Crónica y fotos del concierto de O'Funk'Illo + Deceleratrix - Sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat), 16 de febrero de 2018

O’Funk’Illo: groove, arte y poderío a raudales

Datos del Concierto

Bandas:
O'Funk'Illo + Deceleratrix
 
Fecha: 16 de febrero de 2018
Lugar: Sala Salamandra (L'Hospitalet de Llobregat)
Promotora:
Asistencia aproximada: 710 personas

Fotos

Fotos por Manuel Rubiales

Nuestra Previa

Entrevista a Andreas Lutz, vocalista de O’Funk’Illo: ‘Me encanta esta profesión, aunque a veces sea muy dura, otras veces gloriosa. Pero eso: veinte años ya’

Los sevillanos O’Funk’Illo llevan llenando de flow nuestros oídos desde finales de los años 90. Con su «funky andalú embrutessío», matizado con toques de metal, flamenco y reggae, su música se ha convertido en una de las propuestas más innovadoras

Deceleratrix – A Tot Drap

Soy un metalhead… lo que antes comúnmente se conocía como un «puto jebi». Lo mismo me calzo una camiseta de Misery Index, The Dillinger Escape Plan o de Aborted, que me pongo un tank top de Red Hot Chili Peppers

Llegué con el tiempo suficiente a l’Hospitalet de Llobregat como para poder pararme a mirar muebles y cenar con tranquilidad. Posteriormente me enteré de que esos muebles en concreto, esos que venden a precios tan económicos, son una puta mierda… pero el bocata de pollo frito que me agencié, cual nigga, estaba bastante potable. Sí, ya sé que esto no le importa a nadie, pero es que nos mudamos, e ir a un bolo con el estómago vacío es de losers.

Me acerco, como quien no quiere la cosa, a la Salamandra y ya había bastante ambientillo (tanto de público como de sustancias) en sus aledaños. Al poco tiempo me topo con el gran Manuel Rubiales, cuyas instantáneas adornan esta bella crónica, y el señor de la entrada nos dice que los periodistas (al parecer, lo soy) tenemos que hacer cola en taquilla. Pues pallá que vamos. Porque, seremos profesionales, sí… pero humildes, y si hay que hacer cola como la hacen los seres más mundanos del lugar, pues se hace, y punto. Ahora bien, hacer cola para nada, es tontería. Total, que nos mandan de nuevo para la cola inicial y entramos like bosses en una sala que creo que no pisaba desde que los colosales Hora Zulu tocaron allí hace ya unos cuantos años. La verdad es que no me quejo de que nos marearan de un lado para otro pues, gracias a esa falta de coordinación, llegamos right on time para ver als meus estimats Deceleratrix… los O’Funk’Illo del Barcelonès.

Deceleratrix

Estos tíos saben muy bien lo que se traen entre manos, y saben cómo explotarlo a base de buen hacer y tablas. Es una puta lástima que, como suele pasar tan a menudo, la peña sude tantísimo de los teloneros. Joder, que allí caben más de 700 personas. Total, que ante una sala medio vacía (creo no contar más de 100 personas), la banda nos regaló, así de entrada, «La Vella Donna», cuya intro que reza «Preparats… llestos… jaaaaa!» le va como anillo al dedo para abrir todos sus saraus. Ohh, sorpresa… ¡cantan en català! Sí, lo oí. Es lo que tiene vivir y sentir en un país bilingüe. En fin, que mientras muchos preferían tomarse una mierda de Estrella Damm en el chino de enfrente, yo me disponía a deleitar mis oídos con la, así de claro, propuesta musical más interesante y original que tenemos en la actualidad aquí, a casa nostra.

Acto seguido, y casi sin descanso, nos atacaron con su adictiva «Ferralla Disco-Funk», cuyo solo principal vino de la mano de Gerard Rigau, vocalista, no solo de Deceleratrix, sino también de los grandísimos Blaze Out. Recordemos que estos tipos son unos jebis de pro disfrazados de funkarras. Antes de proseguir con su setlist, marcado, obviamente, por su, hasta el momento, única propuesta musical, A Tot Drap (2017), la banda se encargó de dar las gracias pertinentes y dejar claro que, para ellos, era un honor estar allí abriendo para los sevillanos O’Funk’Illo.

«Immortalitat Latent» que, según el propio Rigau, suena descaradamente a Red Hot Chili Peppers (de qué me suena a mí eso…), dio paso a la primera versión de la velada… y al primero de los tres temas de Rage Against The Machine que sonaron esa noche. La elegida fue, nada más y nada menos, que el primer single de Evil Empire (1996), «Bulls On Parade», cuyo background original (la banda consideraba como una calumnia y una ofensa en toda regla la posición del gobierno Reagan ante la antigua y extinta Unión Soviética) podría aplicarse perfectamente a lo que está sucediendo, a día de hoy, por estas tierras. Mención especial para Aarón Pérez y su break dance.

«Velocitator», temazo del copón, sirvió para presentar a la bestia que se oculta tras las cuatro cuerdas, Rafa Cuesta. El que es su tema más O’Funk’Illo (esto también me suena de algo…) estuvo marcado, no solo por un slapping frenético, sino por el baile (segundo de la noche) que se marcaron todas las cuerdas del combo junto al vocalista, durante el fragmento homenaje a la saga (original) de Star Wars… que es mucho, infinitamente superior a la de The Lord Of The Rings, solo igualada por Zemeckis y su Back To The Future o por la de Evil Dead. Y, por si todavía había alguien que lo dudaba, al acabar volvieron a repetir que era un tremendísimo honor estar allí. Groovy!

Reconozco que, días antes del bolo, me preguntaba a mí mismo que sería un puntazo que «El Sevilla» se subiera al escenario a entonar su parte en «El Xarnegu» o que, en su defecto, el bueno del Sr. Lutz hiciera los honores… pero no, no sucedió, pues fue el propio Rigau el encargado de recitar esos versos y de zamparse, de paso, una buena ración de escopinyes, gentileza de la casa. Y ya puestos, le sacaron un pedazo de Epiphone Thunderbird que se calzó para dar inicio a «Bolet Psicodèlic» junto a Cuesta. Momento este, con ocho cuerdas sonando de fondo, que aprovecharon para dar las gracias a todo su equipo y al personal de la Salamandra incluyendo, imagino, a los que nos marearon antes de entrar.

A estas alturas de concierto me paré a pensar y me dije para mis adentros: ‘No creo que les quede mucho, porque se les están acabando los temas… pero me falta «Sr. Groovopoulus»‘. ¡Zasca! Ahí la tenéis. Según se encargaron de informarnos, fue el primer tema que compusieron y está protagonizado por un simio que tiene más groove que los propios O’Funk’Illo. Momento álgido de la noche con un Rigau dejándose la piel entre el respetable pues, ni corto ni perezoso, se bajó del escenario para mostrarnos su camisa hawaiana más de cerca. Su epic fail al intentar coger el micro, una vez de vuelta sobre el escenario, lo obviaré… ¡que aquí no ha pasado nada, oiga! Kudos para el Sr. Rubiales, que se encargó de hacérselo llegar.

Posiblemente, no exista nada más funky sobre la faz de la tierra que los Red Hot Chili Peppers versioneando a Stevie Wonder… ¡pero estaba equivocado! Deceleratrix versioneando a los Red Hot Chili Peppers versioneando a Stevie Wonder es lo más top. «Higher Ground» sonó brutal, y ese estribillo en català fue todo un puntazo. Y ya puestos, vamos para bingo, con el «Know Your Enemy» de Rage Against The Machine y con su amago de colaboración con el dios Pepe Bao. ¡Que te has colao, que todavía no te toca salir! Pero me da a mí que a los sevillanos les faltaba algo de poderío a la escena, y nos dieron gato por liebre cuando nos cambiaron al Sr. Bao por un alienígena de Triana aficionado del Real Betis Balompié… aunque cosas más raras he visto yo sobre un escenario. Pero, en nada de tiempo, me di cuenta de que no acertaron por muy poco, pues la apoteosis final llegó de la mano de «El Gurú Del Ritme», ahora sí, con Bao junto a los catalanes. Doble solo (y ración) de bajo para acabar la actuación por todo lo alto, foto con el público incluida. Molt bé, nanos! Curradíssim!

Setlist Deceleratrix:

La Vella Donna
Ferralla Disco-Funk
Immortalitat Latent
Bulls On Parade (Rage Against The Machine cover)
Velocitator
El Xarnegu
Bolet Psicodèlic
Sr. Groovopoulus
Higher Ground (Stevie Wonder cover)
Know Your Enemy (Rage Against The Machine cover)
El Gurú Del Ritme (feat. Pepe Bao)

O’Funk’Illo

Tras un telón, y con un poco de funky setentero de fondo, los sevillanos se preparaban para tomar el escenario de una sala, ahora sí, llena hasta los topes (un sold out en toda regla). Durante este breve impasse, me di cuenta de una cosa. Cuando, entre el respetable, uno se encuentra con miembros de Big Bang (Manuel Rubiales, además de ser un excepcional fotógrafo, es su vocalista), de InMune (su guitarrista Paulo Morete estaba también por allí), de los metaleros santboianos Cavum o de la mejor banda tributo del puto universo de las pelis de TarantinoCucarachas Enojadas (hola, Adrià!), solo puede significar una cosa: lo que está por llegar ha de ser, cuanto menos, sublime. No puede ser que los profesionales del sector anden errados. Por cierto, también me topé con un argentino que, días antes, estaba en la primera fila del concierto de The Faceless (próximamente en sus pantallas) dándolo todo… como si de La Bombonera se tratase.

Poco después de las 22:00, los «cuenno» de la peña hicieron acto de presencia. La banda se encargó de ponernos a todo patas pa’rriba con la adictiva «Riñones Al Jerez» y, solo con eso, con un solo tema, ya se metieron al público, entregadísimo durante todo el recital, en el bolsillo. sobre el escenario, además de la banda original (Andreas Lutz, Javi Marssiano y Pepe Bao), estaba Miguel Ángel «Anye» Bao (hermano de Pepe y batería, entre otros, de Antonio Vega, Estopa y Raimundo Amador), Ricky Padilla (teclados), la increíble voz blues de Txako Jones (coros)… y un bético vestido de verde «marssiano».

La guasa continúa de la mano de «O’Funk’Illo Groove», uno de los clásicos más clásicos de la banda, claro ejemplo del funky andalú embrutessío del que ellos son su máximo exponente. La peña embrutessía ahí chillando… ¡de diez! Y de diez también la entrega de los sevillanos… incluso del alienígena, que abandonó las tablas para dar paso a «A’ Jierro» y a los equilibrios, cuasi circenses, de Marssiano y su Les Paul. Momento de presentar a Ricky y a la novedad de la velada, «Anye», tras los tambores; brutal el groove el del hermano de Pepe.

«Dinero En Los Bolsillos», uno de los temas más conocidos de su En El Planeta Aseituna (2003), sonó de fábula y dejó claro que Andreas, aparte de ser un frontman cojonudo (muy pronto podréis leer la entrevista que le hicimos hace unas semanas), tiene vozarrón para rato. Y sin movernos del 2003, «Esso «Cuenno»», de nuevo con el alien en escena y con Bao utilizando unas de las baquetas de su hermano a modo de púa para sacarle notas imposibles a sus cuatro cuerdas; todo un clásico en el repertorio / show de la banda. Y casi sin descanso, «El Mármol», uno de los temas más clásicos y funkarras de O’Funk’Illo. Todo muy fino.

«Mary Jane», aún siendo un tema que no definiría especialmente lo que es el estilo de la banda, es también, precisamente puede que por eso, uno de los temas favoritos del público. Su ritmo reggae, y el ambiente que se respiraba en el lugar, nos puso a todos a bailar como si de Kingston se tratara. Ninguno de los allí presentes podíamos despegar la vista del escenario, menos aún cuando Pepe Bao se disponía a ofrecernos un solo de bajo de los que quitan el sentío… tras regalarnos otro de sus clásicos más conocidos, «Planeta Aseituna». Ni siquiera Txako quiso perder la oportunidad de inmortalizar el momento, pues se la vio grabado el espectáculo con su teléfono móvil. Quién dice que en Andalucía… ¡brutal! Por cierto, justo antes de su mítico «¡Quince y nos vamos!»  tuvo lugar una especia de simulacro de wall of death funkático que terminó de cuajar del todo; a muchos de los presentes se les vio algo perdidos. Está claro que la Salamandra no es Wacken

El segundo solo de bajo tuvo lugar tras la interpretación de «En El Campito». De momento, su primer larga duración copaba casi por completo su setlist… y no me extraña, porque es una peasso discasso que te vagas. Está claro que no se puede ser más funky. Y como si solo de base rítmica fuera la cosa, le tocó ahora el turno al menor de los Bao de dejarnos con la boca abierta. Un tipo que tiene tantísimas tablas que colo un ensayo le bastó para sustituir a ese otro fiera que normalmente aporrea los tambores, Joaquín Miguelón, ausente por otros compromisos profesionales. «Al Rollo Del Cogollo», uno de los temas más potentes y metálicos de su álbum debut. Ándate con cuidado, coleguita, con el solaco que se marcó Marssiano al más puto estilo Tom Morello. No en vano, Rage Against The Machine, que tan presente estuvo a lo largo de toda la noche, es una de las mayores influencias de los sevillanos. Y como si de un monográfico se tratara, y sin ir más allí del 2003, sonó «Todo Pa’ La Pacha Mama», con intro de Los Chichos incluida y con una bulería final Made In Bao. Se nota que estos tipos llevan el arte en la sangre y que el arte y el poderío forman parte de sus genes.

Visto lo visto, ¿qué tema creéis que fue el siguiente en caer? Efectivamente, «A Shupala Ya»… ¿y después? Va, que falta una, una muy, pero que muy conocida. Tú, metalhead de pro que no estás acostumbrado a este groove. ¿Cuál es el único tema que conoces de estos sevillanos? ¿No…? ¿Ninguno? ¡Coño, pues «Nos Vamos Pal ‘Keli»! No me jodas.

Recuerdo que la última vez que les vi en directo, durante su gira de Xº Aniversario en la Sala D.F. de Cornellà de Llobregat, hubo una cosa que me llamó mucho la atención. Bueno, unas cuantas, pero esta en especial: la habilidad de Javi Marssiano tras las seis cuerdas. La verdad es que se me antoja, cuanto menos complicado, destacar tocando la guitarra en una banda que cuenta con el poderío de Bao en sus filas. A lo que voy. Que aprovechando la falta de pelo, el tío es capaz de pegarse un solaco de guitarra con la simple ayuda de unos golpecitos del jag sobre su testa… mientras Andreas saciaba su sed a base de gin tonic… o de tónica, no lo tengo muy claro. Otro tema que también sonó en Cornellà el pasado 27 de noviembre de 2010 fue su también típico tributo a los angelinos Rage Against The Machine, que hicieron acto de presencia por tercera vez en lo que iba de noche. «Killing In The Name» cayó tras la pertinente presentación, no solo de la banda, sino de todo el equipo técnico y humano que les acompaña en esta exitosa gira. Tras un poco de rapmetal con acento sevillano, la banda rindió homenaje a Pata Negra interpretando su clásico «Pata Palo»… para que os deis cuenta de lo ecléctico del abanico de estilos que manejan los amigos. No sé si los hermanos Amador son muy duchos en esto del skateboard, pero si de una cosa sí puedo estar seguro: evolucionaron el mundo del flamenco, fusionándolo con el rock y el blues, creando una música muy avanzada para su época, un estilo que ellos mismos bautizaron como el arte de la blueslería, a ritmo de «barandas» y de «chi-chi-pum». «Rulando», primer single de su No Te cabe Ná (2005), hizo acto de presencia. No podía faltar uno de sus temas estrella en una ciudad, precisamente que se caracteriza por ser uno del epicentros europeos del arte del skateboarding.

Enfilamos el final del bolo con una nueva versión, esta vez con el acento galés de Tom Jones. «Kiss», clásico entre los clásicos, sonó de fábula camuflada bajo las cuerdas vocales de su corista, Txako Jones quien, enfundada en una camiseta de Motörhead, dejó claro que ese puesto siempre ha estado copado por GRANDES ARTISTAS así, en mayúsculas. El momento estelar de Jones estuvo estuvo acompañado por los coros que Andreas le devolvió desde el puesto que ella ocupó a lo largo de casi toda la noche. Es de recibo que si tu corista tiene un arte que quita el sentío devolverle el favor… ¡y punto! Con «Fiesta-Siesta» y un reprise del tema que abrió la noche, «Riñones Al Jerez», la banda puso punto final a sus espectacular directo, no sin antes regalarnos con la presencia del alien del Betis haciendo crowdsurfing en medio de una audiencia que lo pasó de miedo con tan embrutessimiento.

Hora y media larga para quitarse el sombrero. ¡Olé y mil veces olé, O’Funk’Illo!

Setlist O’Funk’Illo:

Riñones Al Jerez
O’Funk’Illo Groove
A’ Jierro
Dinero En Los Bolsillos
Esso «Cuenno»
El Mármol
Mary Jane
Planeta Aseituna
En El Campito
Al Rollo Del Cogollo
Todo Pa’ La Pacha Mama
A Shupala Ya
Nos Vamos Pal ‘Keli
Killing In The Name (Rage Against The Machine cover)
Pata Palo (Pata Negra cover)
Rulando
Kiss (Tom Jones cover)
Fiesta-Siesta
Riñones Al Jerez (reprise)


P.D.: Gerard, contesta ja l’entrevista, cony!

Rubén de Haro
Sobre Rubén de Haro 370 Artículos
Tipo peculiar y entrañable criado a medio camino entre Seattle, Sunset Boulevard y las zonas más húmedas de Louisiana. Si coges un mapa, y si cuentas con ciertos conocimientos matemáticos, verás que el resultado es una zona indeterminada entre los estados de Wyoming, South Dakota y Nebraska. Una zona que, por cierto, no he visitado jamás en la vida. No soy nada de fiar y, aunque me gusta “casi todo lo rock/metal”, prefiero las Vans antes que las J'hayber.