Entrevista a Elisabeth y Marc, de Erzsébet: ‘Si a los políticos les gustase el metal o se prodigaran por la escena underground, no habrían habido restricciones tan draconianas que han ahogado a bandas, locales y promotoras’

Fotografía: Irene Serrano

Elisabeth y Marc, encantado de poder hablar con vosotros. Muchas gracias por querer responder unas preguntas y que nuestros lectores sepan un poco más sobre vuestro nuevo proyecto. Espero que estéis bien.

Nos conocimos en la primera edición del Igualada Under Fest. Era el primer festival que organizábamos para la revista en una ciudad que no era Barcelona y tengo un grato recuerdo de vosotros, hablando y conociéndonos en las pruebas de sonido, igual que de vuestra actuación con Valkiria, que hizo enervar a la gente allí presente desde el primer momento. ¿Nos podéis decir de dónde viene vuestra amistad y cómo empezó este frenesí por formar grupos, primero creando un grupo de versiones?

Elisabeth: Pues en realidad nos conocimos allá por el 2012 con un grupo que quería hacer djent, pero nunca llegamos a nada. Luego años más tarde, Mark me volvió a contactar para cantar en Valkiria, una banda de covers de Amon Amarth. Y hasta el día de hoy.

Marc: De hecho, yo quería que Elisabeth fuera la cantante de otra banda que tenía yo entonces, llamada Labs Dead, pero uno de los guitarras se negó a que la frontwoman fuera una chica, así que guardé su contacto para el futuro.

Al cabo de nada os aventurasteis con Archetype X, grupo de death metal con un punto técnico. Era enero del 2020 y presentabais vuestro primer EP en la sala Monasterio, junto con Maghmatta y Herddeath. La recuerdo como una gran noche, donde fue una fiesta, y por cierto fue mi último concierto pre pandemia. Poco después os presentasteis al concurso de DevilFest, donde pasasteis a la final. Pero por desgracia, lo que empezó con un virus en China, y desde aquí nos reíamos, pues acabó siendo una pandemia mundial y no se llevaron a cabo las finales… bueno, ni las finales ni nada de nada de nada. Decidme, ¿cómo vivíais esos días previos a toda la incertidumbre que se palpaba en el ambiente?

M: Personalmente, para mí no cambió demasiado porque tuve que trabajar igualmente en las mismas condiciones, pero a nivel musical fue un frustre total.

¿Me podéis decir qué recuerdos tenéis de cuando se confirma que nos confinan a todos? ¿Cómo se os queda el cuerpo? ¿La primera llamada que hacéis…?

E: A decir verdad, no me sorprendió demasiado. No es que sea adivina pero mi intuición me decía que eso no sería cosa de dos días. De hecho, recuerdo que cuando “desalojamos” el instituto, yo les decía a los alumnos que lo cogieran todo (paraguas, calculadora…) porque probablemente no volveríamos en meses, ¡y voilà! Ese curso ya no volvimos a las aulas.

A todo esto, no habéis parado y por lo que sé, a parte de estar en pleno proceso de ultimar vuestro segundo EP de Archetype X, no teníais suficiente con esto, que encima os embarcáis en otro proyecto, Erzsébet. ¿Cómo se gestó todo?

M: Con Archetype X estamos muy contentos y nos llevamos muy bien, es una banda con la que tenemos muchas expectativas. Aunque por otro lado, siempre he tenido el gusanillo de tener una banda de black metal, que es lo que escucho desde siempre. Así que Elisabeth me presentó a Ángel (guitarra y compositor), que le encanta el black y decidimos formar Erzsebet.

¿Cómo os “atrevéis” a empezar o incluso continuar haciendo cosas tal como está el panorama? No lo digo negativamente eh, al contrario, se tiene que ser valiente para preparar cosas a expensas de un futuro, concretamente la música en directo, el cual aún continúa, y por desgracia, demasiado abandonada por los políticos…

M: Realmente si te gusta la música, aunque no vivas de ello, necesitas seguir tocando, cantando… De hecho, es un bálsamo terapéutico para tiempos difíciles, así que, ¿por qué dejar de hacerlo?

Hablando de políticos, quiero hacer un inciso. ¿Qué cara se os queda cuando vemos que tanto la mayoría de conciertos underground como de giras de grupos internacionales se van posponiendo o cancelando por las terribles restricciones, mientras Lluís Llach, en pleno diciembre, puede llenar 16.000 personas y no pasa nada?

E: Bueeeeno, quizás si a los políticos les gustase el metal o se prodigaran por la escena underground, no habrían habido las restricciones draconianas que han ahogado a bandas, locales y promotoras.

Volvamos a Erzsébet. ¿De donde viene la idea de hacer un grupo de black metal de este estilo en concreto, inspirado en el personaje de la Condesa Sangrienta?

M: La idea matriz la tuvo Elisabeth la tarde en que nos presentó a Angel y a mí. Recuerdo que estábamos hablando él y yo sobre hacer una banda de black y ella, espontáneamente se propuso como cantante diciendo que, aunque no provenía del black, quería cantar con una capa.

E: Jajaja, bueno es que tenía yo la fantasía de cantar con una capa y hacer una banda como más teatral. Mi ídolo siempre ha sido Freddie Mercury, y en cierta manera la idea de actuar en el escenario en plan “reinona” me flipa. Así que por eso les propuse ser la cantante.

A ver, el nombre traducido al español es Elisabeth… no quiero decir nada… pero que la vocalista se llame así… ¿nos tienes que contar algo? Jajaja…

E: A mí, desde pequeñaja, me han fascinado los vampiros y las historias de terror y por casualidad, hace muchos años, descubrí el personaje de Erzsébet. Me fascinó lo que leí de ella y además, al llamarse como yo, me sedujo aún más su historia. Entonces cuando hablamos con Ángel de hacer algo black e inspirado en Erzsébet, le encantó la idea y se puso a documentarse a fondo y a componer como un loco.

No os habéis quedado con solo el nombre y ya, para nada. Las canciones profundizan sobre la historia en sí, salen a relucir el nombre de la ciudad donde vivía, incluso el de Darvulia, la bruja que según la leyenda, incitó o le dio la idea a Erzsébet a hacer todas esas perversiones masoquistas y atrocidades a todas esas chicas, para, supuestamente ser eternamente joven. Con este personaje se mezcla la historia real con un poco de leyenda. A ver, ¿quién es el fan friki de todo esto y os engatusa en todo este mundo? ¡Lo quiero conocer que todo esto también me mola mucho!

M: Ángel, sin duda, él es el artífice de las composiciones, los arreglos y las letras de todos los temas. ¡Es un chico muy talentoso y muy leído!

Debo decir que el black me gusta, pero el sinfónico o melódico, por lo que podéis imaginar que me ha encantado el disco con el que nos habéis deleitado. Encima desprende inquietud y temor gracias a la gran ambientación y su oscuridad gótica, y conseguir esto es difícil, por lo que solo me queda que felicitaros. ¿Cómo se gestiona todo esto y cómo lográis plasmar todas estas ideas en música?

E: Ángel es el responsable de los temas de Erzsébet. Para componerlos ha devorado toda la bibliografía que hay sobre la Condesa Báthory y luego se ha encerrado en su mazmorra, dando rienda suelta a su nutrida imaginación. Esas ideas que tiene en la cabeza las fue tocando con el teclado y así fue creando atmósferas que son la cuna de los temas del álbum. Sin duda, es un friki con mucho talento!

¿Qué tal formar parte de la familia de Art Gates Records? Realmente se está haciendo un nombre importante en nuestro país y cada vez se agencia más y más grupos, incluso de fuera del país.

M: Bien, es un sello que apuesta por bandas de aquí también y eso es de agradecer. Además son muy comunicativos y nos informan de todo.

Si no pasa nada el 19 de marzo deberíais de poder hacer el concierto de presentación en la sala Bóveda, ¿Con ganas de poder presentarlo en directo? Y ya no solo eso, si no el hecho de poder tocar en directo también, ¿no?

En general hay ganas de tocar en directo, lo malo son las restricciones pero esperemos que para marzo haya aflojado la cosa y no haya el aforo limitado a cuatro sillas. Lo bueno es que hasta la fecha las reseñas que nos han ido haciendo del álbum han sido sobresalientes y las expectativas del directo son muy altas, así que esperemos estar a la altura.

Acabemos con un par de preguntas así friki personales. Decidme el grupo que os ha marcado de joven, el grupo de tu vida, para entendernos, y uno actual que os mole mucho. Yo por ejemplo sería Pantera y de ahora, hay muchos, pero quizá The Black Dahlia Murder estaría en mi Top 3.

E: Para mí, Queen y The Cure me marcaron en la adolescencia e infancia respectivamente. Y actuales, me encantan Tribulation.

M: Yo, sería Cradle of Filth y Dimmu Borgir, que fueron mis bandas iniciáticas en el black. Y de la actualidad, te diría The Black Dahlia Murder y Slipknot.

Y la última y os dejo en paz. Por favor, alguna anécdota escabrosa en algún concierto, que os haya sucedido a vosotros como grupo, evidentemente.

E: Pues no sé si es escabroso pero sí algo profético, es que justamente en nuestro último bolo pre pandemia, canté con Covid sin saberlo. Fue con Archetype X para el DevilFest, exactamente el viernes 6 de Marzo del 2020 y yo tenía un gripazo con fiebre y una tos de perro como jamás había tenido en mi vida. Y recuerdo que en algún momento de la actuación, entre canción y canción, tosí un poco y dije al público: ”Tranquilos, que no es el Covid ese…”. Meses más tarde, me hice la prueba de anticuerpos y efectivamente, aquello era Covid.

Pues muchas gracias por todo. Con ganas de veros otra vez y poder hablar tranquilamente, cerveza en mano y sin mascarilla ni ninguna norma de estas que no tiene ningún tipo de sentido. Mucha suerte con vuestro nuevo proyecto y espero y deseo poder veros el 19 de marzo en la sala Bóveda. Y para los lectores, los que no hayan escuchado The Blasphemous Lady, ¡estáis tardando!

Muchas gracias por la entrevista y reseña del album a ti, Dídac y a Science of Noise. Gracias por apoyar a bandas nuevas en su proyección y publicidad. Y os esperamos el 19 Marzo en sala Bóveda.

Dídac Olivé
Sobre Dídac Olivé 144 Artículos
Soy de esa generación que la “post-pubertad” lo pilló entre el metal primigenio (lo que llamamos ahora old school) y la nueva ola que fue el Nu metal, es decir, pasado mediados de los 90. Me encantan muchos estilos pero sobretodo el rock clásico y evidentemente el metal, este último es una forma de vida y encima me gusta desgranar y reconocer la riqueza de todos sus subgéneros. Uno ya tiene su edad (los mechones blancos en la barba no están por que sí) pero no me cierro para nada a grupos nuevos, eso sí, mientras haya fuerza y calidad, aunque hoy en día hay mucha. Como nacido justo entrados los ochenta también se incluye que soy un friki de cuidado (rol, videojuegos, Star Wars, pelis Gore, literatura fantástica y un largo etc.) vaya que toco de todo un poco. En resumen, espero contagiaros mi pasión metalhead a la vez que disfrutáis de mis aberrantes destripes.