Entrevista a Laura Cox: ‘Este disco es menos duro que los anteriores. Sienta bien ser libre y poder experimentar y profundizar con cada álbum’

¡Hola, Laura! Muchas gracias por tu tiempo y solo decirte que es un honor poder intercambiar algunas palabras contigo. ¿Qué tal?

¡Muchas gracias! Estoy genial, muy emocionada por el lanzamiento de Head Above Water (2023), ¡y por la próxima gira!

En poco más de cuatro años tu carrera se ha disparado. Habéis pasado de ser una banda debutante a tocar en la mayoría de festivales. ¿Cómo llevas el «vértigo»?

A mi nivel, ¡todavía es manejable! Es difícil darse cuenta de lo que está pasando, pero sé que puedo estar agradecida por todo esto. Esto no le pasa a todo el mundo, y quiero aprovecharlo al máximo, ¡no desperdiciar mi oportunidad! Estoy más motivada que nunca, y tenemos muchas cosas en las que trabajar, así que no hay tiempo para pensar demasiado o dejarse llevar.

Tus comienzos fueron a través de YouTube. Se te considera la guitarrista más viral de la historia de YouTube. Tus vídeos acumulan más de 82 millones de visualizaciones, tu canal tiene más de 351.000 suscriptores… ¡Es increíble! ¿Cómo funciona la transición de ser una «celebridad» viral a poder actuar delante de tus seguidores?

La transición fue un poco dura y estresante, para ser honesta… Porque cuando formé la banda y di mis primeros conciertos, ya acumulaba varios millones de visitas en mi canal de YouTube, ¡así que no podía meter la pata! Con el tiempo, me sentí cada vez más cómoda en el escenario, pero no fue fácil ni natural, para mí… Requirió de mucho trabajo a lo largo de los años.

Y no solo en Francia estás consiguiendo destacar. En poco tiempo has recorrido media Europa… Nos gustaría que nos contaras cómo has vivido esas giras, los nervios, los viajes, los idiomas, la ilusión… ¿Qué puedes decir al respecto?

Siempre que no estamos en Francia, ¡estoy hablando inglés! Pero tengo muchas ganas de hacer un esfuerzo y empezar a aprender otros idiomas, para poder comunicarme mejor con la gente, y demostrarles que estamos muy contentos de tocar en su país, y que significa mucho para nosotros.

Cuando empezamos a salir de gira en 2017, yo solía encargarme de todo, el calendario, las rutas… ¡incluso de conducir la furgoneta! Ahora, cuánto más tiempo pasa, más dejo que otras personas hagan este trabajo, me estreso menos e intento centrarme solo en la música. Me doy cuenta de que no podía hacerlo todo, era agotador, y de que otras personas también pueden hacerlo mejor que yo. Cada gira es un viaje, a veces es un caos, y a veces parece más un sueño, pero todas ellas quedarán en mi memoria, seguro.

Cuando sea posible… ¿En qué país te apetece más descargar tu rock?

Me encantaría volver a Noruega. Este país era increíble… En general, me encanta cuando tocamos en el campo, siempre tiene algo especial, y se siente realmente diferente a casa.

Normalmente, el tercer álbum suele ser un punto de inflexión en la carrera de un grupo porque define en parte su sonido y su potencial. ¿Cómo afrontáis esta evolución? ¿Estáis en ese punto de hacer lo que queréis?

Este nuevo álbum es mi tercer disco, correcto. Tengo la suerte de que mi discográfica siempre me ha dejado hacer lo que quería, musicalmente hablando. Creo que confían en mí y saben que si me gusta lo que hago, a la gente también le gustará. Siempre habrá gente que critique, así es el juego, y no sería divertido si todo el mundo amara mi música. Cada álbum puede ser también un reto para hacerles cambiar de opinión.

Head Above Water es el sucesor perfecto de Burning Bright. Parece que has encontrado un sonido definido, así como una identidad más ecléctica. ¿Es una evolución natural o estáis intentando abriros a cosas nuevas?

Yo diría que ambas cosas. Es mi evolución natural abrirme un poco más. Este álbum es menos duro que los anteriores, pero definitivamente es más yo misma. Creo que también he encontrado la dirección que tomaré para los próximos discos: esta base de rock ‘n’ roll, con algunos toques de banjo y lapsteel. En cualquier caso, sienta bien ser libre y poder experimentar, y profundizar con cada álbum.

Estar en una banda y hacer tantas giras no es solo salir al escenario y tocar hora y media con tus compañeros y «adiós muy buenas». Al final, tus compañeros son como tu familia o tu pareja, pues compartís escenario, viajes, experiencias, emociones… ¿Cuál es el mejor recuerdo de estos años «en familia»?

Creo que lo que más nos une son las malas experiencias. Como un concierto cancelado, una furgoneta averiada, un avión que casi perdemos, haber bebido demasiado algunas noches y estar completamente enfermo al día siguiente. Ahora todos nos reímos de ello, y eso es lo bonito, este equilibrio de altibajos.

Al contrario, siempre aparecen complicaciones en estas relaciones personales, en las giras… ¿Alguna vez has tenido esa sensación de mandar toda la mierda, de pensar que lo que haces no sirve para nada? Y si es así, ¿cuándo fue?

No, nunca es inútil, porque estamos viviendo nuestro sueño. Por supuesto que no siempre es fácil, pero aprendemos a lidiar con ello, y a disociar vida personal y vida profesional en la medida de lo posible, aunque sea realmente difícil en el contexto de una banda. En cualquier caso, aunque haya problemas dentro de la banda, eso no se puede notar en el escenario. La gente paga para ver un concierto y no podemos dejar que nuestra vida personal nos afecte mientras tocamos.

Vamos a abordar el tema de las influencias. ¿Qué bandas han inspirado al grupo de alguna manera, tanto a nivel de creatividad como a nivel de vuestras actuaciones en directo?

Hablaré por mí misma y diré que últimamente me han inspirado mucho Tyler Bryant and the Shakedown y Larkin Poe. En sus discos y también en directo. Saben cómo hacer rock y cómo reinventar viejos géneros. Es muy refrescante y esperanzador que haya nuevas bandas que marquen el camino.

Este año os hemos podido ver en el Hellfest y en Barcelona. Vuestros shows suelen ser muy intensos, ¿es vuestro principal objetivo sentiros cerca del público desde el principio?

Depende del espectáculo. En el Hellfest, por ejemplo, tuvimos que darlo todo desde el principio, ya que nuestro set era muy corto… Pero en Barcelona, pudimos encabezar y tocar nuestro set normal, así que dejamos que la música evolucione, creamos el ambiente y viajamos con el público. El ambiente puede ser muy diferente según el lugar y la duración de nuestro concierto.

¿Qué podemos esperar de Laura Cox en el futuro?

En primer lugar, una gira de marzo a finales de verano. De momento me estoy centrando en esto, porque estamos trabajando en nuestro nuevo espectáculo y hay muchos cambios con respecto a los anteriores. Luego tengo muchas ganas de empezar a escribir para el próximo álbum, ya que la inspiración está aquí y no quiero volver a dejar pasar tres años entre dos álbumes. Estoy en un momento creativo y quiero aprovecharlo al máximo.

La vida nos anima a soñar, a cumplir los objetivos que tenemos en mente. ¿Qué sueños realistas tiene todavía Laura que quiera cumplir?

Algunos sueños ya se han cumplido en los últimos años… Pero diría que el próximo sería tener una guitarra signature con Gibson/Epiphone. Me encantan sus modelos y estoy segura de que habría algo en lo que trabajar juntos. Por ahora seguiré tocando mis Les Paul favoritas en el escenario y veré adónde me llevan.

¿Cuál es el primer álbum que te compraste con tu propio dinero?

Creo que fue el Greatest Hits (2004) de los Guns N’ Roses. Este álbum cambió mi vida cuando descubrí el tono de Slash, me enamoré completamente de él. Esa es la razón principal por la que toco Les Paul, este modelo definitivamente me parece especial. No es la más fácil de tocar, pero me encanta su forma y su tacto.

Bueno, Laura. Gracias por todo, enhorabuena por el nuevo disco y… ¡hasta pronto (eso espero)!

Sí, muchas gracias por recibirme, ¡y nos vemos en la gira! Saludos.

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 955 Artículos
Rock en todas sus extensiones