Ivanguitar640 Shred Collab: Conozcamos a los guitarristas tras este proyecto

Hace unos días el guitarrista de Anthropoid Iván Martín (@ivanguitar640) publicaba un fascinante vídeo en sus redes en el que más de cuarenta guitarristas de por estos lares colaboraban enlazando diferentes solos sobre un único ritmo. A nosotros tanto la idea como el resultado nos encantaron tanto que de inmediato tuvimos clarísimo que había que darle difusión, pero como ya sabéis que eso de compartir cosas tal cuál no es precisamente nuestro estilo, decidimos complicarnos la vida y completarlo con las historias que habían llevado a algunos de estos guitarristas a ser quiénes son. ¿Cómo empezaron a tocar la guitarra? ¿Qué tipo de rutinas y sacrificios han tenido que sufrir? ¿En qué bandas están o han estado? ¿Cuáles son sus guitarristas de referencia?

Hasta 16 de estos músicos, todos ellos con estilos y procedencias muy distintas (y ahí radica, sin duda, la gracia de esta colaboración), han pasado por nuestro cuestionario, arrojando un poco de luz a lo que significa ser un guitarrista de alto nivel a día de hoy. Más abajo podréis leerlos todos, pero de momento, aquí tenéis este excelente vídeo que no deberíais perderos si os gustan las seis cuerdas. ¡Muchas felicidades por el trabajo, Iván, y a todos los demás por participar!

Ricard Salvatella (Bellako)

En casa siempre sonaba rock de los 70’s/80’s. Siempre quise saber cómo hacían eso para que sonase tan brutal y a los ocho años me apunté a clases de guitarra española, pero no me acabó de gustar del todo. A los 12 me compré mi primera eléctrica y allí empezó todo. Además de ir a classes particulares, me dedicaba a practicar muchas horas en casa. Mientras unos salían por ahí, yo prefería encerrarme. Aunque no siempre, pues también he tenido meses de no tocar apenas nada. He sido más de aprender escalas, ejercicios de digitación e improvisación que de sacarme versiones.

He estado en bastantes bandas que ni han salido del garaje, que tocábamos apenas unas versiones y apenas se nos ocurriría un nombre. He crecido con Indictment, la banda con la cuál me estrené sobre los escenarios; alguna demo mal grabada hay por las redes. He estado  haciendo algunas suplencias de bajista, tanto en una banda de metal como en una de rock de los 50…

Admiro muchísimo a Achokarlos, porque gracias a sus guitar lessons de YouTube he podido aprender un montón de cosas. A Borja Mintegiaga de Lampr3a, porque es la viva imagen del «Si quieres, puedes» y el next level que necesito. Siento no poder poner a más, que haberlos haylos.


Iván Exe (Exessus / Lack of Faith)

Empecé a tocar la guitarra cuando tenía 13 años gracias a mi padre, que me compró mi primera guitarra. Siempre me había sentido muy atraído por el papel que tenía la guitarra como instrumento en la música que escuchaba, así que en mi cabeza tenía sentido aprovechar la oportunidad que mi padre me brindó.

Mi rutina ha sido el sacrificio, y lo que he sacrificado ha sido mi vida. Hay gente que solo toca la guitarra porque le gusta y es una buena actividad de ocio, pero ese no es mi caso. Yo dedico mi vida a esto, y así ha sido desde que formé Exessus (cantando y tocando). Ahora además tengo a Lack of Faith (solo cantando), así que es asumir aún más sacrificios. Ser músico es algo que no le deseo ni al peor de mis enemigos, y es un mundo en el que solo se quedan aquellos que realmente están enamorados de la música. Nombrar todas las cosas que he sacrificado a lo largo de los años daría para horas de conversación, así que para no entorpecer esta lectura, me limitaré a decidir que si te dedicas a la música de forma profesional, puedes ir olvidándote de tener una vida prototípica y sin preocupaciones.

En Exessus desempeño mi papel como guitarrista. Es un poco extraño hablar de «lo que he aprendido» como guitarrista en Exessus ya que fundé el grupo, y creo que es una pregunta más adecuada para guitarristas que han estado en varios grupos sin que fueran sus propios proyectos. En Exessus he desarrollado mucho mis cualidades como músico a nivel de composición y como líder a nivel de guiar a ‘un equipo grande’. Como guitarrista y como músico -así como con la mayoría de disciplinas- he seguido un camino de aprendizaje solitario, siempre intentando aprender de aquellos que son mejores que yo y tratando de romper los moldes canónicos establecidos.

Un guitarrista que me tiene enamorado desde que lo descubrí es Carlos Arcay. Considero que tiene una sensibilidad musical exquisita.


Juan Pablo Dolz (Crimson Colt)

Cuando estaba en la fila del comedor del colegio, en la ESO temprana, escuchando el solo de «Sweet Child O’ Mine».

He dejado una relación para centrarme en mí mismo, lo cual incluye perfeccionar tocar la guitarra. Voy cambiando de rutinas, algunas veces práctico más la técnica, otras la improvisación, etc. Ahora me centro más en tocar melodías con sentido.

Estoy en Crimson Colt, mi único grupo. Es como tener tres parejas a la vez y he aprendido lo importante que son la comunicación y el compromiso, aunque cuesta, a veces.

Mis guitarristas españoles favoritos son Rafa Luque, Toni Martínez y Borja Mintegiaga.


Pau Coll (Rattlesnake)

Desde bien pequeño siempre me habían fascinado guitarristas como Eddie Van Halen, Randy Rhoads y Dave Murray, fueron mis principales influencias para tocar la guitarra, la manera en que hacían sonar este instrumento sus solos y riffs, me fascinaban y entonces quería hacer lo mismo que ellos. Mi primera guitarra me la compré con 15 años, y desde entonces ya no la he soltado de mis manos.

Realmente jamás me he asignado una rutina en concreto, en cada rato libre que tengo, siempre estoy tocando la guitarra y entonces me quedo allí atrapado tocando y tocando, y quizá, pues han pasado dos horas de golpe. ¿Sacrificios para alcanzar mi nivel actual? Pues básicamente amar al instrumento y practicar cada día, cada día se aprende algo nuevo de ello.

He estado en tres grupos. Por orden: Sofire (heavy/speed metal), Deathstalkers (heavy metal/doom) y Rattlesnake (hard rock/heavy metal).

Sofire fue mi primera banda, que la creamos junto con mi hermano y otros colega. Allí todos empezábamos a tocar nuestros instrumentos por primera vez, así que ya te puedes imaginar lo desastroso que sonaba aquello, pero con el tiempo todos mejoramos juntos, y en esa etapa aprendí muchísimo de mi compañero a la otra guitarra, Alfred, que me enseñó la mayoría de lo que se hacer hoy en día. Con Deathstalkers empecé tocando el bajo una temporada para echarles un cable, pero la cosa fue a más y mejor y me pasé a la guitarra y allí también abarqué nuevas experiencias al haber tocado el bajo y tocar estilos diferentes con la guitarra a los que estaba ya acostumbrado. Por último, Rattlesnake, que es la banda que siempre he querido montar desde que sé lo que es el rock ‘n’ roll: riffs hard rockeros potentes, actitud… ¡Cada día se aprende un poco más de todo!

Sinceramente, mis máximas influencias siempre han sido guitarristas extranjeros, pero si tengo que elegir alguien nacional, sin duda unas guitarras que siempre me han parecido apasionantes, originales e increíbles, son las de Barón Rojo, las de los hermanos Castro. Esas melodías, esos riffs, esos solos, esa creatividad de los míticos álbumes de los 80… ¡increíbles!


Antonio Jesús Muñoz (Pycaya)

Empece a los 20 años. Un poco tarde, quizá, pero empece a tope. Los motivos, en parte es consecuencia de que te gusta la música tanto en disco como en directo y el hecho de tocar es el siguiente paso. Además, en aquellos años había muchas ganas de dar guerra al sistema y eso es lo que hice: monté una banda, y como no tenia ni idea, me apunté a clases (lo mejor).

La metodología que he usado siempre es la misma. Que consta de cuatro apartados: técnica, teoría(con el instrumento), temas y un apartado mas free de improvisación/composición y trabajar cosas de los temas que hago para la banda.

Lo que ha ido cambiando es el tiempo que dedico a cada cosa. Con los años -y las responsabilidades- tengo menos tiempo. Cuando pasé los años en la escuela de música hacía solfeo, armonía, combo y clases con dos profesores a la vez. Eso eran unas cuatro horas diarias entre semana, y los fines de semana, unas siete u ocho. Ahora siempre le doy prioridad a la técnica (hay que estar en forma) mínimo una hora diaria (aunque algún día no pueda), y aprovecho el fin de semana para aprender ejercicios nuevos que sumo a mi tabla de técnica semanal.

Soy músico de pocos grupos. Aunque he tocado con mucha gente en mi vida, solo he tenido una banda antes de Pycaya, Kosto and Full, con la que grabé tres discos y con los que estuve 16 años. En ese tiempo lo aprendí todo porque empezamos de cero, pero lo más importante de todo, y que no se enseña en ninguna parte, es saber trabajar en equipo. La gente se cansa pronto, no se aguantan nada y cosas de esas. En tantos años pasa de todo y hay que saber salir de eso sin romper la banda, que siempre ha de ser lo primero. Mucha gente no lo entiende, una banda es tiempo…

Admiro mucho a Paco Ventura, aunque no soy muy de seguir a nadie en concreto ni de aquí ni de fuera. Al que más he seguido es a Marty Friedman; he trabajado con métodos de suyos y de Paul Gilbert, Yngwie Malmsteen


Eddie Bayside

Al principio, con 14 años, estuve a punto de pillarme un bajo con el dinero de mi cumpleaños, pero un colega me dejó una Squier y me empezó a dar clases. Bastante rígido, pero me espabiló, y en un año ya podía hacer algunos solos y componer algunas canciones básicas. Entre eso y que empecé a escuchar Bon Jovi, Guns N’ Roses y todo aquello… Me imaginaba que tocando bien una guitarra ligaría algo. Qué equivocado estaba…

La verdad es que yo seguramente soy el cabrón vago del proyecto. Lo que en las épocas de Messenger, mientras hablaba con mis amigos, en lo que tardaban en responder, yo iba tocando. Nada en concreto, supongo que era más similar a lo que hacían los guitarristas antes. Intentar imitar a sus ídolos, antes que perderse en hojas y hojas de teoría.

Estar, he estado en pocos grupos, por el sencillo motivo de que nunca encontraba a la gente con la que conectase para hacerlo, y a día de hoy, seguramente me sigue pasando un poco. Digamos que soy especialito. Ahora estoy grabando las demos para un disco y sí es proyecto propio, pero me centro en tocar para otros, para ganar experiencia y contactos para el futuro.

¿Guitarristas españoles? Yannick de Jolly Joker es un grande, tiene una actitud en escenario brutal (como toda su banda) y da una caña que no veas aparte de ser un buen amigo, Nando Perfumo de The Electric Alley es un bluesman en toda regla, pero si ha de empezar a correr y fliparse, se queda solo, y eso a mí es lo que me motiva. Y después otros chicos como The Kleejos Band hacen un rock de maravilla. Existe un problema enorme en el mundo de la guitarra hoy en día, y es que ya no hay canciones. Y no hace falta inventar nada nuevo, simplemente con que suene fresco, cantable, bailable incluso, que te apetezca ponerla en el coche y apretar el pedal, eso debería ser suficiente. Pero el mundo de la guitarra ahora está en otro momento. Soy un dinosaurio encerrado en un cuerpo de 25 años.


Edgar Castañeda (Tulkas / Cygnus Quantica)

Me convencí de tocar guitarra cuando tenia ocho años gracias al juego Guitar Hero.

Pues he teñido rutinas de estudio largas y años en la escuela. Lunes: escalas, arpeggios, acordes, improvisación y toda la teoría. Los martes se podría decir que es mi día de shred, de rutinas de sweep alternado etc. Durante los miércoles solo me pongo a divertirme tocando algunas covers, y así repito toda mi semana.

Solo he tenido una banda toda mi vida, Tulkas, desde los 17 años y ahora tengo 22.

Admiro muchísimo el trabajo de Albert Requena en sus riffs con Crisix, que es una banda que aporta muchísimo. Francisco Tàrrega igual fue una gran motivación para mí cuando era un niño. Y claro ahorita admiro muchísimo a mi amigo IvanGuitar640 y su trabajo en redes. Al invitarme a hacer este video me motivó a tener mis redes sociales más activas y a ser aún más creativo.


Ferran Montasell (Exessus)

Con 15 años me decidí por mi pasión por el metal.

Para mejorar mi técnica suelo improvisar muchísimo sobre bases de tonalidades variadas, practicar con el metrónomo y repetir una y otra vez las técnicas que más me gustan e interesan.

Solo he estado en mi grupo (Exessus), aunque he practicado para suplencias de otros grupos como Lack of Faith y Blaze Out. En la escuela de música también he participado algún tiempo en un grupo combo. De todos los grupos he aprendido la coordinación junto a otros músicos y el aprender a escuchar a los demás para que todo vaya sobre ruedas.

Admiro a Paco de Lucía (DEP) y a Davish G. Álvarez.


Nico Di Buccio (Luminal / Valsharah)

Empece a las 11 años inspirado por mi hermano mayor.

He llegado a dejar de lado salidas con amigos, juntas familiares, tiempo de ocio, etc. para tocar la guitarra. Mucha paciencia y constancia.

En donde mas crecí fue en Luminal, mi compañera Lore me enseñó y me sigue enseñando muchas cosas.

No conozco a muchos guitarristas españoles, pero de joven mi favorito era David Valdés.

 


David Castrillón (Far Beyond Hope / Nemaind)

Realmente empecé en el mundo de la música tocando la batería. No fue hasta que asumí que no podría tener una batería en casa, tanto por espacio como por ruido, que me decidí por comprar mi primera guitarra e iniciarme en el instrumento, siempre con vistas a poder tener una banda con mis amigos.

No he tenido nunca una rutina estable de práctica. Lo que sí recuerdo es que cuando volvía del instituto lo primero que hacía era sacar la guitarra y seguir trabajando en el cover de turno o componiendo un nuevo tema para la banda. En parte, esto sigue siendo así cuando vuelvo del curro. Siempre he asumido un rol más de guitarra rítmica, por lo que los leads y solos siempre son mi asignatura pendiente. No obstante el sacrificio siempre está ahí y tienes que dedicarle muchas horas y dinero, sobretodo estando en una banda.

Sin contar las primeras bandas como principiante, la primera banda que mencionaría es Nemaind, donde pude tener mi primer contacto con la escena metalera de Barcelona, pude compartir escenario con bandazas y experimentar la satisfacción de ver grabados tus propios temas. Actualmente soy guitarrista en la banda Far Beyond Hope, que nació como un proyecto personal de nuestro compañero Gerard (@clarobskur), quién decidió contar con sus excompañeros del instituto Álex (@atmosphericland), Álex «Sito» (@sitodrums) y yo mismo, para crear un proyecto particular en el que me gusta decir que estamos abiertos a cualquier idea que se nos ocurra, por loca que parezca.

En primer lugar mencionar a todos los compañeros que aparecen en la currada de vídeo que ha montado Iván. Realmente uno se da cuenta del nivelazo que hay y de lo mucho que le queda a uno para mejorar. Por último mencionar algunas bandas que como guitarrista y a nivel compositivo me parecen geniales: Helevorn, Siroll!, Foscor, Perennial Isolation y GRIS.


Alejandro López (We Exist Even Dead)

Empecé a interesarme por la guitarra a raíz del videojuego Guitar Hero, en ese momento lo jugaba en la Playstation 2. Me empezaron a gustar los temas que encontraba en ese juego y además mi primo mayor tocaba la guitarra en un grupo de death metal y me iba influenciando para que me adentrara en el mundo del metal. Por otro lado mi padre también había tocado la guitarra de joven y se ha pasado toda la vida escuchando Dire Straits y Mark Knopfler, por lo que, pasivamente me he tragado toda la discografía del señor escocés, el cual obviamente también me ha arrastrado hacia el mundo de las 6 cuerdas.

Como todo en la vida, si te quieres especializar en cualquier cosa, no te queda otra que echarle horas. Recuerdo que en aquellos tiempos me pasaba tardes enteras mirando vídeos en páginas para aprender a tocar y me fascinaba ver como me iban saliendo las cosas que me enseñaban. Desde esa época tomé una decisión, decidí que quería dedicar mi tiempo libre a aprender a tocar la guitarra, por lo que me aparté del mundo de los videojuegos puesto a que no era algo que supiera compaginar (soy un viciado y los juegos me enganchan más que la hierba) Después de eso decidí tomar clases en la escuela de música de mi pueblo y estuve durante unos años con dos alumnos de Sergi Vicente (director de la orquesta de guitarras de Barcelona) Jose, y Paco Tejera, los cuales fueron increíbles ya que los tíos me despertaron aún más interés por el instrumento. Después de ellos estuve un tiempo con otro profesor llamado David Txes el cual me enseñó técnicas de fingerpicking y me introdujo más al mundo del jazz y finalmente estuve varios meses con Eimel Trejo de Face the Maybe y Daeria el cual ya conoceréis y sabréis que es una bestia parda del shred y la velocidad.

Desde entonces pues le he ido dedicando todo el tiempo libre del que dispongo (cada vez menos a medida que uno se va haciendo mayor) a practicar y perfeccionar lo aprendido en clases sumado a ejercicios y movidas que se encuentran por internet, por lo que ahora mis amigos me pegan una paliza en el FIFA y el Call Of Duty pero yo toco mejor la guitarra… 😀

En total he estado cuatro grupos si contamos el grupete de colegas con el que empecé haciendo covers de Extremoduro y Marea pero nunca hicimos nada más que un par de bolos por el pueblo. Después de ese vino el primer grupo un poco más «serio» llamado Nihilmore, un grupo de metalcore formado en Montmeló por integrantes de otra banda de allí llamada Siberia. No llegamos a hacer ningún concierto, ahora mismo ni recuerdo como se acabó ese grupo. Posteriormente los integrantes se volvieron a juntar para formar el grupo Origin of Perspectives pero yo en aquellos entonces estaba ya metido en otro proyecto de nintendocore / electrocore llamado Not Today, de Mollet, con el que di mis primeros pasos en la escena del metal de Barcelona, dando algún bolo por la provincia de Barcelona, y abriendo para More Than a Thousand y Hills Have Eyes en Razz. Con este grupo aprendí a trabajar con un DAW y a grabar mis demos con un ordenador, programar baterías y además, incorporar por primera vez elementos de la electrónica en mis temas. Todo esto me despertó el interés por el sonido lo cual me llevó a formarme y dedicarme a ello más adelante. Ahora llevo creo que tres años en We Exist Even Dead, sin duda el grupo más profesional en el que he estado hasta la fecha a nivel de implicación requerida. Para mí, lo más divertido de entrar en un nuevo grupo es aprender sobre la técnica del otro guitarrista de la banda, la manera de componer, la manera de tocar, y todas las cosas que me hacen salir de la zona de confort y expandir los horizontes del instrumento, siempre de cada banda he aprendido algo de mis compañeros.

A nivel de guitarristas nacionales te diría que a los que más admiro son del mundo del thrash, sobre todo a Guillermo Izquierdo por tener la habilidad de tocar los riffs que toca y encima cantar sin fallar una nota. Obviamente los solos de Davish también son admirables, y los de Albert Requena de Crisix me flipan por el rollito que les mete. Por otro lado la primera vez que vi a Eimel Trejo en directo con Face the Maybe quedé alucinado de la velocidad y limpieza con la que toca, tanto que al acabar su concierto me acerqué para pedirle clases de guitarra. Por último también me parece formidable el trabajo de Sergi Vicente, fundando la orquesta de guitarras de Barcelona y llevándola por todo el mundo llenando auditorios (otro rollo totalmente distinto al metal pero que te deja flipando si te gusta la música).


Santiago Olguín (Barloventos / Ambición)

Empecé a tocar la guitarra a los 16 años (para ese entonces era el año 2007) y la razón por la cual decidí tocar la guitarra fue por un pacto que hicimos con un amigo que ya tocaba la guitarra. El pacto era que yo iba a empezar a practicar para poder en un año con mi amigo poder formar una banda.

Mis rutinas fueron practicar todos los días cuatro horas mínimo, habían días donde no podía sentarme a practicar y otros días donde podía estar más de cuatro horas.

Clasificaba mis ejercicios para poder abarcar la mayor cantidad de conceptos posibles, un día practicaba sweep picking, otro día tapping, otro día sacar temas de oído, otro día componer, y así me armaba la rutina.

Los sacrificios fueron no salir con mis amigos en muchas ocasiones e irme a vivir a otra ciudad lejos de mi familia para poder dedicarme de lleno a la música Mi primer grupo se llamaba Fragua (allá por el 2008), que era una banda de covers de metal clásico que teníamos con mi hermano mayor, me separe de esta banda por que había terminado el secundario y me fui a estudiar una carrera universitaria en otra ciudad. Mi segunda banda se llamaba Hybridius (2018), necesitaban guitarrista y me ofrecí para tocar y quedé fijo. Estuvimos un año y me separé de la banda por motivos de trabajo en otra ciudad. Mi tercera banda, de la cual actualmente estoy en actividad con ella, se llama Barloventos (2019 en adelante) que hacemos folk metal. Y en paralelo con Barloventos, soy guitarrista de Ambición, que hacemos power metal. Tanto en Barloventos como en Ambición tenemos todas canciones propias.

Barloventos ya tiene seis años de actividad mientras que en Ambición este es nuestro primer año de actividad con la banda. Con Fragua aprendí los primeros pasos en el escenario y el compañerismo que se lleva en y fuera del escenario. Con Hybridius pude experimentar tocar la guitarra al lado de una voz femenina, la banda era muy progresiva y tenía mezclas de tango, que era todo nuevo para mi y rescato de ello esa experiencia. Con Barloventos aprendí a trabajar en equipo, somos siete integrantes. Y nos entendemos perfectamente en el escenario, aprendí a manejar los volúmenes habían muchos instrumentos, tenemos flauta, violín, teclados, acordeón, gaita, batería, dos guitarras, bajo, voz principal y coros. Y en Ambición aprendí a que la banda es la familia… Nunca hay que olvidarse de eso.

Guitarristas españoles que admire mucho son a Paco de Lucía y Juan Valdivia. Después tengo mucha inspiración de John Petrucci, Steve Vai, Joe Satriani, Malmsteen, Jason Becker, Timo Tolkki, Kiko Loureiro, Dave Mustaine, aunque estos guitarristas no son de España.


Diego Pérez Borja (Evnen)

A los 16 empecé a tocar la guitarra. Y como mucha gente, el gusanillo me vino por el Guitar Hero.

Al principio le metía bastantes horas porque me ponía metas bastante altas para el poco tiempo que llevaba. En cuanto a sacrificios gordos, he llegado a no ir algún día a la universidad porque estaba picado en ensayar algo. En cierta manera no lo considero sacrificio porque era y es algo que me apasiona.

Grupos cómo tal he estado en dos, soy un tío que se encierra en algo y se engancha, no me gusta «picar en varias flores», aplica a todo jajaja. Estuve en un cuatro años al empezar a tocar, grupo de thrash metal llamado Thrashkill-on, con el cual aprendí la importancia de ensayar bien con metrónomo, digamos que al principio era un caos ir a tempo. Luego ya empezamos el proyecto de Evnen en 2014, en el que estoy actualmente. Este grupo me ha enseñado todo lo que soy como músico ahora, literalmente, la técnica la pilla cada uno a su tiempo practicando, pero todo lo demás lo he aprendido estando con ellos. El saber de oído que puede quedar bien, que escalas usar etc… Considero que mi nivel de músico ha crecido mucho gracias a Evnen, y no me refiero solo a nivel técnico.

Uno de los gutarristas que más admiraba era Paco de Lucía, sobretodo por lo que me decía mi padre, y eso que no vengo de una familia de músicos. A día de hoy que he llegado a cierto nivel con la guitarra, puedo ver que ese hombre aún y yo llevando todo ese tiempo, lo veo como un absoluto fuera de serie. Por lo demás, la verdad es que tampoco he tenido una ‘referencia» al menos a nivel estatal, siempre he mirado afuera.


Cristian Haro (ex Argent / ex Kill the Krait)

Pues tengo 39, y fue sobre los 15-16 años (1996-97). Había un programa en la tele por satélite llamado Más Metal (presentado por Rafa Basa). En él había hicieron una entrevista a un grupo llamado Paradise Lost, y uno de ellos dijo que, si a los fans no les gustaba su grupo, deberían escuchar otro grupo o montarse ellos el suyo. Esa frase se me quedó grabada y pensé (tiene razón) y empecé a querer tocar la guitarra para montar mi propio grupo. Aparte, ya había conocido a Slash en mi adolescencia quien fue mi verdadera inspiración para tocar la guitarra, aunque ahora mismo no tenga mucho que ver mi estilo con el suyo. Pero hizo que me animara a aprender.

Aparte de todas las horas invertidas en estudio y mejora de la técnica, creo que no he hecho ningún sacrificio importante, ya que siempre he practicado muy a gusto y nunca me ha importado, por ejemplo, dejar de jugar a un juego o salir con los amigos para practicar

Los dos grupos principales en los que he estado han sido Argent y Kill the Krait. En el primero estuve ocho años y fue mi primer grupo. lo montamos el batería y yo. En KTK estuve cinco años. Como guitarrista de Argent aprendí sobre todo de relaciones personales con otros músicos (aprendí lo importante que es comedir tu ego). En KTK sí pude aprender cosas a nivel técnico, sobre todo con la llegada de Mole al grupo ( otro guitarrista en sustitución del anterior), y seguí aprendiendo sobre la gestión de un grupo amateur y lo importante que es moverse y hacer contactos

¿Guitarristas españoles actuales? Seguro que me olvido de muchos, pero me gustan David de Angelus Apatrida, Joaco de Born in Exile, David Palau, Pedro Andrea, Carlos Martín (este no podía faltar… xdd) y Paco de Lucía (vale, no es actual, pero es que este señor es inmortal).


Javier Martín (Shinova / Lampr3a / Raxfer)

En el año 1998 vi el Tubular Bells III Live en la televisión y me quedé alucinado de el montón de guitarras que Mike Oldfield iba sacando al escenario. Como hacía sonar cada una de ellas, como cada guitarra tenía su propio carácter… Quise sentir eso por mí mismo.

Sobre todo he tenido que renunciar a tener una vida social «normal» por decirlo de alguna manera. También tener que lidiar con algún que otro conflicto por tener actitud despistada, ya que un músico siempre tiene música en la cabeza.Debido a que siempre he estudiado y trabajado en temas ajenos a la música, he tenido una «doble vida», por eso mi rutina ha sido completamente variable e inestable. Digamos que he mordisqueado técnicas según me he dejado llevar por las emociones y cuando he tenido tiempo disponible.

He tenido varios grupos como guitarrista, pero con pocos he salido a directo, por lo que voy a comentar los más significativos. Con Raxfer aprendí a crear canciones con estructuras lógicas y empecé a conocer el entorno de conciertos. Con Shinova grabé mis dos primeros discos, además de producir la instrumentación del segundo en su totalidad. También es el grupo con el que más toqué en directo y es donde cogí tablas. Por último Lampr3a es la banda más técnica que he tenido, y lejos de componer para masas dejábamos volar la imaginación y las emociones, aprendiendo que uno solo tiene los límites que se pone a sí mismo. Desgraciadamente, debido a las exigencias de mi actual trabajo tuve que abandonar la banda.

Borja Mintegiaga, Paco Hernández, Pedro Andrea y Vicente Amigo son mis guitarristas españoles favoritos. Aunque yo no soy capaz de tocarlo, el flamenco me influye a la hora de tocar y componer mis cosas.


Iván Martín (Martin Templum Domini / Anthropoid / Crash Bones)

Yo empecé a tocar la guitarra gracias a mi padre, que es profesor de guitarra (Martín Rock School) y me introduje en este bestial mundillo con siete u ocho años.

Mis rutinas han sido tener una constancia y una mentalidad basada en mejorar lo que ya se ha podido aprender. Nunca hay un nivel establecido, siempre hay que buscar más y más porque nadie es perfecto. Y mis sacrificios han sido dejar de quedar con amigos y darle una prioridad a la música. También he dejado otros hobbies atrás, pero para nada es un sacrificio, a eso le llamo hacer lo que me gusta sin más.

He estado en diversos grupos. Madness Unleashed fue una de mis primeras bandas y una etapa muy destacada, por los compañeros que tuve el placer de tener. Después entré en Martin Templum Domini como bajista, ya que mi padre me propuso esa idea y la verdad es un honor compartir eso con él (Carlos Martín). Paralelamente iba trabajando en un proyecto llamado Anthropoid, con los que en breve sacaremos cosas a la luz. También actualmente estoy en Crash Bones gracias a que mi gran amigo Danny Bones me ofreció el puesto como guitarra solista. ¡Estoy orgulloso de todos ellos!

Por supuesto, mi única admiración desde pequeño ha sido Carlos Martín (guitarrista en martin Templum Domini), a lo largo del tiempo he considerado admirables a todos y cada uno de los participantes de mi video Ivanguitar640 Shred Collab 2020.

¡Quiero agradecer a Science of Noise por su perfecto trato y el apoyo recibido! Mil gracias.


Avatar
Sobre Redacción Science of Noise 187 Artículos
Revista web donde encontrarás desde lo más cercano a lo más lejano. Rock, metal y punk llevado con pasión.