Entrevista a Oscar Sancho, vocalista de Lujuria: ‘¿Quién quiere gustar a todo el mundo? Yo, desde luego, no.’

El vocalista de Lujuria, Oscar Sancho, siempre ha sido alguien con las ideas muy claras y sin pelos en la lengua. Ahora, publica un libro llamado «Ni política, ni religión, ni fútbol» a través de Desacorde Ediciones (en preventa aquí) que le sirve ponerlas negro sobre blanco y para darnos un buen rato de lectura. Y hablando de buenos ratos de lectura, nos hemos puesto en contacto con él y hemos charlado largo y tendido sobre el libro y sobre el presente y el pasado de su polifacética vida.

Oscar sigue siendo un chico de barrio que cuando nació no lloró, sino que canto “Breaking de Law” de los Judas, y que cuando fue adolescente soñó con tener una puta banda de metal.

Hola, todo un placer esta charla, sé que lo sabes. Me gusta la definición, toda, hasta la palabra “chico” que me trae recuerdos de Sobredosis, “Chico, cambia, el rock no te dará para vivir” cantaban ellos mostrando su decisión de, precisamente, no cambiar. Yo tampoco. Sigo siendo ese chico de barrio, en mi caso, y en el de muchos heavys de los 80 (y quiero reivindicar esa palabra también, en los 80 ni éramos metaleros, ni mucho menos “Metalheads”, éramos heavys) de dos barrios. Te cuento, los que vivimos en las provincias limítrofes de Madrid íbamos a Madrid a los conciertos, al Canci y a tomarla, a Vallekas. Aprendimos a amar a Vallekas y nos sentimos un poco vallekanos. Tenemos dos barrios, el de nacimiento y el del corazón. Soy del Carmen en Segovia y de Vallekas en el alma y cada día mas orgulloso de ser de barrios ricos, sí, has leído bien, contrariamente a lo que los medios de comunicación transmiten, mis dos barrios son tan ricos que tienen un tesoro que no compra ni todo el oro del mundo, dignidad. Nosotros somos ricos, ellos, son tan pobres que solo tienen dinero.

Los Judas siempre fueron y son mi grupo. Ellos son el Heavy Metal, estilo musical que me atrapó desde mi tierna adolescencia hasta ahora y con ello su forma de vida, ley para mí. En el salón de mi casa tenía mi madre un mueble con las puertas de cristal que hacían efecto de espejo. Y de cuerpo entero. Con apenas 14 años y ya huérfano de padre, convenzo a mi pobre madre para que me compre un equipo de música. Tan bueno, que hoy sigue funcionando, flipa. No sé como lo hizo, porque era carísimo. Mi santa es mucha santa. Compré mis primeros vinilos y en el salón, mirándome al espejo de ese mueble, a veces con la escoba de mi madre a modo de micro, a veces con tan solo la mano doblada como si sujetara un micrófono, me ponía los vinilos y “actuaba” He dado miles, en serio, miles de “conciertos de salón” hasta que un día, en esa mano vacía, había un micrófono de verdad y enfrente no había un espejo, había hermanas y hermanos levantando el puño. Desde ese día hasta hoy me aseguran que han pasado 30 años y yo sigo dudando si no han sido 30 minutos, cuando se vive un sueño el tiempo vuela…

Muchos siguen creyendo que los heavys siguen siendo unos garrulos,  cuando tu por ejemplo vienes de padre docente y tú eres profesor . Algunos desconocen tu faceta profesional a parte del metal ¿Cuál es la lección transversal que haces entre un mundo y el otro?

Ayer mismo enviaba un vídeo a Ecuador, a un programa que va a nacer en su televisión llamado “Dosis de Heavy Metal” donde abordan eso, donde quieren mostrar que en el heavy, aparte de los tópicos que va a ser imposible quitarnos, hay gente de todo tipo. Como dices, yo soy profesor, mi padre también lo era y mis dos hermanas (tengo dos hermanas y mi madre siempre bromeó que yo era “la niña del medio” porque de los tres, siempre fui el que tenía el pelo mas largo y el que tenía mas anillos y pulseras) también lo son. En mi casa hay mucha tradición de pedagogía, nos encanta ser educadores.

Creo que, sin embargo, mas que airear títulos universitarios, los heavys lo que tenemos que hacer es demostrar a la sociedad que luchamos por causas justas. Siempre fuimos anti mili cuando había mili, anti guerras, críticos con el racismo, con la xenofobia, con el fascismo, con cualquier acto o ideología que menoscabase la justicia, la igualdad y la libertad. Hoy día, leo en algunas webs y en algunos twitters opiniones de heavys, algunos muy reconocidos, contradiciendo esto y eso me preocupa más. Un título no hace a una persona, sus actos y sus palabras, sí. Por eso nace el libro del que estamos hablando, para mostrar lo que pienso, no mis títulos universitarios no el curriculum pedagógico de mi familia, porque lo creo necesario. El Heavy está perdiendo su esencia y sin su esencia no es heavy, es solo un estilo musical más.

Como decía el inefable Umbral, ‘hemos venido hablar de tu libro’ aunque contigo se habla de todo, ¿no?

Jajajajaja cierto y la culpa suele ser mía. Tengo pasión por la música, por la historia de nuestro heavy metal, por la lucha contra las injusticias y basta darme pie y no sé parar. También creo firmemente que hay que ser así, de la misma manera que creo que encima de un escenario tienes que ser lo mas estrella posible, cuando bajas, debes ser lo más cercano posible, porque haces un estilo musical cuya bandera es la hermandad. Hay quien se pone el “traje de estrella” cuando sube a un escenario y se olvida de quitárselo al bajar y aun los hay peor, se pusieron el “traje de estrella” la primera vez que pisaron un local de ensayo y, desde entonces, no se lo han quitado. ¿Es que no ven que está ajado, sucio y que solo causan risa en vez de esa admiración que solo ellos ven? Es tan patético…

Ni Política, Ni Religión, Ni Fútbol”… ¿dónde nos llevas con este libro?

Donde me queráis acompañar, en este libro y en todo lo que hago. No fuerzo a nadie, invito a que me acompañen, con la firme creencia que nadie es nada solo y que, en lo que hagas, cuánto más seamos, mejor.

El título es un grito de liberación que lanzo convencido. Cualquier persona que se dedica al arte, y el heavy es una forma de vida pero también un arte cuando se hace música recibe el mismo consejo “No hables de política, de religión o del fútbol o no gustarás a todos” Yo, lo primero que me pregunté, es ¿y quién quiere gustar a todo el mundo? Yo, desde luego, no, es más, me preocuparía porque hay gente que no me gusta a mi, por sus ideas, por sus actos y a esos quiero importunar, no gustar, hostias. Lo cierto es que me salté ese consejo desde el primer día que subí a un escenario y ahora, que la situación es excepcional, que las guitarras están secuestradas en sus fundas, solo me quedaba la palabra. Así que las junté en un libro.

¿Y cuál es el peor de los tres entes?

Contando con que ninguno debería ser malo por definición, la política debería ser para mejorar la vida del ciudadano, la religión su alma y el fútbol su ocio, lo cierto es que, como casi todo lo que acaba tocando el ser humano, se corrompe, se pudre y se convierte en una puta mierda. El fútbol por ahora lo vamos a apartar, la duda es ¿Cuál es peor hoy día, la política o la religión? Y sabes qué, son tan malas que van juntas, hemos visto demasiadas veces a la iglesia haciendo política, yendo de la mano con ellos y estando presentes en los pelotones de fusilamiento incluso. ¿Tengo que elegir una? Por su historia, es responsable de más crímenes, la religión pero solo gana a la política en esta carrera de maldad en la “foto finish” y tras largo debate en el VAR.

Dime un político, religioso o futbolista actual o pasado que merezca tu respeto.

Sin duda el expresidente uruguayo, Pepe Mújica. Si tan solo hubiera un 10% como él entre los políticos, saneábamos la religión y hasta el fútbol

Por el título del libro entiendo que no te gusta el futbol, pero eres del Rayo Vallecano. Entonces, te pregunto qué diferencias hay entre la Gimnástica Segoviana y el Rayo Vallecano

No no, ¿todo el mundo ha entendido mal el libro? El título es irónico. No digo que no hablemos de eso, digo que, a pesar de que nos digan que no se debe hablar de eso porque se lía, tenemos que hablar de eso y no solo eso, tenemos que conseguir hablar de eso y que no se líe. Nuestro futuro y nuestro bienestar depende de ello

Es como en Catalunya, leo con pena que cuando hay reuniones familiares se decide no hablar de independentismo o seguir en el estado español porque se lía. No debe liarse. Se debe hablar de ello y consensuar, empezando por el pueblo catalán porque, mientras tanto, un tribunal encierra a los políticos catalanes y eso perjudica a toda Catalunya, mientras tanto, un tribunal destituye a un President y eso perjudica a toda Catalunya, mientras tanto, la justicia se inmiscuye en la política y juntos, dan un golpe de estado de facto en Catalunya y es hora de hablar, consensuar y decidir lo que Catalunya quiera decidir sin que metan sus putas narices jueces, tribunales y políticos ajenos a Catalunya. Si fuera catalán, escribiría el libro “en la mesa no se habla de independentismo” y llenaría sus páginas de razones por las que es urgente que se hable de ello. ¿Entiendes la ironía del título ahora?

Y sobre la Sego o el Rayo, es que en mi barrio había otro equipo, el Acueducto, aún recuerdo el himno:

Acueducto pinturero
Te quiero más que a mi novia
Acueducto de Segovia
¡Acueducto! ¡Hacia el mundial!

Y yo era del Acueducto. La Sego era rival directo y además nosotros éramos el equipo pobre… con el tiempo la Sego absorbió al Acueducto y fuimos aprendiendo a quererla pero nos ha costado, por eso mi primer equipo es el Rayo, aunque ahora, ya, he aprendido a querer a La Sego.

Hablemos de pandemia y lectura, con la que está cayendo es un buen momento para leer, ¿no?

Para leer siempre es buen momento, siempre. Seguro que has oído el chascarrillo sobre lo que no dicen a los que somos comunistas. Nos dicen “Oye, tú eres comunista ¿no? entonces ¿puedo ir a tu casa y llevarme lo que quiera?” El otro día leí la mejor respuesta que dar a eso

“Claro pero libros, llévate libros”

¿Cómo crees que nos afectará esta crisis al mundo del rock?

El mundo del rock, la música, ya estaba en crisis antes de esta pandemia. Como soy un puto idealista sin remedio, creo que esta crisis hasta nos va a ayudar. Hemos visto algo que no hemos visto nunca hasta ahora, el mundo de la cultura unido y luchando juntos y eso solo puede traer cosas buenas. (En estos momentos, Mariano Muniesa, compañero de radio y de Podemos y presente por Podemos en la Asamblea de Madrid, me envía un wasap para comunicarme que la Asamblea de Madrid acaba de aprobar proteger a las salas de conciertos, ¿ves?)

Para nuestra desgracia, que amamos el rock, debemos reconocer y así lo manifiesto públicamente joda a quien joda, que somos el único colectivo que no se ha unido con esa fe, esas ganas y esa fuerza, pero vuelvo a aplicar mi idealismo sin mesura y creo que acabaremos uniéndonos y, sinceramente, y no lo digo por animar, lo creo firmemente, de esta salimos mas fuertes, mas unidos y con mejor escena. Por serte del todo sincero, también creo que, como en toda batalla y lo que tenemos por delante es una gran batalla, habrá bajas y eso es lo que mas preocupado me tiene, porque cada baja que ya voy leyendo son grupos, salas, personas que conozco personalmente, que me han dado grandes momentos y que ya no van a estar más con nosotros. Es lo único que me tiene un poco decaído dentro del ligero optimismo que abrigo con el firme pensamiento que de esta salimos mejores y mas fuertes.

Porque hay gente que se sigue creyendo superior y afirman  que ‘Un Metalpaco es un ser musicalmente resignado para ti, ¿qué es un Metalpaco?

Seré breve, una gilipollez inventada por cuatro gilipollas que saben de lo que es ser heavy lo que yo de física cuántica. Que lo disfruten, si les entretiene me parece guay, porque mientras un gilipollas está entretenido en una gilipollez no hace otras…

Hablemos un poco de la prensa especializada de este país, porque los hay que siguen llevándose mal y se odian y se putean

Porque siempre hemos sido miserables, buscadores de la escasa ganancia rápida en vez de invertir en un futuro mas prometedor. De cada cosecha puedes guardar la mitad para sembrar y seguir creciendo o comerte todo creyendo que “el cielo proveerá” pues me temo que ya están viendo que “el cielo no provee” y aun así siguen, como Thelma y Louise, acelerando hacia el acantilado… y ya sabemos como acaba esa película…

¿Aguantarán todos los medio de comunicación profesionales o se va todo al carajo?

Como nos enseñó Buda, la sabiduría está en el término medio, no se va a ir todo al carajo, seguro, pero no van a aguantar todos. Algún Ford Thunderbird descapotable está ya muy cerca del acantilado y acelerando…

Lujuria son más de 30 años de heavy rock, con un montón de discos videos y escenarios pateados. ¿Qué ha cambiado en el seno de la banda en todos estos años?

Todo lo que debe cambiar por el paso de 30 años, solo lo que debe cambiar, nos hemos resistido a que otras cosas cambien por el paso de los años y seguimos teniendo 18 en el corazón siempre. Y creo que esa debe ser la actitud. Hay que aceptar el paso del tiempo en algunas cosas, luchar contra eso es luchar contra imposibles, pero no hay que dejar que ese paso del tiempo te domestique porque entonces el tiempo no habrá pasado, te habrá engullido. Cada vez que alguien me pregunta por la canción viejo rockero contesto lo mismo, para Lujuria no es lo mismo un viejo rockero que un rockero viejo. Ni parecido. De hecho veo rockeros muy viejos con solo 18 años de edad…

Es increíble cómo te quiere la gente a ti y a LUJURIA, eso te lo has ganado por una razón muy sencilla, tu transparencia y por tener siempre un mensaje claro, has sido innovador en propuestas como la del pago diferido o la entrada gratuita a los parados que van a los conciertos de LUJURIA , siempre estas al lado de los más débiles  ¿Cuál es tu próximo envite?

El verdadero envite de Lujuria es que no existan los débiles, así somos de idealistas y hacia eso caminamos paso a paso. Creo que una de las cosas que necesitan es saber que no son débiles, ¿sabes el cuento del elefante no? Cuando son pequeños los atan con una cuerda a un palo del que no pueden liberarse por más que lo intentan y eso se les queda en la memoria. Cuando son mayores los siguen atando con la misma cuerda en el mismo palo y de un solo tirón se liberarían, pero ya, no lo intentan…

Hay que decir a la gente que tiren, hostias, que tiren que se liberan y por eso nace este libro. Por ceñirme a tu pregunta, mi próximo envite inmediato es observar como recibe la gente el libro y ver si es necesaria una segunda parte, que si lo es, la escribiré. Cuando empiezo algo llego hasta el final siempre, si fuera elefante yo sería de los que tiran de la cuerda cada día así pasen 100 años…

A nivel de Lujuria justo estos días estoy hablando mucho con nuestro manager, David Sanz, para ver si encontramos una manera digna, bonita y segura de celebrar nuestros 30 años, a ver si lo conseguimos, huele a vinilo de directos históricos por ahora…

El 31 de agosto de 2007, Lujuria aterrizasteis  por primera vez en Latinoamérica, concretamente en Buenos Aires (Argentina). Después de más de 13 años, ¿cuál es el balance de países latinoamericanos recorridos?

Cierto, en La Cumbre del Metal, en el Teatro Flores auspiciado por Hurling Metal y mi querido Pocho Metálica, donde agotamos entradas y se quedó gente fuera, fue increíble.

El balance es el mismo que hacemos de cada escenario que hemos pisado, todos y cada uno de ellos son importantes para Lujuria. Por eso siempre hemos dicho a los hermanos latinos que no esperen gira larga por sus países de nosotros. Nos entregamos en cada concierto sin reservar nada de nada, no vamos a medio gas pensando, quedan 14 bolos, cuidado… y con esa entrega es mas honesto decirles, cada vez que vayamos vamos a poder hacer dos o tres conciertos en fin de semana, quedarnos ahí la semana siguiente descansando y reponiéndonos y otros 2 ó 3 el fin de semana siguiente. No podemos hacer más con nuestro nivel de entrega y, por tanto, no queremos hacer más. Por eso es un poco más difícil vernos por ahí, pero paso a paso, con este ritmo, hemos visitado casi todos los países latinos, con la espina clavada de que nos queda Chile y Perú donde tenemos muchísimos seguidores, pero seguro que, cuando esto pase, iremos.

Y no me quiero olvidar de Europa, somos el único grupo de este país que llegó al Sweden Rock en la mejor época de este festival o a Eslovenia, al Metal Camp, un festival increíble. También queremos tocar más en Europa, especialmente en Portugal donde tenemos ya un escuadrón funcionando y en Italia, porque ambos países también son latinos y buscamos la unidad de toda la escena latina.

¿Qué huella deja Latinoamérica a Oscar Sancho?

Un cariño imborrable, un respeto enorme a sus culturas, riquísimas, que debemos conocer y respetar y una gratitud enorme a su manera de ser, son enormemente cariñosos y no sabéis lo que llena eso. El día que nuestros ministerios de cultura, el español y los latinos, sean capaces de arbitrar medidas para que se produzca un intercambio cultural constante, en lo que nos toca, en el rock, vamos a demostrar al mundo que lo que yo llamo La Nueva Ola del Metal Latino es, ahora, la verdadera escena que mantiene el espíritu intacto del heavy metal por encima, incluso, de las escenas inglesas o estadounidense.

Me comentabas en una entrevista años atrás que Rockcinante se gestó en Latinoamérica..

No, no, o me expliqué mal o no me entendiste. Rockcinante se gestó en la propia emisora de Mariskalrock en una entrevista a Lujuria. En vez de hablar de Lujuria me puse a hablar de eso que te estaba contando, de lo que yo considero La Nueva Ola del Metal Latino y su valor y Mariskal Romero me dijo, “pues sí que es interesante, ¿harías un programa sobre eso?” Y no lo dudé. Tal vez creas que se gestó en Latinoamérica porque surgió hablando de Latinoamérica pero fue mérito de Mariskal Romero que supo “picarme” en el momento justo y así llevamos 16 años.

Volviendo a la actualidad, ¿qué mensaje das como sindicalista ante la crisis generada por la Covid 19?

Hombre uno claro, la clase obrera no debe pagar la crisis económica, una vez más… Mas que nunca se necesita unidad y fortaleza en la lucha y la prueba son las trabajadoras y trabajadores de Nissan y su lucha de casi 100 días con dignidad y fortaleza.

La clase obrera son todas y todos los que trabajan excepto las fuerzas de seguridad que son los perros de los empresarios, habiendo nacido en la clase obrera, una pena… y todas y todos debemos hacer oídos sordos a las mentiras, bulos, engaños y promesas de seguridad que no será tal que se están haciendo aprovechando esta maldita crisis y luchar por lo nuestro, con los nuestros.

Al igual que los músicos de rock, la clase obrera carece de la unidad necesaria, y ese es el primer paso. También aplico aquí mi optimismo y creo que, como cada vez caen más máscaras y hay miserias que no tapan las mascarillas, empezaremos a ver la luz.

Rockcinante, Lujuria, Podemos … ¿Cuántos discos, CDs y otros gádgets tienes en casa a día de hoy?

Siempre digo lo mismo y es verdad, no los cuento. Quien cuenta sus posesiones es que no las disfruta, solo quiere acumularlas y yo lo que tengo lo disfruto, pongo mis vinilos una y mil veces, ordeno las púas y recuerdo como llegaron, hago cuadros con las entradas y dejo que mi memoria se refresque recordando aquel día… En realidad no son posesiones, son “recordadores de momentos felices”

Recomiéndanos un par de libros

Últimamente solo leo libros de música, la verdad, tengo pendiente el que me ha regalado mi querido Flaco Barral sobre la historia de su grupo en Uruguay, Días de Blues, de Fernando Peláez. También tengo pendiente la nueva novela de Albert Pla “España en guerra” y puestos a dar utilidad a los libros, también recomiendo aprovechar la Biblia si la que tenéis en casa es de esas que se hacían con hojas de papel de arroz, no hay mejor papel de liar, os lo aseguro y si la Biblia es de buen tamaño,  ni os cuento…

Sé que personalizar en una sola persona o un solo grupo es demasiado exigente, pero ¿qué persona ha sido importante para el Metal español y que grupo ha sido el más representativo para ti?

Podría serlo pero es algo que tengo claro y siempre lo digo así que no es nuevo para quien me conoce. Mi referente sin duda es José Carlos Molina. Él lo sabe y sabe cómo le llamo cariñosamente “El último mohicano” Es el mejor músico que tenemos y ojalá todo el mundo pudiera visitar su casa donde te vas a encontrar instrumentos hasta en el baño. Pero no solo por eso, por su actitud. Sé que tiene fama de huraño a veces y famosas son lo que la peña llama “molinadas” pero hay que ir más allá de eso. Su actitud ha sido la de no vender jamás su música y su integridad y eso le ha llevado a estar donde está, lo sabe, lo tiene asumido, pero creo que, a él, como a mí cuando lo pienso, le jode. Le jode porque es injusto pero debe llenarle de orgullo. Puede ir por donde sea con la cabeza alta. Su sonrisa tiene un mensaje “te habrás comprado mil grupos y mil músicos, a mí no pudiste comprarme nunca” Eso a compañías y periodistas (bueno pseudoperioditas, que es una especie que abunda en el metal hispano) les tiene que joder y esa sonrisa envuelta en una perilla y armonizada por una flauta, es el himno del hombre libre. Admiro mucho al último mohicano.

Grupo, sin duda ninguna, Barón Rojo. Por ellos quiero romper una lanza hoy que he venido a desnudarme delante de ti, ¡qué injusto es lo que está pasando ahora en el metal español con ellos!, parece como que ha surgido no sé de dónde una consigna que todos están agitando, que lo dejen ya… ¿cómo podemos ser así? Me da “rabipena” una palabra que me acabo de inventar que une rabia y pena. Fueron, son y serán los más grandes pero sin duda ninguna. En  cualquier otro país a estas alturas de la película serían dioses, en el nuestro, buitres cobardes y feos tratan de comer su carne en foros y páginas de pseudoperioditas. Pues rompo una lanza por ellos ¡LARGA VIDA AL BARÓN!

¿Cuál fue tu primer disco o el que más te influyo y el cuál sigues nombrando de vez en cuando?

Mi primer disco fue en cassette, un regalo de mi tío Antonio, era a cassette de Santana “Una cadena no hace una prisión” y desde entonces me encanta Santana. Más tarde me compré ya con mis ahorros “Matrícula de honor” de Tequila, otra banda que siempre me gustará. Con el tiempo pude convencer a mi madre para que me comprara una cadena de música, con su plato, su doble pletina, su ecualizador… cada vez que me acuerdo… ella se había quedado viuda, en casa no había mucho dinero pero unos reyes ahí estaba la cadena, cojonuda, aun funciona, flipa. Y entonces cayó mi primer vinilo, AC/DC “Highway to hell” .

El que sigo nombrando de vez en cuando es el “Made in Japan”  de Deep Purple, especialmente cuando algún grupo hoy día saca un… “directo”

Dime tres discos que te llevarías a la eternidad y por qué…

Judas Priest – “British Steel”. Porque los Judas son mi banda y porque ese disco siempre me recuerda para qué nació el metal. El título del disco es el grito que los trabajadores del acero lanzaban en sus protestas y ese grito fue prohibido. Los Judas burlaron la prohibición con la portada de la cuchilla e insinuando que el acero británico era su música, pero en realidad el título era por apoyar a la clase trabajadora. ¡Grandes!

Deep Purple – “Made in Japan”. Porque siempre que quiera recordar qué fue un concierto de metal este disco lo hará.

Justin Bieber – “My World”. Porque al llegar a la eternidad pillaría estos tres discos y se los dejaría a Dios, le diría, escucha los tres y sabrás por qué soy heavy, que no te enteras.

Ricard Altadill
Sobre Ricard Altadill 20 Artículos
Mamé el chupete rodeado de cartuchos de ocho pistas, cassettes, singles, discos y come discos, crecí entre en las tres tiendas de discos que tuvo mi tío (Discos Altadill - Tortosa) a los 8 años amaba tanto a Jorge Sepúlveda como a Eydie Gorme o a Mozart, lloraba desconsoladamente cada vez que estrenábamos un disco de Zeppelin, Purple, Slade, Iceberg o Lone Star y La Trinca… La primera vez que entre en el Quirófano* me propuse vivir de mi pasión el “Heavy Rock” y lo logré … o no, he hecho de todo desde dj a manager, de locutor a relaciones públicas escribí en casi todas las publicaciones del país y actualmente estoy en … joder muchos sitios, pero sobre todo en Metal Hammer…y ahora ¡¡aquí!! en con estos locos enamorados del incierto criterio musical. ¡¡Ah!! Por cierto, no me gusta entrevistar a los músicos, me gusta divertirme con ellos… ¡¡God Save Science of Noise!!