Himnos del Rock: «Someday» de Sugar Ray

Hay bandas por las que uno siente un peculiar cariño, sea por las vivencias de tiempos pasados, nostalgia podríamos decir. Otras porque te han acompañado a lo largo de tu vida. Otras simplemente porqué en su momento te dieron algo, aunque fuera poco, y tienes ese peculiar vínculo que ha traspasado el umbral del tiempo. En este caso en particular, Sugar Ray y en especial el disco 14:59 con su veraniega portada, me transporta directamente a mi primeriza adolescencia, cuando usabas tu grabadora para crear tu magnífica colección de cassettes Verbatim o TDK.

Reconozco que más allá de este disco, nunca he entrado en la discografía de los veteranos Sugar Ray. De hecho, el disco me parece regular – aceptable, pero contiene una de esas canciones que recuerdas, escuchas y vuelves a escuchar, y así los últimos 25 años de mi vida.

Sugar Ray

Etiquetados atemporalmente como una banda “one-hit wonder”, Sugar Ray es un grupo de rock estadounidense formado en Newport Beach, California, en 1986. En un principio, tocaban música de estilo funk metal y nu metal, pero en 1997 alcanzaron la popularidad con su sencillo «Fly», de influencia más pop. El éxito de la canción llevó a la banda a cambiar radicalmente su estilo hacia un sonido pop más radiofónico en sus siguientes lanzamientos.

Su álbum más vendido, 14:59, se publicó en 1999, con los populares sencillos «Every Morning» y «Someday», seguido de un álbum homónimo en 2001 con el sencillo «When It’s Over». La banda publicaría dos álbumes más, In the Pursuit of Leisure (2003) y Music for Cougars (2009), aunque los álbumes y sus respectivos singles vendieron en general mucho menos. La banda siguió de gira hasta la década de 2010. En 2019, diez años después del último álbum de estudio, publicaron su séptimo álbum titulado Little Yachty.

14:59

14:59 es el tercer álbum de estudio de Sugar Ray. Publicado el 12 de enero de 1999, entró en el top 20 del Billboard 200, alcanzando el número 17 y fue certificado cuádruple platino por la RIAA. Como comentaba anteriormente y debido al éxito de “Fly” de su anterior disco, el álbum muestra a la banda moviéndose hacia un sonido pop rock más convencional. El título del álbum es una referencia autocrítica a los «15 minutos de fama» en los que, según los críticos, se había montado el grupo.

El sonido del álbum tiene elementos de rock alternativo y pop rock. «Aim for Me» es un tema punk rock en la línea de Green Day y «Falls Apart» y «Personal Space Invader» tienen influencia de “Synchronicity” de The Police. «Burning Dog» tiene un sonido skate punk similar al de The Offspring. Además, «Every Morning», «Someday» y «Ode to the Lonely Hearted» recuerdan en estructura e impacto al anterior éxito «Fly».

A pesar de mostrar un sonido más accesible que en álbumes anteriores, el guitarrista Rodney Sheppard señaló que la banda seguía teniendo el mismo enfoque desenfadado de la música que antes, diciendo:

«No suplicamos que nos tomen en serio. Nos sentiríamos estúpidos. Llevamos años concediendo entrevistas diciendo que no nos tomamos en serio. Sería patético que dijéramos: ‘Ahora sí’. Seguimos siendo bromistas, sólo que el contenido lírico es más serio.»

«Someday»

Pese a que “Every Morning” es la canción más representativa del disco, personalmente me quedo con “Someday”, un himno que ha traspasado la friolera cifra de un cuarto de siglo y sigue sonando fresca y conserva ese connotación himnótica.

Ubicada en sexta posición del disco, rompiendo radicalmente con la predecesora “Live & Direct” en la que Sugar Ray colaboran con KRS-ONE, “Someday” te enamora directamente con el juego simple de batería y riff facilongo de guitarra.

Tiene una duración de 4:02 y la estructura básica de toda canción de rock que se preste. Entrada, estrofa, puente, estribillo, estrofa, estribillo. Sin más. Pero el carácter desenfadado y directo, así como la simpleza y las bellas melodías, convierten “Someday” es una de las canciones preferidas de todos los oyentes de la banda. Oyentes fieles e incluso oyentes de paso, como es mi caso, en 1998-1999.

La canción, que sonó por primera vez en la radio estadounidense en junio de 1999, se publicó el 7 de septiembre de 1999 como segundo sencillo del tercer álbum de la banda. La canción alcanzó el número siete en la lista Billboard Hot 100 de Estados Unidos y en la lista Billboard Modern Rock Tracks, así como el número cuatro en la lista RPM Top Singles de Canadá y el número 25 en Nueva Zelanda.

En el vídeo musical, dirigido por Joseph Kahn, vemos a Sugar Ray interpretando la canción en una playa. El vídeo es en blanco y negro y está ralentizado. La primera mitad muestra a la banda tocando en una playa y vadeando el agua. En la segunda mitad, la banda actúa en un bar.

Letra e interpretación

«Someday / Algún díaWhen my life has passed me by / Cuando mi vida ha pasado de largoI’ll lay around and wonder why / Me acostaré y me preguntaré por quéYou were always there for me / Siempre estuviste ahí para míOne way / De una manera u otraIn the eyes of a passerby / En los ojos de un transeúnteI’ll look around for another try / Buscaré otro intentoAnd fade away. / Y me desvaneceré.

Just close your eyes and I’ll take you there / Cierra los ojos y te llevaré allíThis place is warm without a care / Este lugar es cálido sin preocupacionesWe’ll take a swim in the deep blue sea / Nos bañaremos en el mar azul profundoI go to leave and you reach for me. / Me voy y me alcanzas.

Some say / Algunos dicenBetter things will come our way / Cosas mejores se cruzarán en nuestro caminoNo matter what they try to say / No importa lo que traten de decirYou were always there for me / Siempre estuviste ahí para míSomeway / De algún modoWhen the sun begins to shine / Cuando el sol comienza a brillarI hear a song from another time / Escucho una canción de otro tiempoAnd fade away / Y me desvanezcoAnd fade away. / Y me desvanezco.

Just close your eyes and I’ll take you there / Cierra los ojos y te llevaré allíThis place is warm without a care / Este lugar es cálido sin preocupacionesWe’ll take a swim in the deep blue sea / Nos bañaremos en el mar azul profundoI go to leave and you reach for me. / Me voy y me alcanzas.

Someone said you tried to long / Alguien dijo que trataste de sentirSomeone said we got it all / Alguien dijo que lo tenemos todoSomeone said we tried to long / Alguien dijo que tratamos de largoIs there a place where I belong / ¿Hay un lugar al que pertenezca?So far, so long, so far away / Tan lejos, tan lejos, tan lejosSo far, so long, so far away, away, away. / Tan lejos, tan lejos, tan lejos, lejos, lejos.

Someday / Algún díaWhen my life has passed me by / Cuando mi vida ha pasado de largoI’ll lay around and wonder why / Me acostaré y me preguntaré por quéYou were always there for me / Siempre estuviste ahí para míOne way / De una manera u otraIn the eyes of a passerby / A los ojos de un transeúnteI’ll look around for another try / Buscaré otro intentoAnd fade away / Y me desvanezco
And fade away. / Y me desvanezco.

And fade away / Y me desvanezcoAnd fade away / Y me desvanezcoAnd fade away / Y me desvanezcoAnd fade away / Y me desvanezcoAnd fade away / Y me desvanezcoSomeday / Algún díaAnd fade away / Y me desvanezcoAnd fade away. / Y me desvanezco.»

Sin contar mucho más de lo que a simple vista podemos interpretar, “Someday” es una canción de carácter melancólico pero en la que podemos divisar cierta esperanza. La interpretación de las voces, con el tono cálido de proximidad nos acerca más a interiorizar el motivo real por el que crearon estas letras, cosa que se desconoce totalmente.

En una entrevista para la revista Melody Maker, el 16 de octubre de 1999, el cantante Mark McGrath comentó sobre la canción:

«‘Someday’ trata sobre reflexionar sobre tu vida y apreciar a la persona con la que elegiste estar y esperar haber tomado todas las decisiones correctas.»

El batería Stan Frazier, coautor de la canción comentó también:

«Es como ‘Every Morning’… Tengo novia y en la carretera me tienta ir con otras mujeres. Y ella ha permanecido fiel. Ella siempre fue tan perfecta y yo era ese jodido gilipollas culpable y es por eso por lo que creo que todos hemos crecido un poco como personas.»

Opinión final

Mucha gente me puede discutir si estamos frente a un himno, muchos otros ni siquiera conocerán esta banda. Pero sé que muchos puñados de fans de la música de finales de los 90 tuvieron esta canción y este disco como uno de los discos de cabecera. Es como ese guilty pleasure que todos ocultamos pero que la mayoría tenemos en nuestros negros corazones. Sin duda, “Someday” pasará a la perpetuidad, pese a quien le pese, como una de esas canciones que tantos adoramos y que nadie tiene como favorita, pero siempre que uno la escucha le evoca a esa juventud perdida.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 927 Artículos
Rock en todas sus extensiones