy melódico y “pausado”. Pero el problema no es ese, ya que me había mentalizado que sería más o menos así y tocaba ser objetivo; no pasa nada. Es más, escuchas sus dos anteriores trabajos y dices, bueno no están nada mal, tienen su punch y su melodía, con canciones más o menos correctas y algunas que incluso se te quedan dentro de la cabeza.

Una vez “puestos en escena” y escuchado su discografía, era el momento de poner su nuevo álbum Revival (2018) y, ¿qué me encuentro? Un trabajo sin alma, carente de personalidad, prefabricado y sinceramente… ¿sabéis las películas típicas de sábado sobremesa del canal que todos sabemos? Pues me ha recordado esto. No puede ser que un grupo con gente tan competente, válida y técnicamente preparada, independientemente del género musical que haga, te saque una cosa así. Hay grupos que saben hacer buenos discos y hay grupos que saben hacer buenas canciones (y luego están «los elegidos» que saben hacer las dos cosas a la vez) pero, en esta ocasión Light The Torch, no ha hecho ni una cosa ni la otra.

Yo soy de esas personas que siempre intenta ver las cosas ampliamente y sacar a relucir lo poco bueno que pueda haber en algo. Pero hoy no es el caso, desde la primera canción ya intuyes como irá el disco. Lo triste es que lo he escuchado varias veces, para intentar ver alguna cosa positiva, algo que pueda decir para que os compréis el disco, y la verdad poco puedo comentar. Esta vez ni me dignaré a hacer mi típico “destripe cancionero”, no voy a perder el tiempo haciendo resúmenes de qué me han parecido los temas, cuando una cosa es tan plana y casi nada para alabar, poco se puede hacer. Pensad que de todas las veces que lo he escuchado, no han conseguido ni una vez, que haga un headbanging, ni una…

Bueno, voy a intentar ser un poco más objetivo y pensar en un público amplio. El problema en sí de este disco, es la esencia de las canciones, tú escuchas Revival (2018) y está muy bien producido, el vozarrón del vocalista es impresionante, así como el resto de componentes suenan como tiene que ser, sin ningún fallo; pero no hay nada carismático, nada que te diga «¡Ponme en el reproductor una vez más!» Por ello, a este álbum no lo puedo suspender, porque igualmente tampoco hay nada aberrante, que me haga pensar ¡¡Por Darrell que habéis hecho!! Es un fluir constante de temas bastante similares que se dejan escuchar, incluso para poner un típico día de fondo mientras haces alguna cosa o, si mucho me apuras, de sobremesa con los amigos después de cenar, si quieres algo que te deje hablar tranquilo pero sin sonar pop.

Canciones como “Calm Before The Storm” o “The Sound Of Violence”, que es la más dura de todo el disco, son las que, quizá con alguna otra como “Pull My Heart Out”, sobresalen más, en un trabajo muy lineal. Nos encontraremos con los típicos cambios de ritmo metalcore, pasando por sus fases semi djent, pero lo que manda aquí son más los medio tiempos y estribillos muy melódicos y, para mi gusto, demasiado comerciales y similares, donde los gritos no abundan y, encima, en más de una ocasión, en las voces claras usan una especie de vocoder (o como se llame… sintetizador de voz, vamos) que hace que la palabra metal se desdibuje bastante.

Revival (2018) es un trabajo (y sin ánimo de ofender) para un público similar a los típicos que en los 80 decían que eran heavies porque les gustaba Bon Jovi. Si quieres contundencia o metal puro, olvídate de Light The Torch, directamente… bórralos de tu memoria; si, por el contrario, eres fan del metalcore más comercial o te gusta la música que tenga algún punto duro, pero prevaleciendo lo ultra melódico e ir sobre seguro, sin que te sobresalten, entonces tienes un disco decente para escuchar. Aun así, sus dos anteriores trabajos le dan mil vueltas.

Dídac Olivé
Sobre Dídac Olivé 122 Artículos
Soy de esa generación que la “post-pubertad” lo pilló entre el metal primigenio (lo que llamamos ahora old school) y la nueva ola que fue el Nu metal, es decir, pasado mediados de los 90. Me encantan muchos estilos pero sobretodo el rock clásico y evidentemente el metal, este último es una forma de vida y encima me gusta desgranar y reconocer la riqueza de todos sus subgéneros. Uno ya tiene su edad (los mechones blancos en la barba no están por que sí) pero no me cierro para nada a grupos nuevos, eso sí, mientras haya fuerza y calidad, aunque hoy en día hay mucha. Como nacido justo entrados los ochenta también se incluye que soy un friki de cuidado (rol, videojuegos, Star Wars, pelis Gore, literatura fantástica y un largo etc.) vaya que toco de todo un poco. En resumen, espero contagiaros mi pasión metalhead a la vez que disfrutáis de mis aberrantes destripes.