Entrevista a Josep y Francesc, batería y guitarrista de Mankind Grief: ‘La historia de Monarch es básicamente una “precuela” de lo que sucede en Inquisitor’

Fotografía: Marc Agudo

Hace poco tuvo lugar el Atlas Fest, así que aprovechamos el subidón de adrenalina que nos metieron en vena estos destructores de mentes como son Mankind Grief, para hablar un poco con ellos y nos expliquen la actualidad de la banda, ver lo majos que son y los gustos que compartimos, ¡que no son pocos!

 

Muy buenas. Muchas gracias por querer responder unas preguntas para que nuestros fieles lectores sepan un poco más sobre vuestro fantástico proyecto y las novedades que nos traéis.

¡Muy buenas! ¡Estamos encantados de poder participar!

Cómo es vuestra primera entrevista para la revista, haremos un poco de repaso a vuestra trayectoria. ¿Cómo fue la formación del grupo? ¿Cliché de colegas de clase quedan para tocar la guitarra…?

Francesc: Pues más o menos… jajaja. Todo empezó allá por el otoño de 2014. Éramos un grupo de chavales que quedaban cada fin de semana en Barcelona para pasar la tarde y hablar de música. Compartimos muchos gustos y la idea de formar un grupo siempre estaba en nuestra cabeza, así que ese mismo año decidimos meternos en un local de ensayo y probar qué tal se nos daba tocar juntos. Varios años después hubo cambios de formación hasta que finalmente hemos acabado como el cuarteto actual.

Josep: En mi caso comencé en la banda por hacerle un favor a Francesc, que es mi hermano, y que Marc y él pudieran ensayar con batería, ya que en ese momento no tenían, una cosa llevó a la otra y aquí estoy. También dio la casualidad de que Isaac comenzó a probar justo el mismo día que yo, que por horarios de trabajo había sido una opción ya descartada anteriormente. Francesc actualmente es el único miembro que lleva en la banda desde su origen.

¿Cómo fue la idea de hacer un grupo de deathcore oscuro, extremo y con temática terror / Sci-Fi / alienígena?

Josep: Bueno, sin dar rodeos, es que en la banda somos todos bastante frikis… jajaja. Todos hemos aportado nuestro granito de arena para crear la temática de la banda, pero yo considero que somos muy afortunados porque compartimos muchos gustos y aficiones, entre ellos, pues la ciencia ficción.

De ahí a sacar vuestro primer EP Inquisitor (2019), donde ya demostráis vuestras influencias y maneras de forma clara. Siempre el primer trabajo es el que, quizá, como músico más recuerdo o cariño se le tiene. ¿Cómo lo veis ahora que ya ha pasado un tiempo? Es decir, normalmente se quieren exponer demasiadas cosas y después, pasado cierto período al escucharlo se piensa: «Joder, esto se podría haber hecho así, aquí sacaría esta parte…»

Josep: Es un tema que comentamos mucho últimamente, yo soy el pesado del grupo que siempre dice “deberíamos tocar tal tema del EP”… jajaja. Pero bueno si es verdad que por muy bien que nos sonara al principio, hay cosas que cambiaría o haría de otra manera, no te puedes fiar mucho porque incluso cambiaría cosas del disco actual, ya que los procesos de composición de cualquier banda al final terminan siendo un poco tediosos y acabas con el cerebro frito. Luego le das un tiempo de reposo y ves las cosas buenas y las no tan buenas. Aún así, le tenemos un cariño especial porque nos abrió muchas puertas y nos sorprende lo lejos que ha llegado. ¡A día de hoy todavía nos piden reprints! Jajaja.

Francesc: Al final siempre puedes cambiar a mejor cualquier cosa, con el tiempo uno como músico también madura tu oído y gustos personales a la hora de componer, y luego te das cuenta de que hay cosas que podrías haberlas hecho mejor, pero eso es algo inevitable. Creo que no podíamos estar más contentos del resultado en su momento. Y si a día de hoy a la gente le sigue gustando, es más que suficiente.

¿Qué sentisteis al sacar vuestro primer disco? Normalmente, más cuando se es joven y, por ende, ansioso, uno espera subir como la espuma como sucedió, por ejemplo, con Metallica o Trivium en su momento.

Josep: Bueno, yo venía ya de estar en otra banda y ya había vivido esa experiencia de nervios al 100% por sacar material nuevo, pero en este caso se sintió igual. Inquisitor es un álbum que se gestó durante mucho tiempo porque quisimos poner el 100% y cuando finalmente llegó el día pues la tensión estaba presente. Al final éramos conscientes de que lo que estábamos haciendo no era un género muy explotado en este país, y estábamos nerviosos por ver que reacción tendría la gente. ¡Para sorpresa nuestra no solo fue buena aquí, sino sobre todo fuera!

Francesc: En mi caso era un EP en el que llevaba trabajando mucho tiempo con Marc, antes incluso de que entraran en la banda Josep e Isaac. Por lo que los nervios estaban presentes, al final son muchos años de trabajo, mimo y muchos cambios. ¡Por lo que cuesta estar completamente convencido!

Vamos a hablar de la pandemia. ¿Cómo vivisteis la situación previa y posterior? Pasamos de, con perdón, “reírnos” o decir: “¡Bah! Esto aquí no llega”, a encerrarnos en casa y saliendo a comprar cuál videojuego de futuro distópico, poco faltaba para parecer una edición real del Metro 2033.

Josep: Mucho Warzone… jajaja. Fuera bromas, y esto supongo que lo podrá corroborar cualquier banda que haya pasado por lo mismo. Fue una patada en los huevos. A parte de las preocupaciones obvias del momento por el que pasábamos, como banda nos hizo frenar en seco. Para que os hagáis una idea, Francesc y yo somos de Montmeló, Marc de Sant Adrià e Isaac de Barcelona, entre los toques de queda y la cuarentena, era prácticamente imposible quedar y ser productivos.

Francesc: Mi mayor recuerdo de la pandemia fue quemar el discord para ponernos de acuerdo y aún así nos costó muchísimo decidir cómo íbamos a avanzar. El EP en gran parte lo compusimos juntos, pero trabajar en el disco cambió completamente nuestra forma de componer. Hoy en día todo el mundo compone a distancia, es obvio, pero a la hora de plasmar ideas y ponernos de acuerdo, sin estar todos presentes, es algo complicado.

¿Cómo acabasteis en el sello Lacerated Enemy Records?

Josep: Pues la verdad que desde que sacamos Inquisitor, siempre habían estado un poco “detrás” de nosotros, nos siguieron en redes, responden stories, etc… Hoy en día esa es un poco la forma de hacerse notar haha

Francesc: Cuando recibimos el primer mix de «Scourge of the Macrocosm», estuvimos seriamente hablando de que hacer con este tema, ya que lo teníamos bastante cerrado ya. No dudamos un segundo en pensar que esto había que sacarlo bajo un sello. Estábamos muy orgullosos de la canción y de verdad sentíamos que podía llegar muy lejos.

Josep: Obviamente teníamos algunas opciones pero después de barajar y ver lo que se nos ofrecía, Lacerated Enemy nos pareció una propuesta con muy buen futuro, la verdad que el sello ha tenido (y tiene) bandas muy grandes del género y además le está dando una vuelta a su roster. Como dato curioso, teníamos el single muchísimo antes de tener terminado el álbum (Hay por lo menos un año de diferencia entre «Scourge» y el último tema que compusimos del disco!) y el sello literalmente nos dijo que era un tema muy bueno como para no vender un disco con él, así que una cosa llevó a la otra y le dimos mucha caña para terminar Monarch.

En junio del 2022 sacáis un pepino como es el gran Monarch. Dicho disco, vuestro primero larga duración, obtuvo una muy buena recepción. ¿Cómo se gestó todo?

Josep: Pues antes de ponernos a componer, establecimos unas bases de hacia dónde queríamos ir. El EP nos encantaba pero teníamos claro que queríamos brutalizarnos un poco más. En el caso de Marc, es muy aficionado a la música electrónica y es quien aparte de grabar, produce todas estas cosas. Así que cogimos muchas referencias de estilos que nos gustaban, tanto dentro como fuera del metal y nos pusimos a trabajar. Queríamos coger lo mejor de ambos mundos y ver qué podíamos hacer con ello.

Francesc: Teníamos muy claro que la base del disco iba a ser la electrónica. Por ejemplo el EP tiene una base muy marcada con ella, pero tampoco es el factor principal, en Monarch queríamos llevarlo al siguiente nivel y tratarlo básicamente como si fuese un instrumento más. En lo que a composición se refiere, estuvimos varios meses componiendo remotamente y luego otros dos meses para poner en común todo y grabar todo lo que se mandaría a mezclar.

Decidimos con la discográfica que íbamos a tener un proceso de sacar tres singles con tres videos, siendo «Scourge» el primero, realizado por Marc Agudo y yo mismo, luego «Dead Sprawl» con un video 3D hecho por Third Eye visuals desde Australia y finalmente otro visualizer hecho íntegro por mi. Viendo esto, también quería recalcar que a parte de todo el tema musical, sacar el disco etc, queríamos impulsar mucho el factor visual y también teníamos claro que había que hacerlo lo mejor que pudiéramos, con las mejores personas y sinceramente no podemos estar más contentos.

Mi inglés es tirando a justo y más si tengo que deducir los guturales… jajaja. Pero Monarch es un disco conceptual, o al menos me lo parece a mí. Es como una historia en la que hay una especie de problema biológico, pasando por una guerra donde cae el actual gobierno y se pasa a un nuevo gobierno, amo… o como quieras llamarle. En verdad parece una película de terror alienígena y no me queda otra más que felicitaros.

Francesc: Muchas gracias… jajaja. La verdad que esto es algo que tenía muy claro cómo iba a hacerlo desde que sacamos el EP. La historia de Monarch es básicamente una “precuela” de lo que sucede en Inquisitor. Como tu bien has dicho es una historia que lleva a ciertas circunstancias que derivan años después, a lo que sucede en el EP. ¡Lo bueno de esto es que estamos hablando de una sociedad obviamente extraterrestre!

Encima está llena de guiños, como el interludio «Acheron (LV-426)», que es el nombre del planeta en el que el pobre Kane le hace un “deepthroath” al primer facehugger de la historia del cine, por no hablar de la suerte que tienen los colonos humanos en Aliens. Soy muy friki y esto, esta referencia me moló bastante. Por no hablar de la camiseta en clara referencia a Doom masacrando hellspawns ¿Qué más referencias hay así escondidas en el disco?

Josep: Bueno, referencias creo que se pueden encontrar muchas… jajaja. Aún siendo una “historia original”, pues no podemos evitar hacer varios guiños a la cultura que ha hecho esto posible. La camiseta de Doom es obviamente una referencia al que es para la mayoría de la banda el mejor shooter que existe (irrefutable) y que no hace falta estrujarse el coco para ver que Mick Gordon ha sido una gran referencia en nuestro trabajo.

Francesc: De hecho esas son algunas que has visto, porque hay más! haha. Pero eso ya es trabajo de cada uno averiguar que es cada cosa y de donde viene. Por ejemplo «Dead Sprawl» es un pequeño homenaje a la saga Dead Space, de la que, oh sorpresa, somos muy fans.

¿Qué tal la experiencia en el Atlas Fest Vol. 4? Lo petásteis mucho y mucha gente me dijo que les volasteis la cabeza, y sinceramente Isaac, vuestro vocalista, tiene unos registros voraces y atroces. En mi caso ya hacía tiempo que os seguía pero en directo no os había visto nunca y flipé.

Josep: Sí, la verdad es que creo que somos una banda muy afortunada en ese sentido, cada uno aporta algo muy especial que hace único cada tema.

Francesc: Sinceramente, todavía tenemos un poco de resaca emocional post Atlas… El concierto fue increíble, la gente lo dio todo desde el minuto 0 con todas las bandas, por no hablar del buenrollismo y la increíble gestión y trato por parte de Rove y Javi de Atlas Artist Agency. Siendo la banda que abría el festival siempre hay dudas e inquietudes pero literalmente flipamos con la energía que se nos transmitió ese día. Fue nuestro primer concierto sold out y las expectativas fueron gratamente superadas.

Josep: Conciertos como estos son los que te dan la energía para seguir adelante y currar todavía más duro. ¡Repetiríamos sin dudarlo!

Pues muchas gracias por todo. Deseamos que el próximo bolo atronador que tenéis dentro de nada en el Espai Zowie, el 22 de abril junto a Aimless y Counteractt, sea todo un éxito y que vuestro proyecto siga como un rifle de pulsos de un marine colonial, en este caso, destrozando personas.

Muchas gracias a vosotros por la oportunidad de dar a conocer nuestro trabajo. ¡Os esperamos a todos el sábado 22 en el Espai Zowie para repartir hostias cual Doom Slayer!

Dídac Olivé
Sobre Dídac Olivé 178 Artículos
Soy de esa generación que la “post-pubertad” lo pilló entre el metal primigenio (lo que llamamos ahora old school) y la nueva ola que fue el Nu metal, es decir, pasado mediados de los 90. Me encantan muchos estilos pero sobretodo el rock clásico y evidentemente el metal, este último es una forma de vida y encima me gusta desgranar y reconocer la riqueza de todos sus subgéneros. Uno ya tiene su edad (los mechones blancos en la barba no están por que sí) pero no me cierro para nada a grupos nuevos, eso sí, mientras haya fuerza y calidad, aunque hoy en día hay mucha. Como nacido justo entrados los ochenta también se incluye que soy un friki de cuidado (rol, videojuegos, Star Wars, pelis Gore, literatura fantástica y un largo etc.) vaya que toco de todo un poco. En resumen, espero contagiaros mi pasión metalhead a la vez que disfrutáis de mis aberrantes destripes.