L.A. Guns – Cocked and Loaded Live

Nuestra Nota


7.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 9 de julio de 2021
Discográfica: Frontiers Records
 
Componentes:
Phil Lewis - Voz
Tracii Guns - Guitarra
Scot Coogan - Batería
Ace Von Johnson - Guitarra
Johnny Martin - Bajo

Temas

1. Slap in The Face (4:15)
2. Rip and Tear (4:30)
3. Sleazy Come Easy Go (4:50)
4. Never Enough (4:25)
5. Malaria (5:33)
6. The Ballad of Jayne (5:26)
7. Magdalaine (6:19)
8. Give a Little (4:19)
9. Speed (3:55)
10. 17 Crash (3:31)
11. Showdown (Riot on Sunset) (3:12)
12. Wheels of Fire (5:20)
13. I Wanna Be Your Man (5:12)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: L.A. Guns – Cocked and Loaded Live
Todos los discos de L.A. Guns – Cocked and Loaded Live en Amazon


Si amas el sleazy rock de Los Ángeles, del Sunset Strip y de los benditos 80 es imposible no amar este disco: Cocked and Loaded, una de las cimas del estilo y, posiblemente, el mejor momento de los L.A. Guns. Poseo el original, tengo el remake del 2000 Cocked and Reloaded del año 2000 y bienvenido sea este directo, ahora que hay paz entre Phil Lewis y Tracii Guns. El mayor problema está en que Steven Riley, baterista original, y Kelly Nickels, bajista original, todavía andan a la greña con ellos y poseen su propia versión de L.A. Guns. Fueron de los primeros grupos en tener dos versiones del mismo y la cosa ha ido a más…

Cocked and Loaded Live fue grabado en Las Vegas y es el típico directo de pandemia, si bien hay unos invitados de público que se hacen escuchar. El problema de este directo, que está realmente bien, es que la escudería Frontiers saca discos en vivo de sus grupos como si de una factoría de churros se tratara, y lo hace incluso en sus propios festivales. De verdad que el hard rock clásico le debe la vida a esta discográfica napolitana, pero un poco se ha devaluado el concepto de disco en directo. Esos míticos dobles Live de los 70 y 80 y definitivos de cada grupo en las manos de Frontiers no son tan definitivos y un poco reflejan el momento de cada banda.

Aquí puedes percibir al grupo sin trampa ni cartón, con sus fallos (minúsculos) pero allí están. Lewis se cuela, por ejemplo y presenta un tema que no toca, pero lo han dejado tal como fue. Se pierde un poco el romanticismo de lo mítico y la perfección, pero estamos ante un directo ampliamente disfrutable, con sus carencias, algo crudo, pero con un grupo que todavía roza un nivel estelar tras tantas décadas de carrera.

Los grandes momentos son muchísimos y “Never Enough” y “Malaria” son perfectas más allá de alguna afinación puntual de Phil Lewis. La guitarra de Tracii no para de dejar detalles y los coros del combo acompañan y cumplen con creces. Todo el disco es una maravilla, y personalmente siempre me quedaré con “Magdalaine”, con esa intro oscura y ese inicio demoledor. Es también una de las canciones más exigentes para la voz. Incomprensiblemente siempre queda fuera de sus directos…

La gran balada y clásico absoluto es “The Ballad of Jayne”, presentada como merece. Es una de las power ballads definitorias y definitivas del estilo angelino, defendida con pasión y galones. Al otro lado está ese inicio directo y crudo como es “Slap in the Face”, con esa guitarra trabajada y efectiva de Tracii y un pulso bien llevado por parte de la base rítmica, aquí representada por Johnny Martin al bajo y Scott Coogan a la batería. Tras la “bofetada” está otro de los grandes clásicos “Rip and Tear”, mostrando su cara más dura y metálica.

“Sleazy Come Ez Go” es un himno sleazy de manual, y está basada en una de esas historias que Phil te cuenta si hay algún problema de sonido o parón técnico en algún concierto. Esas guitarras dobladas en la salida del verso con Ace Von Johnson (Faster Pussycat) apoyando a Tracii te remeten directamente a Thin Lizzy. Hay un par de canciones que no tocaban desde lustros atrás y una de ellas es “Give a Little”, de base puramente Aerosmith (es muy “Rag Doll”). La otra repescada del ostracismo es “17 Crash”, y me sigue pareciendo otra joya del sleazy rock de la época.

El lujo se lo toma al incluir algo de presente como es “Speed” de su última obra, para recordar que hay presente y buenos temas actuales. Realmente hace honor al título y hay un homenaje a Deep Purple en la letra. No baja el listón ni en “Showdown (Rio to the Sunset) ni en la pegadiza “Wheels of Fire”. Y la gracia de ese majestuoso Cocked and Loaded Live te deja con otro de sus temas definitivos para dar carpetazo al concierto: “I Wanna Be Your Man”, todo un clásico en su discografía. Tracii Guns es un mito por temas como este… a golpe de riff y con detalles te lo dice bien claro.

Show pandémico en streaming que quedará como muestra de lo que hacían los grupos cuando la crisis sanitaria nos golpeó de verdad. Grabado en Las Vegas para celebrar el 31 aniversario del disco. Una buena excusa para recordarle a los fans que el grupo sigue en la brecha y en plena forma. Recordemos que Guns N’ Roses llevan el nombre de “Guns” por L.A. Guns, así que esta gente merece todos los honores. Siempre son bienvenidos, y si te tocan el Cocked and Loaded entero… pues mucho más.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 719 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.