Katatonia – City Burials

Nuestra Nota


8.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 24 de abril de 2020
Discográfica: Peaceville Records
 
Componentes:
Jonas Renkse - Voz, guitarra, teclados
Anders Nyström - Guitarra, teclados, coros
Roger Öjersson - Guitarra
Niklas Sandin - Bajo
Daniel Moilanen - Batería

Temas

1. Heart Set to Divide (5:29)
2. Behind the Blood (4:38)
3. Lacquer (4:42)
4. Rein (4:21)
5. The Winter of Our Passing (3:18)
6. Vanishers (4:56)
7. City Glaciers (5:31)
8. Flicker (4:45)
9. Lachesis (1:54)
10. Neo Epitaph (4:32)
11. Untrodden (4:29)

Multimedia



Escucha y compra

Este disco en Amazon: Katatonia – City Burials
Todos los discos de Katatonia en Amazon


Mis adorados Katatonia han vuelto y eso siempre es una buena noticia para todos los que seguimos su carrera desde hace años. En el momento que dijeron de hacer un alto en el camino me asusté un poco pero bueno, cuatro años han pasado volando y no supera en mucho el tiempo que dejaban pasar entre un disco y otro. Así que cuando anunciaron la fecha de salida de City Burials una gran sonrisa se dibujó en mi rostro. Lo que no sabía es que esta fecha estaría manchada por una pandemia a nivel mundial que nos ha llevado a ser prisioneros de nosotros mismos, envueltos en el manto del miedo y asumiendo las ordenes del Ministerio de la Verdad como corderos, pero bueno, eso ya es a criterio de cada uno.

Los suecos han vuelto con algunos cambios en su propuesta pero no demasiados ya que lo que nos vamos a encontrar en su nuevo disco es una mezcla de lo visto en sus tres álbumes anteriores. Mucha gente empezó a decir que Katatonia se había convertido en el grupo de Renkse y amigos por el cuidado mimo y total protagonismo que se le da a la parte vocal. Y bien, no es para menos, ya que tiene una voz evocadora, suave, aterciopelada adquiriendo una técnica envidiable a lo largo de los años, sabiendo crear sugerentes melodías que acompañan a la perfección la base musical, una base que en momentos es delicada y atmosférica y en otros es potente y cruda. La parte progresiva sigue patente y no dudan en ofrecernos una mezcolanza de rock y metal oscuro como solo ellos saben hacer.

Al darle al play no es ninguna sorpresa que nos encontremos la voz en primer plano junto a unas sugerentes atmósferas, una delicia llamada «Heart Set to Divide» que nos ofrece a unos reconocibles Katatonia pero con algunas novedades. Su sonido es único, limpio pero sórdido a la vez, del que te atrapa al instante. Guiados por un riff muy progresivo nos llevan directos a flotar entre océanos de calma, con un bajo bien marcado conjuntado a la perfección con la batería. Sin duda un primer contacto que gustará mucho a los seguidores de la época más reciente de la banda.

El siguiente corte fue uno de los dos adelantos que nos ofrecieron hace ya unas semanas. Aquí detecto elementos de, para mí, su mejor disco The Great Cold Distance (2006) con cambios de tonalidad bien conseguidos y una estructura algo atípica jugando perfectamente con las atmósferas creadas con unos sencillos teclados que añaden ese punto de oscuridad y misterio. La producción vuelve a ser impecable siendo Nyström y Renkse los encargados de esta trabajando codo con codo con el ingeniero Karl Daniel Lidén y dejando la mezcla y masterización en manos del afamado Jacob Hansen.

«Laquer» fue el primer avance y nos descolocó un poco a todos. Tiene un desarrollo más parecido a esas caras B que nos han ofrecido en singles con un parecido a canciones tipo «Unfurl» o «Sold Heart», las cuales se sustentan en una base electrónica alejándose del metal pero sin desentonar lo más mínimo. Un agradable experimento con la voz de Renkse como punto de equilibrio.

En «Rein» vuelven los Katatonia más agresivos y potentes contrastando con partes en forma de puente más suaves para así pegarte una buena ostia cuando vuelven a la «caña». Reminiscencias a sus discos de la primera década de los dosmiles rescatando esos pequeños destellos que los hicieron grandes. Continúan en una onda más bailable en el corte «The Winter of Our Passing», destacando su faceta mística dejando aparcados los guitarrazos anteriores.

«Vanishers» es una pieza delicada que cuenta con la colaboración de Anni Bernhard del grupo Full of Keys creando una genial simbiosis entre ambas voces formando una pequeña obra de arte, una obra que tiene continuidad en otra gran canción que lleva por título «City Glaciers». Curiosa es la relación que han tenido con la figura de las ciudades a lo largo de su carrera juntando este concepto con la eterna obsesión por los cuervos que les han acompañado a lo largo de su camino (si os fijáis bien en la portada aparece uno).

Vuelven al sendero oscuro con «Flicker», en una onda pausada con unas suaves notas de piano y esos momentos «lounge» que me roban el corazón aunque a base de power chords nos despiertan del leve letargo. Una más que típica canción de los suecos, pero no por ello menos buena. Continúan con una especie de interludio para ir encarando la recta final del disco, una pista corta que sirve para… ¿descansar? Bueno, no sé muy bien a qué viene pero tampoco la vamos a defenestrar, supongo que surgió en el estudio como un experimento para lucimiento de las voces sustentadas por piano, guitarra y sintes.

Con aires desérticos se nos presenta «Neon Epitaph» con un buen ritmo de batería y unas guitarras arenosas, con un estilo bastante grunge pero con su sello muy marcado y los elementos prog danzando a su gusto por todos los rincones. Esos elementos que en discos que ya tienen entre 10 y 15 años los iban incluyendo de manera tímida y a cuentagotas ahora los incluyen a diestro y siniestro, y lo bien que quedan.

Y casi sin darnos cuenta llegamos al final (de la edición normal, ya que en las especiales y japonesa aparecen un par de bonus tracks) con otra más que típica canción de Katatonia, con un carácter algo más épico que el resto y rezumando tristeza y melancolía por todos sus poros. «Untrodden» es una gran pieza para cerrar un magnífico disco, el retorno tras un necesario hiato para centrarse en sus otros proyectos, reordenar las ideas y volver con más fuerzas. Espero que si este puñetero virus lo permite, podamos disfrutar de una gira de presentación y volver a verles en directo para disfrutar de sus nuevas creaciones y de sus clásicos.

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 419 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.