Igorrr – Spirituality and Distortion

Nuestra Nota


9.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 27 de marzo de 2020
Discográfica: Metal Blade Records
 
Componentes:
Gautier Serre – Música, grabación, mezcla, masterización
Laurent Lunoir – Voz
Laure Le Prunenec – Voz
Martyn Clément - Guitarra
Sylvain Bouvier – Batería

Temas

1. Downgrade Desert (4:23)
2. Nervous Waltz (3:23)
3. Very Noise (1:47)
4. Hollow Tree (3:06)
5. Camel Dancefloor (3:13)
6. Parpaing (3:36)
7. Musette Maximum (2:18)
8. Himalaya Massive Ritual (7:06)
9. Lost in Introspection (4:56)
10. Overweight Poesy (5:50)
11. Paranoid Bulldozer Italiano (3:47)
12. Barocco Satani (3:36)
13. Polyphonic Rust (4:16)
14. Kung-Fu Chèvre (4:13)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Igorrr – Spirituality and Distortion
Todos los discos de Igorrr – Spirituality and Distortion en Amazon


Hoy os traigo uno de los lanzamientos que más impacientemente he estado esperando este año. Se trata del nuevo disco de estudio de Igorrr, una banda rompedora con una propuesta que no teme para nada a la experimentación y al riesgo. Los de Gautier Serre se hicieron hueco en la escena metalera con el tremendo Savage Sinusoid (2017), que sacaron con Metal Blade Records. Nos dejaron boquiabiertos con la particular mezcla de estilos en la que podemos encontrar desde música barroca a breakcore, pasando por metal extremo o música folklórica de diferentes partes del mundo.

Ahora nos presentan su secuela: Spirituality and Distortion sigue buscando los límites de lo experimental, con los elementos esenciales de su predecesor aún presentes y con una presencia del metal aún más acentuada. Tenemos delante nada menos que 14 pistas, cada una con su sabor y carácter particulares; todo un currazo y más teniendo en cuenta que todo lo que suena, al igual que en su anterior entrega, ha sido grabado en estudio. Es completamente sample-free.

Empezamos “Downgrade Desert” con una intro de kanoun, o cítara, o algo así… por desgracia no tengo ni idea de música de oriente medio, y es una pena porque en este disco está muy presente por primera vez, como el propio Gautier nos contó en una reciente entrevista. Enseguida nos golpean con guitarras distorsionadas y una batería que suena a gloria mientras el dúo de cantantes adorna la pieza.

“Nervous Waltz” da lo que promete, jugando con este estilo de música clásica con cuerdas, piano y demás orquestación. Volvemos a tener una dosis de metal en la parte final y un solo de bajo brutal. Aprovecho para comentar que el bajista que toca es Erlend Caspersen, un auténtico animal a las cuatro cuerdas que ha pasado por bandas como Spawn of Possession o Deeds of Flesh. En este álbum sigue haciendo un gran trabajo, como en la siguiente canción: “Very Noise”, un atrevido corte instrumental que fue el primer adelanto que sacaron con un bizarro videoclip.

Un clavecín abre “Hollow Tree”, un tema con influencias clásicas protagonizado por la espectacular voz soprano de Laure Le Prunenec. La sigue “Camel Dancefloor”, que vuelve a incorporar música de Oriente Medio, combinándola diversos tipos de electrónica. También podemos escuchar el hipnotizante violín de Timba Harris, reputado músico y compositor. Y hablando de artistas invitados, ahora viene la bomba: la bestial voz de George Fisher de Cannibal Corpse nos grita en “Parpaing”, el tema más extremo del álbum. Sorprende también las pocas florituras “Igorrrianas” que tiene esta pieza, excepto cuando a media canción entramos en una sección electrónica que suena como si el hermano con talento de Skrillex hubiera compuesto la banda sonora del Super Mario Bros., todo esto aún sobre la voz de Corpsegrinder. Te deja un poco loco en la primera escucha, pero es espectacular.

Llegamos a la mitad de este viaje con “Musette Maximum”, donde siguen los blast beats, el doble bombo y demás elementos del metal extremo, esta vez combinados con un acordeón que lucha por ofrecernos una tradicional musette francesa entre el caos controlado a su alrededor. “Himalaya Massive Ritual” empieza con una intro de lo que parece un tambor de lengüetas, pero en realidad se trata de la parte superior de una bombona de gas con los cortes adecuados para conseguir las diferentes notas. Así lo mostraban en un making of junto a otros sonidos inusuales que acabaron formando parte de alguna grabación. Este tema de siete minutos (el más largo) sigue con pesados riffs “blackmetaleros” antes de juntarse con instrumentos de cuerda tradicionales y cantos épicos. Tremendo.

Seguimos con “Lost in Introspection” y su piano que recuerda al de “Problème d’Émotion” del disco anterior con sus armonías picantes fuera de escala. “Overweight Poesy” pasa un poco desapercibida a la primera, pero con las escuchas va enganchando, al contrario que “Paranoid Bulldozer Italiano” (llamándose así no me extraña), que alterna agresivas partes de metal con opera y música clásica. Encaja muy bien con “Baroco Satani”, que sigue en la misma línea como bien indica su título.

Venga, que ya llegamos al final… si después de doce canciones tan cargadas consigues seguir atento, podrás disfrutar de los detalles de “Polyphonic Rust” y la final “Kung-Fu Chèvre”. Esta última es un caramelo para los fans de Igorrr, con sus partes de acordeón, diferentes voces, música judía y un solo de bajo al final para rematar. Ah, también se oye una cabra, ¡a ver si la pillas!

Pues nada, aquí tenemos otro disco alucinante de estos locos de atar, poco más que añadir. Parecía imposible superar Savage Sinusoid pero estoy seguro que con este Spirituality and Distortion han hecho un trabajo igual de bueno si no mejor aún. Esperamos que su gira por España se pueda celebrar la siguiente temporada, ya que se han cancelado las fechas que originalmente eran durante estos días. Si finalmente pasan por aquí, no os perdáis su directo.

¡Recomendadísimo!

Avatar
Sobre Aleix Besolí 53 Artículos
Hey, has llegado al final del artículo, ¡gracias! Me metí en esto del metal a los 14 años, y de concierto en concierto he ido descubriendo las bandas nacionales e internacionales que forman parte de este mundillo. Ahora aporto mi grano de arena a Science of Noise contando lo que pasa en los eventos de la zona y algunas novedades discográficas. También toco la guitarra y el bajo en algunos grupos de la escena local. Tengo los huevos pelaos de tocar en el Ceferino.