Guilt Trip – Severance

Nuestra Nota


8.25 / 10

Ficha técnica

Publicado el 22 de septiembre de 2023
Discográfica: MLVLTD Music
 
Componentes:
Jay Valentine – Voz
Jak Maden – Guitarra
Nick Clark – Guitarra
Bradley Hall – Bajo
Tom Aimson – Batería

Temas

1. Fallen at My Feet (1:16)
2. Surrounded by Pain (3:30)
3. Eyes Wide Shut (2:57)
4. Sweet Dreams (feat. Florent Salfati) (2:53)
5. Reaching Paradise (1:49)
6. Tearing Your Life Away (3:16)
7. Broken Wings (3:19)
8. The Gates (feat. Alex Taylor & James Tippett) (2:38)
9. Sanctified (feat. Mike Duce) (2:42)
10. Hell Will Replace the Rain (2:23)
11. Severance (2:52)
12. Dusk (3:13)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Guilt Trip – Severance
Todos los discos de Guilt Trip en Amazon


Severance (2023), el tercer larga duración de los tipos más duros de Manchester, Guilt Trip, llegaba a finales del pasado mes de septiembre para alegrarnos el inicio del otoño… y, de paso, lo que nos queda de año. Han tenido que pasar cuatro años para poder disfrutar de la continuación de River of Lies (2019), y ha sido gracias al sello de sus colegas de Malevolence, MLVLTD Music.

Sí, ya sé que las comparaciones son odiosas. Malevolence ha demostrado ser una fuerza en ascenso en la escena del hardcore actual gracias a su poderosa música, su capacidad para evolucionar y su compromiso con su audiencia. Su música es una amalgama de fuerza y agresión, lo que la hace una experiencia auditiva impactante. Su enfoque en el hardcore es contundente, con elementos del metal y del punk que se entrelazan para crear un sonido muy característico. Esto les permite llegar a un público diverso, desde los amantes del hardcore más tradicional hasta aquellos que disfrutan de sonidos más pesados y contemporáneos. Y algo parecido les pasa a Guilt Trip, quienes están de vuelta para aportar su granito de arena a ese mundillo del hardcore que tanto amamos, disipando cualquier género de dudas sobre su talento. Severance es un (muy) buen ejemplo de ello. Y lo hacen rodeados de colegas, pues las colaboraciones que encontramos son varias, desde Mike Duce de Lower Than Atlantis, hasta Florent Salfati de los galos LANDMVRKS, pasando por el propio Alex Taylor de Malevolence y James Tippett de Rough Justice.

Guilt Trip es una banda que no pierde tiempo en llegar al corazón de la cuestión. Desde el primer acorde, te envuelven con sus chillidos y ritmos explosivos, haciendo que cualquier amante incondicional del hardcore más clásico se sienta como en casa. La experiencia comienza con un rugido de tambores de guerra y un riff lo-fi que te sumergen en una montaña rusa de emociones. En cuestión de segundos, te encuentras diciendo «Come on!» ante la intensidad que te rodea. No puedes evitar sonreír. Esta música te hace desear aún más verlos en directo —recordemos que en breve estarán aquí junto a Melevolence, Sylosis y Justice for the Damned— y te lleva a un lugar donde puedes sentirte completamente absorbido por la energía del momento.

Con «Eyes Wide Shut», la tercera pista del álbum, Guilt Trip no se toma un respiro. La música es audaz, directa y está destinada a causar revuelo allá donde suene… como, por ejemplo, en La [2] de Apolo de el próximo 23 de noviembre. «Sweet Dreams», la que le sigue, es toda una oda al ruido, con sus crujientes riffs de guitarra y sus momentos de pura delicia y exquisitez musical. La banda no se detiene aquí y se sumerge en unos pasajes aptos para la formación de circle pits, manteniendo una dinámica que va de la furia al sosiego con facilidad. Sorprendentemente, Guilt Trip se aventura en un canto limpio entre los rápidos riffs, una sorpresa que añade una nueva capa a su sonido. La inclusión de Florent Salfati en una canción de Guilt Trip es inesperada pero gratamente bienvenida. Su paso es breve pero dulce, dejando al oyente con ganas de más.

La quinta e instrumental pista, «Reaching Paradise», es la más corta del álbum. Aunque es más suave, sigue manteniendo la esencia distintiva de Guilt Trip. Se siente como si la banda estuviera dispuesta a explorar nuevas direcciones, pero al mismo tiempo, retiene cierta cautela. Aunque estas ideas podrían haberse llevado a terrenos más salvajes, esta canción sirve como un puente perfecto hacia la siguiente, que resulta ser toda una explosión de energía encapsulada en poco más de tres minutos. «Tearing Your Life Away», que así es como se llama, posee una melodía que seguramente romperá varios cuellos en directo.

«Broken Wings» muestra su faceta más interesante, en cuanto a guitarras se refiere. Con ese sonido inconfundible pero con un toque de tecnicismo adicional, la canción brilla por su originalidad.

La octava pista, «The Gates», en la que colaboran Alex Taylor de Malevolence y James Tippett de Rough Justice, es sencillamente excepcional. Es un torbellino de armónicos pinchados, paradas bruscas y secciones de palm mute que te mantienen en vilo y que no decepciona. La siguiente canción, «Sanctified», sigue manteniendo la intensidad, pero con secciones de canto limpio que rompen la monotonía y aportan una más que bienvenida frescura al álbum.

Encaramos la recta final con toda una muestra de la disposición de Guilt Trip a dejar que sus ideas se vayan de madre. «Hell Will Replace the Rain» supone un giro interesante que demuestra que la banda está dispuesta a explorar nuevos horizontes sin renunciar a su sonido clásico.

«Severance», la penúltima pista, no acepta un «no» por respuesta. Eleva la intensidad al máximo y te lanza contra la mesa, pared, columna más cercana, dejándote sin aliento. Además, destaca especialmente el encantador tono de bajo del Bradley Hall.

Finalmente, la última pista del álbum es una suerte de balada acústica que sorprende por su belleza y emotividad. Mientras muchas bandas optan por finalizar sus álbumes con una nota metálica más lenta y melancólica, Guilt Trip elige un enfoque diferente. Aunque esta elección puede ser inesperada, muestra la versatilidad de la banda, que es capaz de explorar distintos estilos sin comprometer su identidad.

Guilt Trip nos regala un álbum lleno de sorpresas y energía altamente contagiosa. Su disposición para experimentar y su habilidad para mantener su sonido distintivo a lo largo de este viaje musical son testigos de su evolución como banda. En definitiva, Severance es un testimonio de su pasión y creatividad en constante evolución. Gran trabajo.

Fotografía: Alex Wilkinson
Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 558 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.