Crónica y fotos del concierto de Amaranthe + Beyond the Black + Butcher Babies + Ad Infinitum - Sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat), 15 de octubre de 2022

Las chicas son guerreras: Gran noche de metal con Amaranthe al mando

Datos del Concierto

Bandas:
Amaranthe + Beyond the Black + Butcher Babies + Ad Infinitum
 
Fecha: 15 de octubre de 2022
Lugar: Sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat)
Promotora: Madness Live! / Cobra Agency
Asistencia aproximada: 750 personas

Fotos

Fotos por Manu Damea

Si ya lo decía el mítico grupo Coz allá por el año 81: las chicas son guerreras.

Y si en aquella época ya lo eran de manera bastante discreta, ahora lo son sin tapujos. No hay más que ver el escenario que han preparado para esta gira conjunta de cuatro bandas lideradas por féminas para imaginar que las verdaderas protagonistas de la noche van a ser ellas. Una pequeña plataforma elevada en medio nos da ya pistas de lo que va a suceder a continuación.

Una a una, todas y cada una de las carismáticas frontwomen de la noche, irán subiéndose a ella para dejar claro quién es el foco máximo de atención de sus distintas formaciones. Pero no van a estar solas, a cada uno de los lados encontramos también plataformas similares, pero menos elevadas, a las que se irán subiendo de una manera más discreta el resto de los integrantes de las bandas, dándole un poco de dinamismo visual a la noche. El escenario se queda pequeño, sobre todo en el inicio de la velada, pues los cuatro kits de batería están ahí, esperando su turno y ocupando buena parte de él. Hacer funcionar cuatro bandas seguidas en una sola jornada requiere de una organización muy estudiada y por suerte todo sucede con una infinita precisión en la tarde noche de este sábado 15 de octubre, con cumplimiento estricto de horarios, que, aunque no anunciados con preaviso para los asistentes, debían estar más que establecidos pues todo encaja a la perfección con las agujas del reloj. 

Ad Infinitum

Tras la media hora de rigor después de la apertura de puertas, salen al escenario Ad Infinitum con ganas de exprimir esos 30 minutos escasos que dura su espectáculo. La sala presenta ya un lleno bastante asombroso teniendo en cuenta que es la primera banda en aparecer en escena y que tan solo son las 17:45.

Nacidos en pleno período pandémico, cuentan en su haber con tan solo dos trabajos y un tercero en camino cuyo lanzamiento está previsto para marzo de 2023. Su setlist se ha basado principalmente en temas de su segundo álbum, Chapter II: Legacy (2021), que en mi opinión baja el nivel a su predecesor, Chapter I: Monarchy (2020), del cual solo rescatan un tema. También hay momento para dos adelantos del nuevo material que aparecerá en Chapter III: Downfall (2023), dejándome la sensación de que cada uno de estos nuevos capítulos son tan solo continuaciones menos imaginativas que el primero, o quizás menos novedosas, pues el factor sorpresa ha ido desapareciendo paulatinamente. 

Como me ha sucedido en otras ocasiones con otras bandas del llamado género sinfónico, sus directos se sienten un tanto vacíos, pues no son capaces de reproducir tanto adorno orquestal y ambiental por mucha pista pregrabada que lleven, y las voces, a su vez, quedan un tanto desangeladas, engullidas por el resto de la instrumentación presente. La bella Melissa Bonny, al frente de Ad Infinitum, se transforma en bestia en ciertos momentos de la noche cuando aporta pequeñas pinceladas guturales a su canto, pero eso es quizás lo más transgresor de la velada. El resto de sus acompañantes, a diferencia de los vídeos en que aparecen enmascarados, vienen a cara descubierta y llevan consigo instrumentos que te invitan a pensar en virtuosismo, pero que al final queda en relativa poca cosa. Su guitarrista, Adrian Theβenvitz, trae consigo una guitarra de ocho cuerdas, pero no le saca excesivo partido pues la propuesta de la banda no se basa en destacar ni por excelsos solos ni por composiciones demasiado enrevesadas. Korbinian Benedict también trae cuerda de más al bajo, cumpliendo correctamente con su función, al igual que Niklas Müller a la batería.

Sin ser una mala propuesta en absoluto, los suizos Ad Infinitum me dejan con la sensación de que podrían haber dado más de sí, pues hay más en su música de estudio de lo que consiguen trasladar al directo. Todavía hay recorrido, veremos si en el futuro consiguen ir un paso más allá.

Setlist Ad Infinitum:

Unstoppable 
Into the Night
Afterlife 
Upside Down 
Somewhere Better 
I Am the Storm
Animals

Butcher Babies

Sin duda, los californianos Butcher Babies son la propuesta más dura de la jornada y con la que menos familiarizada estoy, y es por ello por lo que quizás vengo con un extra de motivación, con ganas de averiguar si su directo tiene esa potencia de la que tanto hacen gala.

Poco sabía de esta formación antes de este verano, cuando hicieron aparición por el festival Leyendas del Rock. Me hubiera gustado verlos allí, pero hubo solape y fueron los “sacrificados”, básicamente por salirse de mi zona de confort en cuanto a estilo. Por suerte hoy puedo resarcirme y con lo que me encuentro es con la sorpresa mayor de la jornada, pues son pura dinamita en el escenario. Heidi Shepherd y Carla Harvey, sus llamativas frontwomen ponen toda la carne en el asador, y hacen que el justo minutaje del que disponen, 45 minutos, pase volando. Ellas son divertidas, contundentes, dinámicas, y por qué no decirlo, vistosas, y se las ve disfrutando realmente con lo que hacen, consiguiendo transmitir su energía al público. Aunque el protagonismo vocal es compartido, Heidi es la persona que actúa de líder animando a la gente a bailar y cantar todo el rato y hay que admitir que se sale con la suya desde el minuto cero.

“Korova” da el pistoletazo de salida y sienta ya las bases de lo que podemos esperar de su show, alternancia de voces casi exclusivamente guturales con un estilo a caballo entre el heavy y el thrash, siendo quizás el groove metal lo que mejor les define. Este tema, perteneciente a su último trabajo en estudio, Lilith (2017), les queda que ni pintado para arrancar, pues además de su innegable fuerza, contrasta con un estribillo mucho más melódico que hace que te cuestiones exactamente a qué liga están jugando. Tras ”Korova”, nos proponen cuatro temas seguidos del trabajo anterior, Take It Like a Man (2015). “Igniter” suena a eso literalmente, a una ignición de puro thrash, sin espacio para nada más que no sea la tralla, con lo que la siguiente “Monster Ball”, en comparación, resulta mucho más variada dentro de la locura que sigue siendo este tema, lo que es de agradecer. Aquí ya empieza a destacar un gran trabajo de su sección rítmica, Chase Brickenden a la batería, y un dinámico Ricky Bonanza al bajo de cinco cuerdas, aportando ese groove más propio de su estilo. “The Butcher” regresa a territorio thrash con algún cambio rítmico de por medio, enlazando enseguida con “Gravemaker”, un tema con una atmósfera más oscura que sus predecesores, pero igualmente contundente.

Empieza en este momento el chorreo de temas ya pertenecientes a su próximo trabajo, que lleva cociéndose a fuego lento desde el año 2019 y que parece que por fin verá la luz en el 2023. Da la sensación de que están buscando suavizar su estilo, pues nos encontramos temas más melódicos y accesibles, no dependientes tanto del gutural. “Bottom of the Bottle” casi podría considerarse un tema comercial a lo Skid Row o H.E.A.T, y que poco tiene que ver con todo lo que ha ido sonando hasta el momento. Antes de iniciarlo, nos hacen cantar a capella parte de las melodías, para pedirnos en diversos momentos del tema que lo volvamos a hacer. Henry Flury, a la guitarra, tiene por fin su espacio para un breve solo, saliéndose un poco de la dinámica imperante de riffs potentes y veloces.

A continuación, Heidi nos propone ir de vacaciones juntos a un lugar llamado “Yorktown”, y nos invita a saltar con este tema. No hay alma que se resista a ello cada vez que el tema se acelera. Volvemos a ver una evolución respecto al pasado, ya que aquí se combinan melodías, guturales y distintos tempos, por lo que resulta muy original. “Sleeping With the Enemy” no acaba de sonar como debería, pues vuelve a ser uno de estos temas más melódicos lleno de matices en estudio, difíciles de trasladar al directo, en especial las voces limpias, en las que se nota cierta dificultad para llegar a las notas más altas. Llega el turno para una versión, “Best Friend”, de la formación de rap Saweetie, que se transforma en algo brutal de principio a fin. Aquí Heidi y Carla son todo amor la una para la otra, pues ante todo se consideran las mejores de las amigas posibles. Y para cerrar este setlist nos conceden un último tema, “Magnolia Blvd.”, de su primer trabajo, Goliath (2013), un nuevo chute enérgico que deja el listón bien arriba.

Para todos aquellos que se han acercado a Salamandra en busca de bandas más melódicas, Butcher Babies ha ofrecido un recital mucho más extremo y potente, pero lo cierto es que se ha visto disfrutar a la gente como enanos con la propuesta y en ningún momento ha dado la sensación de estar fuera de lugar. Setlist corto pero intenso, la medida justa para captar la atención y convencer a todos aquellos que no los conocían.

Setlist Butcher Babies:

Korova
Igniter 
Monsters Ball 
The Butcher 
Gravemaker 
Bottom of a Bottle 
Yorktown 
Sleeping With the Enemy 
Best Friend (Saweetie cover) 
Magnolia Blvd. 

Beyond the Black

Es la primera vez que Beyond the Black nos visita en sala, tras su paso por Resurrection Fest este mismo verano y se les nota las ganas de convencer, ya que desde el minuto cero empiezan a descargar saltándose cualquier tipo presentación previa y yendo al grano directamente. Acaban de anunciar nuevo disco para enero de 2023, el homónimo Beyond the Black, del cual han escogido “Is There Anybody Out There” como corte de presentación del concierto que nos ocupa.

Jennifer Haben lleva consigo dos fluorescentes en mano que resaltan su presencia escénica y dotan al escenario de una elegante imagen. El sonido es espectacular, para mí el mejor de la noche sin duda, y a diferencia de las anteriores propuestas, se percibe una banda más tradicional con dupla de guitarras, Chris Hermsdörfer y Tobi Lodes (que además ayudan con coros), Stefan Herkenhoff al bajo y Kai Tschierschky a la batería. Este primer tema, además de ser una preciosidad nos deja entrever un gran trabajo a las guitarras, con un solo que supera en precisión y sensibilidad a todo lo escuchado hasta el momento esta noche.

“Lost in Forever” a continuación combina la voz melódica de Jennifer Haben con algo de gutural por parte del guitarrista Chris Hermsdörfer, arrancando los primeros acompañamientos por parte del público. Aplauso generalizado que da paso al medio tiempo “Songs of Love and Death” de su homónimo primer álbum del 2015, en el las que las líneas melódicas vocales tienen su contrapunto con unas potentes pistas de teclados que hacen aparición en ciertos tramos, aportando magnificencia al tema. El público está más que animado a estas alturas, factor que se aprovecha para presentar el tema “Reincarnation” de su próximo trabajo, no sin antes haber dado las gracias por nuestra asistencia a un concierto que hace casi tres años que se ha ido posponiendo por motivos más que conocidos por todos.

“Reincarnation” tiene su punto folk y se sale por ello un poco de la línea escuchada hasta el momento, resultando muy animada e interesante. De nuevo Chris Hermsdörfer y sus coros contundentes se mezclan con los registros más folclóricos que gasta aquí Jennifer Haben. Me parece que les va a quedar un nuevo álbum más que interesante con los adelantos que nos han ido regalando hasta ahora. Hay quizás más variedad estilística que en el pasado y un punto de madurez que ya venía asomando con fuerza en su anterior Horizons (2020), disco que no han podido defender en directo por coincidir con período pandémico. El único tema que tiene cabida esta noche de este trabajo es “Human”, que llega a continuación. Visualmente es de lo mejorcito de la noche, pues Jennifer Haben aparece cubierta por una máscara y una corona mientras canta esta bonita balada y una sugerente iluminación en tonalidades blanquecinas resaltan su aura mágica. ¡Momentazo! Y casi sin recuperarnos aún, Jennifer Haben nos prepara una nueva sorpresa en forma de percusión. Un enorme bombo aparece a su lado, y mientras ella lo toca alternándose con la percusión de la batería, ataca las letras de “Dancing in the Dark”, un nuevo tema de aires hímnicos que todavía no se ha editado.

De momento vamos muy bien, está quedando un show la mar de resultón y entretenido que invita a seguir con la fiesta. Y seguimos con ella en “Heart of the Hurricane”, uno de esos temas que tan bien les salen a Beyond the Black en los que se combinan estribillos comerciales con la dureza de las guitarras y enlazamos de nuevo con otro adelanto de su próximo disco, “Winter Is Coming”, canción recién salida del horno escasos días antes, y que tiene una muy buena acogida. Una lenta introducción de guitarra da paso a “Heaven and Hell”, uno de los temas más oscuros y pesados de la discografía de esta banda. Viene bien este cambio de registro porque rompe un poco con la dinámica anterior y muestra versatilidad compositiva. “When Angels Fall” vuelve a ser un tema bastante oscuro, pero con momentos gancho que se prestan a que la gente pueda interactuar con palmas y los famosos eh eh eh de todo concierto… “Shine and Shade” se encarga de devolvernos a la senda de los temas más accesibles que invitan a dar saltos durante sus pegadizos estribillos, muy estilo Sabaton y que ya es el preludio de que el concierto empieza a tocar a su fin.

Nos quedan dos temas más en la recámara pertenecientes a aquel lejano Sogs of Love and Death, “In the Shadows” y un “Hallelujah” final que deja el pabellón muy alto, pues condensa en un solo tema todos los puntos fuertes de esta banda. Hay comercialidad, hay contundencia, hay alternancia de voz melódica y gutural, hay lucimiento a las guitarras, hay un estribillo de notas altísimas, y lo más importante, hay el gancho suficiente para que toda la sala se ponga a cantar y saltar con ellos de principio a fin. Un muy buen final para una primera gira de Beyond the Black por nuestra geografía. ¡Sin duda repetiré si hay una segunda!

Setlist Beyond the Black:

Is There Anybody Out There? 
Lost in Forever
Songs of Love and Death 
Reincarnation
Human
Dancing in the Dark 
Heart of the Hurricane 
Winter is Coming 
Heaven in Hell 
When Angels Fall 
Shine and Shade
In the Shadows 
Hallelujah 

Amaranthe

Amaranthe son de esas bandas que a base de ir insistiendo y perfeccionando su clara y definida propuesta por un estilo musical concreto, van ganando seguidores a pasos agigantados. Nunca me imaginé que acabaría yendo a uno de sus conciertos como cabezas de cartel (co-cabezas en realidad), pues hasta la fecha tan solo me había topado con ellos en su función como eternos teloneros. Les faltaba dar el pequeño gran salto, y con esta gira parece que lo están logrando, colgando el cartel de sold-out por muchas de las ciudades por las que están pasando. Barcelona no ha sido la excepción, pero no nos enteramos hasta el día siguiente, por lo que imaginamos que las pocas entradas disponibles que quedaban antes del evento se debieron vender el mismo día del bolo. A pesar de este anuncio, no tuve la sensación de llenazo total como en otras ocasiones en Salamandra, pues por la parte más alejada del escenario y los laterales se podía circular con relativa facilidad.

Definir al tipo de público que acudió el sábado a la cita no es tarea fácil, pues nada destacó por encima de nada; un buen crisol variopinto se vio seducido por tan variado cartel, y eso es algo más que positivo y seguramente buscado por las cabezas pensantes que organizan este tipo de eventos conjuntos.

Puntualmente las 21:30. Amaranthe salen al escenario para regalarnos dos temas seguidos sin apenas pausa de su último trabajo, Manifest (2020), “Fearless” y “Viral”, y se nos devela finalmente que Richard Sjunnesson (The Unguided) ha sido el cantante gutural escogido para esta gira en sustitución a Henrik Englund Wilhemsson, quien se apeó de la banda recientemente. Salen a por todas con “Fearless”, un tema enérgico en el que se alternan los tres cantantes de la noche solo empezar, contrastando las melódicas voces de Elize Ryd y Nils Molin con la contundencia gutural del ya nombrado Richard Sjunnesson. No hay fisuras, todo suena como tiene que sonar, se nota un engranaje de precisión que lleva años forjándose.

“Viral” baja el ritmo un poco respecto a la anterior, pero repite fórmula en todos los sentidos, voces repartidas, estribillos contagiosos, derroche de vitalidad, de hecho, pocos temas se salen de esta tónica diría yo, pues es la seña de identidad de la banda. “Digital World” nos hace viajar a los tiempos de Massive Additive (2014) y nos enlaza con uno de los clásicos hits de la banda “Hunger”. Entre ambos temas, Nils Molin nos da la bienvenida y anima a pasar un buen rato juntos, dejando claro que las funciones de comunicador de la noche las va a ejercer él y así es durante toda la velada.

A Elize Ryd se la ve muy discreta durante todo el espectáculo y nos preguntamos si el reciente caso de virus estomacal que provocó la anulación de unos de sus conciertos pocos días antes del desembarco en Barcelona, tuvo quizás que ver con ella (dato que no han facilitado en ningún momento). Sea como sea, la voz no le falla, y da el callo sin problemas, luciéndose en especial en sus tonos más altos y en esas baladas en que se queda cantando prácticamente en solitario.

Llega el momento de ofrecer un adelanto de lo que será su nuevo trabajo, y lo hacen con “Find Life”, que, aunque hace pocos días de su estreno, parece que la gente ya se la ha hecho suya y la corea sin problemas. Atención con este adelanto pues han prescindido de la voz de contrapunto gutural y nos deja ante la duda si va a ser la tónica de este nuevo trabajo. Seguimos repasando Manifest con “Make It Better” y “Strong”, ambas con colaboraciones especiales femeninas que no hacen acto de presencia, y mira que hubiera sencillo que Jennifer Haben hubiera hecho su parte en “Make It Better”, pero no, nos han dejado con las ganas de presenciar en directo ese pequeño careo.

“Helix” es uno de los temas más conocidos de la discografía de la banda, por lo que no puede faltar esta noche, acompañado del también conocido y comercial (de nuevo) “Maximize” del álbum Maximalism (2016). Parece tal si estuviéramos inmersos en pleno festival eurovisivo a estas alturas, pues tema tras tema dan con la tecla de la comercialidad y con su función de engancharnos con sus estribillos contagiosos. Pero si algo le falta a tan magno evento para ser un festival de verdad es la balada por antonomasia, que nos llega de la mano de “Crystalline”. Se me hace raro esos inicios instrumentales preciosos ¡pregrabados! Elize canta sobre ellos de forma magistral, pero es que se ve todo tan impostado… Manías mías aparte, al resto del personal no parece importarle demasiado (o en realidad se resignan sin más pues es lo que hubo, hay y habrá con este tipo de bandas) y tanto esta balada como la posterior “Amaranthine” triunfan. Entre ambas, unas mucho más enérgicas “Dynamite” y “The Nexus” vuelven a subir las revoluciones, tras las cuales nos vamos directos a los orígenes, “Call Out My Name” del homónimo primer trabajo de la banda del 2011.

Llevamos casi una hora de recital, por lo que toca un pequeño receso y abordar los bises. Da la casualidad de que justo hoy es el aniversario de Elize Ryd y después de cantarle un cumpleaños feliz en inglés, nos piden hacerlo en nuestra lengua, cosa que ella agradece y sin más dilación atacan con la última tríada de la noche. “Archangel”, enésimo tema eurovisivo de Manifest y lleno de gancho comercial a más no poder, da paso a uno de los más atípicos de su discografía, “That Song” (¡ojalá contaran con más temas así!), con alusión directa al “We Will Rock You” de los Queen.

Se cierra la noche con “Drop Dead Cynical”, no lo más enérgico de la noche, pero que cumple con creces su función como broche final. Amaranthe se han metido a la gente en el bolsillo a base de hacer lo mismo que nos ofrecen en sus álbumes desde sus orígenes, un pop metal moderno sin trampa ni cartón, así como unas canciones muy homogéneas y estudiadas en las que la alternancia de voces limpias y guturales les dan su propia personalidad y que, a base de estribillos cuidadísimos, no conseguimos sacárnoslas del cerebro. Lo que hacen, lo hacen muy bien, eso es innegable, aunque para mi gusto, pecan un tanto de uniformidad en su propuesta. Consideraciones personales aparte, todos y cada uno de los miembros de Amaranthe, Elize Ryd, Nils Molin y Richard Sjunnesson a las voces, Olof Mörck a la guitarra, Johan Adreassen al bajo y Morten Lowe Sorensen a la batería, lo han bordado esta noche y ante ello solo queda sacarse el sombrero.

Setlist Amaranthe:

Fearless
Viral 
Digital World 
Hunger 
Find Life 
Make it Better 
Strong 
Helix
Maximize 
Crystalline 
Dynamite 
The Nexus 
Amaranthine
Call Out My Name 

Archangel 
That Song 
Drop Dead Cynical 

Avatar
Sobre Susana Masanés 57 Artículos
Aficionada a la música y los viajes, aunque no sabría decidir en qué orden. Cuando los combino, ¡lo más! Amante de aprender cosas de allá donde vaya, soy un poco la suma de los lugares que he visitado y las experiencias vividas. Daría la vuelta al mundo de concierto en concierto si de mi dependiera, pero las limitaciones terrenales me mantienen aquí y ahora, así que, ¡a sacarle el máximo partido!