Entrevista a Toundra

‘Nunca nos hemos sentido una banda de metal ni de rock.’

Los chicos de Toundra llevan ya unos años siendo un referente del metal instrumental tanto en España como fuera de ella. Tras presentar su aclamado último trabajo Vortex (2018) el año pasado en grandes festivales como Mad Cool, este año no ha sido menos y aún siguen girando por escenarios y festivales europeos. Hace cosa de un mes estuvieron en el Download Madrid 2019, donde tuvimos la suerte de poder sentarnos un rato con Alberto, Álex, Esteban y Macón antes del increíble bolo que se marcaron esa misma tarde, y hablar y desvariar sobre diversas cosas. Este es el resultado de la entrevista.

 

¡Buenas! En primer lugar, muchas gracias por atendernos. Como medio humilde que somos, para nosotros es todo un detalle poder entrevistaros. La Primera pregunta que quiero hacer es sobre vuestro quinto disco de estudio, Vortex. El año pasado hicisteis una gira de presentación en la que tocasteis por gran parte del territorio nacional, llegando incluso a Canarias, y quería saber en qué grandes festivales lo presentasteis, al igual que este año en el Download.

El año pasado tocamos en el FIB y en el Mad Cool.

¡Es verdad! Yo estuve en el Mad Cool pero no pude llegar a veros.

Sí. Hubo varios problemas con las entradas el primer día, ¡pero joder, aprovecha y di que fuimos! (risas). También estuvimos en alguno más pequeño como el O Son do Camiño.

De cara a este Downoad 2019, imagino que seguiréis presentado Vortex…

Bueno, como el setlist es cortito, tenemos 50 minutos, hemos hecho un poco medley de discos, pero sí, hay más de Vortex que del resto. Más o menos la mitad del concierto es Vortex, y la otra mitad el resto de discos.

Genial. La siguiente pregunta va más enfocada al nombre del disco. Sabemos por otras entrevistas que el nombre viene un poco como homenaje a Led Zeppelin, que también cambió el formato de número a nombre en su quinto disco, en su caso Houses of the Holly (1973) en referencia a lo sagrado de las salas de conciertos, y en el vuestro, Vortex, que es una sala muy especial para vosotros. Y aquí viene la pregunta. ¿Por qué concretamente la sala alemana Vortex? ¿Qué es lo que tuvo de especial para dar nombre al disco?

Álex: Pues tiene de especial que la primera vez que salimos a tocar por Europa, el primer concierto que dimos en Francia, en un festival un poco extraño, después de hacer 14 horas de furgo llegamos allí y fue… habría dado igual que no hubiésemos tocado. La gente se empezó a ir antes de nuestro concierto, fue todo muy frío, como primera experiencia fuera de España no moló en absoluto. Y el siguiente concierto que teníamos después de ese era en Vortex, en Siegen. Nos habían colado en un festival de hard rock, en el que tocábamos con otros dos grupos, y nos colaron ahí como “bueno venga, venís, tocáis y tal”, y lo petamos. La sala llena, todo el mundo como loco, arrasamos con el merchan, y desde entonces, cada vez que hemos girado por Europa hemos ido allí, ya son seis, siete o no sé cuántas veces, y ya son como nuestros colegas, casi familia. Entonces, elegimos ese nombre un poco como representación de todos los sitios a los que vamos en los que nos tratan como su familia y en los que nos sentimos como en casa.

Creo que ya os lo han preguntado en otras entrevistas, pero ¿cómo se lo comunicasteis a la sala? ¿Fue una sorpresa para ellos?

Esteban: Queríamos que fuese sorpresa, y cuando se anunció a nivel europeo, yo estaba en mi trabajo y me abrieron conversación por el Facebook tanto Phill como Mike, el anterior dueño, y bueno, simplemente dijeron que no se lo podían creer, que si era una broma, que muchas gracias, que lo que necesitásemos allí estaban. El día que salió el disco nos invitaron allí a tocar en un secret show que también se llenó. Sin anunciar ni nada, fuimos allí y tocamos y fue un poco como una fiesta. Ya pasaba antes, que íbamos y ya la gente nos trataba muy bien y ya conocemos a la gente de allí y les preguntamos por sus cosas cotidianas. Ya hemos ido dos veces, porque en la gira de este año también hemos vuelto, y la verdad es que él siempre dice que llegará un momento en el que no podamos volver porque ya la gente se habrá cansado de vernos, pero cada vez que vamos viene más gente, así que estamos contentos.

¡Pues espero que siga así! Este Download es un festival lleno de grandes bandas, entre las que yo personalmente destaco Tool por encima de cualquier otra. Ya que Toundra también tiene algo de trasfondo progresivo, quería saber si es la banda con la que más ilusión os ha hecho compartir cartel, o si habido alguna otra en concreto que os haya hecho más.

Álex: Hombre, a mí personalmente la banda con la que más ilusión me ha hecho compartir cartel es Queens of the Stone Age.

¡Es una de mis bandas preferidas!

Álex: Y en directo, más. Pero sí por ejemplo Macón que es muy fan de Tool o Alberto puede que más. Yo los descubrí tarde, la verdad, pero sí, mola.

¿Y pudisteis conocer a Josh personalmente?

Sí, de hecho tenemos una foto con ellos en la que yo estoy al lado de Josh Homme y parezco un niño de 11 años. Mira que son tochos Toundra, pero al lado de él es que era como… y luego ya te coges al Theodor el batería, y ya era como que ¡vaya bicharracos! Son dos metros por dos, es que son enormes (risas).

SofN: ¿Y qué tal con ellos? Porque al menos Homme tiene fama de ser bastante capullo.

No, no, no, muy majete. Estaba pidiendo cigarros, y luego acabamos con él fumándonos un cigarrillo.

Esteban: Sí, nos regaló una botella de Whisky. Jaime, nuestro tour manager le empezaba a dar así (Esteban me golpea en la espalda emulando el momento) diciendo “¡vaya lomo que tienes eh!” ahí dándole golpes. El tío es que es muy tocho.

Álex: Cuando vas a tocar con un grupo así tan grande pasa mucho que hay grupos a los que les cierran la zona de camerinos, o sea que cuando ellos van a pasar, no puede acceder nadie.

Sí. Creo que lo mismo pasó ayer aquí con Slipknot.

Esteban: También Guns N’ roses cuando estaba sólo Axl, pasó lo mismo. Cerraron la zona de camerinos y ya no se podía estar.

Alberto: También con Tool. Yo ya he tenido oportunidad de compartir cartel con Tool, hace ya 12 o 13 años con otra banda que tenía, y fue lo mismo. Vi a Danny Carey dos segundos porque me metí en la zona de catering y enseguida vinieron a echarme, y luego vi a Maynard sacando la cabeza del bus cuando ya me iba. Pero vamos, no se les vio, ni nos dejaron entrar en esa zona, ni nada.

Hemos hablado ahora de grandes bandas. Hablemos un poco ahora de las pequeñas. Hay bastantes bandas emergentes dentro de vuestro mundillo, que no sé si os sonarán, en el panorama nacional, pero pocas o ninguna han conseguido lo que vosotros. Por ejemplo bandas de Madrid como Le Tems du Loup o Deriva, y de Barcelona como Ànteros, a los que vimos ayer aquí, o Degraey. ¿Creéis que es un mal momento para este tipo de música y cuando vosotros empezasteis la escena estaba mejor?

Sí, Le Temps du Loup son colegas. Y uno de los guitarras de Ánteros tocaba en Toundra antes que Macón; Víctor. Son colegas, hemos tocado juntos también.

Álex: Bueno, ahora hay como muchos grupos dentro del rollo este post-rock, llámalo como quieras, entonces es más difícil elegir, lo cual no quiere decir ni que sean peores ni mejores. Seguramente haya mil grupos que nos superen a nosotros o a quien sea en calidad o en lo que quieras. Lo que pasa es que ahora hay muchos más grupos y cuando Toundra empezó no había tantos, cuando lo estaba empezando a petar Mogway o Explosions in the Sky. Hay varios factores ahí, no sólo que lo que hagas le llegue o le guste a la gente sino trabajar muchísimo e intentar que tu grupo sea la prioridad. Que no sé si es el caso, peor como ahora hay tantísimos grupos pues igual es más complicado destacar.

Alberto: Yo creo que ahora lo consideran más como no el grupo raro instrumental, sino como hay una escena de grupos que son bastante buenos y que los podemos traer a este tipo de festivales de metal, y que la gente que igual está más acostumbrada a propuestas internacionales, estos grupos les entran mucho mejor, porque a lo mejor, o no tienen letras, o no tienen esa barrera idiomática que a lo mejor a la gente pues no le mola tanto.

Esteban: Supongo que también es que llevamos un montón de años con un ritmo muy alto de trabajo, de grabar, de girar… Y supongo que también hay un montón de factores que tienen que ver para llegar a sobresalir un poco, pero también está el factor de la acumulación. Según vas acumulando estar en festivales, estar en carteles, estar en conciertos, ser noticiable por discos, etc, etc, pues la gente te va teniendo en cuenta de otra manera, pero eso no quiere decir que seas mejor ni peor, pero que te percibe de otra manera el público.

Macón: Y luego está guay que haya festivales así de esta envergadura que apuesten también por bandas nacionales. Joder yo me acuerdo cuando empezaba el Festimad hace 20 años, era dificilísimo ver a bandas nacionales, a ver sí había cosas pero…

Álex: ¡Joder el nu metal español…!

Macón: Vale nu metal sí, pero no era tampoco un rollo muy excesivo. Ahora se está dando más cabida a las bandas nacionales y eso está guay.

Como fan del nu metal americano dosmilero que soy, ¿cuál podría ser una de esas bandas de nu metal español de aquella época?

¿En esa época? Coilbox, Elektra, Kannon, El Agente Naranja, Hora Zulu,…

Alberto: Coilbox era en Madrid de lo más grande que había.

Macón: Bueno Sober, que no se mete en esto pero también eran de la misma escena.

Bueno, la siguiente pregunta va más por lo que comentaba antes Alberto de la barrera idiomática, y es acerca del segundo álbum, en el que los títulos de las canciones cambian de idioma.

Alberto: Bueno, yo de hecho nunca entendí por qué hicieron eso de poner los títulos en dos idiomas.

Macón: Dice “por qué hicieron eso” como si fuese el grupo de otra persona (risas).

Álex: Eso fue cosa de Víctor lo de poner “Bizancio/Byzantium”, “Cielo Negro/Black Sky”, con la barra en medio, a mí es algo que nunca me gustó.

Alberto: Yo creo que ver las canciones tituladas en castellano era más un elemento diferenciador y que la gente podía verlo como más destacable que poner la traducción al lado, pero bueno…

La preguntaba iba más por si este cambio tuvo alguna influencia en el éxito de la banda fuera del territorio nacional.

Alberto: No, no, no. En absoluto.

Álex: Imagino que la decisión, que la debió tomar Víctor o Esteban, que está muy callado…

Esteban: No, no. Fue Víctor.

Álex: …fue un poco por eso, al final somos un grupo español, ponemos títulos en español, pues pensarían joder pues vamos a traducirlo.

Alberto: Yo creo que la gente escuchó la música independientemente de los títulos.

Álex: Si fuesen letras, pues igual sí marcaría un poco la diferencia pero sólo el título…

Alberto: Prácticamente con todo el mundo que he hablado que es extranjero, nadie me ha dicho me gusta “Black Sky”, me han dicho me gusta “Cielo Negro”.

“Cielo Negro”, “Caballo Blanco” (con acento británico entre risas).

¡OK! Vamos con Exquirla.

¡Uuh!

¡Sabíais que iba a caer alguna!

(risas) ¡Y ahora entra El Niño de Elche! (gritos que no sé cómo interpretar).

Bueno, Toundra es un grupo que gusta a un público muy variado entre el que hay metaleros, rockeros y también gente más afín al pop y al indie. Creo que esta es una de las principales características de la banda y también una de las razones por las que podéis haber llegado a donde estáis. Para mí esto desemboca en que hayáis sacado un disco con un artista que puede parecer estar lejos del mundillo como es El Niño de Elche. ¿Cómo surge Exquirla? ¿De quién fue la idea? ¿Ya erais colegas de antes? ¿Os lo propuso él?

Esteban: Nosotros nunca nos hemos sentido partícipes de ninguna escena, y nunca hemos pensado que el grupo fuese un grupo de X estilo, simplemente tenemos unas influencias en común y unas bandas que nos gustan, y eso fue lo que hizo que hiciésemos un grupo juntos porque nos conocimos por eso. Nos conocimos en conciertos y en bares en los que ponían ese tipo de música. Nosotros nunca nos hemos sentido una banda de metal, una banda de rock, ni siquiera de, bueno, instrumental sí porque no hay cantante, pero no como un género, sino como una característica.

Álex: Comentario Humana (risas).

Esteban: Molaría eh, nuestros discos en tiendas Humana (más risas).

Álex: A 1 euro.

Esteban: A El Niño de Elche le conocimos en un festival que se llama Monkey Week, que en aquel entonces se hacía en El Puerto de Santa María, que es un festival que aparte tiene otras actividades dentro de la industria de la música, y entonces nos invitaron a una mesa redonda, y fui yo con Mikel Erentxun y con él, y nos conocimos ahí. Ellos (Toundra) ya se habían ido porque nosotros habíamos tocado el día anterior pero yo me quedé porque estaba trabajando en el festival y después de tomarnos algo ya a altas horas de la madrugada pues ya le dije…

Macón: (interrumpe) Siempre hago la misma broma, menos mal que se quedó a tomar copas con Niño de Elche y no con Mikel Erentxun (risas).

A lo mejor quedaría bien, quién sabe…

Esteban: …y bueno, a mí particularmente siempre me ha gustado el flamenco un montón y siempre hay cosas de flamenco en canciones de Toundra en discos anteriores, lo que pasa es que le pones distorsión y la gente ya no se da cuenta.

Macón: Y lo escondes un poquito con el rollo arabesco y ya está, no se nota.

Sí, sobre todo en el segundo disco he podido apreciar bastantes.

Alberto: De todas maneras, aunque no lo creas El Niño de Elche, cuando llevábamos ya dos ensayos con él, veíamos que estaba muy integrado en la música y que realmente íbamos a hacer algo grande con él.

Macón: De joven era del club de fans de Rammstein. (Interrumpe a Alberto que seguía hablando) Perdón es sólo un inciso, pero que a pesar de estar dentro del flamenco, también te digo, era del club de fans de Rammstein, y Tool le gusta, los conoce.

Alberto: Es que es lo que iba a contar…

Macón: Perdón. Cuéntalo, cuéntalo por favor (risas).

Tranquilo Alberto, en la entrevista remarcaré que lo dijiste tú (risas).

Alberto: Estábamos en el taxi, y como que yo ya le veía como muy integrado en nuestra música, me sorprendió que empezó a hablar de una manera como muy analítica de discos de Tool y de Isis, y dije joder, este tío se puede adaptar a mucha música.

Álex: De Isis el grupo terrorista eh, no la banda (risas).

Esteban: Y lo que comentabas de II (2010), bueno, pues en II hay unas influencias de música no occidental porque creíamos, después de un primer disco, hay un momento en que conocimos a Juan de Nothink, que es un tío que a mí personalmente me abrió mogollón la mente a la hora de componer de lo en serio que se lo tomaba, y en el segundo disco, después del primero que es un poco una presentación, queríamos alejarnos de lo que es un juicio de estilo y entonces metimos influencias de música no occidental porque bueno, teníamos también influencias de ese tipo como flamenco, escuchábamos grupos incluso de blues árabe, y lo quisimos incluir, para salir un poco de lo que es un juicio de estilo y dejar de ser una banda de post-rock o de post-metal al uso.

¿Tuvo algo que ver que tuvierais ganas de tocar con un cantante el formar Exquirla?

Macón: Como ganas ganas, no. Siempre es algo que se ha pensado, si alguna vez tuviésemos un cantante, entonces dijimos joder…

Álex: Pero un cantante por el hecho de tener un cantante es algo que nos tira para atrás.

Macón: Sí no, no nos mola.

Álex: Pero nos molaba el rollo de fusionar un poco lo que hacemos con el mundo flamenco, y al final nosotros con Exquirla hemos terminado haciendo lo mismo que hacemos con Toundra pero mucho más simplificado digamos, haciendo una estructura de canciones más estrofa-estribillo, igual con un poco más de giro, pero mucho más sencillo de lo que hacemos con Toundra, pero el hecho de meter un cantante no era una premisa en plan: “queremos un cantante”, si no que surgió la posibilidad de hacer esto y bueno…

Esa era mi siguiente pregunta, si alguna vez se había planteado la posibilidad de introducir un cantante en Toundra.

Álex: Jamás.

Macón: Jamás.

Álex: Ni un atisbo de ello.

Macón: Por eso también le quisimos dar un nombre al grupo para que no fuese Toundra con El Niño de Eche, sino que Toundra no va a tener cantante yo creo que nunca. Bueno creo no, asegurado.

Es la respuesta que imaginaba, pero tenía que preguntarlo.

Macón: Salvo que se ponga a cantar Esteban, que está entrenándose últimamente pero… (risas).

Bueno, Vortex es un álbum más guitarrero y más que cañero que IV (2015), imagino que tuvo que ver el haber sacado Para Quienes Aún Viven (2017) con Exquirla entre medio, y que tuvierais ganas de volver a meter un poco más de tralla. ¿Es así?

Macón: Sí, tuvo bastante que ver, y también con respecto a IV, que es un disco más tranquilito, fue cuando entre yo con ellos, se buscó un poco hacer algo más tranqui, más ambiental, y después de Exquirla y de IV, lo que queríamos era un disco que fuese más directo, más de que lo que toquemos en el disco se pueda tocar cien por cien en el escenario, y la idea era ser un grupo los cuatro, y que fuera más directo.

Álex: Si te fijas la progresión de los discos de Toundra es siempre la misma. El I (2008) es más directo, el II es más pausado, más espacial, el III (2012) es más directo… Cada disco es un poco una respuesta al disco anterior.

Sí, me he fijado que los discos impares son los más directos.

Esteban: Ahora vamos a hacer VII porque nos apetece hacer uno directo otra vez (risas).

Claro tendríais que saltaros VI.

Álex: ¡Vamos a sacar VIIortex! (risas).

Buena… ¿Se llegó a hacer alguna gira con Exquirla? ¿O sólo fueron conciertos aislados?

Macón: Fueron conciertos sueltos.

¿Y se planea alguna gira futura?

Álex: De momento, no. Pero bueno…

Alberto: Lo veo muy complicado. Es que realmente El Niño de Elche va igual a dos discos por año o algo así, entonces tiene una agenda imposible.

Álex: Si nosotros somos prolíficos, El Niño de Elche lo es el doble.

Macón: Eres profiláctico (se ríe). El Niño de Elche es prolífico y nosotros somos profilácticos (risas).

Álex: Sí es verdad que en el momento en el que tengamos agendas que compaginen para poder hacer la gira, o incluso otro disco de Exquirla, lo haremos. Pero de momento no es una prioridad.

Macón: Antes estaría quedar y grabar otro, que hacer otra gira, yo creo.

Álex: Yo creo que eso depende un poco de lo que nos salga, porque si quedamos y lo que nos sale es lo mismo que en el anterior, igual ni nos apetece hacerlo, y hacemos una gira y ya está, pero no sé, son conversaciones vagas que tenemos de “igual hacemos esto, igual no”, pero de momento no es algo en firme. Pero bueno está bien que haya la posibilidad.

Antes de seguir, si veis que me estoy enrollando mucho y tenéis prisa me decís eh.

Álex: No, no te preocupes. Vamos bien de tiempo.

Alberto: Sin problema.

Perfecto. Bueno, me vais a matar, pero nunca os he visto en directo. Va a ser hoy la primera vez y la verdad es que tengo un montón de ganas…

Álex: (me interrumpe dando un golpe en la mesa) Se acabó la entrevista (risas).

Siempre que he querido al final ha pasado algo que me impedía ir, pero por fin ha llegado el día, y bueno, siempre he escuchado muy buenas referencias de los directos de Toundra sobre todo a nivel de energía, cuando a lo mejor en los discos no lo parece tanto, sobre todo en los discos pares como hablábamos antes…

Macón: Sí por ejemplo la gente con IV, se sorprendió mucho al vernos en directo, porque todo el mundo decía que era muy tranquilito, pero que luego al verlo en directo se ve la fuerza.

Álex: Sí, se ve mucho más enérgico.

La pregunta iba por ahí. Un colega mío se rompió los ligamentos de la rodilla en el concierto de Las Palmas de Gran Canaria, y me preguntaba si Toundra era tan cañero en directo como para llegar a esos límites. Al investigar un poco he visto que así es, y en menos de una hora lo comprobaré.

Macón: ¡Joder estoy reventando todas las preguntas! (risas). Lo único que eso se nota mucho más en una sala que en un festival.

Alberto: Sí, en un festival es complicado.

Macón: La potencia que nosotros damos y la energía que transmitimos se transmite mucho más en un sitio pequeño en el que también ves a la gente, la tienes más cerca, y en un escenario tan gran de estás muy preocupado del sonido, y a la gente no la ves…

Alberto: Está todo muy disperso.

Macón: El público está lejos, tienes la zona esta de vallas…

Alberto: En un festival cuesta más contagiarte de la música del escenario ya sólo por la distancia.

Y más con este tipo de música con un sonido tan atmosférico, ¿no?

Alberto: Sí.

¿A qué otros festivales grandes vais a ir este verano?

Al Resu la semana que viene, y luego tenemos algunos pequeñitos. El Sonicblast en Portugal, el Noroeste en Galicia, y luego ya después de verano algún festivalito en Polonia, en Alemania, hacemos la fiesta de presentación de un festival en Colonia, el Desert Fest en Bélgica,…

Macón: Mola porque este año, bueno también el pasado, pero este año más, tenemos muchos festivales por Europa y es está muy guay.

Joder, el Desert Fest tiene un cartelazo brutal.

Macón: Sí, se hace en Berlín, en Bélgica en Amberas y en Londres.

Álex: Amberas…

Macón: Amberas (risas). Estoy pensando en peras.

Álex: Ese era el guitarra de Bon Jovi, ¿no? Ritchie Samberas (risas).

Macón: Pero está guay, mola poder tocar en festivales en Europa, está de puta madre.

Y cuando acabe la temporada de festivales, ¿Cuál es el plan?

Esteban: Ahora vamos a grabar una banda sonora que hemos hecho para El Gabinete del Dr. Caligari, que la tocamos aquí en Madrid el 13 de abril, y ahora en septiembre vamos a grabar eso y editarlo. Tenemos festivales hasta el 30 de diciembre, que es uno itinerante, en Málaga, León, que serán como los últimos coletazos de la gira.

Macón: Sí estaremos terminando la gira de salas. Luego hacer algunos conciertos de la banda sonora fuera de España, festivales en el verano, y preparar ya el siguiente disco.

¡VIIortex! (risas).

¡Me acordaré de este momento si al final lo llamáis así! (risas). Bueno, entre vuestras influencias es obvio que están bandas como Led Zeppelin…

Álex: Bon Jovi (risas)

¿En serio?

Álex: No, no no.

…¡Gracias! (risas) También Pink Floyd, muy presente en el IV disco por ejemplo…

Macón: Pink Floyd en el cuarto disco está totalmente presente.

…,pero realmente el sonido Toundra se acerca más a bandas como Mogway, God Is an Astronaut o Explosions in the Sky, y si no me equivoco algunos de vosotros o todos también venís del hardcore…

Macón: Yo no.

Álex: Nosotros tres sí. Cada uno de una vertiente, pero sí.

Vale. Y teniendo influencias más ligadas al hard rock setentero y con un background más hardcore, ¿cómo surge formar una banda de post-rock / post-metal (por etiquetarlo de alguna manera)?

Álex: Es que, tampoco decides hacer “esto”, sino que bueno, por tus influencias, por la música que escuchas, por lo que tú oyes en tu cabeza que quieres hacer, pues acaba saliendo esto que hacemos ahora.

Alberto: En realidad muchos grupos que empezaron así rollo hardocre como Envy, Sed Non Satiata o grupos así de screamo francés, su evolución natural fue hacer post-rock, y muchos luego tuvieron grupos instrumentales. Entonces, yo es una música que en la que ya me estaba interesando y esos grupos ya iban tirando hacia allí, por lo que para mí fue una evolución muy natural. Y luego los grupos instrumentales que nos gustaban no eran grupos progresivos de metal súper técnico sino que eran más grupos de hardcore que empezaban a hacer rollo instrumental, como Pelican o Mogwai.

Bueno para ir terminando. He escuchado comentarios de que continuáis con vuestros trabajos y vuestras vidas fuera de la música a pesar de vuestro éxito. ¿Es del todo cierto? ¿A qué os dedicáis fuera del escenario?

Sí. Todos.

Alberto: Yo me dedico al diseño web.

Esteban: Yo trabajo…

Macón: Gigoló (risas).

Álex: ¡Podría ser un PROSTITUTO!

Macón: ¡PROSTITUTO!

Hostia…

Macón: ¡Ponlo, ponlo!

Álex: Esteban envía mails (risas).

Esteban: Yo llevo la comunicación de empresas de música. Llevo la comunicación del Resurrection por ejemplo o de Gibson España.

Álex: Y de Toundra.

Esteban: Y de Toundra.

Faltaría más.

Macón: Yo soy abogado. Tengo un despacho de abogados.

Álex: ¡No tienes pinta! Yo soy contable en una asesoría de empresas.

¿Y cómo compagináis esos dos mundos?

Álex: Pues es muy jodido.

Macón: Buscándote curros que te lo permitan. Montarte tu propio despacho o tu propia agencia, currar en familia…

Alberto: Yo tengo la suerte de que aparte de que mis jefes saben que me encanta la música y esto es casi profesional, me dejan mucho margen y tengo mucha flexibilidad de horario, pero sí que es complicado.

Macón: Siempre decimos que a nosotros nos encanta la música, entonces nuestros trabajos se han ido un poco adaptando a ello. Hemos elegido nuestros trabajos para que se pudiesen adaptar a poder salir y tocar, hacer giras, estar un mes fuera, porque si no es imposible.

Esteban: No teníamos Toundra todavía y mi primer trabajo fue como periodista deportivo en Cadena Cope y gracias a dios, de la Cope me echaron, pero ya sabía yo que eso no iba a ninguna parte. Yo me vine a Madrid queriendo ser periodista deportivo de radio, pero enseguida dije que no porque ya vi que no me iba a permitir tocar.

Bueno, pues esta era la última pregunta. Muchas gracias chicos por atenderme, y nos vemos ahora en el escenario ¡Suerte!

Gracias a ti.

Macón: Y a ver qué tal, a ver si te gusta.

Alberto: La presión (risas).

Álex: Como no te guste, ojo eh.

Seguro que me gustará. Y bueno, si algún día sacáis VIIortex, ¡Acordaos de mí!

Pau Rosell
Sobre Pau Rosell 24 Artículos
Como rockero nacido en Canarias y en los 90 (¡El Nu Metal mola!), me pasé la infancia luchando en todos los recreos para poner mis discos; “…And Justice For All” siempre era uno de ellos. En esto del rock desde que escuché por casualidad Deep Purple, a lo que siguió Led Zeppelin y ya no hubo vuelta atrás. Pasión por la música desde niño, prácticamente todos los estilos que derivan del rock, aunque un poco hater con el Glam. Guitarrista amateur, batería frustrado, y con ganas de adentrarme en este mundo como algo más que un hobby.