Entrevista a Trevor Peres, guitarrista de Obituary: ‘La experiencia de los altavoces volándote la cabeza, de eso va el heavy metal

Fotografía: Tim Hubbard

Hay bandas que identifican un género. Iron Maiden o Judas Priest con el heavy metal, o Slayer con el thrash metal, por citar ejemplos en los que todo el mundo estaría de acuerdo. En el caso del death metal uno de esos nombres bien podría ser Obituary.

Los de Florida acreditan una sólida carrera con un sonido más que reconocible y personal que, precisamente, no se ajusta estrictamente a los cánones del género, sobre todo en cuanto a velocidad. Tienen nuevo trabajo para este 2023 llamado Dying of Everything y, ante la posibilidad de charlar con uno de los principales artífices de su sonido, el guitarrista Trevor Peres, no hacía falta pensárselo dos veces aunque la cosa costó… hasta tres veces se reubicó la entrevista y con algún plantón que nos brindó el amigo. Finalmente a la tercera fue la vencida y en plena ola de frío en los Estados Unidos aparecía el bueno de Trevor en la pantalla desde Florida con un ventilador de techo a pleno funcionamiento. La cosa prometía…

¡Hola, Trevor, me alegra que finalmente podamos hablar!

Sí, perdona pero creo que tenía el móvil en silencio, siempre me pongo alarmas para estas cosas y fue mi chica quien me dijo que tenía una entrevista. Además, tengo un portátil nuevo y es la primera vez que lo uso con Zoom.

Hemos aprendido todos mucho en los últimos años de todo esto…

De hecho, hasta la llegada de la pandemia nunca había usado Zoom, Skype o todo esto. Antes todo era por WhatsApp o las llamadas. Ha sido con este álbum que he empezado a utilizarlo así que, ¿todo bien? ¿Me escuchas bien?

Sí, sí, todo perfecto. Bueno, han pasado cinco años desde la salida de vuestro anterior trabajo homónimo en 2017 y una pandemia de por medio. ¿Cómo ha afectado todo lo ocurrido en vuestra manera de trabajar, componer y todo el proceso que requiere un disco? Intuyo que han tenido que cambiar cosas.

Realmente y para ser honestos ha sido bastante lo mismo para nosotros. Tenemos nuestro propio estudio y nuestro lugar de ensayo precisamente es el estudio. Allí damos forma a los temas y hemos estado bastante ocupados de hecho. En el estado de Florida se cerró todo durante seis u ocho semanas pero entonces se volvió a abrir. Así que para Obituary como banda no cambió mucho el proceso. Yo como guitarrista seguí sacando riffs y material ya sea en el estudio, o grabándolo en casa con el teléfono. Incluso durante la gira. Muchas veces con Donald, nuestro batería, haciendo drum beats con los riffs y grabándolo. Así le íbamos dando forma durante horas y fruto de eso tenemos toneladas de riffs grabados de una sola sesión. El otro día lo revisaba para ver si podía sacar buen material y lo regrababa, juntaba con otra idea y sacar así canciones.

Has mencionado lo de vuestro propio estudio. ¿Es algo que ya teníais en mente o ya empezado… o debido a la pandemia os lo planteasteis para poder trabajar a vuestro antojo y sin límite de tiempo?

Cuando hicimos Xecutioner’s Return (2007) y con el presupuesto del sello para la grabación que se suponía debíamos invertir en ir a un estudio y grabar, sencillamente decidimos invertirlo en montar nuestro propio estudio. Así que desde entonces lo tenemos. Para este disco lo hemos actualizado, tanto hardware como software y todo lo que hemos sacado ha venido a mi casa lo que es fantástico… jajaja. Hemos comprado un nuevo ordenador, monitores, añadido entradas para Pro Tools

No puedo ni imaginar la libertad que tener ese estudio os da para grabar cuando os plazca, ensayar y pasar las horas que sean necesarias.

Eso es lo mejor de todo y lo que acaba pasando. Como decía yo muchas veces lo he hecho con el teléfono pero el hecho de poder recuperar diferentes tomas, hacerlo por diferentes sesiones, guardarlo todo… en fin. El estudio está en la propiedad de John y ya no debe ponerse a hacer todas sus partes en un día porque es lo que tenemos asignado en el estudio de turno y por presupuesto. Va haciendo por partes, a su ritmo, sin presiones y pudiendo tener las mejores tomas. Eso es maravilloso.

No puedo evitar preguntarte… Veo que tienes un ventilador de techo en marcha y acabo de ver en las noticias que una ola de frío como nunca se había visto, con temperaturas de -30 ºC, está afectando a los Estados Unidos. ¿No ha llegado a Florida?

No, no ha llegado tan al sur. Tal como estamos hablando ahora se acerca. Parece que mañana estaremos próximos a cero. Florida es una península y yo estoy más o menos en el centro. En la parte del sur que da al mar el agua lo regula un poco pero a una hora de aquí hacia el norte va a ser gélido. Lo más frío en los últimos 27 años.

Qué loco está todo esto. El título de vuestro nuevo disco parece ya una premonición, Dying of Everything (La muerte de todo).

Jajaja… así es. Hoy aquí tenemos unos 17 ºC y mañana estará rondando 3 ºC. Un gran cambio.

Me gustaría preguntarte sobre la experiencia de los livestreams que hicisteis durante la pandemia ya que no dudasteis mucho a apuntaros al tema. Como lo ves ahora con la perspectiva?

¡Es raro! Jejeje… es como grabar un videoclip. Todo se produce en un entorno controlado de estudio. Sabes que hay gente mirando pero es lo único de lo que tienes información. Está la gente del equipo y basta. Es muy bizarro. El producto está bien y creo que el producto que se ofrecía a la gente era bueno pero era extraño especialmente para el heavy metal ya que la experiencia del volumen, el movimiento, el headbanging, los circle of deaths y todo eso no se produce y precisamente esa experiencia con los altavoces volándote la cabeza es lo que vale la pena. De todo eso va el metal. Incluso lo de grabar CD’s y demás me gusta pero de lo que se trata y más importante es de la experiencia en directo, en persona, de eso va todo esto.

Pero en este sentido diste un paso más junto con Joe Cincotta y sus Full Force Studios además de Sean Bell y Forever Dark’s para crear una iniciativa centrada en los livestreams de algunas de las mejores bandas del underground. Está todavía activo todo esto de alguna manera?

La verdad no. No hicimos mucho tampoco. Todo esto fue un gran aprendizaje para Obituary en lo que se refiere a la tecnología. Como hacer un livestream, el software, hacer la web y que todo funcione bien en ella conjuntamente con el servidor. Fue como volver a la escuela básicamente. Siempre he sido tecnológico en lo que respecta a los ordenadores, diseño gráfico y demás. Para resumir, aprendí un montón para hacer que todo esto fuera posible. Joe fue nuestro ingeniero y en multitud de ocasiones hace nuestro sonido directo, también ha mezclado nuestros últimos discos… en fin, que es nuestra persona de confianza en lo que respecta a audio e hizo la mezcla de nuestro stream mientras también se ocupaba que sonase correctamente en la emisión. A lo que iba, me llamó y me hizo la propuesta. Me pareció genial ya que nosotros lo habíamos hecho y aprendimos un montón. ¿Por qué no ofrecer y facilitar todo esto a otras bandas? Muchos seguramente no tienen la paciencia para ello, démosles básicamente un servicio y hagámoslo rentable financieramente. Ahora mismo que ha vuelto toda la actividad en directo no tiene demasiado sentido pero está ahí, como en suspenso, está por ver si puede ser viable actualmente.

Para ser honesto el tema de los livestreams los veo perfectos para festivales en donde la atmósfera y las imágenes que consigues son en muchos casos espectaculares tanto del público como de las bandas. Buenos escenarios, mucha gente disfrutando… pero que regularmente para todo tipo de bandas y en salas no veo que pueda ser algo rentable.

Tampoco lo creo. Por ejemplo, Hellfest en Francia puede ofrecer un livestream para gente de todo el mundo que puede que nunca tenga la oportunidad de estar allí. Puede ser viable de esta manera. Alguien en Sudamérica puede que no pueda permitirse volar a Europa para ver todo aquello o en Tampa. ¡Quizá no puedan volar ahí pero pueden pagar 15 dólares para verlo todo en directo! ¡Eso sí es genial!

Hablando de directos y ahora que parece que todas las bandas del mundo están girando a la vez como si fuera el fin del mundo. En este sentido siempre hay cosas para explicar sucedidas en las giras y en vuestro caso en este 2022 ha sido el Covid

Bueno… he tenido suerte personalmente ya que todo el mundo lo había cogido en la banda excepto yo, incluso John en dos ocasiones. Así que he estado expuesto totalmente sin saberlo con gente que lo tenía en la misma habitación y hasta en seis ocasiones nunca di positivo.

Lo que demuestra una vez má que es como una lotería…

No sé, quizá diferentes tipos de sangre. En esta gira que hace poco hemos finalizado por América nuestra persona en el merchandise, Rob, durante los primeros cuatro días tenía un fuerte resfriado. Pues durante toda la gira todo el mundo se ha puesto enfermo paulatinamente menos yo… teniendo en cuenta que convives con diez personas en un bus todos juntos. John ha tenido suerte y no lo ha pillado hasta ahora porque ponerte de esa manera cuando tienes que cantar es jodido. Hemos sido los dos que hemos aguantado todos los conciertos y la verdad ya no tenemos ni idea si ha sido Covid o qué. Nadie ha tenido fiebre, vete a saber.

Acabas de describir como me siento hoy… voy a tener que ir a por un test.

Yeah!! Jajaja… en algunos estados aquí están hablando de volver a las mascarillas. ¡Nunca han funcionado! Todavía está aquí, la gente se pone enferma con o sin máscara. ¿Cuál es la diferencia? ¿Por qué poner una máscara? ¡No puedo respirar! Es una mierda. Va a estar aquí el resto de nuestras vidas, como los resfriados y la gripe.

Vamos con el disco, si te parece. Escuchándolo en los últimos días la impresión que me ha dado es que es totalmente reconocible. ¡Sabes que es Obituary quién toca desde el primer segundo! Todos los elementos están ahí, ese muro de sonido, la voz, los riffs y esa particular agresión que siempre habéis ofrecido. Me recuerda mucho a los primeros discos del grupo. ¿Cómo lo ves?

Creo que sí. Estoy convencido que es uno de los mejores que hemos hecho. Diría que es bastante old school por decirlo así. Es fresco pero a la vez es Obituary clásico. Cada tema tiene un punto que hace que se te quede en la mente, como un enganche.

Y la verdad me encanta el título Dying of Everything (La muerte de todo), es como manifestar y poner encima de la mesa que es lo que está pasando, como una reflexión del mundo actual.

¿Tú crees? Hell yeah! De hecho, el mundo entero está chiflado.

Solo hace falta ver las noticias, nos estamos volviendo locos. Hablando de los temas, la violencia sonora y velocidad del tema que abre «Barely Alive» muy rápido quizá para el estándar del grupo, uno de mis favoritas por cierto, lo mismo para «By the Dawn». «The Wrong Time» podría ser la banda sonora de una película apocalíptica. «Without a Conscience», muy dinámica; «Dying of Everything» muestra lo que siempre me ha gustado del grupo con esas guitarras tan presentes como en «My Will to Live»… Podría estar nombrando cada tema ya que tiene su particularidad.

Fantástico. Creo que no hay caras B en este disco… jajaja. Cada tema tiene su personalidad.

Lo cierto es que al escuchar discos hoy en día acostumbra a ser difícil que todos los temas entren bien. Siempre hay alguno que cojea. Este te lo pones de principio a fin.

Maravilloso, siento lo mismo. Quizá no sea muy justo que lo diga yo ya que tengo parte en ello y he creado ese material pero en muchas ocasiones he escuchado discos antiguos y siempre hay un punto, un tema o algo en donde piensas que podría estar mejor o que te has equivocado. Para este no lo siento así ya que me lo pongo y sin enterarme me lo he escuchado entero.

Creo una de las sorpresas para los fans puede ser «Torn Apart». Creo que Ken la ha escrito y resulta muy refrescante con esa esencia thrash. ¿También ha escrito otra, verdad?

Sí, el tema-título.

Al final uno se vuelve loco con la cantidad de versiones que sacan las discográficas cada una en muchas ocasiones con temas diferentes. Para los que aún compramos discos es una pesadilla…

¡Oh, sí! ¡Totalmente! Jajajaja… Es una locura, cuesta tener claras las diferencias. Es una de las cosas que hemos querido hacer en este disco. Son 10 canciones en todas las versiones aunque el tema de los colores en los vinilos…

¡Oh, eso sí es una locura!

La verdad que no me importa mucho el tema. Dame el vinilo negro de siempre y listos, ya tengo mi copia.

Otra sorpresa puede ser «Be Warned», un tema muy doomy y un contraste total con la resta de temas. ¿Es el último tema del disco a propósito por ese contraste?

Yeah, bueno cuando haces un álbum y piensas en el orden de las canciones evidentemente lo haces a propósito así que supongo que si. Es una manera de volver a la tierra… jajaja.

Tuve que mirar si ya había finalizado el disco o si mi playlist había saltado a otra cosa la verdad. Me sorprendió.

¿En serio? ¿De qué manera te sorprendió?

Diría que por esa cadencia tan lenta y que no esperaba algo así de vosotros, sencillamente.

Es divertido oír eso. Supongo que cuando vas con diferentes ideas en la cabeza y como nunca fuerzo nada en los riffs, me sale, lo grabo y listos. En el pasado lo intenté, intentar componer algo queriendo que sea de determinada manera o un estilo concreto pero no acababa de convencerme. Todo este disco y cada ritmo ha salido sin forzar nada, ha salido así e incluso por accidente. Incluso en algunas ocasiones después de escuchar lo grabado pensaba: «¡Wooow, mira esto!» Por eso hay diferentes ritmos, ideas que nunca habíamos usado que hace que parezcamos Alice in Chains o doom… jajaja, y como también nos gusta eso pues lo hemos usado.

Pues precisamente mis dos favoritas del disco son la primera y la última, precisamente las que se salen más del guion esperable.

¡Oh. vaya! ¡Jajajaja, genial!

Precisamente por el contrate, la primera la más veloz y la última totalmente al contrario.

Oh sí, son totalmente diferentes.

¿Sigues tocando con Fender Stratocaster?

Oh sí, para siempre y hasta que me muera.

¿Sigues con el modelo stock básico sin ninguna modificación?

Todo lo que utilizo es modelo stock. Llevo pastillas humbucker aunque en los últimos años también he utilizado las shawbucker pero sí, todo es material stock.

Es sorprendente el sonido que sacas de esas guitarras. Todos los guitarristas buscando mil maneras para sonar de tal o cuál manera con modificaciones, modelos personalizados, pastillas, pedales y tú, con un modelo básico, consigues ese muro de sonido.

Lo mantengo simple.

Hablando de giras. Recientemente habéis estado girando con Amon Amarth y Carcass. ¿Qué nos puedes explicar? ¿Cómo ha ido la gira? He visto fotos de recintos enormes.

Ha sido sorprendente. Probablemente ha sido la mayor gira que hayamos hecho en América. De hecho hemos tocado en Arenas que nunca lo hacemos por aquí. Ha sido genial y hemos podido tocar ante grandes audiencias ya que Amon Amarth son bastante grandes aquí en los últimos años. La pena ha sido que solo hemos podido tocar unos 35 minutos y justo cuando le empezabas a coger el gusto… ¡se acabó! Jajaja. No, pero ha sido genial. El pasado domingo fue el último show (NOTA-18 de diciembre) en Los Ángeles y creo que ha sido el mayor recinto donde hayamos tocado. Fue genial, mucha gente famosa toca allí.

¿Las bandas europeas tocan tan a menudo y son tan apreciadas como creo que son las americanas en Europa? Vosotros que habéis venido a Europa a menudo, ¿cómo lo ves? ¿Dónde es más difícil tener los contactos y organizar las giras?

No creo que sea difícil encontrar los contactos porque hay muchos agentes para las giras aquí pero posiblemente lo peor de tocar en América se refiere a la política y la burocracia. Permisos y demás que cuestan mucho dinero. Cada vez veo más complicado que para una banda Europea con todo la complicación legal que hay le sea negocio tocar aquí. En Europa es más fácil, tan solo en Inglaterra piden una especie de permiso de trabajo. Por lo demás coger un avión y tocar en Holanda o España sin demasiados problemas, lo planeamos y lo hacemos. Aquí es complicado, incluso en el Reino Unido es más fácil que en los estados Unidos, rellenas el formulario y listos. En América casi que quieren tu sangre… jajajajaja, el nombre de tu madre, tu abuelo, qué hacen… es una locura. Creo que es parte del problema.

Quizá se ha vuelto todo en general más complicado en Inglaterra desde el Brexit, al menos para los europeos es así supongo que para vosotros también.

Claro ahora ya no es Unión Europea pero nosotros hemos estado girando antes y después del Brexit y para los americanos ir allí es lo mismo. Ahora sois vosotros que tenéis los marrones para ir allí… jajaja.

Habéis tocado un montón de veces en España y estoy seguro que os ha pasado algo… inesperado, loco, peculiar, diferente… ¿Nos puedes contar alguna historia?

Pues la verdad que tengo la impresión que todo ha ido razonablemente bien cuando hemos ido a España. Siempre hay alguna barrera con el idioma pero es normal. Al final siempre hay alguien que puede traducir. Hay una cosa sobre España, la gente está loca de atar en los conciertos, al contrario que en el resto de Europa. Diría que en los países de habla hispana pasa lo mismo. Sudamérica también tiene audiencias muy apasionadas. Nos gusta ese grado de excitación y lo que genera en los conciertos, es genial.

Vais a volver en breve con tres fechas en febrero con Trivium, Heaven Shall Burn y Malevolence…

No puedo esperar, me encanta España. La comida, la gente, el tiempo, seguro que será genial. La gente es muy cálida y acogedora. Será genial seguro.

Ya, para acabar, tengo una curiosidad. Hace poco pudimos charlar con el legendario bajista Marco Mendoza y nos comentaba que en los estados Unidos los lugares con más peso en la industria musical y en donde se mueve buena parte del cotarro son Los Ángeles y Nashville. Estás de acuerdo?

No estoy muy seguro, puede ser. Los Ángeles es una gran ciudad. Como te comenté, nuestro último show ha sido allí y probablemente ha sido el mayor de toda la gira. Igual había unas 8.000 personas lo cuál no está nada mal, mejor que en Nueva York. De hecho en la grandes ciudades com Los Ángeles, Nueva York o Chicago son buenos mercados para el rock y el metal. Se trata de mucha gente concentrada en la misma área. Nashville tiene una buena escena pero no tanto para el death metal la verdad, tendríamos que buscar en otros territorios. Pero es cierto que en Nashville se mueve mucha escena musical de diferentes estilos. Es una ciudad muy musical.

Pues no será en ninguna de esas pero si nos vemos en las fechas españolas. ¡Hasta pronto!

Avatar
Sobre Albert Perera 23 Artículos
Live After Death tuvo la culpa de todo y tantos años después aquí seguimos. Si hay algo que me gusta más que escuchar música es hablar sobre ella y difundirla... y en ello estamos durante más de dos décadas.