Las 5+1 mejores canciones de Shinedown según… Rubén de Haro

Los estadounidense Shinedown son oriundos de Jacksonville, Florida… al igual que los tan amados por Albert Vila Limp Bizkit. La banda fue formada por el vocalista Brent Smith en 2001. Después de un tiempo probando diferentes miembros, la banda se formó con, además del propio Smith, Barry Kerch a la batería, Zach Myers a la guitarra y Eric Bass… al bajo. Smith y Kerch son miembros originales, al igual que Jasin Todd y Brad Stewart, aunque ya no están con la banda.

La música de Shinedown, según ellos, es rock ‘n’ roll, pero también se les ha descrito como hard rock, metal/rock alternativo y post-grunge. La banda admite que cada álbum tiene diferencias sutiles en su sonido, pero que es intencional y que todo se englobaría bajo ese y tan basto concepto llamado rock. El cuarteto ha vendido más de diez millones de discos en todo el mundo y ha tenido once singles reinando en el número uno. De hecho, son terceros en la lista de singles número uno para una banda, detrás de los legendarios Van Halen y de Three Days Grace.

El pasado 4 de mayo de 2018 vio la luz Attention Attention, el sexto álbum de Shinedown. Se dice que el álbum, que contiene 14 temas, es el más personal y crudo de la banda, siguiendo el viaje de un individuo a través de los altibajos de la vida, mental, emocional y físicamente. La historia se desarrolla con la progresión del álbum, ofreciendo una mirada a la resolución poderosa y duradera de la naturaleza humana para superar obstáculos mientras aprende las cosas importantes de la vida, como respetar a los demás y apoyarse mutuamente en momentos de necesidad.

Hace un año ya pudimos disfrutar de ellos en la Ciudad Condal, pero como buenos guiris enamorados de nuestra ciudad, estarán de regreso dentro de mes y pico abriendo para los titanes Alter Bridge, otros amantes de Barcelona, junto a los británicos The Raven Age.

Mi relación personal con Shinedown se inició y acabó hace tiempo, pero recuerdo ser un seguidor fiel de sus tres primeros álbumes, pero no por ello vamos a dejar de dedicarles uno de nuestros preciados Top 5’s. Ahí va.

 

«Fly from the Inside»

Álbum: Leave a Whisper (2003)
Autores: Brent Smith y Bob Marlette

Este es el tema que abre el álbum y que establece un tono sólido para el resto del disco debut de Shinedown, Leave a Whisper (2003), aunque la verdad es que cualquiera de los temas aquí contenidos bien podrían tener cabida en este ranking… bueno, todos menos «45», que estoy seguro de que la mayoría de vosotr@s lo aborrecéis desde hace tiempo.

Recuerdo cuando la escuché por primera vez que me quedé muy sorprendido. La apertura es, como dicen los americanos, killer, con esos gritos de Brent, el riff principal, los versos, esos coros altísimos, el puente que te rompe el corazón y ese final tan abrupto. Simplemente sensacional.

Para much@s de sus fans, la mejor canción jamás escrita por la banda. Para mí, la mejor canción -con diferencia- contenida en su álbum debut.

El tema narra la historia de un tipo que da un salto de fe, contra todo pronóstico, y sobre lo poco que se arrepiente de ello. de hecho, está tan contento de haber acogido a Dios en su seno que vuela desde adentro. La cosa, grosso modo, gira entorno a la idea de que, por mucha presión que sientas al tomar una decisión, no hay que arrepentirse de dar ese paso, pues cada decisión que tomamos en esta vida nos hace avanzar hacia el «yo» que realmente queremos ser.


«Stranger Inside»

Álbum: Leave a Whisper (2003)
Autores: Brent Smith y Rick Beato

Todavía sin movernos del año 2003, os traigo «Stranger Inside», el noveno corte del álbum… ¡y es pura dinamita! Una canción potente, con un riff de guitarra genial para luego ir a morir a una sección lenta y limpia en el verso.

¿Alguna vez te has sentido perdido por dentro, tan poco amado por dentro que tienes la sensación de que vas a morir? ¿Alguna vez has salido de la luz y te has dado cuenta de que hay un extraño dentro de ti? El tema trata sobre luchar contra tus propios demonios internos, el de la depresión en este caso.


«Devour»

Álbum: The Sound of Madness (2008)
Autores: Brent Smith, Brad Stewart y Jasin Todd

Un ritmo marcial de batería nos acompaña al inicio de «Devour», tema que abre el tercer álbum de estudio de Shinedown, The Sound of Madness (2008). Se trata del primer single, lanzado el 5 de mayo de 2008. Es el primer álbum que presenta a Eric Bass y a Zach Myers, y el único álbum que cuenta con los servicios de un segundo guitarrista, Nick Perri, miembro fundador de la banda Silvertide.

The Sound of Madness realmente empieza de lujo, pues «Devour» es su canción más potente. El tema comienza con un ritmo de batería y se desarrolla a un ritmo creciente a medida que Brent Smith entra con su voz grave cantando «Take it and take it and take it and take it all. Take it and take it and take it until you take us all». Las guitarras, pesadas, y los ritmos fuertes se combinan para formar una canción exitosa que, por momentos, recuerda a uno de esos temas de heavy metal de principios de la década de los 80.

Esta canción, como la mayor parte de los temas del álbum, está dirigida al por aquel entonces presidente de los EEUU George W. Bush. Básicamente «suffocate your own empire» probablemente implica que él está arruinando el imperio estadounidense sin importarle lo que ocurra pues, para él, sus conciudadanos no son más que juguetes.


«Her Name is Alice»

Álbum: Almost Alice (Music Inspired by the Motion Picture) (2010) / The Sound of Madness (Deluxe Edition) (2010)
Autor: Eric Bass

Inicialmente escrita para Almost Alice (2010), banda sonora del remake de Alice in Wonderland (2010) de Tim Burton y que venía a complementar el score de, como no, Danny Elfman. Se trata de un álbum bastante disfrutable, con las contribuciones de artistas tan dispares como Avril Lavigne, The All-American Rejects, Franz Ferdinand, Robert Smith (The Cure), Mark Hoppus (Blink-182), Pete Wentz (Fall Out Boy) y, como no, Shinedown.

Un ritmo de piano y la voz en off que recita uno de los pasajes escritos por Lewis Carroll para Alice’s Adventures in Wonderland & Through the Looking-Glass:

“If I had a world of my own, everything would be nonsense. Nothing would be what it is, because everything would be what it isn’t.»

Se trata de un medio tiempo soberbio en el que rock duro y fantasía se funden en un tema que, por momentos, se me antoja sobrecogedor. La pieza finaliza tal y como empieza, recitando la segunda parte del fragmento inicial:

«And contrary wise, what is, it wouldn’t be. And what it wouldn’t be, it would. You see?”

El significado del tema, teniendo en cuenta que se escribió para una película, es bastante obvio. Aún así, si le quitas algunas líneas, podría tener un significado muy profundo, como si se tratara de alguien que bebe y toma drogas para adormecerse del dolor que le provoca el mundo en el que le ha tocado vivir.


«Enemies»

Álbum: Amarillys (2012)
Autores: Brent Smith, Eric Bass y Dave Bassett

«Enemies» es, con diferencia, el mejor corte de Amarillys (2012), cuarto álbum de la banda.

Aquí las que mandan son las guitarras. Esta adictiva canción posee una gran melodía y el que, posiblemente, sea mi estribillo preferido de ellos:

«You got the world on it’s knees, you’re taking all that you please.
You want more! (You want more!) But you’ll get nothing from me.
You’re like the burden we bear, you love the hate that we share.
You want more! (You want more!) But you’ll get nothing from me.
But enemies! Enemies!»

Y su video musical es, simplemente, genial. La película muestra a la banda sentada en una reunión privada, en una sala abierta y vacía. La letra de la canción simula el diálogo y cómo provoca la «pelea» resultante entre los miembros de la banda.

Este tema fue el elegido para la banda sonora de WWE Monday Night Raw, y es un tema que le va que ni pintado, pues habla sobre aquellas personas que te usan, de una forma u otra.


«Devil»

Álbum: Attention Attention (2018)
Autores: Brent Smith y Eric Bass

Este tema es pura energía. La canción se lanzó el 7 de marzo de 2018, como el primer sencillo del sexto álbum de estudio de la banda, Attention Attention (2018), su álbum más arriesgado y variado hasta la fecha. Para muchos, la calidad inesperada de este disco bien podría traducirse en un renacimiento de la banda o bien en un regalo de despedida, pero sea como fuere, es el trabajo que tod@s sus fans estaban deseando recibir cuando ya much@s les daban por muertos.

La canción empieza con una batería estridente acompañada de unos riffs que lanzan el tema hacia lo más alto. Es un regreso a sus orígenes en toda regla en el que la voz de Brent suena con toda la fuerza. Tras unos primeros segundo, el tema baja sus revoluciones para desembocar en un muy, pero que muy tremendo estribillo, el cual abandonan para hacer una rentrée de nuevo por todo lo alto. Y así hasta el final. Mucho se me antoja que esta pieza, en directo, ha de ser el recopetín.

Y es que al cosa está punto de volverse muy, pero que muy heavy

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 370 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.