La previa de Science of Noise: SLOWDIVE

Datos del Concierto

Bandas:
Slowdive
 
Fecha: 6 de marzo de 2018
Lugar: Sala Apolo (Barcelona)
Promotora: Primavera Sound

Precio anticipada: 28,98 €
Precio taquilla: 33 €
Venta de entradas:
https://www.ticketmaster.es/event/slowdive-entradas/6119

Horarios:
20:00 Apertura de puertas

Videos

Cuentan las buenas lenguas, que en Reading, sobre el año 1989, se juntaron una chavaleria para dar forma a un proyecto que en principio seria nada y todo, y acabó siendo de lo más intimista, reservado, respetado y vitoreado. Seria el nacimiento de uno de los grupos insignia del Shoegaze (y para muchos también) del dream-pop, del Indie Rock o porque no, también del New Wave. No se habla de otros genios que de Slowdive. Slowdive es una formación a la que le costó bastante tener una buena continuidad pero que siempre gozó de un público fiel que supo entender los pasajes de los britanicos, sus idas y venidas, y sobretodo la variedad con la que encauzaron su breve y larga carrera.
Recordemos que estamos en los 90, cuando el grunge subia al escalón más alto del “rock” sucio, con unos Nirvana en estado de gracia, con locuras como Mother Love Bone, Smashing Pumpkins, Soundgarden, Pearl Jam… el Glam metal descendia al más doloroso, decadente, y penoso de los olvidos, o cuando aún nos escocía el pensar que quizás, los Pixies si lo habían dejado de verdad.

En aquella época, surgieron grupos (anterior a los 90 me refiero) con una estética muy marcada, casi oscura, introspectiva, difícil de entender si no estabas en ella y te impregnabas de ese sudor dulzón, pero que por otra banda te dejaba el alma agria y oscura.

Entre ellos Siouxie and the Banshees, (del qual se habla para recordar de donde viene el nombre del quinteto. También en letras gordas teniamos a Bauhaus, a los siempre oscuros y encantadores The Sisters of Mercy. Todo esto es una previa para entender que la vida de Slowdive estuvo (está) llena de subidas y bajadas, ya que, en su primera época nos regalaron varios àlbums y entre ellos la gran joya de la corona Souvlaki. Tierno como pocos, encantador como ninguno. No existe un sólo segundo de ese LP que no merezca ser escuchado con la máxima atención del mundo, (diría que más que escuchado, vivido) y que haga lo propio cuando escuchas algo casi celestial. Te sume en su camino y nada te va a apartar hasta ver al lobo final. Pero, como todo lo bueno, Slowdive también llegó a cansarse de si mismos, después de un exitoso álbum, vino su último trabajo en aquella época, Pygmalion, que para nada fué un mal trabajo, pero el cansancio y la superioridad con la que aún les alumbraba Souvlaki nunca pudieron ser buenas compañias.

Y venga, a joderse, en el 95, se separan, (si, el mismo dolor que con Pixies), algunos de sus componentes, se atrincheran musicalmente con otro proyecto (algún otro dia hablaremos de él) Mojave3.

Habiamos perdido al quinteto Slowdive… (a mi no me dolió mucho, porque aunque era muy fan de Souvlaki, la única cinta que tuve suya, yo era uno de esos chavales que vestia camisa de cuadros y zapatillas sucias y rotas, si, un puto grungero con todo su kit). Pero, en Barcelona, tenemos un dinosaurio, que no se a partir de qué, pero une a muchas bandas, y este fué el caso en 2014 del retorno a los escenarios de Slowdive de la mano de los gigantes Primavera Sound. A partir de ese, con varios miembros en cambio constante, se presenta de nuevo Slowdive, con la misma fuerza oscura e intimista de antaño, pero quizás más calmados y caminantes. Pasean su directo por grandes festivales, conciertos, y como no puede ser de otra manera (hola de nuevo Pixies, misma historia) en 2017 sacan un nuevo trabajo que será ya de nueva época y que va a ser con el que nos van a dejar con la mandibula en el suelo. El nuevo disco de Slowdive sigue sonando como nos gusta, con bellos paisajes, tentaciones, sensaciones, y esa voz (voces) que se amalgaran con tu alma y que hace que mientras suene, seais uno sólo. Lo siento, es que me encanta esta banda, solo puedo decir cosas buenas e intentar obviar todo lo que se ha dicho mil veces sobre ellos.
No sé describir lo que se siente al ver a Slowdive, lo que si sé, es que es un concierto que no te puedes perder, en serio, esto no pasa muchas veces, y són de esos grupos, que un dia se vuelven a cansar y te deja 20 años más llorando mientras le das vueltas en tus manos a uno de los mejores discos que nunca he tenido en casa, de nuevo, SOUVLAKI.

Aquí un par videos para que podáis entender el gran poder de este quinteto británico.

En KEXP, en 30 minutos, crema de la más fina que puedas paladear.

Aquí el full album más celebrado, Souvlaki, 40 minutos de puro sueño.

O hazte con su material en su bandcamp o en discogs, ya que como buen grupo de culto que se precie, cuesta encontrar su material.

https://slowdive.bandcamp.com/

Muy en la onda de lo primero de Arcade Fire, Soiuxsie, Dead can Dance, Mogway… si, ese es el nivel… así que…. ¿Nos vemos allí?

Sergi Vila
Sobre Sergi Vila 25 Artículos
No sé hacer fotos y no sé escribir, pero voy a conciertos e intento dejar un recuerdo de esos grandes momentos.