Entrevista a Pere Uziel, guitarrista de Futuro Primitivo: ‘Ya ha llegado la hora de poder compartir los temas con el público y estamos con ganas de ver cuál es la respuesta’

Fotografía: Mauricio Melo (Snap Live Shots)

El próximo 19 de noviembre tenemos bolo en la sala PickWick, de Terrassa. Aprovechamos para hablar con Pere, guitarrista de Futuro Primitivo, y así que nos explique las inquietudes de la banda y como se está fraguando su primer disco. Recordar que los otros grupos participantes son los punkis Opus Pain y los hardcorienses Acts of God.

 

Muy buenas, gracias por estar con nosotros y contestar algunas de mis preguntas para que nuestros lectores ávidos de grupos nuevos sepan un poco sobre vosotros de cara al concierto que no tenéis preparado para el 19 de noviembre. Empezamos por la clásica pregunta cliché de la formación del grupo, ¿cómo y cuándo fue? Sabemos que aquí hay un remix de ex componentes en otros grupos como Vortice o Uziel, entre otros.

Pues la formación se creó a partir de un reecuentro musical entre Llobet (Vortice) y yo que también había compartido años de formación en Vortice. El acercamiento fue como un deseo de volver a hacer algunos ensayos como músicos más que con una idea fija. En ese primer ensayo yo traje algunas ideas para tocar que realmente estaban en un punto más neutro dentro de cualquier estilo. A Llobet le encantaron y las modifiqué para realizar un segundo ensayo trabajando como dos canciones. Nos encantó el resultado y decidimos buscar bajista para unirse al proyecto, en este caso fue Carlo Pavia (ex RVNA, Buen Destino) al bajo y meses más adelante contactamos con Àlex Misas (cantante de Vortice) para tener la banda formada. Construimos cuatro temas de los cuales dos grabamos en un adelanto (Studios Nautilus por Iban Puigfel) para tener una idea de nuestro sonido. El resultado fue muy grato al obtener esa base dura de hardcore y thrash. Decidimos trabajar más duro para conseguir más temas y una mejor definición de la banda añadiendo sonoridades más death técnico, pero Carlo tuvo que abandonar por tener muchos proyectos a la vez. Continuamos sin bajista creando temas y marcando las coordenadas del estilo. Tras varios intentos de contactar con posibles bajistas, nos cruzamos en el camino a Manel Carbonell (Xmilk, Plastidecore), que significó un refuerzo tanto estilístico como personal a la banda.

No sé si os habrá llegado, pero dentro del mundo under es como si Futuro Primitivo fuera una super banda de otras formaciones famosas. Con mucha gente que he comentado vuestro nombre, os conocen porque, como acabamos de comentar, algunos de vosotros tocaban en Vortice, otros os conocen por Cabestro, alguno incluso me ha dicho que si estaba el ex batería de Assot… Me da la sensación como que se ha creado un hype brutal a vuestro alrededor, sin coñas. ¿Algo a comentar?

La verdad es que, sinceramente, no sabíamos nada a cerca de ello. Sí que es cierto que sabemos que las bandas de las que procedemos, por ejemplo el ser tres ex Vortice, tener al bajista de Xmilk, puede ser ya motivo de que la gente nos conozca por antiguos trabajos. Desde un principio intentamos no utilizarlo como una presentación tipo… “la nueva banda de…”, ya que creo que podía ir en nuestra contra. El estilo que hemos conseguido creo que ni es igual pero a la vez no está fuera del público que le gusta el metal, hardcore o el death.

Toda esta agrupación se ha realizado con la Covid de por medio. ¿Cómo se sobrelleva todo esto? Tanto personal como a nivel de grupo.

Muy buena pregunta. Nos cogió en medio de la creación del grupo, pero realmente las ganas y la sensaciones eran tan buenas que ensayábamos cuando estaba permitido ya fuera con mascarillas o aprovechando los permisos de desplazamiento. Además, es importante remarcar que la banda la creamos con un punto de vista tanto de nombre como letras que hace hincapié en el cambio de marcha que en el planeta tierra estamos sufriendo como humanidad, es por eso que tenemos una visión del mundo como si nos estuviera esperando ese futuro primitivo.

Tocáis una mezcla de thrash, death y hardcore. ¿Cómo se gestiona la delgada línea que separa quién tira o tiran más del estilo a hacer, pero sin que los otros estén descontentos?

Ese trabajo lo hemos gestionado en varias fases. Principalmente, tuvimos que excluir varios detalles de música que nos podían hacer sonar a un estilo más cerrado como en el que hacíamos en el pasado, eso ya hace que nadie trabaje a disgusto.

Decidimos trabajar sobre una base hardcore e ir añadiendo detalles de thrash que por nuestra propia manera de tocar ya eran naturales. Una vez el grupo ha tenido una formación cerrada se puede decir que es cuando hemos añadido sonidos más death o técnicos pero siempre hemos ido comparando el repertorio de canciones entre ellas para que no distaran mucho y el resultado era el que soñábamos en un principio, aún más al escucharlo en las mezclas del álbum.

Por lo que me ha llegado tenéis ya canciones suficientes y con un primer disco a punto de salir del horno. ¿Cómo se ha gestado todo esto?

Como decía anteriormente, hemos tenido paciencia para conseguir una formación estable y poder tener lista la “aleación” del sonido. Después, al tener la posibilidad y concretar la facilidad para todos de entrar a Wheel Sound Studio con Txosse Ruiz para la grabación, producción y mezclas del disco, todo se ha llevado a cabo durante casi un mes completo el pasado octubre. El trabajo de Txosse ha sido increíble y se puede decir que ha sido el catalizador para ese momento que ha sido el mirarnos en un espejo.

¿Cuándo pensáis sacarlo? ¿O queréis que haya más hype, si cabe, con vuestro nombre antes de sacarlo?

Obviamente, deseamos que sea cuánto antes pero aún tenemos que masterizarlo y no queremos atropellarnos durante el proceso. Queremos hacerlo bien ya que el resultado está siendo espectacular. También es importante que la distribución, sello, medios… ha de ser adaptada a la transformación digital que ha cambiado la forma de escuchar música por completo.

¿Como grupo, cómo os definiríais y qué inquietudes tenéis en común?

Creo que somos un grupo como músicos muy normal, es decir como una familia en la que podemos compartir cualquier cosa, ya sea cultural, música o como personas y eso es una suerte. Además, ahora ya ha llegado la hora de poder compartir los temas con el público y estamos con ganas de ver cuál es la respuesta.

¿Qué nos deparara vuestro concierto del 19 de noviembre en Terrassa?

Nuestra idea es intentar generar la máxima energía posible a nivel sonoro y de contacto en el mensaje de letras con el público. El estilo que hacemos nos obliga, no hay medias tintas así que alguien que tenga ganas de descubrirlo o sentir están bienvenidos a ése momento.

¿Con qué grupos os haríais unas pajas (mentales, no penséis mal…), sabiendo que tocáis junto a ellos?

Entiendo que es algo muy personal. Yo, de primeras, diría Slayer, Minor Threat, Meshuggah, Tool, Subterranean Kids, Zao… hay tanta música y para cada momento.

Pues muchas gracias por charlar con nosotros y os esperamos el próximo sábado 19 de noviembre en la sala PickWick de Terrassa. Deseamos que la gente disfrute con vosotros -que lo hará- y que vosotros disfrutéis también del ambiente que nos deparará esta nueva sala, junto con Acts of God y Opus Pain.

Os agradecemos mucho esta entrevista y el apoyo al show del sábado 19 en PickWick. Tenemos muchas ganas ya de que llegue el día. Un saludo y felicidades por el trabajo que hacéis con la revista, nos encanta.

Dídac Olivé
Sobre Dídac Olivé 158 Artículos
Soy de esa generación que la “post-pubertad” lo pilló entre el metal primigenio (lo que llamamos ahora old school) y la nueva ola que fue el Nu metal, es decir, pasado mediados de los 90. Me encantan muchos estilos pero sobretodo el rock clásico y evidentemente el metal, este último es una forma de vida y encima me gusta desgranar y reconocer la riqueza de todos sus subgéneros. Uno ya tiene su edad (los mechones blancos en la barba no están por que sí) pero no me cierro para nada a grupos nuevos, eso sí, mientras haya fuerza y calidad, aunque hoy en día hay mucha. Como nacido justo entrados los ochenta también se incluye que soy un friki de cuidado (rol, videojuegos, Star Wars, pelis Gore, literatura fantástica y un largo etc.) vaya que toco de todo un poco. En resumen, espero contagiaros mi pasión metalhead a la vez que disfrutáis de mis aberrantes destripes.