La previa de Science of Noise: DOG EAT DOG

Datos del Concierto

Bandas:
Dog Eat Dog + Waltari + Slimboy
 
Fecha: 25 de septiembre de 2019
Lugar: Sala Razzmatazz 3 (Barcelona)
Promotora: Route Resurrection / Kingstar Music / Bring the Noise

Precio anticipada: 24,50 €
Precio taquilla: 26 €
Venta de entradas:
http://www.resurrectionfest.es/route/dog-eat-dog-tour-2019/

Horarios:
19:00 - Apertura de puertas

Videos

Dog Eat Dog:




Waltari:


Slimboy:


En Dog Eat Dog se reunieron algunos ex miembros de la mítica banda de hardcore cómico de New Jersey Mucky Pup («Death by Cholesterol», «Hippies Hate Water» o «She Quieffed» son algunos de sus temas más conocidos), y fue una de las primeras bandas de hard rock en seguir el ejemplo de Anthrax y experimentar con la fusión de metal y rap, un estilo que luego se convertiría en algo bastante común. Los miembros fundadores Dave Neabore (bajo, voz) y Sean Kilkenny (guitarra) siempre se han mantenido al pie del cañón, a pesar de que muchos otros miembros llegaron y se fueron a lo largo de los años. Sus primeros pinitos los dieron tocando en los sótanos de amigos, lo que les hizo ganarse un buen puñado de fieles seguidores. Finalmente tocaron en clubes locales, lo que les llevó hasta la grabación de una demo de cinco temas que aterrizó en las manos de Billy Graziadei de Biohazard, quien luego se la pasó a alguien de Roadrunner Records. No pasó mucho tiempo antes de que el grupo firmara con el sello, lo que resultó en la grabación del EP Warrant en 1993 (la banda de glam metal Warrant había publicado un álbum titulado Dog Eat Dog un año antes, por lo que esta fue la oportunidad de Dog Eat Dog de devolverles el favor).

1994 vio el lanzamiento del debut de Dog Eat Dog, All Boro Kings, y la banda tuvo la oportunidad de darse a conocer abriendo para sus amigos de Biohazard. El siguiente lanzamiento de la banda, Play Games de 1996, contó con varias pistas producidas por los productores de rap de renombre Butcher Brothers (Cypress Hill, The Fugees), con apariciones especiales de Ronnie James Dio y RZA de Wu-Tang Clan. Siguió una gira mundial masiva, ya que el grupo abrió espectáculos y festivales para artistas como Rage Against the Machine, No Doubt, Sepultura, Kiss, Ozzy Osbourne y Metallica. Tres años después Dog Eat Dog publicó su tercer álbum, Amped, pero debido a su poco éxito comercial (el álbum ni siquiera vio la luz en su América natal) y al poco apoyo recibido por parte del sello, la banda dejó Roadrunner por pastos más verdes un par de años más tarde.

Durante los años siguientes, la banda continuó recorriendo Europa por su propia cuenta, continente en el que siempre han tenido una muy buena acogida, sobre todo en países como Holanda y Suiza. Al no tener ni el apoyo ni los recursos suficientes como para entrar de nuevo al estudio, durante unos cuantos años los miembros de la banda se embarcaron en otros proyectos musicales. El productor Tim Gilles se acercó a algunos de los miembros de la banda para grabar una canción para el recopilatorio New York’s Hardest Volume 3 (2001), con el requisito de que la música sonara más como su material original. Es por ello que Kilkenny y Neabore se reunieron con Dan Nastasi y el batería de Mucky Pup, John Milnes. El resultado fue la banda All Boro Kings, llamada así en referencia al primer álbum de Dog Eat Dog. El proyecto fue un retroceso a los primeros días de Dog Eat Dog, ya que se centró en el estilo hardcore que la banda había mostrado en sus dos primeros lanzamientos. Poco después, la banda pronto firmó con Century Media Records, que lanzó su álbum debut, Just for The Fun of It, en el año 2002. El álbum solo vio la luz en Europa y fue presentado en una gira junto con Biohazard, Agnostic Front y Hatebreed. La banda continuó tocando hasta 2004 antes de disolverse.

En el verano de 2005, Dog Eat Dog grabaron 12 nuevas canciones con la leyenda del skateboard y productor musical Marcus Grabke. Poco después de la grabación de las canciones, la banda anunció que el miembro co-fundador Sean Kilkenny abandonada temporalmente la banda. Sin embargo, Kilkenny jamás regresó y Roger Haemmerli, de la banda suiza Henchman, se hizo cargo de las guitarra. El álbum, titulado Walk with Me, fue lanzado en 2006. Mese más tarde, Matt Salem abandonó la banda y fue reemplazado por el guitarrista de Thumb, Axel «Axe» Hilgenstoehler, quien estuvo de gira con la banda durante la primavera y el verano de 2007.

Después de realizar un solo espectáculo en Suiza, la banda se retiró, volviendo en 2009 para celebrar el XVº Aniversario del lanzamiento de All Boro Kings. Roger Haemmerli regresó a la guitarra y la banda recuperó su sonido de saxofón tan característico al fichar a Tobi Vogelfänger de la banda alemana de ska, The Slapstickers. La gira europea incluyó espectáculos en Bélgica, Holanda, Alemania, Austria, Suiza, Eslovenia y Bosnia.

El 11 de diciembre de 2009, durante un concierto de Mucky Pup en New Jersey, John Connor y Sean Kilkenny se unieron a Dan Nastasi, Dave Neabore y John Milnes en el escenario para interpretar dos canciones de Dog Eat Dog. Era la primera vez que este lineup tocaba bajo el nombre de Dog Eat Dog desde que grabaran sus primeras demos a principios de los 90. Desde entonces se han ido viendo aquí y allá, combinando sus re-reuniones bajo las siglas DED con otros proyectos paralelos.

Y así llegamos a este año 2019, año en que se cumplen 25 años desde que la banda publicara All Boro Kings, un 24 de mayo de 1994. Qué, ¿te vienes de cumple?

Waltari es una banda de Finlandia, conocida por su diversidad y combinación de diferentes estilos musicales, tales como metal alternativo, metal progresivo, death metal, hard rock, heavy metal, hip hop, rock industrial, pop, punk, metal sinfónico, techno y thrash metal; de hecho, no creo que exista un género en el mundo de la música que Kärtsy Hatakka (voz, bajo, teclados), Jariot Lehtinen (guitarra), Sami Yli-Sirniö (guitarra), Kimmo Korhonen (guitarra), Antti Kolehmainen (guitarra), Jani Hölli (teclados) y Ville Vehviläinen (batería) no hayan tocado en sus, ojo, más de 30 años de historia. Aún así, aún llevar en activo desde el año 1986, jamás han logrado llegar hasta el gran público, y eso que varios músicos finlandeses de metal comenzaron su carrera internacional en Waltari, como Sami Yli-Sirniö de Kreator, Roope Latvala de Children of Bodom, o Janne Parviainen de Ensiferum. De hecho, mi única relación ellos data del año 1996, cuando me hice con una copia del Skaters Have More Fun, Vol. 1, un disco recopilatorio de grupos punk y metal editado por Plattenmeister Records con ocasión del Campeonato del Mundo de Skateboard de 1996 celebrado en Münster, Alemania. Y yo me pregunto, ¿dónde van a meter a tanta gente si el escenario de la Razz 3 es ultra enano…?

Abriendo el cumpleaños, estarán los suizos Slimboy, trío de rock alternativo de Basilea que, hace cosa de dos años, made a come back después de varios años «desaparecidos». Después de firmar un contrato discográfico con NiRo Music a finales de 2016, publicaron el que, hasta la fecha, es su último trabajo de estudio, Sail on Sailor, grabado e nseattle bajo el auspicio de Mike Herrera (MXPX), y que se encargaron de presentar girando al lado de bandas como The Ataris y Greenfield Foundation. La banda incluso logró el éxito en sus primeros años. Sus dos primeros álbumes Yeah Yeah Yeah (2000) y We Hate Slimboy (2003) fueron lanzados por EMI / Virgin Records, y la banda incluso llegó a abrir para Oasis cuando los británicos actuaron en Zurich. Según cuenta la leyenda, a uno de los hermanos Gallagher (no sé si al borde o al más borde) le gustó bastante lo que escuchó…

Bueno, pues lo dicho. ¿Qué les vais a regalar a John, Dave, Brandon y Roger cuando les veáis sobre las tablas de la menor de las Razz el próximo 25 de septiembre? Yo todavía no sé qué ponerme, pero de regalo seguro que les llevo una toneladas de Thanks! por tantas y tantas horas de feliz adolescencia.

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 361 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.