Entrevista a Sabina Classen, vocalista de Holy Moses (I): ‘La mayoría dicen que les gustaría morir en el escenario, pero no es mi caso, así que lo dejo’

Parece como si el mundo en general piense que los guturales femeninos aparecieron con Arch Enemy y Angela Gossow, pero no fue así… A principios de los 80 apareció en el norte de Alemania una agrupación llamada Holy Moses con una vocalista que rasgaba su voz y tiraba de guturales en un estilo a medio camino entre el thrash metal y el death metal: Sabina Classen. Ella ha sido, es y será una de las grandes damas del género, e increíblemente lo deja.

Holy Moses ponen punto y final a su trayectoria y posiblemente lo hagan en un gran momento por mucho que el grupo haya desaparecido bastante del radar. He podido verles un par de veces en directo y siempre ha sido una experiencia brutal. Hace poco más de un mes empezaron en Murcia su despedida y ahora sacan el disco Invisible Queen en el que Sabina deja claro que quiere volverse invisible y que quiere abandonar en lo alto.

Ella ha sido una pionera en muchas cosas más allá de ser la primera vocalista en hacer growls. Presentó un programa de heavy metal en la televisión alemana y llegó a ser futbolista profesional. En los malos tiempos abandonó el grupo, creó Temple of the Absurd y un accidente de moto casi termina con su vida. De todo esto y más hablamos largo y tendido en una entrevista sumamente especial.

 

Hola, Sabina, soy Jordi Tàrrega de Barcelona escribiendo para la revista Science of Noise en España. En primer lugar, gracias por esta entrevista y enhorabuena por vuestro nuevo disco Invisible Queen. ¿Dónde estás ahora mismo? Veo un fondo de caballos en un prado verde… (risas).

¡Sí! Estos caballos están siempre detrás de mí, cuidan de mi seguridad.

Pues mira, yo detrás de mí tengo algo que te será familiar: una placa del pueblo de Wacken.

Wacken está sólo a 150 kilómetros de mi casa.

Ah, entonces vives en el norte de Alemania.

Sí, vivo en el norte, en Schleswig-Holstein. Así que en 70 minutos me planto allí.

Pues justamente mi primera experiencia con Holy Moses la viví en un lejano Wacken. Recuerdo que en la última canción Doro Pesch apareció en el escenario. Creo que cantasteis “To Drunk to Fuck” de los Dead Kennedys.

¡Oh! ¿Estabas allí? De eso hace mucho tiempo ya. Pues muchas gracias.

Me impresionó mucho pues fue ese momento en el que dos de las grandes damas del heavy metal, de las reinas del estilo, aparecieron juntas. La reina del thrash y la del heavy metal juntas. Tenía todo el sentido.

Muchas gracias, me encanta que estuvieras allí.

Bueno… de entrada he de decirte que no me termina de encajar en la cabeza que saquéis un disco tan potente como Invisible Queen y que a la vez se decida que el grupo termina aquí. ¿Realmente has decidido dejarlo?

Sí, estás en lo cierto y entiendo que cueste de entender, pero quiero decidir por mí misma cuando quiera parar. Este año voy a cumplir los 60 y estoy muy agradecida por todos estos años. Lo que empezó siendo una banda de instituto terminó dándonos la posibilidad de girar por todo el mundo y disfrutar de todo tipo de experiencias. A día de hoy sigo llena de energía y todo está correcto en mi persona, pero te repito: quiero ser yo quien decida el momento en que me retiro.

Puedes estirar tu carrera como si fuera un chicle, y sí, podríamos alargarlo cuatro y cinco años más. Pero a día de hoy todavía tengo toda la energía dentro de mí y lo paso realmente bien sobre un escenario. Sé que la mayoría de músicos dicen es de que “me gustaría morir en el escenario”, pero ese no es mi caso. Quiero terminar mi carrera musical contenta con todo lo que he hecho, y ha sido a un alto nivel.

Holy Moses somos una banda old school, hemos vivido muchas cosas, giras, festivales y han cambiado mucho las cosas con los años. Cumplir 60 años es algo muy especial para mí y… además, tengo muchísimos hobbies, me gusta vivir entre la naturaleza y creo que a partir de que lo deje me volveré invisible (risas).

Sí, la verdad es que lo de “quiero morir en el escenario” es una frase muy tópica que mucha gente dice… Y entiendo que lo dejes, pero… Aquí va a haber una gran fiesta de despedida, ¿no? Seguro que hay un concierto grande o Wacken Open Air os invitará… Y es que tú puedes decir que lo dejas, pero al decirlo haces que se necesite, quizá, toda una gira de despedida.

Sí, es que de hecho esta gira de 2023 es una gira de despedida. Estamos tocando en festivales y hacemos conciertos en sala. Nos van saliendo ofertas en todas partes del mundo. Nuestra agencia de contratación habla de unos 30 o 35 shows. Y habrá una fecha especial que todavía no está anunciada, pero a ti te lo diré: El XX de diciembre que coincide con mi aniversario y en el que paso a tener 60 años y tocaremos el último show de Holy Moses en una ciudad alemana, con invitados y con dos otras bandas (prefiero no desvelar toda la sorpresa por respeto a la confidencia). Y de verdad que hay confirmados muchos invitados. Quiero que sea la fiesta más grande que nunca haya hecho. Coincidirá mi cumpleaños con el último show de Holy Moses.

Suena muy bien, pero también es algo triste por la despedida… Vamos a hablar un poco de vuestro último disco. La segunda cosa impactante esta vez es el nombre del álbum: Invisible Queen. Desconozco el significado real del título, pero a mí me parece que tal vez sea porque la gente, los medios, se han olvidado de Sabina Classen como pionera y por ser una de las voces femeninas más importantes de todos los tiempos. Fuiste la primera vocalista femenina que hacía growls… ¿no es así?

Sí, bueno… pero un poco viene porque les dije a la banda que me quería hacer invisible. Y, luego, nuestro guitarra Peter, que tiene 20 años menos que yo empezó a decirme lo de reina: “Todos los fans y los periodistas dicen que tú que eres la reina del growl puesto que fuiste la primera de todas. Tú abriste el camino en el heavy metal para muchas chicas”, pero… es que yo no quiero autodenominarme reina de nada, pero él decía: “Tú eres la reina del thrash y del death metal para mucha gente”. Así que él decidió que quería escribir las letras, que no me preocupase.

Él quería hacerlo así ya que era también fan de pequeño de Holy Moses. Es que él nació en 1981, justo cuando yo entré en el grupo. Y repito: no me veo como una reina, pero él me repetía que Doro Pesch era la reina del heavy metal y que yo era la reina del metal extremo. Y como yo quería hacerme invisible él tomó las riendas de las letras del disco. De aquí el título del disco: “La reina invisible”. Oh, Dios mío (risas).

Pero es que lleva razón. Creo que es un título perfecto para la clausura del grupo. Invisible Queen es un álbum realmente agresivo y hay algo que realmente me encanta: que vuestro estilo de música no es el típico, tenéis un sonido propio con acordes extraños y enfoques realmente técnicos. Creo que en vuestra música actual hay desde Voivod a Carcass. ¿Quizás podemos decir que estáis en un punto indefinido entre el thrash metal y el death metal?

Sí, es algo muy difícil de definir… Y sí, andas en lo cierto: estamos en un punto entre el thrash metal y el death metal, y eso es porque Holy Moses nunca tiene compromisos a la hora de sonar de una forma definida. Siempre hemos hecho lo que hemos querido y no hemos seguido a ningún grupo concreto. Somos muy agresivos y luego pasamos tres años de pandemia.

De aquel estado salieron muchas cosas que llevábamos dentro de nosotros y las partes técnicas son muy nuestras y ya vienen de los tiempos de Queen of Siam y Finished with the Dogs. Este nuevo disco describe lo que realmente hemos venido haciendo a lo largo de cuatro largas décadas de Holy Moses. Lo que hacemos es una mezcolanza de lo que nos sale del corazón. Cuando empezamos con él no había conceptos en mente como lo pueden ser el thrash metal y el death metal. No queríamos hacer nada premeditado. Piensa que cuando empezamos tocábamos este estilo y se le llamaba hard rock (risas).

Estamos en un punto medio entre todo, así que yo lo veo como el estilo Holy Moses, no sé… Es muy difícil de contestar a que sonamos…

Me encanta Thomas Neitsch en el bajo… Es un bajista realmente increíble, bueno, toda la banda es realmente buena… ¡Y técnica!

Thomas lleva con nosotros desde hace 15 años y se acopló perfectamente a lo que hacemos y es también un guitarrista alucinante. Toda la gente es muy buena y llevan ya más de una década con nosotros. Hemos tocado ya muchas veces juntos y en algunos casos habíamos tocado juntos en otras agrupaciones. Y eso es algo que se puede notar en este nuevo disco.

Holy Moses estáis ahora en Fireflash Records pero… confieso que estoy un poco perdido, así que necesito preguntarte si este sello es parte de Atomic Fire Records o no.

Sí, digamos que hay dos CEO’s en Atomic Fire Records y se ha hecho un pequeño sello respecto al otro. Cuando andábamos buscando un nuevo contrato, como banda, piensa que buscábamos un contrato para un único disco, porque ya dejamos claro que sería el último, y claro, eso lo hacía todo muy especial. Yo ya conocía a Markus desde los tiempos de Nuclear Blast y él era un gran fan de Holy Moses. Él decidió que iba a hacer su pequeño sello, salido de Atomic Fire y empezó a firmar con otras bandas y de verdad que confiamos en él en todo. Creo que el primer disco que compró fue el The New Machine of Lichtenstein. Le conozco desde hace muchísimos años y estoy muy agradecida de que haya hecho este pequeño sello.

Buen trabajo sigue haciendo Markus, la verdad. Bien… hace tres semanas, tocasteis en Murcia. ¿Cómo fue esa experiencia?

Fue todo genial ya que era el primer concierto de esta gira de despedida. Y a mí es que me encanta España. Es un país genial. Yo misma hablo español, pero no soy lo suficiente buena como para hacer entrevistas en vuestro idioma. Siempre hay una atmósfera especial, y cuando volamos hacia Alicante, para luego ir a Murcia… yo es que me sentía como en casa y hay una relación especial desde finales de los 80. Yo tengo muchos amigos en Ibiza. Llego a vuestra tierra y ya lo huelo… es especial.

Primero volamos hacia Madrid y después a Alicante. Ya el vuelo a Madrid como que era especial, no sé cómo explicarlo… Siempre me hubiese gustado vivir en España. Todo fue genial y la sala estaba a tope de gente. Fue una gran fiesta a pesar de que el recinto era pequeño. Allí tocamos por primera vez la canción “Invisible Queen” y yo estaba muy nerviosa. Toda la gente fue muy cariñosa y disfruté de verdad. Aquí en Hamburgo el clima es muy frío. Salí de casa y estábamos a dos bajo cero, y al llegar a Alicante estábamos a 25 grados (risas).

¿Qué importancia tiene la canción “Too Drunk to Fuck” para la banda? Es el último tema que tocáis en vuestros shows y la única versión

Sí, es la única versión que tocamos y un poco… es nuestra canción. Recuerdo que una vez la tocamos en un festival francés en Lourdes en los 80 y sólo teníamos un disco editado. La gente nos pedía un bis y no teníamos nada, pero tocábamos el “Too Drunk to Fuck” de los Dead Kennedys en los ensayos. Pero era una forma de calentamiento al empezar y de pasarlo bien. Cuando nos pidieron más no teníamos ningún tema. Así que pensé que podríamos tocar esta versión y la gente se volvió loca. Y desde entonces, posiblemente sería en el 86 o en el 87, que decidimos que esta era la canción de pura fiesta. En todos los conciertos de Holy Moses queremos que la gente se lo pase bien. Le energía del grupo y del público se retroalimenta, y eso miso pasó en Murcia. El escenario era muy pequeño. Normalmente la gente sube al escenario y se lanza al público, pero es que allí no había espacio para hacerlo. Para mí esta versión es el puro desmadre. Es estar de fiesta con los fans. Eso es “Too Drunk to Fuck” para nosotros.

En otro show de Wacken tocasteis con un músico que me encanta: Ferdy Doernberg de Rough Silk y teclista de Axl Rudi Pell ¿Eres buen amigo de él?

Sí, Ferdy es un muy buen amigo al que conozco desde hace muchísimos años. Ese año tocamos en Wacken, pero antes habíamos estado de gira con Doro Pesch. Encajaba perfecto ese doble cartel, y buscamos algo que potenciase todavía esa unión con su banda, así que le pedí a Ferdy si le apetecía tocar la guitarra y todos los teclados con nosotros. Él hizo esa aparición especial en Wacken, fue algo muy especial y seguimos manteniendo esa vieja amistad.

A mí es que me encantan Rough Silk…

Pues Ferdy sigue actuando en Alemania con los Rough Silk. Lo combina con sus apariciones con Axel Rudi Pell.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1370 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.