Entrevista a Frank Thorwarth, bajista de Tankard (I): ‘El auge del death metal no fue algo bueno para las bandas de thrash pero… el thrash metal nunca morirá’

Fortografía: Anima Nigra Photography

Tankard es una de las grandes agrupaciones de thrash metal germanas y miembro honorífico del llamado Big 4 de thrash metal alemán junto a Kreator, Destruction y Sodom. Estamos de enhorabuena puesto que hace apenas dos días publicaban Pavlov’s Dawgs (2022), en el que unen la cerveza con la filosofía. En concreto, el condicionamiento clásico de autores como Skinner y Watson además del gran Pavlov.

Ese detallito ya da muestras de que, por mucho que veamos a los Tankard como una panda de cerveceros locos, en el fondo, hay mucho mensaje, mucha crítica y mucha reflexión en sus letras, capaces de atacar y criticar el mundo de los influencers en su nuevo álbum. Pude escoger miembro de la banda y opté por su bajista Frank, que es miembro fundador de la misma.

Pillamos a Frank nervioso por el partido que iba a jugar el Eintracht de Frankfurt en la Champions, pues el grupo es un habitual del estadio, como espectadores y como músicos, pues Tankard es la banda de referencia del Eintracht. Tocaron incluso en la final en Sevilla. Hablamos de cosas tan dispares como cañones que lanzan posavasos de cerveza, Nevermore, canciones clásicas de los 60, futbol y, claro, el nuevo disco.

Hola, Frank. Creo que te llamo en un día muy especial pues juega el equipo favorito de Tankard, el Eintracht de Frankfurt, el de vuestra ciudad…

¡Sí! Tengo dos entrevistas luego así que me bajé el Zoom en el móvil para poder hacer las entrevistas y poder mirar mientras tanto el partido en la televisión. Tú eres un tío afortunado ya que el partido no ha empezado todavía y te prestaré toda la atención (risas).

Felicitaciones por vuestro nuevo álbum Pavlov’s Dawgs. Es otro buen disco de thrash metal 100% Tankard. Tienes ya tres singles de avance, así que… ¿Estás contento con las reacciones de la prensa y los fans?

Sí, la verdad es que todas las opiniones son muy buenas. Digamos que hasta ahora todas han sido muy positivas. A la gente le encantan las tres canciones que hemos avanzado, pero ya veremos qué pasa cuando saquemos el disco a finales de septiembre. Leeremos las críticas en las revistas, pero estamos encantados con el disco.

¿Hay alguna canción de las tres que habéis sacado como single que creas que pueda quedar como un clásico para el grupo?

Es una buena pregunta. Bueno… digamos que lo raro de este disco es que cuando una banda graba un disco nuevo, hay siempre canciones favoritas a nivel de grupo. Siempre pensamos que hay algunas canciones que no son tan buenas, otras mejores, y la verdad, es que todo esto lo hablamos también con la gente de a compañía, pero… ellos preferían la canción “Pavlov’s Dawgs”, nosotros otras. Con este trabajo nos hemos encontrado con que cada uno tiene canciones favoritas diferentes. Así que no sabría qué decirte.

Ya hemos tocado en directo “ExFluencer” y hemos sacado incluso un videoclip de la misma grabada en directo con imágenes del festival Rock Hard en Alemania. Así que ya veremos… De las tres que hemos sacado yo estaría entre “ExFluencer y “Lockdown Forever”. Pero es difícil de escoger entre una y la otra.

Estoy realmente sorprendido con el nombre del disco: Pavlov’s Dawgs. Estudié a Watson, Skinner, Pavlov y todos los conductistas clásicos, así que me parece genial que Tankard pueda mezclar cerveza y filosofía. Siempre pienso que la cerveza y la filosofía son una gran combinación. Apuesto en que estás totalmente de acuerdo…

Sí, absolutamente (muchas risas). Muchas veces las mejores ideas vienen bañadas en alcohol. Lo de los perros de Pavlov es un punto de mira irónico pues nos encanta el concepto de Pavlov. Supongo que sabes lo que significa… (Os lo resuma de forma breve: Un científico ruso que condicionó a los perros para que salivaran al escuchar la campana. Pavlov hizo sonar una campana antes de alimentar a unos perros y ellos asociaron que cada vez que sonaba la campana iban a ser alimentados. Pavlov se presentó delante de la comunidad científica y les dijo que cuando sonara la campana, y sin comida alguna, los perros empezarían a salivar. Es uno de los padres del condicionamiento clásico).

Nosotros creemos que salivamos al escuchar el sonido de cuando se abre una lata de cerveza, salivamos como los perros de Pavlov. Y bueno… digamos que esta canción va un poco más allá y consideramos que cuando oyes el sonido de abrir una lata te pones sediento. Después te emborrachas y a la mañana siguiente tienes resaca. Todo esto pasa en tu mente, sabes que va a pasar nada más oír esa cerveza que se abre. Y eso es lo que define a Tankard.

Me parece una excelente idea… Me encanta el tema “Lockdown Forever” porque en el video podemos ver resumidos todos esos meses de confinamiento: TV, pizza, música y fútbol. ¿Cómo vivió Tankard el confinamiento?

Pues fue bastante duro para nosotros. Empezó en 2020 y por aquel entonces, por lo menos, cada dos fines de semana teníamos un concierto. Todo cambió, pero esas primeras semanas fueron muy relajantes para nosotros… Yo hablaba con Andy (Andreas), nuestro guitarrista, y le decía que era genial eso de tener tiempo libre los fines de semana y lo de poder estar con la familia. Pero el tiempo pasaba y se volvía todo muy aburrido. Y cuando pasaron varios meses la cosa era absolutamente un tostón. Mi sensación era la de un tigre enjaulado dando vueltas en la celda. Estabas lleno de energía, pero sin nada que hacer…

Cuando tu vida es tocar en directo y viajar por todo el mundo se hace muy difícil lo de adaptarse a ese no-hacer-nada. Digamos que los primeros días estuvo muy bien pero luego nos empezamos a aburrir de verdad. En 2020 tuvimos sólo cinco conciertos y en 2021 ocho. Fue muy duro, así que estamos muy contentos con 2022. Hemos reanudado todas las actividades, pero… a ver cuánto dura todo esto. Es que la pesadilla del Covid puede volver y no sabemos lo que las autoridades o el gobierno pueden dictaminar. Sólo espero que todo se mantenga todo abierto y que podamos tocar los conciertos que tenemos cerrados. Tenemos un planning muy interesante hasta final de año y el siguiente mucho más. Hay muchos conciertos.

¿Tenéis alguno en España?

Sí, iremos a tocar en Mallorca. No sabría decirte de memoria la fecha exacta. Juraría que es el único concierto que haremos en España este 2022.

Bueno… Digamos que tocar en Mallorca es como hacerlo en Frankfurt más o menos…

(Se troncha)

¿Es un concierto en un crucero?

No es en un barco… Juraría que es un festival, pero tendría que mirarlo… Tenemos dos conciertos en Alemania, luego nos vamos a tocar en México y tocamos en Santiago de Chile. Yo soy de los que no mira más allá de dos semanas en la agenda para saber dónde vamos a tocar.

Mallorca, Alemania, México y Chile… ¡Joder! Es una agenda perfecta.

(Risas) Sí, vamos a viajar mucho.

Vamos a la canción “Ex-Fluencer”: es un excelente single en el que la banda habla sobre las redes sociales y los usos peligrosos de Facebook, Instagram, tik tok… ¿Por qué elegisteis este tema como sencillo?

Porque es una temática muy actual, muy de los tiempos de ahora. Es interesante ver la influencia que tienen algunos influencers hacia la gente joven. Son estrellas retocadas con Photoshop que tienen seis horas libres para ir al gimnasio o hacer lo que les plazca. Eso hace que la gente real, la gente joven, no pueda realmente ver a ídolos que valgan la pena.

Quedan influenciados por los looks de la gente guapa, y la otra cara de la moneda es que toda esa gente que les sigue considera que los influencers que aparecen en Internet son gente corriente y que lo que hacen es su día a día. En el fondo todo se trata de un negocio. Es todo publicidad en la que intervienen los managers y es todo negocio. Hay muchos jóvenes que creen que eso es la realidad y que todo lo que hacen es para pasarlo bien.

Recuerdo asistir a Wacken y ver el concierto de Tankard en el que lanzabais cerveza al público. Si hay una banda que puede disparar a sus fans con cerveza… esa es Tankard.

Sí… pero ¿qué concierto fue este que dices? Hemos tocado tantas veces en Wacken que no recuerdo el año que fue… Hemos tocado cuatro veces allí y confundo fechas, pero… quizá fue ese año en el que lanzamos a la gente latas de una especie de sidra alemana. No era cerveza, vendría a ser un vino de manzana, algo muy típico de la zona de Frankfurt, en Baviera. Es como la sidra, pero mucho más agrio. Es la bebida nacional de aquí.

Es hora de hablar del club de fútbol Eintracht Frankfurt. Lo primero de todo: enhorabuena por la Europa League, pero soy de Barcelona y ese día fue muy triste para nosotros… ¿Cómo viviste ese partido? ¿Estabas en Barcelona?

Yo no, pero mi esposa y mis hijos estaban en tu ciudad. Yo no pude ir porque alguien se tenía que quedar en casa para cuidar al perro (risas). Pero bueno, no pasa nada poque luego estuve en la final de Sevilla.

Es que luego tocasteis Tankard en Sevilla en un show especial para los fans del Eintracht de Frankfurt. ¿Cómo fue esa experiencia?

Fue un concierto para los fans del Eintracht, muy cerca del estadio. Tocaríamos a las cinco de la tarde más o menos y hacía un calor infernal. Pero lo mejor de todo es que en ese concierto acudieron muchos fans españoles de Tankard. Se enteraron de que íbamos a tocar con Tankard allí y acudieron. Fue muy divertido porque luego se dieron cuenta de la mierda de canciones que tocamos ese día (risas). No era un show de Tankard al uso: sólo tocamos canciones de futbol. Y eso fue muy divertido… Fue todo muy bonito, especialmente cuando ganó el Eintracht de Frankfurt (risas).

Lo peor de todo es que no pude ver todo el partido entero ya que dimos algunas entrevistas, por lo que no pudimos entrar en el estadio. Otros miembros del grupo sí que pudieron entrar. Pero yo soy de los que piensa que vale la pena aprovechar el tiempo para hacer entrevistas con gente como tú, y bueno… razones como estas hacen que prefiera quedarme a veces en casa en vez de ir a los partidos de futbol.

Imagina que tienes una gran cantidad de dinero para invertir en tu próxima gira. ¿Cuál es el truco que siempre quisiste hacer en el escenario, pero nunca lograste?

Pues deberíamos hacer algún tipo de detonación, probablemente hacer volar a nuestro baterista como hicieron los Spinal Tap en la película (risas). Ostras, es que no se me ocurre darte una respuesta seria sobre esto… Durante años hemos pensado mucho en las cosas que no hemos llegado a hacer, pero posiblemente, y más que nada, se debe a que somos unos vagos.

Me gustaría tener un cañón pequeño o una pistola que lanzase posavasos de cervezas, lanzarle eso al público. Mira… tengo aquí uno de Tankard (con abridor de botellas). Es algo que nos hemos planteado hacer durante años, pero nunca hemos conseguido llevarlo al directo (risas).

Ya que me enseñas el posavasos puedo ver a vuestra mascota, que me encanta. ¿Es un alien? Es un poco vuestro “Eddie”.

Sí, es nuestra mascota y todo surgió de una forma totalmente involuntaria. No estaba planeado, pero a todo el mundo le gustó, así que dijimos: “Es nuestro ‘Eddie’” (risas).

¿Cuál es el primer disco que compraste con tu propio dinero?

Te diría que el primer disco que me compre con mi dinero fue el directo de AC/DC If You Want Blood You’ve Got It. Y me sigue encantando, creo que es un gran disco.

A los músicos que entrevisto siempre suelen decirme que o Kiss o AC/DC…

¡Seguro! Era el momento ideal para esas bandas.

Vamos a la sección de canciones perfectas. Dame tu opinión sobre estas:

A Whiter Shade of Pale” (Procol Harum): Sí, conozco la canción, pero no estoy muy familiarizado con la versión original, he escuchado más otras versiones. Es un gran clásico, poco más puedo añadir. Es un tema que sigue sonando en las radios de todo el mundo.

“Spirit Crusher” (Death): ¡Absolutamente! Gran banda, ellos fueron el punto de partida del death metal, pero no fue algo muy bueno para las bandas de thrash (risas). Cuando apareció el estilo la gente no quería escuchar ya más thrash metal, pero… años más tarde, volvió el estilo con fuerza. El thrash metal nunca morirá.

Y la última de todas: si te pregunto por tu canción perfecta, tu favorita…

No tengo ninguna canción perfecta ni favorita, pero sí que te puedo hablar de la que es mi banda favorita: Nevermore.

¿Nevermore?

Sí.

¡Me encanta que me digas Nevermore! Con Jeff Loomis y Warrel Dane. Nunca llegué a entender el por qué nunca llegaron a ser estrellas.

Pienso lo mismo… Nunca entendí cómo no lo lograron. Son una de las mejores bandas de la historia, adoro su música. Desgraciadamente Warrel murió siendo tan joven, pero… así es la vida.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1049 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.