Entrevista a Pedro Paixão, teclista de Moonspell: ‘Si podemos girar el año que viene lo haremos, y si no seguiremos luchando y buscando otras alternativas’

Los portugueses Moonspell llevan casi tres décadas reinventándose constantemente, ya que a su metal gótico de referencia han ido añadiendo a lo largo de los años elementos blackies, folkies, induetriales o doomeros. Su nuevo disco, Heritage, va incluso un poco más allá, incorporando sorprendentes influencias del prog rock moderno y convirtiéndose en uno de los discos más personales de la banda. Para hablar de ello y de muchas más cosas nos hemos puesto en contacto con Pedro Paixão, teclista y uno de los principales compositores de la banda, para que nos explique un poco qué quieren conseguir y dónde se encuentran a día de hoy. Por desgracia, y mea culpa porque no le pregunté, pensaba que dispondríamos de más tiempo y me quedé con un montón de preguntas, creo que interesantes, en el tintero. Para la próxima vez….

Español

¡Hola Pedro! Antes que nada, muchas gracias por dedicar algo de tu tiempo para contestar estas preguntas para nosotros. ¿Cómo estás y cómo has estado viveindo estos tiempos tan raros?

Estoy bien, y la verdad es que no me puedo quejar. También como Moonspell nos podemos quejar poco, ya que creo que hay problemas más importantes a solucionar antes que la situación de las bandas. Está llevando un poco más de tiempo del que todos esperábamos, esto es así, y es frustrante porque casi no tocamos en directo y el estar en una banda es más un modo de vida. Pero eso de estar juntos como banda pero no poder estarlo sobre un escenarrio es algo realmente raro. A veces es incluso un poco deprimemte, pero como te digo no nos podemos quejar porque creo que existen problemas más importantes. Así que podríamos decir que estoy bien, sí.

¿Vivís más o menos cerca unos de otros?

Ya noi. Yo solía vivir como a un minuto a pie de la casa de Ricardo, nuestro guitarrista, y Fernando tambén solía vivir muy cerca de aquí, pero desde hace cinco años o así se mudó a un lugar a unos ochenta kilómetros de aquí, no muy lejos de Lisboa. Pero ahora Ricardo también se ha ido a vivir al norte, casi en Galicia (risas). Está cerca de Vigo, así que está bastante lejos, pero con la pandemia y los confinamientos creo que es mejor estar en el campo que en la ciudad. Aunque yo, personalmente, vivo bastante cerca del estudio.

¿Pero sabes qué? Hoy en día la única diferencia son las rutinas, y Ricardo me estaba diciendo el otro día, que fuimos a hacer un show para la televisión y tuvimos que ensayar y todo eso, que echa en falta venir aquí, verme y tocar la guitarra. Y yo siento lo mismo, así que las cosas han cambiado un poco, pero no me importa que la gente viva lejos, creo que es una decisión personal y todos hemos superado sobradamente los cuarenta. Nuestro batería vive a unos doscientos kilómetros de aquí, pero cuando viene se queda a dormir aquí. Ricardo aún tiene el apartamento en el que solía vivir, justo aquí al lado, mientras que Hugo se queda en casa de mi madre o conmigo, así que no es un gran problema. De nuevo, no nos podemos quejar (risas).

Muy bien, veo que sois como una pequeña familia después de tantos años.

Sí, lo somos.

Bueno, vamos a centrarnos un rato vuestro nuevo disco, un Hermitage que salió la semana pasada y que llega tres años y medio despuiés del muy celebrado 1755. Para mí, ése fue uno de los álbumes más completos y logrados de vuestra carrera reciente, pero ahora volvéis a sorprendernos con un disco muy intrigante y un estado de ánimo muy distinto. Es muy oscuro, muy sombrío, melancólico, atmosférico e, incluso, tiene un rollo muy prog. ¿Cuál es la idea tras el disco y cómo fue el proceso de composición y grabación? Supongo que la situación y las circunstancias fueron bastante distintas que en otras ocasiones…

No, la pandemia no influyó demasiado en la composición del disco. O mejor dicho, tuvo una gran influencia, pero no por la pandemia en sí sino por el hecho de que estuve solo en casa durante un mes y reescribí todas las canciones, así que me vi forzado a hacer algo que realmente tenía que hacer. Estoy de acuerdo contigo en que 1755 es un gran disco. Me encanta. Pero Hermitage sigue un poco en la línea de Extinct, el álbum previo a 1755. De una forma u otra, 1755 es un disco tirando a monocromático centrado en un concepto muy específico que ocurrió en un lugar muy específico en un momento muy específico. Habla de un terremoto, así que tenía que ser pesado y orquestral, algo que fuera capaz de trasportar al oyente a esa era y ese momento. Así que fue un álbum que se apartó un poco de nuestro camino, si sabes lo que quiero decir.

Por otro lado, tienes razón en que nuestros discos siempre están llenos de altibajos de intensidad, y ésta es definitivamente una característica intrínseca de Moonspell. Pero creo que incluso antes de que 1755 saliera a la calle sabíamos que el siguiente tenía que continuar dónde lo habíamos dejado con Extinct. No continúa con la atmosfera más o menos gótica que tiene ese disco, pero no hay duda de que hemos puesto el foco en las melodías y las atmosferas. Aún así, no hubo grandes diferencias en el proceso de composición. A ver: está claro que las hubo, por supuesto, pero solo en lo referente a la actitud y a los referentes musicales que escogimos para apoyar nuestra creatividad esta vez.

Siempre escribí las canciones junto a Ricardo y antes de empezar con cada una de ellas escuchamos muchísima música porque queríamos encontrar esa vibración de intentar ponernos en la situación del oyente. Nosotros creemos que el arte no acaba cuando suena la última nota de una canción, sino más bien cuando alcanza al oyente y éste puede interpretar el todo o parte de ella de la manera que sienta. Porque lo que cada uno siente al escuchar una canción algo muy individual y a la vez muy creativo. Todo el mundo reacciona de forma muy distinta al escuchar la misma canción, así que Ricardo y yo ejercitamos muchísimo ese «poder de la escucha». Así que a la hora de escribir las canciones le hicimos mucho más caso a nuestras orejas y nuestros corazones que a nuestros dedos, nuestra lógica, nuestros hábitos y nuestras costumbres.

Creo que eso marcó bastante la diferencia, y aunque lo cierto es que siempre lo hemos hecho así, esta vez lo hicimos con mucha más conciencia y mucha más intención. Y por supuesto, acabamos con mucha de la música que escuchamos habitualmente y que siempre hemos escuchado juntos. Nuestros puntos de encuentro a nivel musical se remontan a la época de Wolfheart e Irreligious, cuando escuchábamos mucho a The Doors, mucho de Pink Floyd, Fields of the Nephilim, un poco de Sabbath y un poco de Deep Purple… No sé, hay un montón de raíces que acabas interiorizando, y creo que es el ciclo de la vida. Supongo que cualquiera que alcance la edad que tenemos ahora acaba por apropiarse de nuevo del pasado. No se trata de una crisis de los cuarenta el ir a buscar esos periodos, pero creo que ya no te avergüenzas de nada y no intentas negar tu propio pasado. Al contrario, lo aceptas y lo abrazas.

Por eso creo que esa música tan antigua que escuchábamos cuando éramos jóvenes está aún muy presente a pesar de que siempre intento estar al tanto de lo que se hace ahora ya que no te puedes parar en el tiempo. Supongo que Hermitage es un álbum hasta cierto punto moderno, y mucha gente me dice que también es sofisticado. Sigue nuestro camino pero también creo que es sorprendente, sí, y audaz. Queríamos ser valientes y audaces, así que no puedo intentar defenderme diciendo que se trata de un disco más de Moonspell… no, debo aceptar que la gente se sorprenda al escuchar este disco, especialmente a nivel sónico.

Más o menos me has contestado a mis tres preguntas siguientes (risas). Dices que no se trata de un disco normal de Moonspell, pero… .¿qué es exactamente un disco normal de Moonspell a estas alturas? A lo largo del tiempo habéis incorporado elementos de doom, folk, rock y metal gótico, industrial, sinfónico, black metal…. todo ello siempre ha fluido con mucha naturalidad, y ahora podemos escuchar cosas que no recuerdo haber escuchado en vuestra música en el pasado, al menos no tan explícitamente. Me hablas de The Doors y Pink Floyd, pero también bandas más modernas como Katatonia o Anathema. Sin duda suena muy maduro, único y valiente, y aunque vuestra música ha estado siempre en evolución constante, este disco destaca por sí solo.

Creo que a lo que te refieres es que por qué este disco es especialmente distinto, si tenemos en cuenta que todos los discos de la carrera de Moonspell han sido siempre distintos. Éste tiene una característica que creo que no habíamos tenido nunca antes. No te lo voy a comparar con Wolfheart, pero de una forma u otra hay una cierta relación en el sentido que ésa fue una época en la que no había demasiada producción. Creo que la madurez de la que hablas es consecuencia de que siempre puedes escuchar los cinco elementos durante las canciones. Suena como una banda, no como una producción. La producción es la propia banda, y creo que esa honestidad y esa falta de restricciones, presentándonos con el corazón abierto y musicalmente desnudos, es algo nuevo en Moonspell. Muchos de nuestros discos tienen un montón de capas, de transiciones y de movimientos. Pero en este caso todo fluye desde la honestidad y el sonido de una banda tocando en el local de ensayo.

Creo que ésta es la mayor diferencia que tiene respecto a otros. Luego puede ser más ligero o más melódico, pero eso es secundario. A nivel de ideas creativas o estado de ánimo, creo que podrías encajar las canciones de Hermitage sin problema en un Sin / Pecado o incluso en Darkness and Hope. Y otras podrían estar en el disco The Antidote. No hay duda de que son canciones de Moonspell, y podrían encajar en otros discos, pero la historia, la estructura y la manera en las que están escritas es un poco distinta. En parte, tiene ese aire a Wolfheart en el sentido de que no tienen una estructura tradicional estrofa-estribillo, y es un disco que tiene mucho más corazón y sentimiento que sapiencia o conocimiento.

En parte suena más maduro, pero es una paradoja, porque también es más sentido y más emocional y la madurez de dice que deberías prestar más atención a la razón que al corazón. No lo sé, quizás es todo lo contrario, y en la madurez puedes decir que tienes ganas de bailar y, a pesar de estar enmedio de la calle, ponerte a bailar porque te sientes más seguro de ti mismo y ya no te importa el qué dirán. Ya tenemos una edad en la que podemos decir que queremos pasarlo bien, aprovechar las situaciones y, si nos apretece, tirarnos de cabeza. Quizás la madurez es eso. Suena un poco juvenil, ya lo sé, pero así es como lo hemos aproximado y creo que es una gran diferencia respecto al pasado.

Sí, y con la madurez nos conocemos mejor y tenemos más confianza de expresarnos a nosotros mismos y nuestras vulnerabilidades.

Cierto, sí.

Has mencionado que ya esperabas que este disco fuera una sorpresa para vuestros fans. Ahora que ya lleva unos días en circulación, ¿qué piensas del feedback recibido hasta ahora? Personalmente te tengo que admitir que la primera vez que lo escuché me confundió un poco, pero a la segunda vuelta ya lo estaba amando, y creo que se trata de un disco que crece y mucho con las escuchas. Eso sí, a mi alrededor me he encontrado a gente realmente decepcionada y diciendo que es demasiado «flojo», mientras que otros están verdaderamente excitados y lo consideran poco menos que una obra de arte. ¿Eras conciente que estábais antes un disco especialmente polarizante?

Mira Albert. La manera en como la gente siente el disco, ya sea con un flechazo a primera vista o gracias a un largo proceso de repetidas escuchas, depende enteramente de cada persona. Porque nos hemos encontrado con gente que te dice que no les gusta antes de irse a la cama y que cuando se levantan piensan que es increíble (risas). ¡Incluso en una misma persona puedes encontrar diferentas opiniones y actitudes! Lo que siento es que no podíamos esperar nada distinto si lo que nos proponíamos era ser valientes y ambiciosos. Porque si quieres tirar por este camino, no puedes esperar unanimidad. Aún así, lo cierto es que la mayor parte de la gente lo está disfrutando, especialmente la prensa. He notado que a aquellos que están más acostumbrados a escuchar una gran variedad de música y que conocen múltiples estilos suele gustarles mucho. Quizás no a todos en la primera escucha, y algunos van a necesitar algo más de tiempo, pero el hecho es que aquellos que tienen mayor ancho de miras y son más abiertos de mente lo disfrutan de verdad.

Quizás la gente más inclinada a sonidos más duros y que escuhan mayormente heavy metal les puede costar un poco más. A algunos les gusta y a otros no, y eso es algo que no podemos controlar. Sé que queríamos hacer un disco así y estoy seguro de que habrá audiencias para él, pero lo más importante no es la cantidad de gente que les gusta sino cómo les gusta a la gente que les gusta (risas). Y ésta es para mí la respuesta más satisfactoria que he recibido de momento: hay una buena cantidad de gente especialista que se han metido de verdad en el disco y les ha generado sentimientos profundos y les ha animado a expresarlos. Porque nadie va a las redes sociales y escribe algo realmente bueno sobre algo si no lo siente de verdad. Si no te gusta, aunque sea solo un poco, quizás lo escribes igual para crear morbo y molestar a la gente, pero eso no ocurre en la dirección opuesta. La gente no tiende a esforzarse a alabar las cosas, y la verdad es que hemos recibido muchas alabanzas, también algunas realmente sentidas, y eso nos parece muy positivo.

Incluso Martin Lopez de Soen, que solía tocar la batería en Opeth. Él es un buen amigo mío y al día siguiente de publicar el disco me escribió diciendo que le había encantado el disco. Y se lo agradecí, porque sé que es un comentario honesto y es un piropo aún mayor viniendo de alguien que está sacando un discazo tras otro con Soen.

Y tanto, realmente están en un estado de forma increíble…

Así que fue algo bonito, y hemos estado recibiendo muchos comentarios por el estilo. Ésta es la parte positiva, aunque por supuesto que hay otra gente a la que no le ha gustado y lo respeto perfectamente, ya que no hacemos música para las más desafortunadamente…

Bueno, o afortunadamente (risas)

No nos importaría, la verdad (risas). Pero eso no cambiaría que el disco fuera exactamente como es ahora.

Para acabar con las preguntas sobre el nuevo disco, antes has comentado que estuviste un mes tú sólo rehaciendo las canciones. ¿Puedes desarrollar un poco cómo fue eso? ¿Qué ocurrió exactamente?

Sí, teníamos prácticamente un 70% o un 80% del disco escrito en 2019. En septiembre hicimos pre-producción con John Phoebes, que suele encargarse de los arreglos orquestrales y con el que hemos trabajado a menudo en el pasado, y allí acabamos aproximadamente un 70% de lo que puedes oir ahora. Pero después de girar, volvimos a escuchar las canciones y no estábamos en absoluto satisfechos. Así que cuando llegó el confinamiento a Portugal y en marzo nos tuvimos que encerrar en nuestras casas, pensé que era una buena oportunidad para jugar un poco con las canciones e incluso empezar de cero en algunos casos, ya que no éramos felices con ellas. Eran buenas canciones, pero únicamente buenas: las estructuras eran muy previsibles y, aunque no sabría cómo decirlo exactamente, había algo que estaba mal con el disco. No se me ponía la piel de gallina, y a Fernando, especialmente, tampoco.

A principios de 2020, justo antes del confinamiento, escribimos tres nuevas canciones con Ricardo, y la manera en que lo hicimos fue por fin la correcta. Empezamos de cero y ya no teníamos la estrofa, el estribillo, el puente entre uno y otro, las transiciones… no, olvidamos todo eso y nos centramos en ir segundo a segundo y minuto a minuto, sin avanzar en la canción hasta que estuvimos del todo satisfechos. En ese periodo yo estaba solo en casa y tenía todas las grabaciones, así que reprogramé todas las baterías, añadí algunas cosas, intenté arreglos distintos y se lo mandé a Ricardo y a Fernando. Ellos disfrutaron un montón de las ideas, así que cuando nos abrieron de nuevo y pudimos juntarnos otra vez después de un mes, acabamos las canciones y cambiamos las voces. Quería añadir algunas cosas, intentar nuevas ideas y escribir más los tres juntos.

Justo antes del verano terminamos con las baterías, y entonces el productor Gomes vino y estuvo muy contento con el trabajo que habíamos hecho. Todo lo que tuvimos que hacer fue cortar el excedente, ¿sabes? Toda la grasa que tenían esas canciones y que se había convertido en demasiado. Pero la estructura de las fluía y estábamos acercándonos a lo que queríamos. Él lo disfrutó mucho, así que todo fue bastante fácil. Luego fuimos al estudio a grabarlo en octubre, y de nuevo salió con mucha fluidez.

Por lo que mencionas, ¿crees que de una forma u otra sin la pandemia el disco no hubiera quedado tan redondo como ha quedado?

Quizás, quién sabe. Pero creo que el hecho de haber cambiado nuestra formación y la manera en que nos aproximamos a la banda individualmente supuso una diferencia mayor que la misma pandemia. Creo que tanto Ricardo como yo nos sentimos libres de muchas cadenas, sobre todo yo. Fernando suele decir que parece que alguien la ha sacado el tapón a la botella de Pedro (risas), y eso ha cambiado mucho las cosas. La pandemia también ha ayudado, claro, y no quiero que esto le suene mal a nadie, pero nos ha dado tiempo y enfoque para trabajar mejor las canciones. Creo que ha sido importante para que aprendiéramos una gran lección: que tenemos que seguir lo que nos dice el corazón. Y también otra lección (así que aprendimos dos, en realidad – risas -), es que dentro de la banda somos capaces de crear la música al completo para un disco. Nosotros mismos podemos trabajar en la producción y no necesitamos de la ayuda de nadie. A veces es bueno tener ayuda, pero no dependemos de ella, y habiéndolo hecho nosotros mismos creo que hemos conseguido un resultado muy satisfactorio.

Ahora que mencionas que habéis aprendido estas dos lecciones y que habéis tomado esa decisión para mejor, me gustaría enfocarnos un poco en el hecho que el año que viene marcará el trigésimo aniversario de la banda tal y como la conocemos, como Moonspell. Con una carrera tan larga y variada, estoy seguro que habéis tenido que tomar un montón de decisiones importantes, tanto el aspecto estrictamente musical como por supuesto en la parte más organizativa o de negocio. Visto en perspectiva, y asumiendo por supuesto que habéis aprendido de todo fuera bueno o menos bueno, ¿de cuáles de esas decisiones te sientes más orgulloso, cuáles crees que deberíais haber tomado antes y cuándo te parece que sencillamente metísteis la pata?

(risas) Creo que metimos la pata cuando publicamos White Omega como una cara B de Alpha Noir, porque creo que es un gran disco y podríamos haberlo guardado para sacarlo por sí mismo. Creo que no fue una buena decisión y todos estamos de acuerdo con ello. Creo que hemos tomado un montón de buenas decisiones, y de lo contrario probablemente no estaríamos hablando ahora mismo. Es posible que hiciéramos algunas cosas mal en el pasado, pero de una forma u otra quizás no fue culpa nuestra sino que fue una cuestión de mala suerte. Por ejemplo, recuerdo que en un momento concreto abandonamos una agencia de contratación. Nos encantaba el chico que trabajaba con nosotros, pero no nos gustaba la agencia en sí, así que decidimos irnos. Unos meses más tarde, ese chaval acabó montando su propia agencia, y nos hubiera encantado trabajar con él, pero todo ocurrió en un momento muy concreto y ya estábamos en una nueva, así que no había realmente motivo para cambiar.

Cuando empezamos a hablar de la vertiente de negocio, de trabajo o de management de la banda, entonces un nuevo Pedro entra en escena. Porque llevar la banda es algo muy distinto a tocar en ella, y lleva muchísimo trabajo. Lo hacemos todo nosotros mismos, entre Fernando y yo, y te podría contar millones de momentos y millones de historias en las que tuvimos que tomar decisiones en situaciones muy estresantes. Y claro, algunas decisiones fueron buenas y otras malas. Te he dado un ejemplo de una mala decisión más a nivel de banda que de management, pero es algo que ocurre a menudo y que, claro, también hay muchos aspectos positivos. No hay mucho que pueda decir sobre ello, más allá de que nos esforzamos al máximo para maximizar el número de buenas decisiones y minimizar las malas situaciones. (risas)

Claro, y siempre habrá la oportunidad de que se den ambas, especialmente después de tantos años de carrera. Este año, por cierto, también celebráis los 25 desde la publicación de Irreligious, que es el disco que os puso definitivamente en el mapa del metal a nivel internacional. Wolfheart fue genial, pero Irreligious supuso vuestra confirmación.

Sí, sí.

Sé que ya hiciste una pequeña gira celebrándolo y tocándolo en su totalidad hace cinco años (en motivo de su vigésimo aniversario) pero habéis pensado en algún tipo de celebración este año? Por otro lado, ¿cuál crees que ha sido la significancia de este disco para el desarrollo de vuestra carrera?

Creo que Irreligious es, una vez más, una reacción al disco anterior. Tuvimos un factor definitorio muy distinto, como es la incorporación de Ricardo como compositor y la marcha de nuestro antiguo compositor principal. Irreligious es la primera creación entre Ricardo, Fernando y yo, y es un disco que aprendimos a hacer gracias a la experiencia que acumulamos grabando Wolfheart. Esa fue nuestra primera vez con un productor de verdad y un estudio de verdad, así que intentamos aprender todo lo que pudimos sobre el proceso y añadirlo a las capacidades compositivas que ya teníamos, así que básicamente aprendimos a cómo hacer las canciones mejor (risas). También seguimos una vena artística distinta, más cercana al gótivo… Recuerdo que fue muy sencillo escribir las canciones de Irreligious y todo el proceso de grabación también fue muy fácil. Lo hicimos entre giras y todo fluyó perfectamente….

Como el propio disco (risas)

Bueno, sí, supongo (risas). No creo que vayamos a hacer una gira celebratoria. Nos encanta el disco y normalmente ya tocamos un montón de canciones en directo, pero creo que la celebración de nuestros treinta años en 2022 es más importante, con lo que estamos pensando en publicar algo especial para celebrarlo. Ya lo veremos. Aún es pronto para decirlo, especialmente en esta situación de pandemia que te deja un poco con las manos atadas a la hora de hacer planes, ya que es imposible saber ni cuándo ni cómo van a poder a empezar a ocurrir las cosas. Tenemos algunas ideas, pero eso es todo lo que son porque tenemos navegar por estos océanos agitados en los que estamos navegando todos ahora.

Claro. Tenéis un disco nuevo y un gran hito en vuestro horizonto cercano, así que lo más natural sería, por supuesto, saltar inmediatamente a la carretera…

Sí, es cierto, pero a falta de eso estamos invirtiendo mucho tiempo en nuestro Patreon, el Wolfpack. Tiene cinco tipos de membresías, y la gente paga de forma mensual y va desde los 3 euros a los cincuenta al mes. Estamos proporcionando contenido exclusivo constantemente, como conciertos que grabamos de forma profesional. Recientemente hemos estado grabando todos nuestros conciertos con vídeo y audio, y también lo hacemos con los ensayos, así que la gente puede ser partícipe de esos momentos especiales de la banda. También ofrecemos noticias y la gente puede escucharlo y verlo todo en primicia. También tenemos un montón de studio reports… no sé, estamos intentando buscar otras maneras de crear interés en la banda. Nuestro plan es el de seguir luchando, ya que no vamos a rendirnos sin haberlo dado todo. Este es nuestro principal lema por el momento.

Así que estamos trabajando mucho en este Patreon, que se llama Wolfpack…

Sí, lo estoy mirando ahora mismo…

Definitivamente también vamos a hacer streamings, y espero que pronto puedan haber conciertos aquí en Portugal, al menos para una cantidad sentada y reducida de público. Aún existen los conciertos y podremos tocar para la gente, y no importa si en vez de seiscientos hay doscientos. No importa y para nosotros es genial. Y quizás si el virus no se vuelve loco con las mutaciones, con el programa de vacunación es posible que de cara al verano podamos empezar a considerar celebrar pequeños festivales o pequeños conciertos que vayan desarrollándose poco a poco a giras para el año que viene. Por nuestra parte estamos estudiando la posibilidad, así al menos no nos pilla por sorpresa, y nuestra idea es intentar salir el año que viene a la carretera para presentar este disco si es posible y todo va bien. Y si no lo es, seguiremos luchando y buscando otras alternativas.

Todo esto del Patreon y de otras alternativas que se ofrecen hoy en día para conectar con los fans y dejar que os apoyen directamente con independencia de discos y giras me me parece algo realmente interesante a explorar. Es algo que algunas bandas llevan experimentando desde hace años, pero tú crees que se trata de una manera posible y realista de tener unos ingresos regulares sin tener que veros forzados a salir de gira constantemente? ¿Cómo os va a vosotros y qué tipo de respuesta estáis recibiendo de vuestros fans?

De momento tenemos unos 130 seguidores, o podemos llamarlos clientes. Muchos de ellos están interesados en las membresías más elevadas, las más caras. Es una oportunidad que tienen para estar con nosotros. Hacemos un montón de meet & greets y nos comunicamos constantemente con la gente, así que además de esos incentivos les da la posibilidad de apoyarnos y de recibir algo más de lo que es habitual. Puedes acceder a ensayos y a grabaciones en directo que no se encuentran en ningún otro lugar, y se trata de otra manera de sentir la música y el arte de una banda de una forma más cercana. Creo que es una herramienta genial, y aunque aún no conseguimos unos ingresos que nos permitan vivir de ello, pienso que si logras crecer mucho y trabajas duro en ello, al final del año te da un equivalente a lo que ganarías haciendo más de diez conciertos. Quizás en el futuro será como si hiciéramos cincuenta conciertos, y entonces empieza a ser algo impresionante también a nivel del apoyo que recibe la banda, ya que podríamos vivir prácticamente de ello.

Para nosotros es interesante, porque la gente que hay ahí es gente a quién le gustamos de verdad. No es un foro lleno de haters y que está abierto a todo el mundo, así que la gente que se reúne allí está genuínamente interesada en la banda. Eso hace que la comunicación sea más abierta y se pueda desarrollar mucho más. En el tiempo que llevamos ya hemos producido mucho contenido, así que imagínate en otro año lo interesante que puede llegar a ser. Al final es como una pequeña enciclopedia de la banda. Hay material nuevo constantemente, pero si quieres ver un concierto antiguo o de aquí a cinco años estás interesado en ese studio report sobre Hermitage que no habías visto aún, siempre estarás ahí.

Creo que es muy interesante prestarle atención a cosas así, porque lo compartimos todo en nuestras redes sociales y, más allá de promoción, no conseguimos nada con ello. La promoción es genial, por supuesto, pero eso es todo lo que es, y es imposible que podamos comer a base de promoción. La mayoría de bandas de metal no son suficientemente grandes como para tener un canal de Youtube que genere suficientes ingresos. Lo de Spotify es algo ridículo, por ejemplo. Soy cliente de Spotify y me encanta como herramienta, pero lo que le pagan a los artistas es ridículo. Así que no nos queda otra que ser listos y activos e intentar vendernos un poco en vez de compartirlo todo. Quizás podemos usar las redes sociales como herramienta de promoción pero tener los contenidos reales en el Patreon. La cosa podría ir por aquí.

Y ahora tengo que irme, Albert. Tengo otra entrevista y ya voy cinco minutos tarde.

Ostras, de acuerdo. Lo siento, la verdad es que no sabía de cuánto tiempo disponíamos. Por favor pídele disculpas de mi parte al siguiente medio con el que hables. Gracias por todo y te deseo toda la suerte del mundo con el nuevo disco. Espero que podamos vernos pronto en un escenario y que todo vaya bien para ti.

Sí, los quiero muito, y por eso nos reecontramos prósimamente! (risas)

Claro que sí! Muchas gracias, Pedro, obrigado!

Ciao, adiós!

Ciao!

English

Hello Pedro! First of all, thank you very much for dedicating this time to answer these questions for us. How are you and how have you been living through these weird times we are all in?

I am fine, I can’t complain. We also as Moonspell try not to complain too much because I think there’s higher matters to be solved before the bands situations. It’s taking a bit of time, yeah, and it’s frustrating because we barely play and to be in a band is like a way of life. But to be in a band and not having been together having shows is really strange. Sometimes is even a bit depressive, but then again we can’t complain because there are bigger issues. So I can say we’re fine, yeah.

Do you actually live more or less close from each other?

Not anymore. I used to live like one minute walking from Ricardo‘s house, our guitar player, and Fernando did live very near us but since five years or so ago he left to a place kind of eighty kilometers away, it’s not far from Lisbon. But now Ricardo also moved up north, almost to Galicia (laughs). Almost near Vigo, so it’s pretty far away, but with this pandemic you have to do these confinements and it’s better to be in countryside I think. I am living quite next to the studio.

But you know what? Nowadays the only difference that it makes are the routines, and Ricardo was saying to me, because we were together doing a TV show last week and we had to rehearse and everything, that he misses to come here, play guitar and meet me. And I have the same feeling, so it’s kind of different. But I don’t mind that people live away, I think that’s a personal choice and we are way over forty. Our drummer lives also two hundred kilometers from here, but when they come they sleep over. Ricardo still has an appartment here next to me, the one that he lived, while Hugo stays at my mother or stays with me, so that’s not a big problem. Again, I can’t complain about that (laughs).

Very good, I see that you are all like a small family after so many years.

Yes, we are.

Well, last week you released your new record, called Hermitage, which comes about three years and a half after the very celebrated 1755. That was for me one of the greatest and most accomplished albums of your recent career, but now you come to surprise us again with a very intriguing album and a huge different mood. Is very dark, very gloomy, melancholic, atmospheric and it has quite a big proggy feeling. What’s the idea behind this album and how was the process of composition and recording? Specially in comparison with previous records and also considering the very different situation that I guess you were in during that period.

No, the pandemic didn’t influence too much the writing of the album. I mean, it had a huge influence but not because of the pandemic, rather because I was alone for a month and I redid all the songs, so it forced me to do something I really had to do. Anyway, 1755 is a great album, I totally agree with you. I love it. But Hermitage follows a bit the line of Extinct, the album before 1755. So 1755 is a kind of monochromatic album about one very specific concept, of a very specific place in a very specific date. It talks about an earthquake, so it had to be a heavy and orchestral, something that really placed the listener in that era and that moment. So in a way it was an album a bit out of our path, if you know what I mean.

On the other hand, you are right that we always did these ups and downs with the albums, and this is a characteristic of Moonspell. But I think we knew even before 1755 was out that the next album would have to follow Extinct. We didn’t follow it in the gothic kind of atmosphere that Extinct has, but we definitely focused on the melodies and atmospheres of it. On the other hand, there was not such a big difference in the writing process. There was obviously differences, but it was just the attitude and what kind of musical backgrounds were supporting our creativity that were different.

I always wrote songs with Ricardo and before we started every song we listened to a lot of music because we wanted to have this vibe of listeners. We have the opinion that art doesn’t end within the creation of a song itself, but rather when it reaches the listener and the listen can interpret that art or part of it from the way the person feels a song. Because what you feel when you listen to a song is something very individual and very creative as well. Everyone has its own mind about the way they listen to the same song. So me and Ricardo exercised a lot that power of listening, so when we wrote the songs we followed much more our ears and our hearts than our fingers, our logic, our habits and our costumes.

I think that made a good difference even though we always did this in a way, but this time we did it with much more conscience and intention. And of course, we ended up doing a lot of music that we listen to and that we always listened to together. Our common grounds in music remounts to the times of Wolfheart or Irreligius, when we wre listeing to a lot of The Doors, Pink Floyd as well, Fields of the Nephilim, even a bit of Sabbath and a bit of Deep Purple…. I don’t know. There’s a lot of roots that you end up getting, and I think it’s a cycle of life. I think that everyone that reaches the middle age starts to appropiate the past again. It’s not a mid life crisis to search for those periods, but you are not ashamed anymore and you are not in denial to your past. You accept it and embrace it.

Therefore I think that very old music that we used to listen when we were young is also very present even though I always try to listen to new music because I think we can not stop in time. And it’s quite a modern thing to do actually. A lot of people say about this Hermitage album that is sophisticated. So it walks our path but I think this album is surprising, yeah, it’s bold. We wanted it to be bold. So I can not defend myself saying that this is pretty regular and this is very much Moonspell… no, I have to accept that people will be surprised with this album, especially sonically.

You more or less answered my three next questions (laughs). But well, you say that this is not a regular Moonspell album, but… what is a regular Moonspell album really? Over time you’ve incorporated elements of doom, folk, gothic, industrial, symphonic, black metal… everything has always flowed, but here we can maybe hear stuff I didn’t recall hearing so explicitly in the past, from The Doors and Pink Floyd as you said to more modern bands like Anathema or Katatonia. It sounds like a very mature album, very unique and bold. Your music is a constant evolution, but this one feels like a standout album.

I think what you mean is the fact of why is this album different, as in Moonspell‘s career they are always different. This one has one characteristic that I don’t think we had before. I am not gonna say Wolfheart‘s, but somehow it is, because there was the time where there was not too much production. I think the maturity comes from the fact that you can actually listen to the five elements always during the songs. It sounds like a band, not like a production. The production is the band, and that honesty and that lack of restrictions, presenting ourselves with open hearts and musically naked, is something new in Moonspell. A lot of our albums have a lot of layers and a lot of transitions and movements. But that’s the thing, this album has the characteristic that it comes more to the honesty and to the true sound of a band playing on a rehearsal room, you know.

I think that’s the biggest difference compared to the others. If it’s lighter or melodic… in terms of creative ideas or moods, I think you could fit the songs of Hermitage in the Sin / Pecado album, for instance, or Darkness and Hope. Even some other songs could be on the Antidote album. You can tell they are Moonspell songs. They fit very well with other albums, but the fact is that the story, the way the songs are written and the structure are a bit different. It’s more like Wolfheart in the sense that is not the regular verse-chorus thing, but is rather an album that has way more heart and feeling that knowledge. So in a way it sounds mature, but it’s a paradox, because it’s also more heartfelt and maturity tells you to pay more attention to reason than to the heart. I don’t know, maybe it’s the opposite, and in maturity you can say that you feel like dancing and, even if you are in the middle of the street, you will dance because you don’t care anymore. You are at the age that you say that you only have to enjoy, take advantage of the situation and if you feel like it, let’s do it. Maybe that’s maturity. It sounds a bit youthful, I know, but that’s the way we approached it and I think that’s a big difference towards the past.

Yeah, and maturity in a way can also be that you know yourself better and you feel more confident to express yourself and your vulnerabilities.

Yeah, true.

You mentioned that you expected this album to surprise your fans. Now that it has already been out for some days, what’s the feedback that you received so far? Personally I have to admit that I was a bit confused the first time I listened to it but I already started to love it as early as the second spin, and overall I feel that is definitely a grower. Around me I’ve heard some people being really disappointed and saying that this is too soft, while others are really marveled and consider it almost a masterpiece. Were you also conscious that would be a specially polarizing album?

You know, Albert, the way people feel the album, if it is love at first sight or is a long listen process it depends very much on everyone, on each person. Because we have people saying that they don’t like the album before going to bed and then they wake up and they say it’s amazing (laughs). So even in one person you find different attitudes. The way I feel it is that we couldn’t expect any other thing when you want to be bold and audacious. If you want to do this then you have to expect the album not to be unanimous. But the fact is that the big majority of the people are actually enjoying it, and especially the reviews and journalists. I think people that are more aware of a large wider variety and are more knowledgeable about music and different styles usually like it a lot. Not on the first listen maybe, some on the first listen while others take a little bit more time, but the fact is that the people that have wider perspective and are more open minded actually enjoy it or like it very much.

The people that are more into the heavy side and listen mainly to heavy metal, some of them like it and some others do not. It’s something over our control. I know we wanted to do an album like this and I believe there will be audience for this, but the most important thing is not the quantity of people that like it but rather how the people that like it really like it. And that’s for me the most fulfilling feedback I received so far from the reactions: there are a good amount of specially people that really dived into the album that have deep feelings with it and express it. Because no one goes on social media and writes something really good about something unless you really feel it. If you don’t like it, even a little bit, maybe you go there just to piss off people, but the opposite is not true. People don’t tend to make the effort of complimenting, and we have been getting a lot of compliments, also deep ones, and that’s a really good thing.

Even Martin Lopez from Soen, who used to play drums for Opeth. He is a good friend of mine and one day after we released the album he texted me saying that he thought it was such a great album. And I thanked him because I know he is honest and it’s even a greater compliment coming from somebody that has been releasing better and better albums every time with Soen.

Yeah, they are amazing defintely.

So it was a great compliment and we have been getting all of this. And that’s a great part, you know. Of course there are people that doesn’t like it and I respect that because we don’t do music for the masses unfortunately…

Well, or fortunately (laughs)

We wouldn’t mind it (laughs). But this wouldn’t change the album that people can listen to now.

Just to wrap up the questions about the new album, you mentioned before that you took a month to redo the songs. Can you develop this a little bit? What happened exactly?

Yeah, we had pretty much 80% or 70% of the album written in 2019. By september we did preproduction with John Phoebes, the orchestral guy we have been working in the past, and we did finish that 70% of the album you can listen now. But after touring and listening to the songs we weren’t happy at all. So when the confinement and the lockdown happened in Portugal in march, one year ago, we had to stay at home. It was strict lockdown, and by doing that I thought I had the opportunity to play around with the songs or even start from scratch in some cases, because we weren’t happy. They were cool songs, just cool, but the structure was very regular and I wouldn’t know how to say it, but there was something wrong about them. I wasn’t feeling the goosebumps, and specially not Fernando either.

In the beginning of 2020, just before the lockdown, I wrote with Ricardo three more songs, and the way we were writing them was the correct way. We were starting from zero and it’s not like we had the verse, the chorus, the bridge between them, the transitions…. no, avoid that and just go second by second and minute by minute. You don’t advance in the song before you are always truly satisfied. In that period I was alone at home and I had all the recordings, so I reprogrammed all the drums, did other bits, tried other stuff and sent it to Ricardo and to Fernando. They were enjoying the ideas a lot, so when they opened up again and we could get back together after a month, we finished the songs and changed the vocals there, as I wanted to change them, try new ideas and write more together.

Then we had the drums after that, just before the summer, and then the producer Gomes came over and he was so happy with the work that we did. All he had to do was to cut the excess, you know? The fatness of those songs that had too much in a way. But the structure in the songs that were flowing and were reaching the point. He was totally happy with it, so it was pretty easy. Then we went to the studio to record it in october, and then again it was all pretty easy going actually.

From what you mention, do you think that in a way without the pandemic the album wouldn’t have turned out as well as it did?

Yeah, maybe, who knows. But I think that also the fact that we changed the band line up and we changed the way we approach individually the band made even more of a difference than the pandemic. I think both me and Ricardo felt really free of any chains, especially me. Fernando always says that it feels like somebody took the cork out of Pedro‘s bottle (laughs), and that made a big difference. But the pandemic also helped, and I don’t want this to sound bad to anyone, but helped in this specific thing, gave us focus and more time to work on the songs. And I think it was important for us to learn a big lesson: that we really have to follow our hearts. And the other lesson, so two lessons actually (laughs), is that within the band we can make the music ready for an album. We can do the production, we don’t need help from anyone else. Is good sometimes to have help, but we don’t depend on it, and doing it by ourselves, just the band, I think the result is actually very very satisfying.

Now that you mention that you learnt these two big lesssons and that somehow you made that decision to change for the better, I would like to put the focus on the fact that next year it will mark the 30th anniversary of the band as we know it, as Moonspell. With such a long and varying career I am sure you had to take many important decisions, both in the strictly musical aspect for whatever meandes of styles you took, but also of course in the business / organisational side of things. In hindsight, and knowing of course that you’ve learnt from everything good and bad, which of those decisions are you most proud of, which of them you think you should have taken earlier and when you simply messed up?

(laughs) I think we messed up when we released White Omega as a B-side album for Alpha Noir, because I think that’s a great album and we could have saved it and do an individual release. I think that was not a good decision and we all agree on that. I think we did a lot of good calls, otherwise we wouldn’t be talking here. We probably did some bad calls in the past. In some we didn’t have any fault, as it was just a question of luck. I remember for instance that on a certain moment we left a booking agency. We loved the guy that worked with us there but we didn’t like the agency, so we moved out. And then the guy formed his own agency a few months after, and we would have loved to be there with him. But it happened in a very specific moment and we were already with a new one, so there was no reason to change.

You know, when you start to talk about the business side, the working side and the management side, then there’s another Pedro clicking in. Because it’s a totally different matter how you manage the band, and it’s a lot of work. We do it by ourselves, me and Fernando, and that’s something I could tell millions of moments and millions of stories that we had to call up in very stressful situations. Then we made some good calls some times and bad calls other times. I just gave you an example of a bad call as a band, more than as a mangement , but that will happen and also there will be other good times. There’s nothing really much that I can say about it, besides that we make our effort to maximise the number of good calls and minimize the bad call situation (laughs).

Of course, definitely always will be plenty of both, specially with so many years behind your back. Also this year you are celebrating twenty five since the release of Irreligious, which was the album that put you definitely on the wide metal map, let’s say. Wolfheart was great, but Irreligious was the confirmation.

Yeah, yeah.

I know that you already did a tour celebrating it and playing it in its entirety five years ago, but first of all, are there any plans of anything else (tour or not) celebratory this year for this album? And second, what do you think the significance of this album meant for the evolution of Moonspell?

I think that Irreligious is, again, a reaction of the previous album. We had a very different factor, which is the coming in of Ricardo as a songwriter as well while our old and main songwriter left the band. Irreligius is already a creation of Ricardo and me and Fernando. It’s an album that mostly we learnt how to do it after the experience of recording Wolfheart. Wolfheart was our first experience with a proper producer and with a proper studio, so we’ve learnt everything and we had all the writing skills anyway from Wolfheart, we just learnt how to do better the songs (laughs). Also we were following a different artistic vein, which is the gothic thing… I remember it was so easy to write songs for Irreligious and it was so easy to record as well. It was done between tours and everything was so smooth…

Just like the album itself (laughs)

Well, yeah, I guess (laughs). I don’t think we want to do a celebretional tour. I mean, we love the album and we play a lot of songs live usually, but I think the celebration of thirty years of career next year is more important, and I think we are maybe gonna release something special to celebrate that. Let’s see. It’s still early to tell, and specially because of this pandemic situation that leaves you a bit with your hands tight beacause you can’t plan for too long in advance when and how things will happen. We have ideas, but that’s all they are because we have to sail along these troubled oceans that we are sailing now.

Yeah, of course. You have the album out and that big milestone coming up, so the next natural step would be of course to jump on the road….

Yeah, but you know, we are investing a lot of time in our Patreon fan club, the Wolfpack. It’s something that has five tiers, people pay monthly but starts from 3 euros and ends up in 50 euros per month. We are always providing content, like live shows that we recorded really properly. Recently we’ve been recording all live shows video and audio and we are doing it with rehearsals, we are doing it with special moments of the band. Also news…. they can hear everything premiere, they can see everything premiere, a lot of making of, studio reports. We are empowering other ways to create interest over the band. Our plan is to keep fighting, as we are not giving up without putting a good fight. That’s our main motto at this moment.

So we work a lot on that Patron, which is called Wolfpack…

Yeah, I am looking at it just now….

Also we are definitely going to stream, there will also be shows in Portugal soon. It’s gonna open at least enough to do live shows for a sitting reduced audience. There’s still live shows and we can play to people. Doesn’t matter if there are not six hundred but two hundred. Doesn’t matter and for us is great. And maybe if the virus doesn’t go wild and crazy with the mutation, maybe with the vaccination I think that in summer maybe we can start to look at small festivals or small shows that slowly can develop to touring next year. We definitely are at least studying that possibility so that we are not caught by surprise, and we will be trying to go out next year to support this album on the road if possible and if all goes well. And if not, we will be still fighting to find other siituations.

I feel that Patreon and all these sort of alternative ways you can reach the fans and let them directly support you independently of albums and tours are very interesting to explore. This have been going on for a few years with some bands, but do you see it like a feasible way to keep having a steady and regular flow of income without being forced to tour constantly? How is it going for you and what sort of feedback are you getting from the fans?

At the moment we have about 130 followers, or let’s say clients. A lot of them are actually very interested in the upper tiers, the most expensive ones. It’s a chance to be with us, as we do a lot of meet & greets and communications with the people, as well as a way of supporting the band and getting a bit more than what’s usual. You can actually get into the rehearsals and live shows that are not anywhere else. It’s just another way of feeling the music and feeling the art of a band closer. I think it’s great, and even though it’s still an income that can not make a living for us, I think that if you grow a lot and you work a lot on it it’s definitely an income that at the end of the year is like you have done more than ten shows. Maybe in the future is gonna be like doing fifty shows, and then it starts to be something impressive also in terms of supporting the band, because then we can make a little living out of it.

And for us is also interesting, because the people that are there is people that really like us. It’s not a forum that has haters or is open to everyone, so the people that are there are actually interested in the band. That makes the communication more open, and from there it develops. Imagine that we already provided so many contents, and imagine that in one year it’s even more insteresting, so it’s like an ecyclopedia of the band. You have always new stuff, but if today you want to see an old show or in five years you are interested in this studio report from Hermitage that you haven’t yet seen, it will always be there.

I think it’s great and something to pay attention to, because we are sharing everything in the social media and we are getting nothing out of it besides promotion. Which is great, of course. but that’s all it is, because you can not feed yourself out of promootion and most metal bands are not big enough to have a Youtube channel that provides enough income, because it’s not big payments. Spotify is ridiculous, for example. I am a client of Spotify and I love it but it’s ridiculous what they are paying to artists, so we have to be clever, we have to be active and try to sell a bit instead of sharing all the time. You can promote it in the social media but have the real contents in your Patreon. I think that’s more important.

And now I have to go, Albert. I have another interview and I am already five minutes late.

Oh, ok. I am so sorry for that, I didn’t actually ask how much time we had! Please extend my apologies to the next media you will be talking to. Thank you for everything and I wish you the best of luck twith the new album. I hope that we will be able to see you soon on stage and that everything goes well for you.

Yeah, los quiero muito, y por eso nos reecontramos prósimamente! (laughs)

Claro que sí! Muchas gracias, Pedro, obrigado!

Ciao, adiós!

Ciao!

Avatar
Sobre Albert Vila 892 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.