Francisco Javier Hernández, Boni (1963 – 2021): In Memoriam

Empezamos 2021 con mal pié. Hace nada nos enteramos de la pérdida de Alexi Laiho de Children of Bodom. Hoy lamentamos la pérdida de Javier Hernández ‘Boni’, el miembro más activo y fundador de Barricada.

La añorada banda de Navarra echó el cierre hace ocho años, 30 después de su fundación en el lejano 1982. Tras la disolución de Barricada, Boni emprendió una carrera en solitario al igual que hizo su compañero El Drogas. En solitario publicó tres discos, Peligroso animal de compañía (1992), Incadescente (2015) y Requiem por el mundo (2018). Pero en 2018 se vio obligado a poner el freno de mano, se le detectó un cáncer de laringe. La operación salió bien pero el guitarrista perdió su voz.

Hoy la noticia nos ha sacudido de buena mañana, Boni ya descansa en paz. Aquí nuestro breve y sentido homenaje a uno de los artistas más queridos de la escena nacional.

«Ésta es una noche de rock and roll» por Ricard Altadill

Álbum: Barricada – Noche de rock&roll (1983)

A finales de 1982 recibí una carta  del ejército español que me notificaba que había salido agraciado con el premio de un año y pico de vacaciones forzosas con los gastos pagados en Gasteiz. El sorteo fue perpetrado por personal uniformado con muchas estrellas y galones.

Como podéis imaginar tal misiva género  en mí  una ilusión y ansias locas por defender ya desde ese mismo momento la piel de toro con mi sangre si fuera preciso, y mi impaciencia por empuñar armas y limpiar la patria de malos vascuences y etarras se convirtió en una obsesión.

Aunque al principio los dias pasaron lentamente por fin llego el dia D,  fue el 5 de enero del 83. Por fin partí a Vitoria/Gasteiz para salvar la patria.

Al los tres dias de estar allí todos los presentes, y habíamos perdido nuestras hermosas cabelleras para no fomentar el ‘piojismo’. Era por la tarde, casi de noche. Estábamos un corro de pelados hablando y en estas que sin verlo venir aparece uno con muchas estrellas, que me coge por la oreja y me dice :

Venga usted conmigo! – acojonado tiré pa’lante arrastradito. Abrió una puerta, y tirando de la oreja para dentro me empujó. Los del corro se quedaron todos flipados, y yo cagado. En el cuarto había una mesa y una silla. Él se sentó y con una voz firme dijo:

B-162* usted ha sido enviado aquí para que ver nacer el RRV Rock Radikal Vasco, así que déjese de pensar en salvar patrias. Venga, ya se puede ir.

Sali de la habitación cariacontecido y pensativo al mismo tiempo que no entendía nada.

La primera vez que baje a la ‘Cuchi’ (Cuchillería) y a la ‘Zapa’ (Zapatería) entendí mi misión. Se respiraba punk, rock urbano y  metal por los cuatro costados. Los gaztetxes y fanzines lo petaban. Vi nacer el TMEO, el comic más bestia que he leído y gozado, al cual estuve suscrito largos año. Y las emisoras de radio, sobre todo las piratas, vomitaban nuevas bandas … La Polla Records , Rip , Hertzainak , Cicatriz , Barricada

Aunque los seguía por la radio tardé en ver a Barricada en directo, pero el dia llegó el 22 de enero de 1984 en el pabellón de Mendizorrotza en Gasteiz.

Del concierto recuerdo que Rip duraron 5 minutos en el escenario. Karlos ‘Mahoma’ salió a darse de hostias con la peña y ya no volvió, algo que en aquella época se estilaba mucho. Curiosamente de los Rip originales solo queda uno vivo, el batería ‘Txerra’ Bolinaga. Todo muy punk. Hertzainak gustaba mucho entre los seguidores de bandas como The Clash.

Por fin llegó mi turno de ver a Barricada en directo. La memoria es vaga, pero sí que recuerdo que el Drogas iba vestido muy pintón y que  disfruté de los temas de Noche De Rock & Roll, un disco que fue un pelotazo.

Aquella noche conocí después del concierto al malogrado Mikel Astrain, el batería que falleció poco tiempo después a causa de un aneurisma cerebral. Tomamos unos cacharros en la parte vieja con su cuadrilla… pero el amanecer de aquel día fue en una de las muchas casas en las que dormí con mucha gente y de las cuales ni me acuerdo.

Mas tarde, como manager de Fuck Off, coincidimos en algunos conciertos en Barcelona. Uno de ellos fue en la plaza de toros la Monumental, y otros en Madrid. Por ejemplo, en una en una gala y concierto en la ‘Canci’ (Sala Canciller) con entrega de premios de la revista Heavy Rock de Mariskal Romero

Fuck Off y Barricada estuvimos alojados en el mismo hotel del barrio de Salamanca, y después del concierto nos encerraron en un pub cercano al hotel para disfrutar de una fiesta privada, algo que antes se estilaba mucho. Por allí circuló todo dios, como su manager Cristóbal Cintas o el ingeniero de sonido Dennis J Herman, que produjo el disco Rojo y el ‘Another Sacrifice de Fuck Off. Ya de alta madrugada, en una de las habitaciones del hotel tuvimos un pequeño incidente con el Drogas , Jackson y alguien más de Fuck Off que no recuerdo: se nos cayo la tele por el suelo y se jodió. Supongo que nevaba o algo por el estilo …

Boni (Francisco Javier Hernández Larrea) y el Drogas fueron los inventores de Barricada, y el álbum Noche De Rock & Roll fue la mejor herencia de la misión que me encomendó el de las estrellas que anteriormente mencioné, Un tío que, por cierto, nunca mas vi por el  cuartel … misterios del RRV

*En el servicio militar las personas no existían, éramos matrículas


«Contra la pared» por Ray Molinari

Álbum: Barricada – No hay tregua (1986)

Barricada siempre fueron para mí esos cuatro salvajes que grabaron aquel histórico Doble Directo en su gira del 89. Fue el primer disco que escuche de ellos (gracias Menut por ser el vecino que escuchaba buena música), y por lógica, “Contra La Pared” fue su primera hostia, de las que te marcan de por vida, pero de las que recibes a gusto. Esta canción daba inicio al disco en directo de los navarros, y forma parte del poker ganador que conforma junto a “Abrir y cerrar”, “No hay tregua” y “Tentando a la suerte”. Elegir una canción para abrir un directo siempre es una decisión complicada y arriesgada, y mas teniendo balas suficientes en sus discos para salir a matar, y eso le da mucho más valor a “Contra la pared”, canción original del No hay tregua del 1986.

Las guitarras de Boni se te clavan en los primeros segundos del tema, que no duraba ni dos minutos, pero suficientes para ser un himno. Los pude ver en directo a finales de los 90, y recuerdo subir a una Telecogresca (si, que tiempos) solo para verlos a ellos. En medio de estudiantes de fiesta en el Sot del Migdia de Barcelona, las melenas, las camisetas negras, las muñequeras de pinchos, y demás indumentaria que llevamos los que escuchábamos rock’n’roll en aquellos años, destacaban en medio de inocentes empollones. Fueron de aquellas bandas que me marcaron de juventud, que marco a una generación, y que todos hemos coreado su “No Hay Tregua” (en la cual creo que en la parte que coreamos «ETA«, empezaré a corear «BONI«). Tocara poner sus vinilos de nuevo a girar por el motivo más triste de todos. Gracias por todo. Apretaré el gatillo por ti si hace falta.


«No hay tregua» por Joan Calderon

Álbum: Barricada – No hay tregua (1986)

El inicio de este año 2021 está siendo igual de cabrón que el puto 2020. Lo del hombre naranja yanki. Filomena dándolo todo… y lamentablemente, ya hemos perdido dos personas emblemáticas de movimientos rockeros. Laiho y ahora Boni. Evidentemente, hablamos de significados distintos, y para mí que Boni ya no esté entre nosotros tiene un significado más allá de lo musical. Si me preguntan: «¿qué es el rock radical vasco?» la respuesta es obvia: Barricada. Hubo más, fueron muchos y hay herederos por todas partes… Pero Barricada es la semilla y el grupo seminal de lo que vino después. El Drogas y Boni eran el yin yang de este combo.

Evidentemente, son hijos de su época por lo que se refiere a su carrera. Grupo surge, grupo lo peta en el boca oreja, grupo firma por multi, grupo genera polémica… Después la decadencia por peleas internas… Pero Barricada fue la voz de una generación silenciada en un punto geográfico del Estado, que no era hedonista ni libertina como la movida madrileña; si no que hacía de altavoz de las luchas sociales y retrataban la realidad del conflicto vasco desde su punto de vista.

Esto empieza a ser un laberinto, donde está la salida…

Estás asustado, tu vida va en ello, pero alguien tiene que tirar del gatillo

Y como no, tenía que aparecer «No hay tregua». Un tema que los llevó a ser acusados de etarras. En mi opinión retrata la vivencia y la angustia de alguien atrapado por la lucha y sus dudas. «…alguien tiene que tirar del gatillo» y tema definitorio de lo fue Barricada antes de dar el salto al mainstream. Guitarras afiladas, letras punzantes. Eso era Barricada. Con Boni se nos va una parte de nuestra juventud y nuestra adolescencia reivindicativa.

Desde el viernes somos un poco más huérfanos… Descanse en paz.


«Okupación» por Sergi Vila

Álbum: Barricada – No hay tregua (1986)

¡Joder! Como no te vamos a recordar, Boni, si la mitad de nuestras vidas tu voz rasgada ha sido nuestra banda sonora…

Menudo comienzo de año… primero Mf Doom, luego, Laiho, y ahora tú, Boni… voy a escribir no para un público, que también, pero concretamente a tí, Boni.

Antes de que me metieran en el internado sobre el año 90 junto a mi primo Félix, nos encantaba toquetear y husmear entre los vinilos de su hermano mayor Pedro (que era un heavy de cuidado, de esos de chapa y tachuelas) entre ellos, Helloween, Judas, Accept, Metallica… y uno que siempre me llamó la atención… se veía un mástil y una mano tocando, se llamaba BARRICADA Doble directo y además, tenía el VHS de ese disco… Un día de madrugada, nos levantamos para verlo mientras mis tíos y otros primos dormían… y allí a los dos segundos, me hice seguidor A HIERRO de este cuarteto. Allí, en Rubí, aquella noche supe que quería verles en directo y saber y tener todo de ellos.

Con 13 años ya tenia 2 o 3 cintas de Barricada, recuerdo ir al internado escuchando el disco de No hay tregua, No sé que hacer contigo o el mítico Rojo.

Sobre esa época, para mi cumpleaños, me regalaron la cinta de Por instinto uno de mis discos preferidos de siempre, y poco después… ¡anunciaron que vendrían a Manresa! Recuerdo que fué un día o que llovió o que había llovido, porqué llegue a casa lleno de barro… la cosa es que con 14 años, me fuí con dos amigos más a escuchar el concierto de Barricada desde fuera del recinto. Creo recordar que hubo avalancha o algo así y logramos entrar. Flipé en colores, era mi primer concierto ¡joder BARRICADA! Recuerdo que cuando llegué a casa, mi padre me estaba esperando para decirme cuatro cosas, pero nada me importaba una mierda, venía del paraíso. Yo ya había visto a mis ídolos y ya nadie me lo podia quitar ni apartarme de ellos, y nunca lo he hecho.

Recuerdo un año ir a Pamplona a conocer su barrio, ya que conocí a un chico que les conocía y me los quería presentar, Mi emoción era gigante pero al final no les conocí por no sé qué cojones de razón y me quedé con las ganas. Pero a la vez, contento de haber estado dónde seguramente habías jugado, gritado y escondido de los verdes y grises de aquellos jodidos tiempos.

Joder Boni… te voy a echar de menos… Y ahora me toca escoger un tema, los cogería todos, pero me voy a quedar con «Okupación». Un tema rápido, candente, crudo y duro puro rock n roll acelerado como lo es aún a día de hoy la okupación. Lo escojo porqué es uno de esos temas que te puede dar mas vida que tres Red Bulls y dos Monsters directos a la vena.

Me encanta desde su sonido ochentero y kinki hasta su enorme estribillo que tantas veces hemos chillado.

Me siento un poco huérfano sabiendo que ya no estás, Boni.Pero sé que tu voz y tu gran personalidad seguirá con nosotros, sin tregua, como tú nos enseñaste. Rockea en paz, Boni, te lo has ganado.

¡¡PATADA Y SE ACABÓ!!


«Rojo» por Jorge Azcona

Álbum: Barricada – Rojo (1988)

Nos las prometíamos muy felices con 2021 y la esperanza de que (por fin) todo fueran buenas noticias para nuestra escena, pero ni el peor de los augurios hubiera podido presagiar un inicio de año tan negro. Casi sin tiempo para asimilar la pérdida de Alexi (Children Of Bodom), ayer nos despertábamos con la noticia del fallecimiento de Javier Hernández «Boni», una de las piezas básicas de Barricada, tras más de dos años peleando contra un cáncer de laringe.

La música de COB seguramente me haya acompañado más en los últimos años, al fin y al cabo el tiempo va definiendo tu camino, pero la de «Boni» es una de esas muertes que me pilla mucho más de cerca. Con ella se marchita un trocito de mi adolescencia, de muchos recuerdos que ya no logras imaginar sin la música de Barricada de fondo. Primeras cintas de casette, primeros conciertos, primeras noches de fiesta… en fin, los primeros contactos con la realidad y de formarte como persona.

La de «Boni» nunca fue una voz excepcional, pero sí el contrapunto perfecto a la de «El Drogas» y el reflejo de esa rabia callejera que muchos asociamos a la banda. Y es que Barricada fue ese grupo de la calle, de barrio, de la realidad que soportaba el país por aquella época. Hasta hace unos años nunca me había dado cuenta, pero lo cierto es que muchos de mis temas favoritos resultaron ser los que «Boni» cantaba. Por algo será.

Por mucho que lo intente, me es imposible recordar la primera vez que escuché a Barricada o los vi en el escenario. Para los que nacimos o crecimos en su misma tierra es algo que siempre estuvo ahí, desde que tenías uso de razón, y aunque suene un poco prepotente decirlo, incluso un sentimiento de pertenencia. Más allá de tendencias políticas o mierdas de cualquier tipo Barricada siempre fueron motivo de orgullo para esta tierra, y por si fuera poco, el nexo que lograba reunir a todo tipo de generaciones en una sola. La gente que odie el fútbol quizá no lo entienda, pero «No hay tregua» es la encargada de motivar a la grada de El Sadar en cada partido. Queda todo dicho.

Más allá de esta reflexión, Barricada también lograron derribar esa supuesta enemistad entre heavies y punks en los ochenta, al menos en este país, y es que cuando sonaba cualquiera de sus clásicos en un bar no podían evitar abrazarse y corear juntos a pleno pulmón. Mientras escribo estas líneas suena «Rojo» de fondo, uno de tantos y tantos de esos himnos que convirtieron a Barricada en una de las bandas más importantes de la historia del rock en este país. De eso sí que no hay duda.

Hasta siempre «Boni». Que la tierra te sea leve.


«Pasión por el ruido» por Carles Amat

Álbum: Barricada – Pasión por el ruido (1989)

Nos ha dejado uno de los grandes músicos de nuestro país, Javier Hernández, conocido por todos como “Boni”. Fundador, guitarrista y cantante de un grupo que formó parte de la banda sonora de mi adolescencia y que aún sigo escuchando, Barricada. El maldito cáncer primero le quitó la voz y ahora la vida, lo que no podrá quitarnos serán las grandes canciones que nos ha regalado a todos. Solo puedo darle las gracias de corazón por toda su música y sus conciertos, y mandar un fuerte abrazo a toda su familia y amigos.

Me ha costado un montón decidir qué canción compartir con vosotros, hay tantas que significan mucho, pero os dejo “Pasión Por El Ruido”, esa pasión que nos une a todos.


«En Blanco y negro» por Jordi Tàrrega

Álbum: Barricada – Por instinto (1991)

Primero se fue tu voz, luego te fuiste tú, pero allí donde estés… que “el sol te diga que es de día”.

Supongo que un error que suelo cometer cuando me dicen que alguien tiene cáncer es el tener, más que claro, que va a superarlo. Con Boni era más que optimista hasta el punto que tenía clarísimo que lo iba a superar. Yo ya iba pasos mucho más allá y ya fantaseaba con que habría una reunión con El Drogas, y al igual que lo consiguieron (inesperadamente) La Polla Records, que habría un boom sonado con la reunión de Barricada y que llenarían el Sant Jordi dos noches seguidas. Si algún grupo lo merecían eran estos navarros que tanto nos alegraron los 80 y los 90 especialmente. Tan claro lo tenía que así se lo hice saber al Boni en una firma de discos y él se reía. Luego perdería la voz por el cáncer… pero mis cábalas seguían allí: eso iba a pasar y Barricada lograrían el reconocimiento merecido.

El rock urbano desbancó al heavy metal patrio en los 90 por deméritos de los heavies clásicos y absolutos méritos por parte de los S.A., Los Suaves, Extremoduro, Kortatu o los propios Barricada. Cuando yo no era ni adolescente a principios de los 90 Barricada eran colosos. Pude entrevistarles en 2004 en un hotel NH Calderón de Barcelona, una cadena navarra de hoteles pues ellos siempre han revindicado su tierra. Presentaban el disco Hombre mate Hombre y he mirado la entrevista y sé que hay el triple de cinta inédita, muchísimo material no publicado que a saber dónde andará… La entrevista fue con todo el grupo: todo un sueño para mí.

He escogido “Blanco y negro” porque en el fondo el gran público es lo que siempre ha consumido: esta y “No hay tregua”. Tenían que estar ambas en este homenaje. De todas formas, si me tuviera que quedar con un disco el elegido sería ese mítico directo Barricada que un poco resumía los 80, les llevaba al oro y a partir de ahí llegarían los platinos. Qué grande es esta canción sobre una borrachera, que bien llevada la letra y menudo crescendo y estribillo. La gente que no la conoce la escucha por primera vez y ya percibe que es algo enorme. Vendría a ser el “Dolores se llamaba Lola” de Los Suaves a pesar de que también tapa mucha calidad y otros temas igual de buenos, pero… “En blanco y negro” es genial. Esos coros míticos de Boni y… qué ganas de que abran los bares y poderla cantar entre amigos con dos cervezas de más. Es de esas canciones que resucitan a los que ya van por tierra…

Sin ser un fanático de Barricada creo que quien se nos va es uno de los personajes claves del rock hispano a todos los niveles. Laiho y  Boni son dos iconos que se nos van mientras miramos la pandemia y las locuras en Estados Unidos. Ya que no se me da bien anticipar el futuro sí que me gustaría por lo menos pedir que algún día se celebrara un concierto homenaje a él, con muchos invitados y que se llene un pabellón enorme para que todo/s podamos darle una despedida como mereció.


«Oveja Negra» por Beto Lagarda

Álbum: Barricada – Balas Blancas (1992)

Nunca fui ni he sido seguidor de Barricada. Conozco poquito de su carrera pero si de la movida rockera nacional de los 80/90. Pero, cosas de la vida, siempre me tiró mucho más Extremoduro o Platero. Barricada pasaron de largo por mi reproductor. Aún así, me siento capaz de mandar un fuerte abrazo a todos los fans, amigos y familiares de Boni.

Hace un par de años leí sobre su enfermedad. El artista sobrevivió a un cáncer pero perdió su voz. Si bien es cierto que Barricada ya llevaba un lustro en silencio, leer que un artista pierda su voz es una verdadera pena. Me alegré de su “supervivencia” pero me entristecí por la pérdida.

Hoy hemos perdido a uno de esos artistas que acercó el rock a miles de jóvenes que despertaban poco a poco tras el silencio musical de un país sordo. Pasar la juventud, su juventud, en época franquista y con los rockeros algo señalados es cuanto menos meritorio. Y encima de Navarra, prima hermana de las vascongadas…

Hoy me uno a este “In Memoriam” con una de las canciones que me gustan más de la banda, “Oveja Negra”. Más que por su impacto por la suma de rock y letras afiladas. Y es que, nosotros los rockeros, somos normalmente las ovejas negras de la sociedad. Descansa en paz Boni.


«Peligroso animal de compañía» por Willy

Álbum: Boni – Peligroso animal de compañía (1992)

Barricada es, junto a los Ramones, la banda que me ha acompañado durante toda la vida. Por supuesto hay más pero estas dos siempre estaban en activo. A Barricada los conocí con el Doble directo y el Por Instinto con 12 años. Ahora me cuadra más que no me dejaran ir a la presentación en directo en Zeleste (actualmente Razzmatazz). Barricada siempre me han gustado. Cuando era un chaval y no entendía el significado de sus letras, cuando se convirtieron en la banda más importante del panorama estatal, cuando se hicieron más mediáticos, cuando cambiaron un poco el estilo que los caracterizaba, hasta me gustaron en sus discos más flojos que evidentemente tambien los tienen.

Y cuando una banda tiene dos voces llegan las comparaciones y las preferencias y para mi la voz de Boni era la voz de Barricada, las canciones que cantaba eran las que más me tocaban la fibra. Quizás por eso cuando tanto  El Drogas como Boni sacaron sus proyectos en solitario en el 92 yo me enganché al ‘Peligroso animal de compañía’ de una manera exagerada.

Resulta que a veces suceden cosas curiosas y estos días me ha ocurrido una. Después de la tristeza por el final de Barricada, por las formas más que por el propio final, seguí la carrera en solitario de El Drogas, muy productiva a nivel de composiciones y con actuaciones muy intensas, olvidándome de los intentos de los otros Barri de mantener viva una banda que ya estaba deshecha. Pero ver la escena donde rememoran su amistad y su compenetración durante años en el documental de El Drogas me hizo recordar ese primer trabajo en solitario de Boni. Muchas veces decimos que en internet está todo. Pues no. El ‘Peligroso animal de compañía’ no está en Spotify, ni descargable ni en Youtube. Justamente ayer volví a hacer una intentona de encontrarlo en digital y lo conseguí. Escondidito en Youtube me pude descargar nueve de los diez temas del disco y escucharlos preparando la cena. Mientras esto ocurría una de las voces de Barricada se apagaba del todo. Puede que sea una simple casualidad  o puede que sea una de esas cosas inexplicables que nos suceden. Voy a quedarme con que ha sido otro momento de conexion con una banda que simpre ha sido especial para mi.


«Pétalos» por Abel Marín

Álbum: Barricada – La tierra es sorda (2009)

Si tengo que hacer una comparación de este año con el anterior, ahora a toro pasado, veo que el comienzo es muy similar a excepción de que en este ya lo comenzamos con el virus presente en nuestras vidas. Pero si tengo que empezar a hacer una valoración respecto a las malas noticias se refiere, esto pinta que no va a ser nada bueno. Porque si ya el año pasado comenzábamos el año dedicando artículos homenajes a varios de nuestros músicos, este año (contando el momento que estoy escribiendo, van ocho días) van dos muertes bastante significativas y que tocan de cerca en lo que afinidad musical se refiere. Si hace unos días nos enteramos que Alexi Laiho nos dejó a la injusta temprana edad de 41 años, ahora le toca a un referente musical de nuestra juventud. Boni moría a los 58 años víctima del puto cáncer que lo llevaba atacando desde hacía unos años y con severas secuelas.

Es curioso, porque para no ser para nada un acérrimo fan de la banda navarra, da la curiosidad que ha sido la banda sonora en multitud de ocasiones tanto en la adolescencia como en la reciente madurez. Y es que soy más consciente, revisando la cantidad de temazos que plagan su discografía, al coger la lista de Spotify para escribir estas palabras. Cada uno me ha devuelto a un momento de mi vida, un agradable viaje de regresión. La primera vez que los vi en televisión, concretamente en Plastic en TVE, cantando «No hay tregua» y que creo que tengo grabado en algún VHS gracias a mi tío, influencia personal y musical.

También estaban presentes en aquellos momentos de alcohol y risas entre amigos durante las largas noches en el Baretto del Álex de Sant Boi, y posteriormente en el Knaya, nuestras fiestas de instituto en El Punt, aquel vinilo de Por instinto (1990) que me regalaron para reyes y que escuché y canté hasta la afonía con l@s amig@s.  Me convertí seguidor de la banda hasta aquel Salud y rocanrol (1997) tras el cual les perdí algo la pista. Pero años más tarde, en 2009, volvieron a colarse en otro momento que recordaré siempre. En 2008 empecé los estudios para sacarme el título de Técnico de prevención de riesgos y fue en el segundo año cuando coincidí con un profesor de los que marcan para toda la vida. Coincidíamos en edad y era un apasionado estudioso de la historia, de la cual era licenciado y estaba preparando un doctorado sobre la guerra civil. Su intención era tomarse un año sabático para irse a viajar por España siguiendo el rastro de los olvidados en las fosas. Gran persona y tío culto donde los haya (desde aquí, Toni,te mando un cariñoso abrazo). Fue en una de sus clases en donde nos sorprendió a tod@s, haciendo una de sus tantas reflexiones fuera de la temática del curso, sacando el disco La tierra es sorda (2009). Sin ser seguidor de Barricada se había comprado el disco por la temática. Siempre recordaré la mirada cuando sacó el disco y las posteriores conversaciones sobre grupos que hablaban de esa mancha en nuestra historia que supuso la guerra civil.

Tras esta coincidencia, Barricada volvieron a ser de nuevo parte de mí hasta las bochornosas disputas que dieron lugar al triste final, sin toda la formación original en 2013. Tristemente, a pesar de la reconciliación de Boni y El Drogas, no ha sido posible una hipotética reunión pues el puto cáncer ha vuelto a hacer de las suyas mermando las fuerzas de un luchador. El rock de nuevo llora la pérdida de otro de sus referentes, esta vez con sólo 58 años. Demasiado pronto.

A la hora de escoger una canción representativa “Pétalos” ha sido la primera que me vino a la cabeza, primero por lo explicado anteriormente, segundo por la emotiva letra que describe el triste final de unas luchadoras y tercero porque mi amigo Juanjo (te quiero mucho tío) la recordó el pasado 5 de agosto en homenaje a Las 13 Rosas, curiosamente minutos antes la había estado escuchando a la misma vez que él desde la distancia. De nuevo Barricada volvió aparecer en mi vida, curioso para no declararme fan incondicional.

Descansa en paz Boni, tu rasgada voz tristemente se apagó, pero tu influencia seguirá para siempre en nuestra memoria y en nuestros corazones.

Ya no se puede su lucha olvidar… porque sus nombres recorren el tiempo

Avatar
Sobre Redacción Science of Noise 239 Artículos
Revista web donde encontrarás desde lo más cercano a lo más lejano. Rock, metal y punk llevado con pasión.