Entrevista a Oeds Beydals, guitarrista de Death Alley

‘Este disco es el resultado de estar tocando durante días y celebrar las buenas tomas con ácido’

Uno podría pensar que una banda que surge de ex-componentes de The Devil’s Blood e In Solitude no hará mucho más que continuar la senda marcada por ambas bandas. Y si bien es cierto que ahí está la similitud, lo que podemos encontrar en los dos discos de Death Alley va mucho más allá. Su segundo trabajo, a publicar en un par de semanas, es brillante, y por ello y por su visita en mayo, charlamos con su guitarrista Oeds Beydals, para que nos hable de influencias, presencias, viajes acídicos y esperanzas.

SofN: ¡Hola Oeds! Antes que nada, muchas gracias por dedicarle algo de tu tiempo a contestar estas preguntas para Science of Noise. ¿Cómo estás?

Hey, gracias por tu interés. Estoy bien.

SofN: Debo confesar que antes de ponerme con este segundo disco vuestro nunca había escuchado vuestra música. Lo que esperaba, basándome en que habíais girado con Kadavar y en las bandas en qué varios de vuestros componentes habían tocado en el pasado, era simplemente otra banda de hard rock / doom revival. No tengo suficientes palabras para expresar cuán equivocado estaba, ya que en vuestra música hay muchísimo más que esto: hay psicodelia, rock gótico, punk y mil cosas más. ¿Cómo definirías tú a Death Alley?

Death Alley es un proyecto en el que intentamos encontrar la mejor manera de canalizar nuestras experiencias musicales previas y avanzar a través de ello. Así que puedes escuchar ecos de todos nuestros pasados musicales, combinados en algo nuevo pero sin cerrar ninguna puerta completamente. Si además conseguimos escribir un disco que suene coherente, entonces nuestro sonido dá lo mejor de sí mismo.

SofN: Estais a punto de publicar vuestro segundo disco, titulado Superbia. Lo he estado escuchando bastante en estos últimos días y en mi opinión el disco es brillante: sombrío, lleno de groove, pegadizo y fluyendo libremente entre lo oscuro y lo luminoso manteniendo intacta la esencia. ¿Cuáles crees que son las principales diferencias entre este disco y vuestro debut?

A mí me suena como una progresión natural. El primer disco fue una introducción, y Superbia es ese siguiente paso. Cuando ya estás completamente iniciado y has viajado más allá de Boogieland, ahí es donde encontrarás Superbia.

SofN: Aunque el disco al completo es muy disfrutable, hay un par de canciones que me han gustado especialmente en estas primeras escuchas. Una de ellas es la inmediata y bailable “Shake the Coil” y, por supuesto, ahí está el majestuoso y épico final con “The Sewage”. ¿Qué nos puedes contar sobre estas dos canciones en particular, tanto lírica como musicalmente? ¿Cómo cobraron vida?

“Shake the Coil” fue un mantra desde el principio. Tenía esa frase clavada en la cabeza durante días antes de que la canción estuviera terminada. Sabía que la frase era muy poderosa y que teníamos que construir una canción a su alrededor. Es genial cuando una canción no surge a partir de un instrumento, ya que se crean unos fundamentos muy distintos cuando la construyes alrededor de la letra. Líricamente contiene un equilibro algo extraño, ya que cuelga en algun sitio entre una llamada al empoderamiento y un ataque vicioso al cosmos.

Musicalmente, “The Sewage” fue todo un reto, ya que para que todos los detalles se pudieran escuchar bien necesitamos que todos esos ritmos tuvieran su sitio correcto. Además, conseguimos componer una melodía de voz pegadiza que se desliza a través de toda la canción. Cuando la escucho ahora me parece increíble comprobar como todo encaja. La jam del final proviene de la época en que estuvimos en Berlín iniciando a nuestro nuevo bajista. Estuvimos tocando durante días y celebrando las buenas tomas con ácido. Esta pieza vino de allí. Líricamente, habla de la energía que puedes liberar cuando intentas empujarte a ti mismo y a otros con demasiada fuerza hacia un proceso de transformación. Te posee y te destroza. Y aunque quizás no sales de ello demasiado bien siempre hay algo de oro al fondo de la cloaca. Un camino desde el abismo a la ascensión.

SofN: ¿Qué canciones de este disco crees que pueden convertirse en clásicos en el futuro de Death Alley?

En este momento, Death Alley es una banda que toma vida en su máxima expresión encima de un escenario. Y en nuestros conciertos enseñamos distintas facetas del grupo al fundir high energy rock ‘n roll con aproximaciones más ceremoniales. Desde este punto de vista, diría que “Headlights in the Dark” y “The Sewage”.

SofN: Aunque vuestras raíces estan en el hard rock, también veo un cierto aire de horror oscuro que identifico con bandas como In Solitude o vuestros compañeros de sello Tribulation, una banda que también ha sacado un disco maravilloso este mismo año. ¿Los conoces y te gustan? ¿Ves tú también ciertas similitudes entre las dos bandas?

Es interesante que menciones a In Solitude porque nuestro batería, Uno Bruniusson, es uno de los fundadores de esa banda. Personalmente, siempre me han inspirado y hemos compartido escenario en incontables ocasiones durante mi estancia en The Devil’s Blood. A través de esta conexión apareció un lenguaje parecido que también tiene una presencia muy fuerte en Death Alley. Aún no he visto a Tribulation en directo pero tengo muchas ganas de introducirme a esa banda

SofN: En los últimos años se ha producido un gran renacimiento de la escena doom y hard rock. ¿Os sentís identificados on este movimiento? ¿Por qué crees que este tipo de música está teniendo de nuevo tanto éxito entre fans y músicos jóvenes? Si consideras a Death Alley parte de esta escena, ¿qué crees que os hace especiales? ¿Qué otras bandas te gustan especialmente?

Creo que probablemente tiene que ver con el estilo de vida tan frenético que nos envuelve hoy en día, en la manera en que el mainstream y gran parte del underground consume música ahora. Producciones planas, sin amor por las historias y sin tiempo para ni tan siquiera intentar comprenderlas o introducirse en ellas. Te hace añorar tiempos en los que todo el mundo parecía poder disfrutar de un doble LP mientras leía el texto en la funda.

Lo que me gusta de esta “escena” es que se está empezando a abrir más y más. En festivales como el Roadburn casi todos los géneros estan representados y los límites se superan cada día. Incluso las bandas más retro estan avanzando rápidamente. Y creo que esto es lo que necesitamos. Como banda, pensamos que a veces es bueno ser el raro. Si estás tocando con un montón de bandas de doom creo que la gente está más que preparada para algo más.

SofN: ¿Y cómo es esta escena en Holanda en particular?

Como he dicho antes, el Roadburn es uno de los pilares aquí en Holanda. La escena musical, si la puedes llamar así, no está centrada en ningún estilo en particular. Y esto tiene sus pros y sus contras. Hay muchas buenas bandas, pero socialmente no está muy cohesionado, así que para algunos grupos es complicado conectar con la audiencia.

SofN: Durante un par de años formaste parte de The Devil’s Blood, una banda que siempre me ha parecido absolutamente fascinante. De las muchas bandas de rock oculto retro que han salido en los últimos tiempos, The Devil’s Blood es la que me ha parecido más creíble de todas. No estoy seguro si participaste en la grabación de alguno de sus discos, pero puedes explicarnos un poco cómo fue el formar parte de esa banda, qué hiciste con ellos y como fue trabajar con la figura de Selim Lemouchi? ¿Te sorprendió su suicidio?

Fui un soldado para esa banda. Me sumergí profundamente dentro de la música y aprendí el poder detrás de su aproximación ritualística. Abrió muchas puertas para mí. Fue genial trabajar con Selim, un hombre que me inspiró mucho como persona y como compositor. Estoy muy agradecido por mi tiempo con la banda. Aunque mucha de la música de The Devil’s Blood trata de la muerte y de decidir en qué momento esto debe ocurrir en cada uno de nosotros, te sigue cogiendo por sorpresa cuando algo tan grande y tan de golpe moocurre.

SOfN: No tan solo tú tocaste en The Devil’s Blood sino que vuestro batería, Uno Bruiniusson, también formaba parte de In Solitude. Así que estais sobradamente versadps en este tipo de música tan oculto. ¿Qué elementos de ambas bandas quisisteis incorporar en la música de Death Alley?

Death Alley no incorpora, al menos conscientemente, ninguno de esos elementos. Tal y como he mencionado antes es un lenguaje que aprendemos todos juntos y las palabras aparecen a la que abres tu mente. A veces puedes escuchar un eco de nuestro pasado mutuo en la música, y eso puede ser algo especial, pero no es una decisión racional el llegar hasta allí.

SofN: El año pasado os pudimos ver girando con Kadavar y Mantar, una gira que pasó por Barcelona. Yo no fui a ese concierto, pero el compañero que fue ara Science of Noise escribió: “La banda comenzó a tocar ese híbrido musical protopunk con toques psicodélicos, un rock ‘n’ roll interpretado con la “delicadeza” del metal, que suena genial y que, hoy en día, tiene tan buena aceptación entre la parroquia más “clásica”. Los tipos se lo curraron bastante. Demostraron descaro por doquier y, aunque no les tenía muy por la mano, el carisma que demostraron me encantó”. ¿Te sientes identificado con eso? ¿Te suena a que podemos estar hablando de vosotros? ¿Qué más recuerdas de las fechas españolas?

Suena mucho a la energía que vivimos en Barcelona, sí. Por culpa del poco tiempo que podíamos tocar durante esa gira no nos pudimos mostrar completamente, y tuvimos que intentar agarrar a todo el mundo por el cuello inmediatamente. Conectamos bastante bien con la audiencia en todas las fechas, así que hay potencial ahí. ¡Tenemos muchas ganas de demostrar todas nuestras caras cuando volvamos en mayo!

SofN: ¿Cómo fue la gira en general? ¿Cómo os recibió la gente, siendo la primera banda?

La mayor parte del tour fue muy bien. Kadavar y nosotros somos un buen match. A la gente paracieron gustarle ambas bandas mucho. Asi que fue una buena oportunidad el abrir para ellos. Algunas noches estaba lleno y otras tocamos un poco demasiado temprano, pero es lo que toca al ser la banda que abre.

SofN: Acabáis de anunciar una gira como cabezas de cartel junto a Honeymoon Disease que llegará a nuestros escenarios en mayo. Ambas bandas sois bastante diferentes entre vosotras pero compartís un poco de vuestro espíritu. ¿Qué esperáis de estos conciertos y que crees que los suecos van a aportar al cartel?

Tenemos muchas ganas de llevar finalmente a Europa nuestro set completo y tocar todo nuestro nuevo material. Honeymoon Disease aportarán su rock n roll sueco, enegético y lleno de alma, que creo que va a combinar muy bien con nuestro toque más psicodélico.

SofN: ¿Qué otros planes tenéis para 2018? ¿Qué os gustaría ver cuando volváis la vista atrás a final de año?

Me gustaría vernos llevando las canciones de este nuevo disco al siguiente nivel en directo. Crecer como banda y hacer fluir la creatividad de nuevo para encarar nuestro siguiente capítulo.

SofN: Si tuvieras que escoger una sola canción de Death Alley que creas que contiene la esencia de la banda más que ninguna otra, ¿cuál sería y por qué?

“The Sewage”, ya que es un reto en lo musical, con una parte abierta que será siempre intercambiable. Al igual que “Supernatural Predator”, podría ser una canción totalmente distinta en un año. Y esto es lo que puede mantener una canción viva en esta banda.

SofN: Y también, si pudieras montar una gira con las cuatro bandas que quisieras, siendo Death Alley una de ellas, ¿cuáles escogerías y por qué?

Magma, Cock Sparrer y Donnerwetter. Un line up totalmente ridículo, pero si es mi decisión…

SofN: Creo que esto es todo. Muchas gracias por tu tiempo, mucha suerte con el disco y nos vemos cuando volvais a tocar aquí.

¡Muchas gracias por tu dedicación a esta música y nos vemos en mayo!


English version:

SofN: Hi Oeds! First of all, thank you very much for dedicating some time to answer this questions for Science of Noise. How are you going?

Hey, thanks for your interest im doing fine.

SofN: I have to confess that before tackling this second album of yours I never listened to your music. What I expected from your band, based on having toured with Kadavar and the bands you played in before, was simply another hard rock / doom revival band. I can’t tell you enough how wrong I was, as in your music there is way more than that: there is psicodelia, gothic rock, punk and thousand things more. How would you yourself define Death Alley and its approach?

Death Alley is a project where we try to find the best way to channel all our previous musical experiences in the best way possible and moving forward with that. So you can hear echoes from all of our musical pasts combined without shutting any of those doors completely. If we then manage to still write a record that sounds coherent then thats where our sound comes through the best.

SofN: You are about to release your second full album, called “Superbia”. As I said I have been listening to it quite a lot in the last few days and in my opinion the album is amazing: somber, groovy, catchy and freely flowing between the dark and the light keepìng the essence intact. What do you think are the bigger differences between this release and your debut?

To me it sounds like a natural progression. The first record really was an introduction and Superbia really is that next step. When you are already fully initiated and have traveled far beyond the Boogieland thats where Superbia lies.

SofN: Even though the whole album is really enjoyable, there are a couple of songs that I particularly liked in these first few listens. One of them is the inmediate and danceable “Shake the Coil”, and of course, there is the absolutely magnificient final epic “The Sewage”. What can you tell us about these two songs in particular, both lyrically and musically? How did they come to life?

“Shake the coil” was a mantra from the start. That phrase was stuck in my head for days before the song was finished. I knew the phrase was so strong we had to build a song around it. Its great when a song doesn’t come to you trough a musical instrument, that already creates a totally different foundation because you build it all around the vocals. Lyrically it has a weird balance it hangs somewhere in between a call for empowerment and a vicious attack on the cosmos.

“The Sewage” musically really was a challenge, establishing all these different grooves in the right way was a real necessity to get all the details to be heard. And on top off all this get a catchy vocal line which slithers trough the whole thing, when I listen to it now its crazy to me how it all fits together. The closing jam really came from our time in Berlin when we we’re initiating our new bass player, we jammed for days celebrating good takes with acid. And then this piece came out of that. Lyrically it deals with the energy that can be set free when you try to push yourself and others too hard into a transformation. It possesses you and tears you apart. Although you might not make it out well there is some gold at the bottom of this sewage. A path from abyss to ascension

SofN: Which songs of this album do you think can become classics in Death Alley’s future?

At this point Death Alley really is a band that comes to life in a live situation in the best way. And in our live sets we really show different sides to the band melting high energy rock and roll into more ceremonial approaches. So in that light I would say “Headlights in the Dark” and “The Sewage”.

SofN: Even though your roots are in hard rock, I can also see some of the dark horror feeling that I identify with In Solitude or with your label mates Tribulation, a band that has also released an amazing album this year. Do you know them and like them? Do you also see certain similitudes between the two of you?

It interesting that you mention In Solitude, because our drummer Uno Bruniusson is one of the founding members of that band. They have always inspired me and we shared the stage countless times in my time in The Devils Blood. Trough this connection a similar language came to be that has a strong presence in Death Alley as well. I Haven’t seen tribulation live yet but I am looking forward to be introduced properly to the band.

SofN: In the last few years it has been a huge revival of the seventies doom / hard rock scene. Do you feel identified with it and part of this movement? Why do you think this type of music is having such success and interest among young musicians and fans? If you consider Death Alley part of this scene, what do you think makes you special within it? What other bands do you particularly like?

I think partially it probably has to do with the fast way of life thats all around us nowadays. The way the mainstream and big parts of the underground consume music these days in a flat crushed to bits production with no love for the story and no time to even try to get into it. It makes you hungry for times where everyone could enjoy a double LP while reading the inner sleeve.

What I like about this ‘scene’ is that its starting to open up more and more. On festivals like Roadburn almost all genres are represented and the boundaries get pushed further and further and in that way even with all the retro bands around its moving forward rapidly. And thats what we need. As a band we feel its sometimes good to be the odd one out. If you’re playing with a lot of doom bands people are more then ready for something else.

SofN: How is this scene in Holland in particular?

Like I mentioned earlier Roadburn is one of the pillars here in Holland. But the music scene, if you can call it that. Isn’t so focused on a particular style. And that has its pro’s and cons. There are a lot of good bands but socially its not so tight, and its hard for some bands to connect to an audience.

SofN: For a couple of years you were part of The Devil’s Blood, a band that I always found absolutely fascinating. Out of the many retro occult bands that sprang in the last years, the Devil’s Blood was the one that it seemed totally believable to me. I am not sure if you recorded any of the albums, but can you explain a little bit how was to be part of that band, what did you do with them and how was to work with the figure of Selim Lemouchi? Did his death by suicide come up as a surprise for you?

I was a soldier for that band. Invested deeply into the music and learned the power behind the ritualistic approach. It opened a lot of doors for me. Selim was great to work with very inspirational person and composer. Very thankful for my time in that band. Although a lot of the music deals with death and deciding when that moment comes. It still catches you off guard when something that big happens.

SofN: Not only you have been playing in The Devil’s Blood, but also your drummer Uno Bruniusson comes from In Solitude…. so you are well versed in this occult type of music. What elements of both bands did you want to consciously bring into the music of Death Alley?

Death Alley doesn’t really bring any of these elements in consciously. Like I mentioned earlier its a language you learn together and the words just come out when you open your mind. You can sometimes hear our mutual past echoing in the music and that can be special, but its not a rational decision to get to that point.

SofN: Last year we could see you touring with Kadavar and Mantar, a tour that came to Barcelona too. I didn’t go to that show, but the guy who went for our magazine wrote “They started playing a kind of hybrid protopunk with psychodelic touches, a kind of rock ‘n’ roll played with the delicacy of metal that sounds great and that, today, is so well received amongst fans of classic metal. They did a great job, showed a lot of nerve and, even though I didn’t know much of them beforehand, I loved their charisma on stage.”. Do you feel identified with that? Does it sound like we might be talking about you? What else do you remember from the spanish dates?

That sounds a lot like the energy we had in Barcelona. Because of the short set we had every night we couldn’t really show ourselves completely. But you try to get everyone by the throat immediately. We connected pretty well with the audience on all dates so there is potential there. We can’t wait to show all our different faces when we return in may!

SofN: How did the tour go in general? How did people receive you, being the first band on the bill?

It went really well for most of the tour. Us and Kadavar are a really good match. People seem to dig both bands a lot. So its a good opportunity for us to open up for them. Some nights we had a full house and others we we’re on a little too early but that comes with being the opening band.

SofN: You just announced a headlining tour with Honeymoon Disease that will hit our stages in May. The two of you are quite different bands but you share some inner spirit. What do you expect from these shows and what do you think the swedes will bring to the bill?

We can’t wait to finally bring a full set to Europe and play out all the new stuff. Honeymoon Disease will bring along their soulfull brand of Swedish rock n roll, that will counter very well with our more psychedelic touch I think.

SofN: What are your other plans for 2018? What would you like to see when you look back at the year in a few months?

I would like to see us taking the songs of this new record to the next level live. Grow as a band and get our creativity flowing again for the next chapter.

SofN: If you had to choose a single song from Death Alley that you think it holds the essence of the band more than any other which one would it be and why?

“The Sewage”, its musically challenging with a open part that is forever interchangeable. Just like “Supernatural Predator” it can be a totally different song in a year. And thats what can keep a song alive in this band.

SofN: Also, if you could put up a tour line up with any four bands you wanted, being Death Alley one of them, which ones would you choose and why?

Magma, Cock Sparrer and Donnerwetter. A totally ridiculous line up but if its my decision..

SofN: I think this is about it. Thank you very much for your time, good luck with the album and see you next time you come and play here!

Thanks for your dedication to this music and see you in may!

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta.

Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.

Sobre Albert Vila 514 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.