Entrevista a Eloi Carnisser, vocalista de Vidres a la Sang

“Mi subconsciente me estaba llamando a volver sin yo darme cuenta.”

Si has estado alguna vez interesado en el metal extremo hecho en Cataluña, no creo que necesites que te presentemos a Vidres a la Sang, pioneros indiscutibles en lo musical y en lo lírico, su separación en 2010 supuso un pequeño trauma para la escena, y su reciente anunciada vuelta ha sido recibida con toda la pasión y la expectativa que se merece el retorno de, casi, un hijo pródigo. En breve podremos escuchar como suena su nuevo disco, pero mientras tanto podemos leer lo que dice su líder Eloi en esta interesante entrevista absolutamente exclusiva que ha mantenido con Science of Noise, la primera (y de momento única) en nuestro país desde el anuncio de su retorno. Happy days.

SofN: Hola Eloi, muchas gracias por tu tiempo para contestar esta entrevista, es un placer tenerte en nuestra revista y nos alegra mucho vuestra vuelta a los escenarios, ¿cómo va todo?

Hola chicos! Pues con mucha ilusión y curiosidad por atender y responder vuestras preguntas así que el placer es mío!

SofN: Este regreso ha sido toda una sorpresa para la escena catalana y estatal, ¿a qué se ha debido y qué lo ha propiciado? ¿Qué astros se han alineado precisamente ahora?

A veces uno se da sorpresas a sí mismo sin darse cuenta jeje… Resulta que el verano pasado estaba sumido en una especie de crisis existencial profunda y me puse a escribir varios poemas sin ninguna pretensión más allá que la de vaciarme y de alguna manera, liberarme de mis demonios. Fue como una especie de autoterapia por así decirlo. Una vez leídos y analizados los poemas que escribí, me dí cuenta que era como si hubiesen sido pensados para Vidres, y ahí tuve el detonante justo como para animarme de nuevo a componer un nuevo disco. Digamos que analizándolo fríamente, mi subconsciente me estaba llamando a esto sin yo darme cuenta. El resto surgió muy fluidamente, muy visceral y fue todo relativamente rápido. En tres meses tenia compuesto el álbum. Digamos que si no hubiera estado en éste estado anímico, no hubiera reactivado Vidres nunca quizá.

SofN: De hecho, el anuncio de vuestra vuelta ha sido recibida con verdadera pasión. ¿Te lo esperabas? ¿Crees que el hecho de haber estado fuera de circulación durante estos años os pone en una situación de salida más complicada (por ejemplo, a nivel de tener que trabajaros todas las redes sociales), o bien crees que este estatus de “banda de culto” que os acompaña os beneficia?

Si y no al mismo tiempo. Sabía que alguna gente se iba a alegrar mucho de nuestro regreso, pero no imaginé que la respuesta fuera tan bonita y pasional, la gente sin duda, no nos ha olvidado. Es un excelente indicativo de lo que significa Vidres para la gente que nos sigue y nos sentimos muy orgullosos y agradecidos. En cuanto a lo que me comentas de las redes sociales tienes razón, es complicado. Me cuesta horrores adaptarme a ello pero estoy haciendo mis esfuerzos para entender como funcionan este tipo de cosas y dar lo que se supone que tenemos que dar en éste ámbito. De todos modos, la gente que nos conoce, saben que no somos muy dados a promocionarnos desmesuradamente y que si quieren saber de nosotros tendrán que indagar un poco más de lo que harían con otra banda muy activa en éste ámbito. Si nos beneficia o nos perjudica es algo que es difícil de calibrar, en todo caso sé que la gente que nos sigue, es principalmente porque la música les ofrece algo especial y único, y lo demás es sencillamente complementario, así que creo que de algún modo, se nos perdona esta cierta despreocupación o desidia por estar al día, jeje…

SofN: Dejasteis de existir como grupo en el año 2010 y fue un mazazo bastante grande ya que estabais en vuestro mejor momento con tres fabulosos discos y una gran proyección, o eso parecía. ¿Cuál fue el detonante de tomar esta difícil decisión?

El detonante fue que me quemé de hacer circular mi vida alrededor del grupo. Componer, gestionar, conciertos, carretera, invertir, etc. Tengo muchas otras pasiones y preocupaciones, y sentí en aquel momento que si seguía, lo estropearía. Tuve hijos por aquel entonces y esto de por sí, te quita bastante tiempo y energía, y decidí ser honesto con mi motivación, que por aquel entonces, dejó de existir para con el grupo. Lo mejor era pararlo a tiempo. Si no haces una cosa por pura pasión, mejor no lo hagas, y en aquel momento, por varias circunstancias, dejé de tenerla.

SofN: Supongo que musicalmente ni tú ni tus compañeros estáis en el mismo lugar que hace ocho años. ¿Qué nos puedes avanzar de lo que será el disco? ¿Nos podéis desvelar algunos detalles del mismo? ¿Va a ser muy diferente musicalmente a lo que habéis publicado hasta ahora?

Desde luego. Durante este tiempo, he pasado por varios estadios musicales. Tuve una fuerte crisis con la música metal, a la que llegué a odiar y repudiar, fases en las que quise experimentar con nuevas fórmulas de composición, fases en las que sólo escuchaba música espiritual, luego otras en las que me entregué al blues, a la música sacra barroca de Bach, y fases en las que no me entregué a nada. Todo forma parte de la evolución de uno mismo, hasta que llega el día que haces las paces con tu pasado y reconstruyes de nuevo lo que eres. Crecí con el metal, y el metal es parte de mi ADN, pero no me encierro ahí, absorbo todo lo que puedo y lo adapto a él, y éste nuevo disco así lo reflejará. Hay numerosas influencias de otros estilos, y en este sentido se va a notar un disco de Vidres muy fresco y variado. De todos modos eso sí, Vidres tiene su sonido, sus raíces y su identidad y este factor quedará inamovible al escucharlo. Digamos que el nuevo disco será como una radiografía de nuestro pasado, presente, y futuro musical.

SofN: Estamos ansiosos por escuchar los primeros avances del nuevo disco, ¿tendremos que esperar mucho para que esto suceda?

Esperamos que no. Lo que puedo asegurar es que será antes de finales de año. Quedan algunos flecos burocráticos por resolver pero estamos cerca ya de anunciar fechas concretas.

SofN: Más allá del disco, ¿cuáles son las perspectivas de la banda a partir de ahora? ¿Crees que habéis vuelto para quedaros?

Difícil de responder…me limitaré a vivir mucho el presente con Vidres, partido a partido como diría el Cholo Simeone, jajaja. Mientras sienta pasión por lo que hago, ahí estaremos, pero cuanto durará, no lo sé, y puedo asegurar que es absolutamente independiente de la respuesta o aceptación que pueda tener nuestro nuevo trabajo.

SofN: Vuestros anteriores discos los grabasteis con Mr. Ax en su cueva y todos tenían una gran producción, pero en esta ocasión lo habéis producido vosotros mismos en tu estudio Farm of Sounds. ¿cómo ha sido la experiencia de trabajar en casa? ¿Habéis variado un poco el sonido o habéis preferido mantener la esencia del pasado?

En efecto, en esta ocasión nos hemos autoproducido el trabajo porque queríamos darle un giro distinto a nuestro sonido sin desmerecer para nada las cualidades del señor Ax a quien estamos eternamente agradecidos, y por los maravillosos recuerdos que tenemos de nuestra estancia en su estudio. En ésta ocasión quise tomar el control absoluto del proceso de grabación con una filosofía diferente y me sentí con fuerzas y ganas para hacerlo. Hemos dado un tratamiento específico a nuestro sonido en el cual hemos priorizado un sonido orgánico si se quiere para la batería, sin triggear absolutamente nada, un sonido de bajo muy presente y definido (que echo en falta en numerosas producciones de metal extremo) para llegar a un resultado con el que me siento muy identificado y en el que creo que se reconoce la música como más cercana, cálida y sobretodo real. Pienso que muchas grabaciones de metal extremo en general, sobretodo en el death metal, o el black metal de altas revoluciones, tienen un sonido excesivamente procesado, quizá muy poderoso no lo dudo, pero poco creíble. En este sentido, queremos re-formular con nuestro ejemplo, lo que significa la agresividad en el sonido. Renunciar a la pegada que te puede ofrecer un bombo o una caja triggeados es una decisión que entraña cierto riesgo, pero al mismo tiempo siento que representa mejor lo que se ha tocado realmente y respetar las intensidades con las que el músico ha interpretado la canción, es básico para darle dinámica a la música, y de nuevo vuelvo a insistir, veracidad. Mi objetivo de algún modo, es reeducar las costumbres auditivas a las que nos sometemos cuando escuchamos un álbum de metal extremo.

SofN: Una cosa que considero importante al regresar es mantener gran parte de la formación original del grupo y así ha sido, ya que el único integrante sustituido ha sido vuestro batería original Carles por un portento del instrumento como es Jordi Farré (Ered, Lux Divina, Sheidim, Foscor, etc.). ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con él? ¿Lo podemos considerar un miembro fijo de la formación?

Trabajar con Jordi ha sido un auténtico lujo. Puedo decir que es el baterista con el que mejor me he entendido a la hora de trabajar. Es un profesional como la copa de un pino que reúne todas las virtudes que un músico debe tener. Humildad, seriedad, disciplina, intuición, talento… Nunca había trabajado con alguien que leyera con tanta precisión lo que espero de él detrás de mis composiciones. Es como si supiera en todo momento en que partes debía ceñirse al guión que le pedía, y se soltara más libremente en las partes que la música lo requería. Al margen de esto, su capacidad técnica, ejecución y dominio del tempo son casi insultantes para un chico de su edad. Jordi se ha integrado a la perfección al universo Vidres, y por supuesto, es un miembro más en el grupo.

SofN: Vuestras obras anteriores se basaban mucho en la poesía y en un autor en particular como es el gran Miquel Martí i Pol. ¿Habéis seguido esta inspiración para vuestra obra o habéis optado por experimentar con algo diferente? ¿Cuál es el concepto de las letras del nuevo disco?

Miquel Martí i Pol es una de las señas de identidad del grupo, por supuesto, y hemos querido que siga siendo así musicando en esta ocasión dos poemas más. El resto de poemas los he escrito yo. Digamos que el concepto lírico del disco se desarrolla una vez más en un contexto estrictamente humano, filosófico y existencial. Ha habido espacio también para la reflexión y la crítica de hacia donde camina nuestra sociedad. Todos son conceptos muy conocidos en el universo Vidres ya que siempre nos ha preocupado este tipo de temáticas. Creo que los textos que hemos escrito más los que hemos adaptado de Miquel Martí i Pol hacen y crean en su conjunto un mensaje que invita a muchísimas reflexiones. Como tomará la gente éste mensaje, me tiene tan intrigado como la reacción a la música y sonido del nuevo disco.

SofN: Sois pioneros en introducir el catalán en la música extrema, algo que otras bandas han incorporado a posteriori con bastante éxito. También en estos últimos tiempos parece más normal que bandas de metal extremo usen su idioma para expresarse en vez del inglés, algo que cuando empezasteis vosotros, fuera de los escandinavos, no era precisamente popular. ¿Cómo lo vivisteis entonces y qué pensáis de esta evolución?

Con naturalidad, pues es precisamente el motivo por el que llegamos a expresarnos en catalán, ningún otro. Que otras bandas se hayan atrevido también es un motivo de satisfacción por supuesto, no se si ha sido debido a nuestro ejemplo o no, pero lo que está claro es que se ha perdido el miedo o el complejo a no cantar en inglés, y eso de por sí, es bueno. Uno debe cantar en el idioma que mejor se exprese para transmitir con precisión sus sentimientos en la música, sea catalán o chino mandarín.

SofN: También ha sido una agradable sorpresa que hayáis entrado a formar parte de la familia Blood Fire Death con Pau Navarra a la cabeza. ¿Cómo se dio esta oportunidad?

Pau es una bendición para el grupo. La unión surge simplemente de la voluntad de hacer cosas juntos. Si alguien cree en lo que haces y como lo haces, siempre es más fácil y llevadero. Pau siempre nos ha apoyado incluso cuando estábamos fuera del circuito, y no dudé en llamarle para trabajar juntos (previa recomendación de Joan Francesc de Foscor a quien también estoy eternamente agradecido), para que nos ayudara y delegarle ciertos trabajos que a mí se me hacen demasiado toscos, jeje. Pau entiende perfectamente que es lo que necesita el grupo y a la vez sabe perfectamente también dónde dejarnos margen para decidir que hacer con nuestro futuro y que nos sintamos a gusto, y en este sentido estoy muy agradecido de haber unido fuerzas con él. Se está partiendo la cara por nuestros intereses y la verdad es que no puedo estar más satisfecho con su aportación a la familia Vidres. Ya es un miembro más sin duda!

SofN: Vuestro regreso nos alegra por el hecho de poder volver a disfrutar de vuestra música en directo. ¿Tenéis algo ya programado? ¿Tenéis pensado realizar alguna gira estatal e incluso salir al extranjero?

Estamos trabajando en ello. Giras ya adelanto que no haremos. No se trata de una vuelta al uso. El universo Vidres es particular insisto, todo depende del partido a partido. Habrá conciertos de presentación, pero serán específicos, especiales y sin saturar. Tengo una edad, y no tengo la misma energía que cuando tenia 20 años, pero cuando salgamos al escenario daremos el 200%. Quiero hacer pocos conciertos, bien seleccionados, y que sean especiales pero antes queremos cerrar la fecha definitiva de salida del disco. Una vez ésto esté resuelto, irán cayendo las noticias respecto a éste sujeto como fichas de dominó, jeje…

SofN: Al desaparecer el grupo tanto vuestro batería Carles como vuestro guitarra Albert continuaron en la escena pero tanto tú como Marcos habéis estado algo apartados aunque sé que realizaste un proyecto llamado AAA en el que te rodeaste de grandes músicos, ¿qué nos puedes contar de esa experiencia?

Veo que has investigado, jeje… Respecto a éste sujeto decir que fue una etapa experimental en la que quise abrir nuevos horizontes en mis composiciones, y en el cual sigo haciendo cosas que espero algún día terminar. Tuve la suerte de poder contar como dices con grandes músicos, pero el proyecto, al ser anónimo, así se quedó, y así debe permanecer, así que no puedo contar nada más al respecto.

SofN: Una pregunta que supongo que será típica en todas las entrevistas que hagáis a partir de ahora… ¿cómo observas que ha cambiado la escena extrema catalana desde que lo dejasteis hasta hoy? ¿Qué bandas que hayan despuntado en estos últimos años te han despertado más la atención?

No sigo la escena. De hecho, ni la catalana ni ninguna, así que no puedo contestarte a esta pregunta satisfactoriamente. Solo escucho grupos que me puedan gustar y normalmente, nunca son actuales jeje… Digamos que no tengo curiosidad ya por descubrir cosas nuevas. Quizá es algo que te viene con la edad. Admito que quizá no sea una posición muy sabia al respecto pero me trae sin cuidado. Todo tiene su proceso en la vida y siento que ahora mismo no estoy en esa tesitura.

SofN: Si pudieras montar una gira con cuatro bandas, siendo Vidres una de ellas, ¿cuáles escogerías y por qué?

Difícil pregunta… Quizá te contestaría que el concierto (más que gira) de mis sueños en modo metalero sería teloneando a Iron Maiden o Judas Priest y Morbid Angel e Immortal.

La razón es que son tres de las bandas con más personalidad y relevantes en sus respectivos géneros de todos los tiempos. Obviamente, se trataría sólo de una fantasía, jejeje.

SofN: Pues bien, esto es todo. De nuevo muchas gracias por tu tiempo y desde Science of Noise os deseamos mucha suerte en esta nueva etapa del grupo. Ten por seguro que os seguiremos muy de cerca!

Muchísimas gracias por esta interesantísima entrevista y por vuestro apoyo chicos. Esperamos daros más novedades tan pronto como sea posible. Un abrazo!

 

Si te ha gustado el artículo, por favor danos tu apoyo siguiéndonos en Facebook:

Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica… La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 165 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.