Lèpoka – El baile de los caídos

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 4 de septiembre de 2020
Discográfica: On Fire
 
Componentes:
Dani Nogués - Voz
Popez - Guitarra
Dio - Guitarra
Zaph - Bajo
Jaume - Batería
Zarach - Vientos

Temas

Acto I:
1. Seguimos en pie (2:46)
2. Contra viento y marea (3:52)
3. El baile de los caídos (3:17)
4. Eternia (4:08)
5. Pandemonium (4:09)
6. En este sueño (5:21)

Acto II:
1. Beber para creer (4:33)
2. La huella del dragón (4:21)
3. Heavyátrico (4:04)
4. Sombra de libertad (5:50)
5. El picorsito (1:48)

Multimedia





Escucha y compra

Este disco en Amazon: Lèpoka – El baile de los caídos
Todos los discos de Lèpoka en Amazon


Hace un par de meses, vio la luz el nuevo trabajo de Lèpoka, trabajo que en su momento escuché y hoy os traigo la reseña, porque creo que es un muy buen disco, y se lo merece.

Había visto al grupo un par de veces antes en directo, y me gustaron desde el principio y con este trabajo se reafirman como los herederos del folk en español, título que ostentó Mägo de Oz en su momento, grupo del cual claramente han mamado, y mucho.

El grupo es originario de Castellón de la Plana, y está formado por 7 integrantes, mucha gente para lo que estamos acostumbrados en el mundo del metal, pero ahí reside el secreto de su sonido folk. Durante todo el álbum podremos apreciar un gran repertorio de instrumentos que acompañaran a los clásicos instrumentos del metal, forjando así, los once temas que tiene este álbum.

El álbum empieza con uno de los singles que sacaron, «Seguimos en pie», canción que empieza con guitarreo más propio del ska, que del metal, pero en pocos segundos aparece el arsenal de instrumentos que marcan el estilo de esta gente y difícil será, quedarse sentado en la silla sin bailar, bailar hasta que se acabe la cerveza.

El siguiente tema es también, uno de los singles que lanzaron, y es el que primero escuché. Este es el tema del disco, mi favorito claramente. Como intro tenemos una voz, que si no es la misma voz de Jack Sparrow en Piratas del Caribe, es muy parecida. Tema pegadizo de principio a fin, que va in crescendo hasta que llegamos a un estribillo fácil de recordar, y agradecido de cantar en directo.

La tercera pista lleva por título el baile de los caídos, otro de los grandes temas del disco, la tralla empieza desde el principio y se mantiene toda la canción, estoy seguro que cuando suene esta canción en directo, habrá mosh pit hasta el final.

Eternia es la calma después de la tormenta, después de los 3 primeros temas cañeros, llega esta semi balada, y digo balada por qué es más tranquila que las anteriores, pero no os esperéis algo tipo “Home Sweet Home” de los Mötley Crüe. Una gran canción, que a más de uno hará cantar a pleno pulmón mientras levanta su cuerno de cerveza.

El ritmo de vals inicial de «Pandemonium» nos puede llevar a la confusión,  pero en seguida nos recuerdan que hacen folk metal, es lo que les gusta y se le da bien. Probablemente este tema pase desapercibido, ya que no ofrece nada destacable, pero aún con eso, no creo que haya alguien al que no le guste.

Ahora sí, llegamos a la balada del álbum, «En este sueño» podemos escuchar durante toda la canción un piano que le da ese toque de balada, ese toque tranquilo que nos permitirá coger aire, pero coged aire rápido!, porque a la mitad nos encontramos un cambio de ritmo, que nos pilla a contrapié, la melodía que suena a partir de ahora, me recuerda a mago de oz en sus años mozos.

«Beber para creer» es otro tema rápido, que probablemente será de los elegidos para ir en los directos, y fijo que hará que la gente se anime y “baile” un poquito.

«La huella del dragón», está al hacia el final del disco, pero no pasa desapercibido, un temazo muy pegadizo, con buenos ritmos folk que se dan como un toque oriental, letra fácil de cantar, gritar y berrear, y con un estribillo muy pegadizo que cala en tu cabeza con la primera oída.

El Juego de palabras «Heavyátrico» da por título al noveno tema, podemos apreciar claramente influencias del ska, esta vez más marcadas que en los temas anteriores, pero sin perder ese ritmo folk que tanto engancha, y a diferencia de los otros temas el solo de guitarra tiene bastante protagonismo y es imposible prestar especial atención en este.

En «Sombra de libertad» se puede apreciar la voz de Miguel Franco de Saurom, que se va alternando con la voz de Dani durante todo el tema, algo que es inevitable pasar por alto.

Para cerrar este trabajo, tenemos «El picorsito», una canción que con el título ya anuncia cual puede ser una de las posibles temáticas, y si has escuchado otros trabajos de ellos, ya sabrás de qué va. Todos hemos vivido la situación descrita alguna vez, y es inevitable acordarte y dibujar una sonrisa en tu cara.

Soy de esa generación, que en su adolescencia descubrió a Mägo de Oz, por suerte en su era dorada y fue uno de los grupos con los que empecé con esto del metal. Después de escuchar  este disco, me veo obligado a decir que lo que Ñu empezó, Mägo de Oz lo higo grande, y ellos ahora han tomado ese testigo y deberán llevarlo más allá. Es un buen disco, donde se reafirman en el folk metal en español. Debo reconocer que con este trabajo me he acordado de grupos de antes, y alguna borrachera que otra, me han hecho sentir que cada vez estoy más cerca del heavyátrico, pero eso sí, seguiremos luchando contra viento y marea en estos tiempos que corren para que la música pueda seguir en pie.

Pol Segura
Sobre Pol Segura 4 Artículos
Amante del rugby, la buena música y la cerveza.