Entrevista a Juli Bazooka, vocalista de Crisix

‘La oferta musical hoy en día es tan bestia que me parece absurdo quedarse con solo un trocito, como músico y como oyente’

Fotografía: Cedric Cambien

Noisers, esta noche he quedado con un paisano mío, exactamente con Juli Bazooka, frontman de los todopoderosos Crisix. Los dos somos de Igualada, y antes de concretar fecha y sitio, ya estuvimos hablando. No diré que sea colega íntimo de Juli, aunque sí tenemos amigos en común pero sí recordamos que coincidimos hace ya más de 10 años en un lugar que frecuentábamos bastante. Vaya, que somos más bien conocidos, aunque sinceramente de esa época casi no nos acordamos de nada ni de nadie… jajaja.

Pues bien, hemos quedado en el Morrison, la cervecería igualadina por excelencia (regentada por mi amigo Cristian con el cual he ido más de una vez de conciertos) y, aprovechando que Crisix celebran sus 10 años, haremos un poco de repaso de su trayectoria; cómo les ha ido, qué se esperaban, y, obviamente, también charlamos sobre la gira que estaban apunto de emprender al otro lado del charco. Vamos, que un poco de destripe vario… y todo esto mientras nos tomamos una buena Imperial Stout, evidentemente. Yo, de vosotros, también acompañaría esta larga entrevista con una bebida con cuerpo…

SofN: Buenas. ¿Qué tal, Juli? Ante todo, gracias por tu tiempo y poder darnos a conocer un poquito más y, si hay algún despistado por ahí, pues que se entere de la música tan jodidamente buena que hacéis. Te voy a taladrar con preguntas variopintas sobre vuestros inicios, pasando por la consagración, hasta hoy en día con motivo del décimo aniversario de la banda. 

¡Taladra todo lo que quieras, Dídac!

SofN: Todo comienza a principios de 2008, cuando el batería Javi “Carry” y el bajista Marc Torras (sustituido años más tarde, en 2013, por Dani Ramis) quieren hacer una nueva banda y comienzan a buscar otros componentes. Así que, al cabo de poco, entran dos guitarras, Busi y Albert Requena. El hecho de que tú seas el cantante, ¿es más bien una casualidad, verdad? Te lo digo porque ya tenían otro vocalista, pero por una serie de circunstancias, llegado el momento, no se presentó y lo sustituyeron por ti y, al final, acabó siendo todo un acierto. Tu incorporación acabó por ser la guinda al pastel, y eso de cantar parece que lo llevas en la sangre. Dicho esto, ¿ya habías hecho tus pinitos como frontman? ¿Cómo fue exactamente tu forma de entrar en el grupo? ¿Pasabas por allí cuando no apareció el cantante “original” o qué? (risas).

La gente no suele indagar tanto, Dídac, ya que la mayoría de la gente no conoce este dato, así que me hace mucha ilusión que lo saques… jajaja.

SofN: Jajaja, es lo que tiene ser también de Igualada…

Mira, yo empecé con 15 o 16 años tocando el bajo y cantando en una banda de Igualada llamada Dark Violence. De todo esto te hablo de hace, joder como 15 años o más. Después lo alterné en otra banda, Urizen, en esta tocando el bajo. Al cabo de poco pasé a Forgotten Ritual como cantante y bajista. Luego creamos Bourbon Society en plan power trio, en claro homenaje a Motörhead. Y lo de Crisix fue que el chico que tenía que cantar les falló en el primer bolo, y yo ya les conocía. De hecho con Javi “Carry” ya nos conocíamos de hacía años y habíamos comentado más de una vez que teníamos que formar una banda de thrash metal, él tocando la guitarra y yo el bajo, y mira como son las cosas que hemos terminado, el de batería y yo cantando. Y bueno, como digo, les falló en el último momento, ya nos conocíamos, también los había visto en algún ensayo ya que soy súper fanático del género y, coño, eran una banda de chavales jóvenes y pensé, ¿por qué no? Me dijeron que viniera un día a probar, y comencé a cantar así sin letra ni bases vocales; me lo inventaba todo (risas). Y nada, la primera experiencia fue muy positiva, quedaron muy contentos y tomaron la decisión de que me quedase con ellos. Y, a partir de aquí, como se suele decir, el resto es historia… jajaja.

SofN: ¿Teníais ya definido el estilo musical o surgió hacer thrash por “casualidad”? Vale que en Igualada hay una asentada base old school como era el mítico local La Catedral del Heavy, pero por las edades de todos vosotros, lo normal hubiera sido tocar cosas más actuales como el nu metal o metalcore. 

Hombre es que claro, yo de hecho, cuando empecé en esta movida, me pilló con el bombazo del nu metal de lleno. Yo soy del 86, o sea que empecé en este mundillo en pleno 2000, con 14 años. A principios del 2000 que era el boom, que si Limp Bizkit, que si Papa Roach, Coal Chamber, Slipknot… aunque estos siempre han ido por otro camino, han sido un poco más extremos, pero bueno la gente los engloba en esta escena. Sí que es verdad que nunca fui un fan enfermizo del nu metal, pero Slipknot sí que siempre me encantaron. Pero claro, a la hora de formar una banda sí que tiré por otros derroteros porque, por ejemplo, yo comencé con Iron Maiden. Sí, suena a topicazo, pero es así, y yo el primer álbum de metal que tuve, fue el Fear of the Dark, del año 92 si no recuerdo mal, y claro a mí, eso me cambió. O sea que me dije: «¿Qué coño es esto?» De hecho, el motivo por el cual yo empecé a tocar el bajo fue por Steve Harris…jajaja. En serio, es real, porque aparte de escuchar el Fear of the Dark y ser la primera toma de contacto con el género, poco después me pasaron en VHS el Live After Dead de Iron Maiden, de la gira del Powerslave y, nada, veía lo que hacía Steve Harris con su bajo y yo pensé que yo también quería hacer lo mismo. Y es por eso que empecé a tocar el bajo, lo de cantar vino de rebote, igual que lo de entrar en Crisix vino de rebote. Lo de cantar al principio también, porque, con mi primera banda no teníamos vocalista y tal. Nada, lo típico. Me puse y parecía más un gato degollado… jajaja.

SofN: Jajaja, sí lo típico, este es el que tiene más voz, pues venga… a coger el micro…

Jajaja, y nada al final te vas juntando con más gente que tiene más o menos gustos afines a los tuyos y encima cuando eres adolescente estas descubriendo un mundo nuevo y todo es fantástico y maravilloso. Pero por ejemplo las bandas que estuve todas son muy dispares entre sí. Urizen bebía más de bandas como Opeth o Morbid Angel. Forgotten Ritual era más como death metal old school, con toques heavy metal. Bourbon Society era más rock and roll mezclado con punk. Quizá sí es verdad que yo siempre he sentido predilección por el thrash metal, uno de los subgéneros que más me ha apasionado y quizá el que tiene un abanico de bandas que más me ha atraído. Es un género que creo también es bastante dispar entre las bandas. Por ejemplo no es lo mismo hablar de Anthrax, hablar de Slayer o de Exodus, Testament, vamos, todas están tocando el mismo género pero todas suenan diferentes, tienen su seña de identidad y yo creo que es uno de los puntos por el que más me ha atraído siempre este género. Y cuando vi lo que estaban haciendo Crisix y tal, pensé, de puta madre, siempre he querido tener una banda de thrash metal así que ya ves, de cojones jajaja.

SofN: Rápidamente subís “escalones” ganando el concurso Martohell Metal Rumble el mismo año de la formación de la banda. Al año siguiente os presentáis al W:O:A Metal BattleSpain 2009 y salís ganadores, y conseguisteis el billete para la gran final internacional. ¿Qué pensáis en ese momento? ¡Estamos hablando de tocar en la catedral del metal! Y todos erais unos niños.

Sí claro, estamos hablando que el más mayor era yo y tenía 22 o 23 años, claro. De repente una banda con la que no llevas ni un año y te surge la oportunidad de tocar en uno de los festivales más grandes de metal de todo el mundo. Además, un festival en el que ninguno de nosotros había estado de público anteriormente. El subidón es increíble. Recuerdo aquel momento y es jodido encontrar palabras para describir esa sensación; euforia en estado puro. Me acuerdo del momento, de la felicidad máxima de cuando ganamos las semifinales aquí en Barcelona, y al cabo de nada estar en el Wacken y ganar la final internacional. Increíble.

SofN: Ahora sí, el momento de la final, ¿cómo os preparáis para todo esto? ¿Tenéis un Cruyff que os dice: «¡Salid y disfrutad!»?

¡¡Hostia!! ¿En qué sentido, en el de si hay algún ritual y tal? Jajaja…

SofN: Más bien antes de salir y hacer el bolo, ¿Qué hacéis, cómo os sentís? ¿Hay alguien que os diga «tranquilos» y tal? Estamos hablando de un momento en que la mayoría no tiene ni 20 años…

De hecho fui yo el que hizo y dijo algo antes de salir… jajaja, y está grabado tío. Madre mía qué bueno, está grabado ese discursito, algún día saldrá a la luz… jajaja. Estábamos todos súper nerviosos. Fue más que nada un poquito de apoyo, los unos con los otros, en plan, venga vamos a hacer (por aquel entonces) el bolo más importante de nuestras vidas, vamos a salir a darlo todo. Claro, todos teníamos experiencias con otras bandas antes de Crisix, pero como grupo llevábamos muy poco. Recuerdo el momento de salir y lo dimos todo. De hecho hay el video grabado, está por ahí colgado en YouTube. A lo mejor técnicamente y a nivel instrumental no sea lo más perfecto del planeta, pero bueno, la verdad es que la experiencia fue de puta madre.

SofN: Bueno, a ver, si ganasteis es por algo…

Nada, a la gente le gustó… jajaja.

SofN: Una vez acabado vuestro bolo, nervios, tensión, esperar puntuaciones del jurado y de esto pasáis al éxtasis definitivo, a un orgasmo cósmico. Como hemos comentado antes, la gran mayoría de vosotros no teníais ni los 20 años (por no decir ni los 18). ¿Cómo se vive este sueño hecho realidad? Pues ganar allí conlleva un caché internacional y un contrato discográfico.

Jajaja… de hecho también está grabado todo esto. Y sí, Busi creo que tenía 17 en ese momento. Lo de la discográfica es la teoría… ah, veo por tu cara que luego lo desarrollaremos… jajaja.

SofN: Sí, eso lo hablaremos a continuación… jajaja…

En aquel momento fue un subidón terrible. De hecho te sientes como si estuvieras en una nube y piensas que eres parte de una banda muy joven, que no eres consciente de cómo funciona esta industria, de cómo funcionan las cosas, y en aquel momento todo es fantástico y maravilloso. Estás ahí, con el subidón. ¡He ganado en el Wacken! ¡Acabo de ganar la Metal Battle! Lo recuerdo con mucho cariño. De hecho, cuando veo los videos… joder…

SofN: Sí, de esos recuerdos que te vendrán a la mente antes de morir…

Sí, jajaja… supongo y espero que otras cosas más.

SofN: Será un recuerdo de esos totalmente imborrables.

Total, total…

SofN: Aunque ya se sabe que la vida está llena de subidas y bajadas. Estáis en el limbo, preparados para sacar vuestro primer disco, y os comunican que nanay, que no se encargan de la producción y promoción.

Sí, el tema es que esto fue un año después, incluso llegamos a trabajar con Waldemar Sorychta (productor de bandas como Lacuna Coil Samael) produciendo cinco temas de The Menace, pero ahí se quedó la cosa. Nos dicen que ahora toca continuar dando guerra, darle caña, y al cabo de un año nos comunican que Wacken Records ha quebrado y que nos tenemos de encargar nosotros de todo. Nos dieron una pequeña ayuda económica, pero ni mucho menos un contrato discográfico, ni nada de nada. La ayuda económica nos permitió trabajar con Waldemar Sorychta tres o cuatro días, que vino aquí a Igualada, y nada, a partir de eso, todo va para nuestra cuenta, a tope, autoproducción y tira millas.

SofN: Y para más inri, os viene Sony para decir que oye, Crysys es un juego nuestro, por favor cambiaros el nombre. ¿Es en este momento cuando veis la cruda realidad del mundo de la música, y que no es oro todo lo que reluce?

Correcto. De hecho, por aquel entonces, le tenía mucho cariño al nombre, pero claro cuando te viene una multinacional como Sony y te dice, o te cambias en nombre o te vamos a llevar a juicio. Claro, nosotros, poco más de 20 años yo, y poco menos de 20 años que tenían mis otros compañeros, no teníamos ni las ganas ni los recursos para enfrentarnos a Sony, por lo tanto es cuando comienza todo el brainstorming de pensar nuevos nombres para la banda, y salieron de todo, una burrada de nombres… y al final va aparece la solución más sencilla, que solo es una pequeña modificación del nombre original, cambiar las dos “y” por las dos “i” y poner una “x” al final. Y a mucha gente le gustó más el cambio que el nombre original. Si, sé que al comienzo sonaba un poco raro, pero bueno, a día de hoy no concibo otro nombre.

SofN: ¿Quizá con los años habéis pensado que no aprovechasteis esa oportunidad por problemas de juventud o por no tener alguien que os asesorara correctamente?

Evidentemente. No teníamos la experiencia que tenemos ahora ni los recursos actuales. Las redes sociales no son las mismas que existen hoy en día. Por aquel entonces existía solo MySpace… y Fotolog, si mucho me apuras. Lo único que se utilizaba más a nivel profesional era MySpace y tampoco es que tirase mucho. Entonces, claro, sí que era más difícil llegar a más gente que hoy en día, aparte que no teníamos a nadie que nos asesorara y entonces el tema del Wacken, pasó más a ser una anécdota y una experiencia (que para nosotros fue brutal) pero que para mucha gente dice “que si ganaron la Metal Battle, y claro que si eso los catapultó, que si tal…». Y eso es mentira, pues nadie te regala nada. Realmente, si después de Wacken nosotros no hubiéramos estado picando piedra día y noche, ahora mismo no estaríamos donde estamos. Y eso es así.

SofN: Finalmente, después de mucha lucha, sale vuestro primer trabajo, The Menace (2011). ¿Tuvo la recepción esperada por vosotros a nivel crítico y de ventas? 

Sí señor, y salió en 2011. Nosotros no esperábamos tan buena recepción. Habíamos cosechado buenas críticas por la demo, pero claro, antes de sacar un disco, tampoco tienes el mismo nivel de prensa interesada en ti. Pero sí que es verdad que en el primer álbum, la recepción de prensa y fans… coño, a la gente le encantó el disco, y fue genial después de lo que nos había costado sacarlo adelante, porque piensa que el disco es totalmente auto-producido. Y cuando lo vimos hecho realidad… encima es un álbum que tampoco pensamos demasiado, nos presentamos allí y vomitamos todo lo que teníamos… jajaja, y ahí quedó, el disco tiene como 13 canciones, dura una hora y pico.

SofN: Sí, creo que es el más largo de los cuatro que habéis sacado…

Correcto, y con temas de seis o siete minutos, estructuras raras, nos daba exactamente todo igual. Y ver como la gente lo recibió tan bien, pues joder tío…

SofN: Posteriormente sacáis Rise… then Rest (2013), el cual se convierte en un esperado éxito y, si no recuerdo mal, hacéis vuestra primera gira a nivel estatal. ¿Cómo la vivís?

La primera gira estatal fue con The Menace, y fue una gira conjunta y pasamos por un mogollón de sitios.

SofN: ¿Gira que disfrutasteis, supongo?

Sí, claro. Bueno es lo típico, los comienzos son duros y recuerdo en esa gira de ver fechas en las que meter 15 personas o por ahí y joder…

SofN: Sí, claro, pero bueno de hecho es lo más normal en los inicios.

Sí, sí, evidentemente y lo recuerdo con mucho cariño, simplemente te lo comento como anécdota… jajaja. Ves el incremento de público con los años y recuerdas aquellas primeras fechas y joder, pena, pena.

SofN: 2013 también es un momento clave en vuestra formación, que se mantenía intacta desde el inicio. Marc Torras se va, para dar paso a Dani Ramis. ¿Os tomáis el adiós de Marc de buena manera? ¿La búsqueda de otro bajista la iniciáis rápidamente o necesitáis un tiempo para pensar mejor las cosas?

Sí, de hecho nos tomamos la baja de Marc bastante bien. Cuando lo anunciamos, era una decisión tomada meses atrás, por tanto no fue una sorpresa para nosotros. Él habló con nosotros y nos comentó que tenía otros planes de vida, totalmente respetables. A ver, esto es una cosa que quema, cuesta al principio y te cuesta mogollón de dolores de cabeza, relaciones,… jajaja, de todo. Y él, en aquel sentido, buscaba algo más de estabilidad, cosa que comprendimos completamente y acabamos de buena manera. Seguimos teniendo buen rollo con él, o sea que no hay problema. Con referencia a Dani, estuvimos pensado quien podía sustituir a Marc. Pensamos en muchas opciones y lo primero era que debía ser alguien de aquí, de Igualada. Me refiero a que nosotros no somos una banda de mercenarios y gente que no se conoce. Nosotros, por encima de todo, somos amigos, y creo que eso es una de las claves de Crisix, una de las claves para que la banda siga funcionando. Ves que funciona y tener que meter a un desconocido siempre cuesta. Pero a Dani ya le teníamos visto. Le habíamos visto actuar con su anterior banda y se lo propusimos y claro, el chaval encantado, hasta el día de hoy.

SofN: Sí, claro, yo siempre lo digo. Se nota mucho los grupos que mantienen los componentes originales, sea en su forma de componer, de tocar, la harmonía y el feeling que hay entre ellos.

Sí, totalmente de acuerdo. Cuando ves un grupo así en directo tú lo notas también. Esto nos lo dice mucha gente: «Oh, es que os lo estáis pasando bien y tal». Es verdad, no hay nada fingido. Todo lo que se ve encima del escenario es completamente auténtico. Estamos haciendo lo que más nos gusta del planeta, con amigos encima de un escenario.

SofN: Podríamos decir que a partir del 2013 la cosa ya toma un rumbo diferente y os consagráis definitivamente, junto a Angelus Apatrida, como uno de los mejores grupos thrash estatales. Posteriormente sacáis From Blue to Black (2016), cada vez hacéis más conciertos fuera de España y sois los héroes locales en Igualada, haciendo que la edición del 2017 del IRC, en la cual participáis, sea un exitazo rotundo. Y todo esto provocando que, para nuestro amigo Ricard Fuster, superar eso sea una ardua tarea… jajaja. A todo esto, ¿cómo es el día a día de unos chicos que viven de la música?

Nosotros no vivimos exclusivamente de la música, aunque es nuestro objetivo. Nos lo combinamos con otros proyectos, otros trabajos, y tenemos la suerte de tener flexibilidad y poder hacer esto. Pero claro, el día a día es un caso muy particular de cada uno. Mi día a día va en función de lo que tenga. Piensa que aparte de Crisix también me dedico al tema audiovisual, producción y todo el rollo, metido de lleno en el mundo de los videoclips, trabajo en el circuito de Castellolí, etc. A principio de mes tengo mi serie de cosas con mis tres ramas laborales en la vida y a partir de eso me organizo mi tiempo. Es por eso que digo que no tengo una vida para nada rutinaria.

SofN: Es como «Carry», que está en la escuela de música de Rock and Classics

Exacto, él trabaja allí y también está trabajando en la escuela de Ódena. Todos tenemos el tema así montado.

SofN: Como muchos otros, no sé, por ejemplo recuerdo a John Tardy (Obituary) que trabajó en una tienda de informática…

Sí, y creo que Bobby Spitz de Overkill tiene una chocolatería con su mujer en Nueva Jersey… jajaja. En ese sentido, es lo que digo: mi día a día va en función de lo que tenga.

SofN: Sí, dependiendo de los bolos que tengáis, te lo montas de una manera u otra…

Digamos que no me queda mucho tiempo libre…

SofN: También lidiar con pesados haciendo entrevistas… jajaja.

¡Jajaja, no, no! Ojala todos fueran como tú.

SofN: ¡Oh, gracias! En vuestro último disco Against the Odds (2018), el sonido es un poco diferente y con más matices respecto al anterior álbum. Vais evolucionando como banda. ¿Como fue la creación y grabación del álbum?

Against the Odds, quizá ha sido el disco con el proceso de creación más complicado de nuestra carrera porque nos pilló en medio de la época From Blue to Black,y esa época fue muy activa a nivel de directos. No fue nuestra primera gira europea pero sí la más importante. Y nada, el disco se compuso entre bolos, en la carretera, combinando los horarios de todo el mundo y claro, encontrar tiempo para sentarnos los cinco. Por ejemplo en este disco he llegado al estudio para cantar temas que no sabía cómo terminaban. Al igual que con From Blue to Black, tuvimos más tiempo para poder un proceso de preproducción antes de entrar a grabar, como para al menos poder estar dos meses los cinco juntos. En este disco sí que no ha habido esto, y lo hemos echado un poco de menos. Pero bueno, al final con todos los contratiempos lo hemos tirado para adelante, y muy contentos.

SofN: Claro que sí. Aparte que es el álbum que más me gusta de los cuatro. 

¡Muchas gracias! Y en referencia al sonido y las influencias, sí que es verdad que la influencia, evidentemente es el thrash metal, salta a la vista, pero escuchamos mucha música distinta y entonces puedes ver muchos matices diferentes también en nuestro sonido. Se pueden ver elementos del punk, del hardcore, del death metal, incluso del heavy metal en algunos trozos…

SofN: Y algún punto groove sí que hay por ahí.

Sí, también. El tema es ese, nunca nos planteamos como tenía que ser el álbum. Somos una banda que nos sale todo natural, no decimos: venga esto que ser así, porque sonamos en el anterior de tal manera o no podemos pasar de aquí, etc. Realmente no tenemos fronteras ni nada por el estilo. Hacemos lo que queremos y nos apetece en cada momento. Yo creo que es uno de los puntos clave. Tú escuchas los álbumes y ves una evolución en el sonido, en comparación del primero al cuarto, pero ves algo que suena bastante auténtico, natural, no se ve nada forzado. Aparte, no tendría sentido alguno hacer cuatro discos iguales.

SofN: Hay grupos que lo hacen. Pero bueno a mí me gustan los grupos que evolucionan, bueno de hecho soy fan de Pantera y sus cinco discos son totalmente diferentes. 

Nosotros también somos fans de Pantera. Yo incluso soy súper fan de los Pantera de los 80. A mí, el Power Metal (1988) me parece un discazo… jajaja. Realmente creo que son las bandas interesantes las que van aportando y van creciendo. Tú te puedes mantener fiel a tu sonido, evidentemente, pero seguir adelante. Mira Slayer, que siempre se ha mantenido fiel a sus principios, pero ha ido evolucionando, tío. No me digas que es lo mismo el Christ Illusion (2006) que el Show No Mercy (1983)…

SofN: O el God Hates Us All (2001), que también tiene su encanto…

Claro, aquí es cuando experimentaron con el nu metal y también, como dices, me flipa. Pero bueno, creo que no hay que tenerle miedo a experimentar y dejar rienda suelta a tu creatividad, porque creo que, como músico e incluso como oyente, me parece absurdo quedarte en plan: escucho solo esto o no me muevo de aquí. La oferta musical es tan bestia que si solo te quedas con un trocito, te estás perdiendo muchas cosas muy interesantes. No me parece correcto que uno, por poner un ejemplo pueda decir, porque toco speed metal, solo oiré speed metal. Yo no podría, aunque entiendo que hay gente que piense así.

SofN: Esto ya no es como en los principios de los ochenta en que solo había el heavy, thrash, death y poco más. Hoy en día hay una fusión de estilos brutal y esto provoca tremendos matices musicales. 

Yo opino lo mismo, incluso he tenido discusiones, pero yo no tengo problema, tío, de ponerme un disco de Iron Maiden y luego uno de Cannibal Corpse, de Mötley Crüe o de Morbid Angel. ¡Es que me gusta todo!

SofN: Y ese es el problema, que no se llega a todo. Se quiere abarcar más y más. Y hablando de abarcar, este año habéis hecho muchos conciertos por países como Francia, Inglaterra, Alemania, Polonia y un largo etc. ¿Os da la sensación que tenéis más público, más mercado y estáis más valorados en el extranjero? 

No es que estemos más valorados en el extranjero, es que, por ejemplo aquí no hay el apoyo que puede haber en otros países. Por ejemplo, el nivel de apoyo que puede haber en Alemania, con entidades dedicadas al metal o a la misma cultura musical del país, es muy superior. Claro, estamos hablando que vivimos en un país donde tenemos un 21% de IVA en cultura y es una puta burrada. Pero bueno, no es que se nos valore más allí, porque aquí hay público, y mucho y muy apasionado por el género. Pero simplemente lo que no hay en el Estado Español es el apoyo que sí que hay en otros países. Esto lo ves en, por ejemplo te vas por Francia y todas las salas en las que hemos tocado allí, tienen unas condiciones técnicas impresionantes tío, de verdad. Aquí, en cambio, es complicado, ya que normalmente las salas que hay por aquí no son salas de conciertos, sino que también son discotecas, con lo que conlleva todo esto. Por ejemplo, tú estás en Razzmatazz y a las 23:30 te están echando porque en media hora deben abrir las puertas. Es otro rollo, más complicado. Del público no me puedo quejar, lo hay en todas partes, y más fans de este género. Yo creo que la gente que adora el metal es la gente más apasionada del planeta. Pero sí que es verdad que aquí en España se deberían arreglar bastantes cosas.

SofN: Además de los conciertos por Europa, habéis estado en el Download y, por primer año, en el Hellfest y en el Full Metal Cruise. ¿Qué tal la experiencia de estos dos últimos? Deduzco que debió de ser brutal, sobre todo en el crucero metalero, por diferente y original.

Venga, empezamos por el Hellfest… jajaja. Fue tremendo, la verdad. Para empezar, nosotros tocábamos temprano, a las 11 de la mañana… ¡pero estaba a petar, a reventar de gente! Y, claro, salir a esa hora y ver tanto público, y encima entregadísimo, fue increíble. Para mí es uno de los mejores festivales de Europa, con una infinidad de grupos y géneros. Recuerdo ver y tocar en un mismo día a Body Count, Alice in Chains y Iron Maiden. Tremendo.

Y lo del crucero fue genial, tío. ¡Un festival que se hace en un puto barco! Estás en alta mar por el Mediterráneo y tocando. Encima nosotros tuvimos dos bolos, uno en el bar y el segundo ya fue en cubierta, con su piscina incluida. Eso fue un jodido festival. Recuerdo al final del concierto, ver a Requena como acabó saltando a la piscina… jajaja. Todo esto lo organiza la gente del Wacken, y la verdad que lo tienen todo muy bien montado, con todo incluido, además de la entrada a los conciertos, tienen su alojamiento, su comida, bebida, etc. Como pack vacacional metalero está muy bien pensado.

SofN: Esto es para pensárselo e ir el año que viene de vacaciones con la familia… jajaja…

¡Pues poca broma, que en el barco vi a familias enteras!

SofN: Justo mañana haréis vuestra primera gira al otro lado del charco, concretamente en Latinoamérica, gira que, por cierto, hace unos años se canceló. ¿Qué provocó aquella cancelación y cómo lleváis los actuales preparativos? Supongo que con unas ganas brutales. 

Bueno no es que sea exactamente la misma gira. Es una gira completamente nueva. La que se quería hacer en su momento se canceló por problemas ajenos a la banda. De toda la gira planeada al principio, a la hora de la verdad, la mitad de las noches no estaban cerradas. Nos habían comentado de irlas cerrando mientras estuviéramos allí, y dos días antes aún no teníamos lo billetes comprados, y demás cosas que se escapaban a nuestro control. Y claro, pues al final decidimos dejarla. Y en esta ocasión se ha conseguido, por fin, hacer algo decente. Tampoco será una burrada. Es de una semana y media aproximadamente. Pero bueno, está todo cerrado y parece que la gente está súper entusiasmada, con muchas ganas y la venta de entradas está yendo genial.

SofN: ¿Por qué a Estados Unidos habéis ido este año, o no? 

No, teníamos que ir, como dices este año, pero al final se ha aplazado para el año que viene. El problema fue con los visados, ya que si vas de turista ningún problema, pero si es para trabajar, entonces se tiene que rellenar una cantidad indecente de papeleo, y los del festival tampoco tuvieron la previsión de hacerlo previamente, con lo que no llegaron a tiempo. Pero ya nos han confirmado para la edición del año que viene.

SofN: Hace poco se ha sabido que una de las semifinales en el W:O:A 2019 se celebrará en el Rec On Fire de Igualada, que entiendo que es en referencia al décimo aniversario de vuestra victoria de 2009. Esto es un honor, ¿no? 

¡¡Ostia que va!! Me pilla por sorpresa, no sabía nada de nada. Joder se van a celebrar las semifinales en Igualada…

SofN: Sí, exactamente las “bandas combatientes” de la zona noreste de España.

Sí, porque en las ediciones anteriores era en Barcelona. ¡Mira, genial! Primera noticia

SofN: Lo normal cuando se comienza en una banda es imaginarse al cabo de poco siendo un highway star, llenando estadios y bañándose en billetes, pero la realidad musical es mucho más cruda. Hay infinidad de músicos o bandas que no han podido con la presión de estar todo el día fuera de casa, comenzar a formar parte del mainstream o, simplemente, por tener un ascenso demasiado rápido y sin tiempo a asimilarlo. ¿Cómo sobrellevasteis todo esto en su momento? ¿La baja de Marc fue por estas circunstancias? 

Evidentemente, no fuimos unos “Guns N’ Roses de la vida», en el sentido que no tuvimos un ritmo de vida elevado. Los primeros años tocábamos los fines de semana, que eso ya te rompe y se convierte en una rutina. Pero lo fuerte comenzó hace tres o cuatro años, haciendo giras por Europa, tocando entre semana. Y yo entiendo que esto es complicado, y no todo el mundo lo aguanta. Pero bueno es que al final es un trabajo, la gente que me comienza a decir que si me debo meter unas fiestas de puta madre, se equivocan. Muchas veces me tengo que coger un avión a las seis de la mañana, llegar, dejar las cosas en el hotel, irte a hacer pruebas de sonido, estar desde las cinco de la tarde hasta las nueve o las diez, que tocas por las salas, acabar, recoger e irte a dormir tres horas porque al “día” siguiente tienes que coger otro avión a las siete de la mañana. Y en las giras largas, que te desplazas en caravana, ya ni te cuento. Recuerdo una gira que hicimos por Europa, que lo más bestia fue tocar por la noche en Hamburgo y a la mañana siguiente, a las dos del mediodía en Londres. Dime tú, ¿qué mierda de fiesta me voy a pegar? Haces una cosa que te encanta, pero conlleva un desgaste físico considerable y muchas pocas horas de sueño.

SofN: Es que, al fin y al cabo, es un trabajo. Esto no es como hace 30 o 40 años, que muchos grupos salían al escenario ebrios y puestos, que si te sacaban cinco notas o acordes seguidos ya era mucho. 

¡Es que lo que no puedes es salir al escenario y no cumplir! No puede ser que te pegues la doblada padre de 50 birras y subir. La gente ha pagado para verte y tú tienes que cumplir y tienes que dar el callo en este sentido.

SofN: Ahora pasaremos a unas preguntas de temática variada y frikis. ¿Con qué tres grupos firmaríais tocar y por qué?

Mola… jajaja. Me encantaría con Death, King Diamond y Rob Zombie. Son grupos que me han marcado profundamente. Sería un honor, ya no compartir escenario con ellos, sino coincidir en un mismo festival y poder charlar con ellos. Overkill me encantan, al igual que Anthrax; probablemente mis dos bandas favoritas del género.

SofN: Nos puedes explicar alguna anécdota curiosa del tipo: «Esto no me puede estar pasando a mí… en qué fregado me he metido», o cosas por el estilo? Alguna que puedas explicar, evidentemente, que habrá algunas que mejor que no salgan a la luz… jajaja.

Jajaja, me muero. Sabes que siempre hacemos un numerito en medio del bolo que le llamamos football of death, que es como un wall of death, pero colocamos globos en medio para interactuar con el público para que los chuten. Y una vez que tocamos en Marruecos, concretamente en Casablanca, y allí hicimos la misma jugada. Lo explicamos, separamos al público y, cuando bajaron los globos, fue bestial. No sé si no entendieron las normas del juego, o qué, pero una marabunta de gente empezó a subirse al escenario y gritarme a la oreja «¡Bazooka!». Yo pensaba que me ahogaba, te lo juro, pensaba que allí me quedaba… jajaja, pero no, al final conseguí salir. Realmente es de la cosa más extraña/peligrosa que me ha pasado nunca.

SofN: Yo soy muy friki y me hacen gracia vuestras canciones como “Xenomorph Blood”, con referencias a la saga de culto Alien (de la cual también soy fan) o “T.Terror”, haciendo lo propio con Terminator (y de la que también soy fan). Si no voy errado, el creador de semejantes temas eres tú. ¿Cómo te vienen a la cabeza y salen de dentro para transformarlas en canciones? 

A ver, de estas letras en concreto, sí. Pero ya te digo, esto en nuestro caso es una democracia completa, siempre lo sometemos todo a votación y el tema lírico lo hablamos entre todos. Yo que sé, a lo mejor puedo venir con una fricada, como con el tema de “Xenomorph Blood” o Albert Requena con un riff, Busi o Javi con una base. Entonces escuchamos los temas y, en función de lo que nos transmite la parte musical, pues decidimos si hablar de una cosa o de otra. Con la de ”T.Terror”, que si no me equivoco Javi se sacó la melodía de la película de Terminator, y a partir de aquí, nos preguntamos el porqué no hacer un tema sobre este magnífico film. Luego sí que los matices son más cosa mía. Por ejemplo, me pongo un poco frikuno, con “Xenomorph Blood”, que habla desde el punto de vista del personaje de John Hurt (descanse en paz, por cierto), y continúa hablando incluso después de que le salga el Alien. Y en el caso de ”T.Terror” está inspirado en Kyle Reese, de la primera película

SofN: Sí, sí, el que va del futuro al “presente”…

Correcto, el padre del puto John Connor y la puta paradoja más bestia de la historia del cine… jajaja.

SofN: Os viene una discográfica y os dice: «Escuchad chicos, cobraréis diez veces más pero por favor, marcaros un Metallica y dejad el thrash a un lado para pasar a hacer hard rock, como mucho con un toque metalero». ¿Cedéis o sois de los que tenéis principios sea cuál sea el precio? 

Jajaja. Por mi parte, no. Y esto te lo digo muy en serio, Dídac. Yo no pretendo hacerme millonario, ni mucho menos. Yo sería feliz simplemente, con poder llegar a fin de mes solo con la música. Así ya sería muy feliz.

SofN: Pregunta personal. Como fan de póster pajillero que soy de Pantera, para mí es una banda de culto por el legado que dejó, y estoy contento porque está más viva que nunca y la gente joven les conoce y saben que son la caña. En su momento me hizo gracia ver a Carry, como yo, tener el mismo tatuaje de ellos. ¿Sois todos fans de los norteamericanos? 

Tú escuchas la música de Crisix y sí hay un fondo Pantera en muchas canciones. Evidentemente, cada uno tiene sus gustos personales, pero hay bandas la cuales a todos nos gustan, y Pantera es una de ellas. Aunque supongo que te refieres a los Pantera de los 90 en adelante, ¿no?

SofN: Sí, sí, correcto…

Jajaja… vale, vale, porque yo soy muy frikuno, como he dicho antes, y me gustan los Pantera de los 80…

SofN: Jajaja, y es una cosa que ahora, gracias a las redes sociales, podemos escuchar o incluso ver muchas imágenes de esa época. En los 90, si no seguías alguna revista especializada o te informabas por alguna otra fuente, ni sabías que era un grupo que anteriormente tocaba glam metal. 

Sí, es cierto. Y, de hecho, los tres primeros discos suyos ochenteros los encuentro correctos para su época, pero el Power Metal realmente está genial.

SofN: Sí, el primero con Phil Anselmo, que le daba un cariz muy diferente a la banda…

Es que es así. Tú escuchas este álbum y es muy cañero, y nada tiene que ver con el glam. Es un power, diría que entre speed y thrash. Claro, ya era la formación buena.

SofN: «Los Cuatro Magnificos», como los llamo yo. Y para acabar una pregunta que acostumbro a hacer en mis entrevistas. ¿Cómo veis el actual panorama musical? A mí me da la sensación (al menos en nuestro país) que se da demasiado bombo y platillo a los grupos internacionales clásicos (¡ojo, con todo mi respeto hacía ellos, eh!), pero son bandas que ya lo han dado todo, y en cambio se da demasiado poco “chance” y promoción, ya no a jóvenes bandas, sino a las actuales ya consagradas. 

A ver, la escena está de puta madre hoy en día. Pero sí que es verdad que el rock de estadio, tal como lo conocemos, en el que solo llenan Iron Maiden, Kiss Metallica, este formato, a la larga, va a morir. No creo que haya grupos que te llenen un Palau Sant Jordi, pero los festivales, seguirán existiendo, y tal como hemos comprobado donde cada vez hay más festivales en nuestro país, que si el Rock Fest, el Download y el Resu.

SofN: También, el año que viene, con el Rock the Coast, en Málaga.

Sí, son cuatro grandes en nuestro territorio. Y esto seguirá existiendo, pero lo que es bandas de rock y metal, serán más minoritarias. Te llenarán salas de 1.500-2.000 personas, por lo que el rock de estadio tiene los días contados. A nivel de bombo, estoy completamente de acuerdo, que por ejemplo hay bandas se merecerían un poco más de apoyo del que están recibiendo. Y si hablamos más de lo que nos toca, en nuestra escena, hoy en día, la música española está a un nivel increíble. Tú te vas por Europa y hemos podido comprobar que cuando les hablas de grupos españoles de metal, lo único que les viene a la cabeza es Obús, Barón Rojo, y con todo el respeto del mundo, con lo que llegaron a ser, pero coño, hay mil cosas más. Tanto nosotros como Angelus Apatrida y otras tantas bandas, estamos viviendo, como digo yo, la generación del cambio. Y entre todos estamos consiguiendo que de fuera nos vean como algo más que los grupos anteriores.

SofN: ¡Es que Barón Rojo, en su momento, eran lo más! Recuerdo una vez que estuvo Metallica en España, a finales de los 90, y en una entrevista que le hicieron, los norteamericanos preguntaron que qué se había hecho de Baron Rojo…

Sí, y sin ir más lejos, en el último concierto en Madrid, hicieron un cover de Baron Rojo. Y continuando con lo otro, la escena ya se está comenzando a notar, países donde ahora no se fijaban en nosotros, ahora están diciendo que si os habéis fijado con la buena música que sale de España, cosas así. Y es que tenemos mucha variedad a nivel de géneros, de oferta y mucho público detrás. Aunque a nivel de público, según cómo. Viene Iron Maiden o AC/DC, y todo el mundo va al estadio, todo el mundo es heavy. Luego vienen bandas más pequeñas y nadie va tío, nadie va. Si yo viviera en Barcelona, estaría todo el puto día de conciertos, y encima por 10 pavos, y la gente no va. Y luego vienen los grandes con entradas que rozan los cien euros y se peta. Aprovecha y escucha a otros grupos nuevos, dales una oportunidad porque nunca se sabe, puedes descubrir un nuevo grupo que te flipe.

SofN: Es que, por ejemplo, a nivel de radio (y no daré nombres) te encuentras emisoras que «teóricamente» deberían ser un poco vanguardistas y siempre te ponen lo mismo. Y al final la gente solo se piensa que existen Iron Maiden, Guns N’ Roses, Metallica, Kiss y ya está. O el típico que se quedó en los 90 y me viene: «Oye Dídac, ¿el heavy está muerto o qué? ¿Ya no ha salido otro Metallica?», y yo respondo que claro que sí, pero que ahora hay más como ellos. 

Es que, no es que haya más Metallicas, es que también hay muchísimas más bandas.

SofN: Exacto, y con todo mi respeto hacia Metallica, que son unos grandes. Pero es que hay tanta variedad, tanto donde escoger, que uno no llega. 

Es que es así, y encima la gente no les da demasiada oportunidad en este sentido. Me hace rabia la gente que he comentado antes donde pagan cien euros sin rechistar y por una entrada de ocho o diez euros se quejan porque es cara… tela. Y es que encima en estos 10 €, generalmente te tocan mínimo dos o tres bandas. Venga hombre!!

SofN: Sí, por ejemplo el concierto de Nightwish estaba a 58 €, que venía acompañado de Beast in Black, y en el bolo que fuimos a ver de gira de despedida de Slayer, encima tenías a Lamb of God, Anthrax y Obituary, y todo esto por diez euros más. Pero claro esto es ya otro tema. 

Sí, y ya veremos cuando se retire Iron Maiden, Judas Priest, Kiss, Scorpions, Metallica, veremos que hacen toda esta gente, supongo que continuarán acudiendo a festivales de gran formato, pero las bandas más grandes acabaran tocando en salas como Razzmatazz.

SofN: Espero que cambie, y si no, mira nos continuaremos viendo en Razzmatazz, o si la cosa va bien en el Sant Jordi Club.

(risas) No hay problema. Si Alice Cooper, con sus 70 años, toca en el Sant Jordi Club y es más feliz que nadie.

SofN: Sí u Ozzy, que está de eterna gira de despedida. O como Guns… Yo pensaba que sería el único grupo que realmente no volverían a juntarse, al menos Slash y Axl, pero, la industria mueve mucho dinero, y si recibes unos millones de euros por actuación… 

Es que al final todos caen. Es la gallina de los huevos de oro. Y volviendo a Guns (que estos sí que están en forma) es una pseudo reunión, porque solo hay tres de los originales, aunque claro justamente son las tres caras más conocidas. A mucha gente les comentas el nombre de los otros componentes originales y ni los conocen. Realmente podríamos estar rajando horas sobre esto…

 

Y así fue. Paré la grabación en ese momento después de una hora y cinco minutos de entrevista, pero me pareció más una charla entre colegas, y posteriormente estuvimos media hora larga discutiendo temas de todo tipo… ¡hasta salió Manowar! Al final ya vimos que era la hora de dejarlo. Encima, el pobre Juli, a la noche siguiente iniciaba la gira sudamericana.

Un rato agradable en el mejor sitio en el que podríamos haber quedado. Me quedo con la simpatía que desprende Juli, con la misma sonrisa y mirada viva de cuando le conocí hace más de diez años. Espero veros a todos en la Razz para poder disfrutar de los mejores directos con Crisix. Larga vida al Ultra Thrash!

Dídac Olivé
Sobre Dídac Olivé 67 Artículos
Soy de esa generación que la “post-pubertad” lo pilló entre el metal primigenio (lo que llamamos ahora old school) y la nueva ola que fue el Nu metal, es decir, pasado mediados de los 90. Me encantan muchos estilos pero sobretodo el rock clásico y evidentemente el metal, este último es una forma de vida y encima me gusta desgranar y reconocer la riqueza de todos sus subgéneros. Uno ya tiene su edad (los mechones blancos en la barba no están por que sí) pero no me cierro para nada a grupos nuevos, eso sí, mientras haya fuerza y calidad, aunque hoy en día hay mucha. Como nacido justo entrados los ochenta también se incluye que soy un friki de cuidado (rol, videojuegos, Star Wars, pelis Gore, literatura fantástica y un largo etc.) vaya que toco de todo un poco. En resumen, espero contagiaros mi pasión metalhead a la vez que disfrutáis de mis aberrantes destripes.