Crónica y fotos del concierto de High Reeper + Crypt Trip - Sala Rocksound (Barcelona), 30 de octubre de 2019

High Reeper y Crypt Trip hacen temblar la Sala Rocksound ante las adversidades

Datos del Concierto

Bandas:
High Reeper + Crypt Trip
 
Fecha: 30 de octubre de 2019
Lugar: Sala Rocksound (Barcelona)
Promotora: Red Sun
Asistencia aproximada: 100 personas

Fotos

Fotos por Irene Vernedas

El público hard rock y stoner de Barcelona tuvo una cita difícil de ignorar en la Rocksound el 30 de octubre: se trata de la gira europea conjunta de las bandas americanas High Reeper y Crypt Trip. Después de pasar por Italia, Francia y Dinamarca entre otros, este tour -sin prácticamente días de descanso para los artistas- llegaba a nuestras tierras.

Ambos grupos nos presentaron sus nuevos lanzamientos. Por una parte, los hard rockeros Crypt Trip venían con Haze County bajo el brazo, un disco muy interesante lleno de buenos riffs y fraseos y con algo de experimentación. Por desgracia, en directo no llevaron a ningún músico que tocara el pedal steel, instrumento que incorporan en el disco y que le da un toque muy sureño, pero las canciones siguen sonando estupendas en formato power trio.

Por otra parte, los stoners High Reeper presentaban su segundo álbum, llamado adecuadamente Higher Reeper, pues es una evolución de su disco debut homónimo. En el mismo han logrado un sonido más grueso y saturado, con mucho grave, que consiguen recrear en directo con buena precisión.

Crypt Trip

Los primeros en actuar fueron Crypt Trip, con un Cameron Martin casi hiperactivo a la batería, que nada más subirse se desmelenaba y le daba a los parches con entusiasmo. A las cuatro cuerdas, Sam Bryant tocaba más sobrio unas lineas que encajaban la base rítmica y a la vez armonizaban con los fraseos y acordes que Ryan Lee ejecutaba limpiamente con su Gibson SG (y en ocasiones su otra fender telecaster). Todo parecía ir sobre ruedas cuando durante los últimos momentos de “Hard Times”, el primer tema del concierto, ¡el parche del bombo reventó! No tardaron en girar el bombo para usar el parche posterior y calzarlo con un cabezal Orange de repuesto para evitar que se moviera y así poder seguir con la actuación. Así siguieron interpretando una tras otra las canciones de Haze County como la inspiradora “To Be Whole” y algún corte de su anterior disco Rootstock, en concreto recuerdo “Heartslave”, con su uso característico del pedal de wah-wah. El sonido no fue el mejor que le recuerdo a la sala Rocksound, ya que el volumen estaba más alto de lo normal y frecuentemente se oían acoples durante las partes más intensas. Aún así, tampoco era terrible y se podían escuchar bien todos los instrumentos y las voces de Ryan y Cameron, este último cantando en ocasiones mientras tocaba redobles bastante rápidos y complejos. Para el último tema del set, “Gotta Get Away”, los acoples habían cesado y pudimos disfrutar al 100% de su pegadizo fraseo de guitarra y del solazo de batería extendido justo antes del final.

Setlist Crypt Trip:

Hard Times
To Be Whole
Death After Life
Wordshot
16 Ounce Blues
Heartslave
Gotta Get Away

High Reaper

Después de un cambio rápido (parche del bombo incluido) se subían al escenario los cinco integrantes de High Reeper. El escenario se les quedaba un poco pequeño y el bajista Shane Trimble se tuvo que situar ligeramente detrás del guitarra Andrew Price. Empezaban con los primeros segundos de “Apocalypse Hymn” que les sirvieron de intro y cortaron a “Obsidian Peaks”, una pieza impactante con riffs al estilo clásico de Black Sabbath o Pentagram. El sonido parecía haber mejorado incluso habiendo añadido una guitarra respecto al concierto anterior, aunque la gran mayoría del tiempo los dos guitarristas tocaban las mismas líneas para darle más grosor al sonido. La voz aguda de Zach Thomas destacaba en temas como “Eternal Leviathan” o “Die Slow”, aunque en ocasiones luchaba para llegar con comodidad a las partes más agudas y se le rompió la voz en más de una ocasión. Tantos días seguidos de concierto tienen su coste. Aún así, lo supo sobrellevar con profesionalidad y la actuación no sufrió por ello. Siguieron con “Bring the Dead”, single de Higher Reeper, que el público acogió calurosamente y “Reeper Deadly Reeper” de su primer trabajo, para luego acabar con los dos últimos cortes del mencionado nuevo disco: “Plague Hag” y “Barbarian”. Esta última bien podría ser un himno del stoner doom, con sus riffs lentos y machacones, el bajo haciendo escalas por detrás y un gran solo de guitarra en la parte rápida, para acabar con un potente breakdown que ponía punto y final a la actuación.

Mientras los de Philadelphia iban bajando del escenario y la gente les felicitaba aún se oían algunas peticiones de bises que no fueron satisfechas, pero parece que la gente quedó contenta con las actuaciones de estas dos bandas, que si siguen a este nivel, seguro que no tardarán en volver.

Setlist High Reeper:

Apocalypse Hymn
Obsidian Peaks
Eternal Leviathan
Chrome Hammer
Die Slow
Bring the Dead
Reeper Deadly Reeper
Plague Hag
Barbarian