Las 5 mejores canciones de Pearl Jam según… Science of Noise

Pearl Jam nació de las cenizas de Mother Love Bone para convertirse en la banda estadounidense de rock ‘n’ roll más popular de los 90. Después de que el vocalista de Mother Love Bone, Andrew Wood, la palmara de una sobredosis de heroína en 1990, el guitarrista Stone Gossard y el bajista Jeff Ament reunieron a una nueva banda, trayendo a Mike McCready (guitarra) y grabando una demo con Matt Cameron (Soundgarden), ahora también en Pearl Jam. Gracias al que en un futuro sería efímero batería de Pearl Jam, Jack Irons, la demo llegó a las manos de un surfista de San Diego de 25 años llamado Eddie Vedder, quien re-grabó la voz para, posteriormente, ser invitado a unirse a la banda (entonces bautizada como Mookie Blaylock, nombre del por aquel entonces base de los New Jersey Nets). Dave Krusen fue contratado como batería a tiempo completo poco después, completando así el lineup original con el que, ya bajo el nombre de Pearl Jam, grabaron su álbum debut, Ten, a principios de 1991.

Así, señoras y señores, nace la leyenda. En Science of Noise somos mucho de camisas de cuadros y de Doc Martens… y lo sabes.

 “Makes much more sense to live in the present tense.”


«Even Flow» por Rubén de Haro

Autores: Eddie Vedder y Stone Gossard
Álbum: Ten (1991)

Mira que tienen temazos de la hostia. Mira que los de Seattle son una máquina de parir buena música. Mira que te pongo el Ten (1991) enterito. Ya sea por una cosa u otra, entre singles, rarezas, recopilaciones y bandas sonoras, la ristra de C-A-N-C-I-O-N-E-S de Vedder & Co. debe ser de las más largas si me paro unos cinco minutos a pensarlo. «Alive», «Once», «Corduroy», «Brain Of J.», «Jeremy», «Last Kiss», «Yellow Ledbetter», «State of Love and Trust», «Man of the Hour»,… y así hasta el 2022.

«It’s not a TV studio! Just… turn these lights out!! It’s a rock concert!! Ready?? Stand up!!»

La energía que Pearl Jam desprendía (dicen que quien tuvo, retuvo) en sus inicios, ya fuera en formato CD, vinilo, cassette, o en vivo, es muy difícil de superar, y no creo que hubiera banda en Seattle con unos directos tan explosivos y enérgicos, entendiendo por «explosivos y enérgicos» a pegarse mil y una cabrionas sobre el escenario y a practicar el noble arte del stage diving, ya fuera desde el escenario o desde una grúa en pleno Pink Pop.

«Even Flow» es una de esas canciones con las que todo el mundo canta, se sepa o no la letra. La canción habla sobre un hombre sin hogar (que duerme sobre una «pillow made of concrete» en clara alusión al frío asfalto) que lucha por mantener su cordura («thoughts arrive like butterflies»). Stone Gossard y Jeff Ament estaban trabajando en la canción incluso antes de conocer a Eddie Vedder, y es una de las primeras canciones que la banda finiquitó. La han tocado tantas veces en directo, hasta la fecha, que algunos de los fans más fans de la banda ocasionalmente muestran durante los conciertos carteles con un «No Even Flow» escrito en ellos, lo que, por supuesto, inspira al bueno de Eddie a interpretar una versión particularmente más larga y feroz de la canción… si cabe.

De este tema me gusta todo, pero me apasiona especialmente la línea de bajo y el trabajo en la sombra de Stone Gossard, un grande injustamente underrated… aunque al lado del genio de Mike McCready, cualquiera se atreve a brillar.


«Black» por Manuel Damea

Autores: Eddie Vedder y Stone Gossard
Álbum: Ten (1991)

La revista Rolling Stone la consideró entre las diez mejores baladas de todos los tiempos. Así de colosal ha llegado a ser esta obra maestra, dentro de uno de los mejores discos de rock de todos los tiempos.

La voz de Eddie Vedder es perfecta para esta balada, escrita con melancolia y tristeza, sobre una historia de desamor, al parece que el propio Vedder sufrió en sus propias carnes. Tal fue el sentimiento que lograron plasmar, que la banda no la quiso publicar como single para que no fuese promocionada y pudiera perder fuerza.

Es un tema fijo en el repertorio de sus conciertos. Una de las razones es que pueden contagiar al publico del sentimiento por el que no quisieron comercializarla. Son capaces de crear un momento apoteósico, íntimo y personal para cada una de las personas del publico.


«State of Love and Trust» por Ray Molinari

Autor: Eddie Vedder, Mike McCready y Jeff Ament
Álbum: Singles: Original Motion Picture Soundtrack (1992)

Que un grupo se saque este tema, lo grabe para una banda sonora, no aparezca en ningún disco de estudio, pues solo se publicó en dicha banda sonora y, posteriormente, en un recopilatorio, y que veinticinco años después lo editen en single 7” para el Record Store Day, no es muy normal. Lo entendería si fuera una mierda de tema, si fuera una versión para llenar el metraje de la película, una cara B infumable, ¿pero esto? Joder, que estamos ante una de las mejores canciones de Pearl Jam en su mejor época, la más cañera y agresiva, con unos riffs muy bestias, y con Eddie Vedder fuera de sí en muchos momentos, pero sin perder el control de la canción.

Tenías que ir al cine o pillar el VHS para poder escuchar esta bomba en aquellos tiempos.


«Rearviewmirror» por Albert Vila

Autor: Eddie Vedder
Álbum: Vs. (1993)

Pearl Jam molan, claro que sí. Ten (1991) es una maravilla atemporal y lo mismo le ocurre a Vs. (1993)… y Vitalogy (1994) también tiene lo suyo. Pero, ¿sabéis qué? Después de ese primer triunvirato no he escuchado casi nada más allá de algún tema suelto. Sí, ya lo sé, me imagino que lo que han venido haciendo desde entonce también está muy bien, pero uno no da para todo. Así que mi abanico de elección se limita a esos tres discos, lo que parece suficiente porque van bien repletos de temazos, desde los conocidísimos “Even Flow”, “Alive”, “Jeremy”, “Daughter” o “Spin The Black Circle” a cosas algo menos trilladas como “Why Go”, “Animal”, “Porch” o “Blood”.

De entre todas ellas, la que siempre me ha molado más es “Rearviewmirror”, un tema pegadizo, facilón, alegre y directo, lleno de energía y con una melodía ciertamente infecciosa y motivante, tanto en el estribillo como en las múltiples partes que la componen y, en especial, en la apoteósica segunda mitad de la canción. No sé hasta qué punto se ha convertido en un clásico innegociable en los setlists de la banda hasta nuestros días (supongo que sí, y tocando tres horas como tocan, más aún) pero, en todo caso, yo es la que esperaría con más ganas.


«Better Man» por Joan Calderón

Autor: Eddie Vedder
Álbum: Vitalogy (1994)

1994. Pearl Jam completaba una trilogía que podría ser envidiada por cualquier grupo de cualquier estilo o género. Ten (1991), Vs. (1993) y Vitalogy (1994), conforman un trío de inicial fulgurante, de mucha calidad y difícilmente igualable para una carrera prodigiosa. Estábamos todos consternados por la noticia de la muerte de Kurt Cobain, sus compañeros de generación, también. Pearl Jam decidió lanzar un disco diferente a sus dos anteriores referencias ampliando su paleta de influencias y registros.

«Better Man» es una buena muestra de ello. Una deliciosa pieza acústica que, personalmente, me pone la piel de gallina cada vez que la escucho. La voz de Eddie Vedder es mágica, las guitarras de McCready y Gossard suenan de maravilla y el bajo de Ament, ahí está. Un final rápido, in crescendo, que emociona. Una pieza para ponerle un museo. Una maravilla.

Avatar
Sobre Redacción Science of Noise 221 Artículos
Revista web donde encontrarás desde lo más cercano a lo más lejano. Rock, metal y punk llevado con pasión.