Entrevista a Gufy, guitarrista de Reaktion: ‘Reaktion simboliza reaccionar ante situaciones que te frenan en la vida, de las que necesitas superarte para seguir adelante’

Nuestro compañero Dídac se puso en contacto con nuestros conciudadanos Reaktion para charlar un poco sobre su trayectoria y su último álbum Learning to Die (2019). Les enviamos estas preguntas que han sido contestadas por Gufy, guitarrista y miembro fundador y lo curioso es que tras 14 años de carrera musical, primero con Vivid Remorse y ahora con Reaktion, esta es la primera entrevista que se encarga él de contestar. Así que un primicia en toda regla.

 

Ante todo, muchas gracias por querer contestar mis estúpidas preguntas. Comenzaré con la típica. ¿Cómo fue la creación del grupo? Pero no de Reaktion, si no la de vuestros orígenes reales bajo el nombre de Vivid Remorse. Seguramente fue donde os iniciasteis en el mundo musical. ¿Cómo os conocisteis y como fue el camino para llegar a crear el grupo y llegar a estar durante ocho años juntos?

¡Hola y gracias por darnos este espacio para compartirlo con todos vuestros seguidores!

Vivid Remorse fue un proyecto que surgió en el 2006, en los comienzos del revival del thrash en Barcelona, la segunda horneada, no por conveniencia sino por destino. Xavi y yo nos conocimos mediante un aviso en la calle Tallers y al poco se incorporó nuestro cantante Joel; los bajistas en Vivid fueron alternando con el paso de los años.

Ya teníamos nuestro rodaje en bandas anteriores pero Vivid fue el primer paso en nuestras carreras para llegar a la grabación de nuestro primer y segundo disco. Fue una etapa que recuerdo con mucho cariño y que nos abrió muchas puertas en la escena thrasher catalana y…¡ la que nos permitió ser la primera banda de thrash del Estado en cruzar el charco y girar por México!

Como suele pasar con casi todas las banda que inician su carrera, el primer disco lo sacas por inercia, pero el segundo se convierte en la prueba de fuego de la continuidad de la misma, por ello es que muchas bandas se separan después del segundo disco, ya que las expectativas muchas veces no se cumplen y eso es lo que pasó en Vivid. Esto dio paso al siguiente nivel de nuestras carreras y la razón por las que estamos aquí: ¡Reaktion!

¿Por qué después de la separación de media plantilla, decidís cambiar de nombre y no continuáis bajo Vivid Remorse? Ganas de empezar de cero, supongo, pero también con todo el ímpetu de los inicios, ¿verdad?

¡Exacto! No pudimos continuar con la misma formación y elegimos diferentes caminos; hubo un momento de dudas respecto de cómo continuar pero al final Xavi y yo decidimos tirar adelante pero con un nuevo proyecto.

Personalmente fue un golpe muy duro y me costó tiempo retomar los ensayos, recuerdo que me había separado de mi segunda ex y estaba sumido en una depresión que me llevó a la bebida y a aficionarme a un ron barato llamado C38… En aquella época de oscuridad para mí Reaktion fue una vía de escape y Xavi fue un gran apoyo para superarme y continuar con la música. Al poco tiempo se incorporaron Dani e Iván y nuestro primer guitarra Ramón.

¿El nombre de Reaktion tiene alguna connotación especial? Volviendo un poco al tema de empezar de cero, vamos. O quizá me estoy montando mi película, jajaja…

Jajaja… ¡es una pregunta clave! Reaktion simboliza aquello que te contaba de reaccionar ante situaciones que te frenan en la vida y de la que necesitas superarte para seguir adelante con aquello que te da vida. Puedes abandonar y comenzar desde cero, pero reaccionar significa también haber aprendido las lecciones del pasado y mejorar haciendo lo que consideras fundamental en tu vida.

Te podría decir que todos los miembros de Reaktion en aquella primera etapa necesitábamos «Reaccionar» en nuestras vidas. Todos nos encontrábamos después de haber roto con nuestras anteriores bandas, ex parejas, trabajos y demás… buff ¡qué panorama!

Al cabo de pocos años, en el 2016, sacáis vuestro primer LP, Blackmailed Existence. ¿Cómo fue la creación del álbum? Creación en el aspecto de acordar cada canción entre todos, componerlas, etc.

La gran mayoría de canciones era el remanente de Vivid; no quisimos renunciar a ello ya que sabíamos que con los nuevos miembros tomaría una identidad y un sonido más personal. Tuvimos que componer apenas unas tres o cuatro canciones para completar el álbum, ya que nos corría un poco de prisa para entrar al estudio y grabar el disco.

Para componer nos juntamos Xavi y yo y le damos forma a los primeros riffs. Muchas veces es una vorágine de riffs que poco a poco van dando paso a una estructura propia de nuestro estilo, y que cada vez se hace más efectiva y forma parte de nuestro estilo personal. ¡Cuando la inspiración nos abandonaba, una dosis de C38 nos ayudaba a aguantar horas y horas de ensayos en nuestro local 111 de Banda Sonora!

En referencia al Blackmailed Existence, llevabais unos años juntos y vuestro estilo es un thrash con bastante aire old school, pero sí que en el disco hay algún tema más moderno, otros rozando el death. Aquí es donde se nota la aportación de cada miembro, al entender que, prácticamente cada uno de vosotros, tiene un gusto diferente en lo referente a estilos musicales, a no ser que me digas que si, que todos sois unos amantes del thrash que solo escuchan thrash, jajaja.

¡Totalmente! Es verdad que la esencia es thrash pero hemos aprendido a incorporar otros estilos que nos gustan a todos; tanto Xavi como yo somos más “thrasheros”, Dani se inclina hacia al black e Iván hacia lo prog tipo Devin Townsend o rarezas varias… ¡no sabría definir sus gustos!

Álvaro ha sido la gran novedad del nuevo disco, el guitarra del Blackmailed era de otro estilo y tuvo un margen más corto para componer solos, sin embrago Álvaro consiguió darle a la banda un estilo personal más rockero que sumó más a favor de esa mezcla de estilos que conforma el sonido de Reaktion.

Es como se diría de una forma más vulgar: si estás cansado de escuchar las mismas bandas de thrash, pollo o pescado, te recomiendo que pruebes un buen entrecot, ¡esto es Reaktion! (¡lo siento por los veganos!)

Realmente hay temas muy buenos como pueden ser “111”, la más lenta, “In this Valley of Tears” o”Prostituted City”. Cortos y directos a la yugular.

De nuestros favoritos, sin duda por ser tan directos como bien dices y porque detrás de cada uno de ellos se percibe la esencia de la banda y lo que quisimos transmitir. Mención especial para «Prostituted City», en la que expresamos nuestro repudio a la masificación turística en Barcelona, una epidemia de nuestros tiempos…

¿Cómo fue la recepción del disco? Al no ser vuestra primera experiencia musical, ¿os lo tomáis con más calma las críticas y éxito del disco? Es decir, tenéis los pies en el suelo y no pensar que vuestro álbum será el nuevo Black Album, como sucede a toda persona que ha estado cierto tiempo metido en la música… jajajaja.

Jajaja, es verdad que uno pone sus expectativas personales muy altas, y creemos que nuestro disco será el mejor y una legión de groupies nos esperará a la salida de cada bolo. Pero como tú bien dices tenemos los pies en la tierra y sabemos que todo lleva su tiempo.

Con Vivid Remorse logramos hacernos un hueco en la escena nacional y es verdad que había expectativas altas con el primero de Reaktion, ¡y creo que no hemos defraudado! Los medios de prensa se portaron muy bien con nosotros y supieron ver la evolución y la energía que supimos heredar de Vivid, por ello parte del éxito del segundo disco se debe a la buena aceptación del primero.

Me gustaría añadir que a nivel de ventas hemos tenido más reconocimiento fuera de España que dentro, y que el segundo disco vendió más copias en un mes que el primero en un año. ¡Gracias a todos por ello!

Durante los años ya habéis hecho vuestra infinidad de conciertos y tocar con algunas bandas internacionales. ¿Cuál es la sensación?

Es muy positiva a nivel general. El cambio radical ha sido tener a Hueso Producciones como management y priorizar los bolos en festivales o giras en vez de hacer conciertos locales ante la necesidad de llegar a más público y fuera de Catalunya sobre todo.

Tengo que hacer una mención especial a lugares como Madrid y Lleida, donde encontramos al público más entregado de nuestros últimos bolos, y esperamos que siga así en la siguiente gira. Es muy difícil llenar salas de conciertos y más siendo Reaktion una banda que comienza, ya que la cantidad de oferta y las economías de cada sitio hace que todo sea más difícil.

Disfrutamos mucho de los bolos, personalmente, es lo mejor de este mundillo. Tenemos muchas anécdotas con músicos y personajes que hemos encontrado durante estos años!

Llegamos al 2019 y sacáis Learning to Die. Seguís con vuestra seña de identidad, pero con algunos toques diferentes, como pueden ser aires a black metal o crossover. ¿Cómo surgió la idea del disco y la materialización de riffs y melodías, en canciones?

Learning nos dio la oportunidad de empezar un disco nuevo y desde cero con la formación consolidada. Así fue como surgieron temas más extremos y riffs más elaborados, tuvimos más tiempo de probar más combinaciones y depurar lo mejor de cada uno para el resultado final. Un gran logro fue permitir que Iván desarrollara su parte vocal con más intensidad y soltura, de allí esa cantidad de matices y melodías que ha conseguido en el Learning.

Hubo un momento en que nos planteamos hacer temas más “accesibles” sin sacrificar el estilo personal, nos invadió una sensación de querer “competir” con los grandes de nuestra escena pero al final simplemente decidimos seguir haciendo lo nuestro y dejar una huella más personal que intentar agradar a todos los paladares.

En este disco hay la colaboración de Tolo Storm, cantante de los Nuckin’ Futs, que por cierto se separaron hace poco. Siempre da un poco de alegría al proceso de grabación, tener alguna compañía diferente y divertida, como puede ser su caso.

¡Fue una gran colaboración y muy acertada! Tolo y los Nuckin’ son colegas nuestros y compartimos escenario, fue una pena su separación… Supongo que como te dije antes, fue el “síndrome del segundo disco”. Yo no estuve el día que él grabó pero me consta que fue un sin parar de reír y beber.

Hablando de la grabación. ¿Cómo se vive esto? Es decir, donde lo hicisteis, si era en jornadas intensas e intensivas o bien “con la calma”, durante el proceso si salen ideas que hacen cambiar “x” canción, cosas así.

Para nosotros grabar el Learning fue un torrente de emociones y altibajos ya que había muchas ganas y nervios desde el primer día de estudio. Llevábamos mucho tiempo tocando en el local y había necesidad de liberar esa adrenalina acumulada. Lo grabamos con cierta presión por el tiempo y el calendario que tenía la banda, así que todo fue bastante controlado y no hubo mucho margen para improvisar en el estudio.

La ventaja de haber ensayado y preparado los temas con tanta antelación nos permitió profundizar más en el sonido y los matices del disco. Repetir con Ax también nos ha ayudado a que el proceso fuese muy llevadero, es una experiencia que cada vez es diferente y llena de momentazos porque el estudio de grabación saca lo más visceral de las personas. Muchas horas y muy encerrados da para mucho… ¡jajaja!

Cambiando de tema, como veis la actualidad en el aspecto, que por suerte para los oyentes, pero por desgracia para todos vosotros, hay tanta calidad, tanta técnica y tanta competencia, que conseguir cierto renombre y poder llegar al punto que te dices «Ostras esto va creciendo y se está convirtiendo en algo de verdad, es serio», cuesta horrores para cualquier grupo.

Es algo que está en la mente de todos los músicos de todas las bandas, y si bien aunque no lo quieras, te tocará “competir” en cada bolo, cada gira y con cada disco. Te puedo decir que nuestra filosofía es dar lo mejor de nosotros a cada segundo de canción, sin crearnos falsas expectativas ni presionarnos por nada ni nadie. Por supuesto que hay que evitar oxidarse y mantenerse al día, pero creo que hemos consolidado un estilo propio y creemos en ello pase lo que pase! Al final hay una regla que se cumple para todas las bandas españolas y extranjeras, y es que el tiempo pone a cada uno es su lugar.

También hay que decir que los medios especializados, no ayudan nada, que van de rockeros y alternativos por poner grupos de hace 30 años para arriba, vendiendo constantemente que esto que ponen es lo más mejor del mundo mundial, que si Metallica, Guns y Nirvana, están cool, pero por favor, que hay mucho más, arriesga un poco, que estamos en pleno siglo XXI!! ¿Quizá no hay remedio en nuestro país, en este aspecto?

Jajaja, el tema de los medios es un caso aparte. ¡Vivir o morir por ellos! Reaktion ha intentado siempre responder a los medios y a cambio hemos tenido muy buena respuesta de ellos, los necesitamos como ellos a las bandas. Personalmente y en general, creo que los medios responden en función de lo que su audiencia les pide, y eso es respetable… Una vez preguntamos a un medio para promocionarnos en una portada, (pagando por supuesto), y nos respondieron básicamente que éramos unos flipados, pero si de ello viven muchos medios, qué más da si te pago una portada o un reportaje en página central.

Con esto te quiero decir que se mezclan sensaciones encontradas: “te apoyo pero no te publico… te vendo un espacio pero pagas por lo que yo creo que vales… si no tienes 10.000 likes en Facebook no te mereces una entrevista… bla bla bla…

Preferimos llegar hasta donde podamos y movernos en entornos conocidos, que los grandes medios se queden con Metallica, y yo apuesto por los emergentes e independientes… ¡con ellos siempre hemos tenido muy buen feedback!

Encima con todo esto, se ha perdido un poco el ir a conciertos de grupos desconocidos, cada uno es libre de hacer lo que quiera, pero que a una persona no le importe pagar 100€, o más, para ver, por así decirlo, a los grandes grupos, pero después encuentra caro un concierto de tres grupos underground, por 10 euros… ¿Cómo vivís este panorama? Tenemos que sumar que cada vez hay menos salas también…

Es muy cierto, en Barcelona hay muchas bandas locales y de afuera y pocas salas. También tengo que decirte que me avergüenza la poca atención y cuidado que dedican los dueños de las salas en mejorar sus equipos, su personal y a las propias bandas. Tengo la sensación de que por ser metaleros aún en el 2020 nos toman por músicos de segunda o tercera…

Entiendo que el público sea selectivo, si quieres ver y escuchar a una banda con calidad de sonido tienes que ir a ver a las que pueden permitirse salas decentes, y eso se paga. Y aún persiste aquel miedo de no arriesgar por miedo a no llenar las salas, y perder pasta… ¡es un círculo vicioso interminable!

He visto a muchas bandas muy buenas tocar en sitios de mierda con sonido de mierda, y de premio un bocata de chorizo. Al final, el público lo percibe y se cansa.

¿Alguna anécdota rara que os haya pasado, ya sea en la carretera o en algún concierto?

Pues dejando de lado las anécdotas graciosas o bizarras, que las hay, quisiera compartir con vosotros algo muy diferente y especial que nos ha pasado con Reaktion. Y eso fue preparar un concierto homenaje a la memoria de Javi Expósito, un amigo que murió de cáncer y al cual le rendimos homenaje en la sala Monasterio de Barcelona.

Aquello fue grandioso, nunca habríamos imaginado subir a un escenario y tocar para un público que en su mayoría nada tenían que ver con el metal: madres, abuelas, nietos, sobrinos, hermanos, de todas las edades y lugares fueron nuestro público de honor aquella noche. Y fue para mí de los mejores bolos de mi vida.

Bueno, no os taladro más, así que muchas gracias por vuestras palabras! Seguid dando tralla con vuestro thrash directo y contundente, y espero que tengáis una progresión ascendente. Os deseo mucha suerte y seguid sacando discazos!

Muchísimas gracias por esta oportunidad de conectar con vuestro público y espero no haberos taladrado yo hablando tanto, es lo que tiene ser argentino. ¡Un saludo a todos y seguid apoyando a las bandas!

Dídac Olivé
Sobre Dídac Olivé 122 Artículos
Soy de esa generación que la “post-pubertad” lo pilló entre el metal primigenio (lo que llamamos ahora old school) y la nueva ola que fue el Nu metal, es decir, pasado mediados de los 90. Me encantan muchos estilos pero sobretodo el rock clásico y evidentemente el metal, este último es una forma de vida y encima me gusta desgranar y reconocer la riqueza de todos sus subgéneros. Uno ya tiene su edad (los mechones blancos en la barba no están por que sí) pero no me cierro para nada a grupos nuevos, eso sí, mientras haya fuerza y calidad, aunque hoy en día hay mucha. Como nacido justo entrados los ochenta también se incluye que soy un friki de cuidado (rol, videojuegos, Star Wars, pelis Gore, literatura fantástica y un largo etc.) vaya que toco de todo un poco. En resumen, espero contagiaros mi pasión metalhead a la vez que disfrutáis de mis aberrantes destripes.