Entrevista a Kjetil-Vidar Haraldstad «Frost», batería de Satyricon: ‘Había planes de hacer un streaming, pero queríamos que fuera algo diferente y más particular’

Accidentada entrevista en su génesis. Cambios de día, de hora, de formato y de entrevistado… Pero lo importante era hablar con una banda histórica y referente como Satyricon que va a reeditar sus dos primeros discos, los más netamente black metal y esos que todo coleccionista va loco por encontrar… Los coleccionistas sabemos que encontrar discos de black metal de segunda mano es harto complicado, y más estos dos.

Es imposible no esbozar una sonrisa ante la portada patillera de Dark Medieval Times si bien encierra en sus surcos una evolución, ya de inicio, de lo que es el black metal. Grandes bandas como Cradle of Filth o Dimmu Borgir no cambiaron esos pasajes “medievales y folk”, sencillamente los orquestaron, pero Satyricon los llevaba de cuna. Frost y Satyr siempre dedicaron sus esfuerzos a la música en vez de perderse en los disturbios y la leyenda negra de los 90 en Noruega. Siguen siendo tan vigentes y rompedores como en su día.

Hola, Frost. Estamos aquí para hablar sobre sus primeros álbumes remasterizados Dark Medieval Times y The Shadowthrone. Es genial saber que ambos álbumes serán remasterizados y reeditados con nuevas ilustraciones, fotos y nuevas portadas. ¿Por qué ahora? Es decir, ¿fue una decisión del sello o tal vez de la banda?

Nosotros llevábamos un buen tiempo pensando en reeditar los dos viejos discos ya que ha habido muchas peticiones por parte de la gente que se preguntaba el por qué no lo habíamos hecho todavía. Llevaban muchos años sin estar disponibles o al acceso del fan. No encontrábamos ese momento de sentarnos y pensar en todo ello. La verdad es que había muchas otras cosas más importantes que hacer. Satyricon focaliza sus esfuerzos en el presente y en el futuro, mucho más que mirar hacia el pasado. Pero también teníamos clavada esa espina de hacer algo por esos primeros discos y que pudieran estar disponibles otra vez. No había ninguna razón que justificara tardar tanto. Los fans lo querían y tenían toda la razón. Sabíamos que pronto o tarde era algo que nos tocaba hacer. Lo primero era ver si podíamos hacerlos sonar mejor de cómo sonaban cuando los sacamos y también ajustar un poco a la realidad actual, el artwork y las portadas. Pensamos ahora que podíamos haber hecho las cosas un poco mejor en su día ya que un poco todo eso arruinaba el feeling general del disco (NDT: posiblemente se refiera con lo de arruinar a la primera portada de “Dark Medieval Times” –tremenda-), pero manteniendo también ese espíritu original. Eso hemos conseguido ahora. Sentimos que ya era ahora el momento adecuado ya que actualmente no hay posibilidad de tocar, tampoco estamos trabajando en un nuevo álbum y era una tarea pendiente. Seguro que era algo que ya deberíamos haber hecho, pero ahora se han dado las circunstancias adecuadas para ello.

Así que ambas portadas van a ser diferentes…

Sí, las dos portadas van a ser diferentes de las que vieron la luz en su día. Satyr ha optado en Dark Medieval Times por un cuadro de Theodor Kittelsen. Un poco la pintura conectaba con lo que queríamos en nuestros inicios y sentíamos que debíamos aportar algo diferente a la portada por la que optamos en su día. Piensa que cuando utilizamos la portada original era algo que era propio, era de Satyricon. Eso suponía algo especial para el disco creado por Jannicke Wiese-Hansen al que le dimos unas cuantas directrices por nuestra parte a la hora de hacerlo, aunque no deja de ser su visión de todo. Siempre pensamos que era un gran dibujo, pero tampoco llegaba a la calidad que queríamos para Dark Medieval Times. No quedó lo suficientemente oscuro y misterioso como teníamos en mente… a pesar de que me sigue pareciendo un dibujo excelente. Estaba hecho adrede para nosotros y era nuestro primer disco… y eso siempre es un sueño cumplido. Piensa que éramos jóvenes y teníamos nuestra propia portada, creada para nosotros, y eso siempre es algo especial. Claro, no has llegado ni a los 20 años, y te sientes muy orgulloso de ello… Es por eso que no buscamos otras alternativas en su día. Fuimos con ese dibujo a muerte. Sé que Satyr y yo mismo siempre hemos dicho que un ese dibujo representaba el espíritu de esos días y de ese momento vital. Y esta vez, ya remasterizando el disco, teníamos a Halvor Bodin con algunos bocetos para la portada. Hemos modificado un poco ese dibujo original basándonos en algunos dibujos que yo mismo hice hace ya hace mucho tiempo y que terminamos usando para retratos de Satyr y míos. Obviamente están esas ideas primigenias en la portada del disco. Ha quedado genial y de verdad que tiene todo el sentido una vez lo tienes en las manos.

Por lo que respecta a The Shadowthrone la situación es muy similar. También había una idea al respecto un poco basada en el globo terráqueo y con esos colores. Debería haber quedado algo más solemne y reposado, pero a la vez conectado con la oscuridad y con lo místico de la naturaleza… Teníamos esa foto con ese efecto espectral que tanto nos gustaba… Eso decidimos para la portada original, y nos pareció bien. Piensa que la foto era nuestra y eso nos cautivó… Pero a medida que el tiempo fue pasando también sentíamos que la idea primigenia que queríamos ofrecer en esa portada no lo conseguía. Satyr anduvo buscando algo que pudiera expresar mejor lo que queríamos hacer en su día y encontramos esa maravillosa pintura del artista noruego Harald Sohlberg. Así que pensamos que habíamos encontrado la perfecta portada para la reedición del disco. Esa era la más perfecta expresión de nuestra idea original. Me la enseñaron en el móvil y me pareció perfecta. Una elección ideal para lo que queríamos como idea primigenia. Era justo lo que queríamos en su día pero que no llegamos a conseguir.

¿Es cierto que el guitarrista Lemarchand grabó algunas partes de guitarra en su primer álbum antes de irse, pero no estaba acreditado en el folleto?

Él hizo una parte muy pequeña, algo bastante anecdótico. Apenas llegó a componer nada para el disco. Estaba con nosotros inicialmente, pero estaba más fuera que dentro y no llegó a aportar nada relevante.

En Rebel Extravaganza hubo algunos cambios en vuestra música y estética. Allí hay algunas influencias industriales incluso. Fue reeditado en su 20 aniversario hará dos años. ¿Por qué decidiste buscar en ese enfoque industrial?

La verdad es que considero que la influencia industrial no es tan evidente y acentuada como se suele decir. Sí que usamos algunos efectos de sonido que sonaban muy metálicos y duros, muy poco frecuentes en un género como era el black metal. Siempre pienso en ese disco como algo audaz, sombrío y frío. Es un disco de black metal muy a pesar de que era diferente a lo que veníamos haciendo hasta ese entonces. Un disco poco convencional en líneas generales. Me sigue pareciendo un disco muy auténtico. De verdad que no le veo para nada esa etiqueta industrial que se le suele poner a Rebel Extravaganza. Hemos estado tocando el álbum entero hace poco y en su mismo orden hace ya dos años atrás, justo cuando realizamos la reedición del disco. Para nosotros sigue siendo un disco vigente de black metal oscuro y frío. Incluso lo veo más actual y fresco ahora que cuando lo sacamos décadas atrás. Así es mi forma de verlo.

Algunas personas creen que el nombre de la banda estaba influenciado por la película «Satyricon» de Federico Fellini, pero el origen del mismo está tomado de los sátiros griegos a los que les encantaba el sexo y la música… Entonces, ¿era una buena opción para el nombre o teníais otras opciones como pudo ser Eczema?

No, lo de Eczema es de los tiempos en los que la banda estaba formada por chicos de 15 y 16 años sin una orientación musical concreta como la que surgió luego ya con Satyricon unos años después. Nada que ver con lo que sonó luego en los discos del grupo. El nombre que elegimos para el grupo fue Satyricon. Por lo que me acuerdo, el nombre lo decidió nuestro ex guitarrista de entonces. Y la verdad es que nunca quiso revelar la intención o lo que había detrás del nombre. Nos dijo que el nombre le había venido de un sueño que tuvo, y de allí tuvo claro que tenía que ser el nombre del grupo. A mi me gustó el nombre, y, es más, ahora no te sabría decir si el nombre iba para el grupo o para él como nombre artístico. O que esa fuera la primera intención y que luego terminase como nombre del grupo. Luego Satyr eligió ese nombre para él, le gustó y sintió que deberíamos optar por él. Y el resto estuvimos de acuerdo. Es icónico, cobra sentido. Somos conscientes de que Fellini hizo la película basándose en el libro del mismo nombre de Petronius Arbiter. Para nosotros Satyricon es solo el nombre del grupo, y consideramos que ese nombre es el más apropiado para el grupo. No importa toda la historia que pueda haber detrás del concepto Satyricon.

A mi me gusta mucho el nombre del grupo y el logo, además de esa conexión mítica que hay con la naturaleza.

Así es como lo sentimos nosotros.

En el disco Satyricon hay una canción que a todo el mundo le encanta, más allá de si eres fan del grupo o no: “Phoenix”. No es el sonido clásico de la banda, pero me parece una excelente canción. ¿Ese tema es especial para el grupo?

Yo creo que si no hubieran estado esas voces de Sivert Høyem puede que mucha gente podría haber pensado que se trataba de una canción tradicional. Es un black metal bueno, oscuro y triste. Un poco en la tradición clásica, pero con la voz de Sivert todo pasa a ser bastante diferente de las guturales y rasgadas que solemos usar. Evidentemente él dejo su sello bien impreso en la composición. Y eso es justo lo que intentábamos. Hay una larga historia detrás de ese tema. A Satyr le encantaba cómo quedaba la voz de Sivert. Sabía que él estaba metido en música oscura, ya fuera siguiendo a Satyricon o a otros grupos. Satyr muy probablemente escribió la canción pensando en este vocalista para cantarla. Sabía que la disfrutaría mucho cantándola y al escucharla quiso participar. Sabía que podía aportar algo diferente y excitante. Se la enseñó, la vio intrigante e interesante y tuvo claro que quería participar en la canción. También quiso escribir las letras del tema, así que tiene un significado especial para él, y en general, resultó grande el tener a esa constelación de músicos tan potentes. Allí está su característica voz, y a la vez es un poco siendo diferente en lo que habíamos hecho con Satyricon hasta entonces. Lo que está claro es que Satyrycon escribió el tema y Satyricon lo toca, luego está su voz, el elemento diferente. Creo que la idea fue fabulosa y se salió de los convencionalismos a los que estamos habituados.

Me encanta lo que hizo Satyricon con la Operahuset de Noruega en 2015. Tocasteis junto a un coro, así que… ¿Fue uno de los mejores conciertos de vuestra carrera?

Sí, fácilmente podría decirte que fue una grandísima experiencia en la que pude tomar parte. En ese teatro de la ópera… Sentir esa solemnidad y todo tan ceremonioso, el contar con ese coro sobre el escenario… y sentirlo, porque al fin y al cabo era algo físico. Respirar esa atmósfera… Escuchar cómo sonaba Satyricon con ese coro y esos arreglos… Fue una pasada. Espero poder vivir alguna experiencia similar en algún otro punto de nuestra carrera. Pero tampoco es algo que nos quite el sueño, si sucede, perfecto. De todas formas, es un recuerdo para toda la vida, algo muy bonito.

Comenzaste un proyecto llamado 1349 y el nombre hace referencia al año en que la peste llegó a Noruega…

Sí, pero no fui yo quien empezó con el grupo. Yo entré en el año 2000 cuando el grupo ya llevaba unos cuantos años en activo. Fue el vocalista Raven quien empezó con el grupo. Él había estado en varias bandas antes. Él tenía claro lo que quería y dónde quería llegar en lo musical, con todas esas bandas en las que participaba. Y luego hizo esta visión particular de black metal muy trve en 1349. En un principio era muy deudor y respetuoso con el sonido clásico del black metal noruego despojándolo de todos esos elementos más “blandos”. Era todo duro y oscuro, brutal y violento. Así es como la banda empezó. No creo que todas las canciones con las que empezaron fueran todas buenas. Tocaba algunas canciones para mi y yo grabé algunas demos al principio, pero la cosa no terminaba de convencerme hasta que un tiempo más adelante, estando en un ensayo con 1349 escuché ese material nuevo. Era alucinante. Habían compuesto material nuevo y era justo lo que a mi me gustaba. Encajaba más con la visión musical que yo tenía. No tenían batería así que me ofrecí para el puesto. Así es como empecé. Me identificaba totalmente con la música de lo que hacían entonces 1349. Creía que podíamos hacer algo grande y quise contribuir a ese sonido y en la dirección que habían adoptado. Creo que ese cambio fue una decisión muy acertada.

Satyr estaba enfermo y tenía inicialmente una entrevista con él… Finalmente ha sido contigo. Espero que todo esté bien. ¿Puedes confirmarnos si está bien?

Sí, está todo bien, te lo puedo confirmar.

Muchas bandas están tocando conciertos en streaming ¿Estáis planeando algo como un concierto de estos? Sería muy interesante tener un espectáculo especial con invitados tocando los dos primeros álbumes, pero no me encaja lo de Satyricon en streaming

Hay muchas cosas que podríamos hacer y de verdad que hemos hablado mucho sobre este tema, incluyendo el streaming. Pero queríamos que fuera algo diferente y más particular. Era algo que iba mas allá de fingir que tocas un concierto en una sala vacía. Queríamos hacer algo que visualmente fuera intrigante. Si hubiéramos tenido la posibilidad de tener ciertos accesorios y una determinada producción pudiésemos haberlo llevado a cabo. Algo diferente a todo lo que hemos hecho hasta la fecha… pero no pudo ser posible a la práctica. Así que no veíamos hacer eso de hacer lo mismo que otros por el hecho de no poder hacer giras ni conciertos. Tenía que ser algo más. Eso de hacer un concierto que “no es un concierto”, es como fingir. No le veo sentido alguno. Ya hay otras muchas bandas que lo hacen. Seguro que al principio eso debía ser algo muy excitante, pero ahora ya es algo muy visto. La gente está un poco harta y quiere cosas nuevas, algo mejor. Y sí, fue algo que pudo suceder, pero no era lo correcto para Satyricon. Veremos que sucede en un futuro y si podemos ofrecer algo interesante. Ten por seguro que será algo diferente a lo que se acostumbra a hacer. Será algo especial.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 602 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.