Entrevista a Diego López, director de Herederos de la Bestia (2016): ‘Marilyn Manson era fan de El día de la Bestia y cuando vino a Madrid y vio las torres Kio, quiso conocer a Álex de la Iglesia’

Diego López y David Pizarro se marcaron el gran detalle de homenajear los 20 años de El día de la Bestia en un documental en el que participaron todos los protagonistas que estuvieron en una película que marcaría el rumbo del cine español y que sería un pistoletazo de salida para el cine fantástico patrio. Lo que esta película legó al cine español es comparable a lo que su banda sonora hizo para el heavy metal y el rock duro en este país. Todas las bandas que participaron en esa B.S.O. recibieron un empujón hasta el punto que se llegó a hacer una gira bajo el nombre de El Día de la Bestia, con Santiago Segura de presentador, metiéndose una vez más en el personaje de José María, el heavy.

Llegar hasta la publicación de todo este material y de hacer participar a tanta gente ha sido un largo viaje, pero lo empecé justamente con el visionado de este documental, luego vi la película y la motivación fue máxima. El destino quiso que nos pudiésemos poner en contacto con Diego López y pudiéramos indagar un poco en el legado de esa película, que cambió muchas vidas, incluso de los que sencillamente habían acudido a ver la peli. Diego es también un fanático del heavy metal, aparte de un entendido en cine, por lo que valdrá la pena molestarle de vez en cuando para que nos explique más cosas. Un placer charlar con él

Hola, Diego. En 2016 realizaste junto a David Pizarro un documental sobre la película El Día de la Bestia de Álex de la Iglesia: Herederos de la Bestia. Se cumplían 20 años de su estreno y, obviamente, merecía una especie de homenaje, y qué mejor manera que hacerlo con un documental sobre todo lo que rodeó esa película. ¿Esa fue la idea de la que partió vuestro documental?

David y yo habíamos realizado juntos el documental Los perversos rostros de Víctor Israel, en el año 2010. Posteriormente escribimos el libro Silencios de Pánico. Historia del Cine Fantástico y de Terror Español, 1897-2010, que nos llevó dos años y medio de trabajo y se publicó en 2013. Al margen de tener cada uno sus respectivos proyectos y trabajos, en mi caso en el Festival de Sitges, siempre dábamos vueltas a la opción de hacer un nuevo documental, así que en 2014 empezamos a valorar ideas, todas ellas relacionadas con el cine fantástico y de terror español; David y yo lo llevamos impregnado desde chavales. Obviamente El Día de la Bestia siempre estaba sobre la mesa… y justamente se acercaba el 20 aniversario. Al final la idea de hacer un homenaje a la película en formato documental cogió forma. De alguna manera nos marca a toda una generación. Marca el patrón del nuevo cine fantástico español y es una película que todos amamos. Lo primero que hice fue llamar a Álex. Necesitábamos su OK y ese guiño para hacer este trabajo. Él estaba con Carolina Bang en Latinoamérica, le expliqué el proyecto y dijo: “¡Adelante con ello!”. La maquinaria se ponía en marcha.

Conseguís para el documental todos los protagonistas posibles, a nivel de actores y de gente que estuvo detrás, hecho que lo hace muy completo. Están todos los posibles, ¿no?

Sí, la verdad es que nos encontramos con una predisposición maravillosa, incluso de gente muy ocupada, como podría ser el Gran Wyoming o Santiago Segura. Todo el mundo quiso participar, y como todos viven en Madrid y coincidían, iban hablando entre ellos sobre el proyecto. Había un ambiente muy festivo alrededor del documental. En el fondo es una película que marca el devenir de todos ellos: Álex, Santiago Segura, Natalie Seseña, Arri y Biaffra. Incluso contacta gente con nosotros que quería participar en el documental, hecho que no sorprendió. Por ejemplo Ktulu. Ellos participaron en la banda sonora de la película. Un miembro del grupo contacto con David Pizarro.

¿Willy?

La verdad es que no lo sé, pero tenía material, incluso tickets de entradas de la época. Era una gira en la que tocaban con Soziedad Alkoholika, Def Con Dos… También quiso participar gente externa a la película, ya que para ellos también había sido un film sumamente importante. Por nuestra parte, nos interesaba el testimonio de realizadores como Jaume Balagueró o Paco Plaza, ya que el film también marca el devenir de muchos de aquellos jóvenes directores. También accedieron encantados Pablo Bergero Enrique Urbizu. Amigos de Álex que, de distinta forma, estaban con él en aquellos primeros pasos. Así que, menos Álex Angulo que había fallecido, y la actriz Maria Grazia Cucinotta, por imposibilidad de agenda, todos participaron.

El Día de la Bestia es un punto de inicio de muchas cosas. Fue el pistoletazo de salida para el género fantástico en España. ¿Hay pues un antes y un después de esta película?

Sí. Para Álex de la Iglesia es la película que marca unos patrones cinematográficos que van a continuar en su cine posteriormente, como la televisión, las alturas, esos personajes y diálogos que rozan la comedia macabra, o la ciudad de Madrid.

En cada película de Álex Madrid es un actor más; sabe poner en su sitio la ciudad y dibujarla a su antojo. Es algo excepcional. También a partir de esta película forma una familia, y eso se ve si vas analizando posteriormente su cine. Nos vamos encontrando con Santiago Segura, Terele Pávez, al Gran Wyoming… y en un apartado técnico siempre están Jorge GuerricaechevarríaArri & Biaffra. Si vas siguiendo su trabajo ves que a día de hoy continúan todos. Es algo muy importante, y es algo que los entrevistados explican en el documental. Siempre están rodeándolo, apoyándolo y todos a una. Marca muy bien ese inicio con una segunda película, pues no hay que olvidar que ya había rodado Acción Mutante.

A nivel musical fue muy importante, tanto la selección de bandas como las canciones: Negu Gorriak, Def Con Dos, Soziedad Alkoholika, Ministry, Parálisis Permanente, Ktulu,… esta última con un tema muy recordado. Hay mucha fuerza en esa relación musical, incluso en los conciertos de aquella gira por grandes ciudades de algunas de las bandas, como Def Con Dos o S.A.Y no únicamente la importancia para las bandas, también para un actor como Santiago Segura con un papel muy mítico.

Su personaje heavy metal… Yo había visto los dos de Evilio pero el que me gustó más fue el de Perturbado, que ganó un Goya, juraría.

Yo recuerdo que Santiago en esos tiempos ya venía a Sitges con sus cortos y hacía su “espectáculo”. Su personaje en El día de la Bestia lo borda. Es imposible imaginar otro actor en ese papel.

En vuestro documental se dice que para el personaje se había pensado en Gabino Diego y Javier Bardem. Viendo la película se me hace difícil pensar en alguien que pueda superar lo que hizo Santiago.

Sin duda. Javier Bardem había confeccionado un papel similar en Días contados, una película en la que hace de chivato-yonqui y que trafica con droga. Y sí, puede tener cierta relación y tono con el papel de José María, pero no sé si hubiera bordado el papel como SeguraGabino era otra opción que tenían, pero Santiago llegó allí casi de casualidad, incluso nos dice en el documental que en un principio Álex y el productor Andrés Vicente no lo acaban de ver muy claro, pero bueno… funcionó de maravilla. Desde el primer minuto que aparece en la tienda de discos Hard vinyl (una tienda de discos muy mítica de Madrid) rompiéndole la cabeza en el mostrador a un tipo. Y es una fiesta su personaje, con el abuelo, con Armando de Razza… con todos. El día de la Bestia sin Santiago Segura no me la imagino.

Es que los heavies que veían la película alucinaban con el personaje de Jose María y daban por hecho que a Santiago Segura le molaba el metal, de lo bueno y creíble que era ese personaje.

(Risas) Él mismo lo explica en el documental, que ni la música, ni los garitos, que a él le molaba el jazz… le gustaba cero el heavy, era totalmente ajeno a esa movida, pero como buen actor se supo meter perfectamente en la piel, incluso con el punto familiar que le vemos en ese hostal regentado por Terele, y sobre todo por las hazañas perpetradas con Álex Angulo y Armando de Razza por Madrid. Tiene muchos momentos locos.

Durante la película, buscando financiación, creo que hay impuesta una cuota italiana. Eso obligó a que entrasen actores italianos y bueno, lo que podía ser un problema fue una bendición porque lo de Armando de Razza es también perfecto.

Sí, en busca de poder completar la financiación terminan encontrando la parte que les falta en una productora italiana. Lógicamente, la entrada de esa financiación italiana les obliga de alguna manera a poner una cuota actoral transalpina: Maria Grazia Cucinotta,la novia del profesor Cavan, y Armando de Razza. Él está muy bien en la película, a pesar que valoran otros nombres, pero acaban acertando con el italiano. Además, en esos momentos en España ese tipo de programas estaban muy en boga, existía esa clase de personaje gracias a un canal como Telecinco, que lo explotó mucho. Y aparece esa figura representada en Armando de Razza, con un talante muy italiano, muy chulesco, vestido de cuero… Matiza muy bien el personaje y todas las historietas que giran alrededor suyo. Y al final le da mucha veracidad a todo lo que le está contando el personaje de Álex Angulo.

Y si tuvieras que elegir algún momento… ¿Cuál es tu escena favorita de toda la película?

La verdad es que me quedaría con un par. Por un lado, el momento de Álex Angulo en pleno secuestro del Profesor Cravan, que decide ir a buscar la sangre de una virgen, siendo Natalie Seseña la víctima. Toda esa parte de acción en el hostal, con Terele armada, los disparos, la pelea… ¡una secuencia de actorazos! Una de las mejores de la película. Y luego, sin duda, el momento en el que conocemos al abuelo… ese momento en el hostal, con todo el personal desayunando, Álex Angulo explicando su historia a José María, y aparece el abuelo en pelotas, se sienta, y Santiago le pone el tripi en la boca (risas). Y la secuencia en Callao, con Santiago Segura disparando a los reyes magos.

Hay muchas más, por ejemplo la mítica de Schweppes ¡es icónica! Incluso la propia ciudad de Madrid y las Torres Kio. Hay una anécdota en relación a las torres. Marilyn Manson, la primera vez que viene a tocar en España, y ya en Madrid, ve las torres Kio. Él había visto la película, era muy fan, y reconoce las torres. Así que decide conocer a Álex de la Iglesia. Entre la promotora y la discográfica consiguen que Álex y Marilyn Manson se vean. Tienen una buena sintonía, hasta el punto que Álex le ofrece más adelante un papel en Perdita Durango. Pero debido a los compromisos del músico, no fue posible. El caso es que esas dos torres han quedado muy grabadas en el subconsciente, ya no sólo a nivel nacional, sino a nivel internacional.

Conseguir eso, crear un símbolo de un lugar en una película, es lo que te acerca al cine en mayúsculas…

Sí, sobre todo el portento de Álex, de coger esa ciudad y transformarla…

¡Y lo mejor es que es todo un poco improvisado pues la primera idea era rodar en Sestao! Luego vieron las torres y todo encajaba en la historia.

Pienso que en los viajes que hacían a Madrid iban viendo y construyendo la película. Era una etapa, como bien explicaba Guerrica en el documental, cuando estaban levantando Acción mutante y viajaban mucho a Madrid, donde iban viendo como se transformaba esa ciudad, como nacían las torres Kio, las obras… Guerrica contaba que Madrid estaba siempre patas arriba, empantanada de obras, e incluso, las partes del hostal, si te fijas, siempre están de obras. Es un poco un reflejo de esa ciudad en el  momento que ellos la empiezan a transitar. Supieron dibujar muy bien la ciudad en la película. A partir de entonces, Madrid es un protagonista más en las películas de Álex.

Quizá la gracia es que es a través de un ojo foráneo. Si el director hubiera sido madrileño y viviera allí esos detalles le pasarían desapercibidos.

Sí, quizá sí… pero en ese momento, los viajes a la capital o los descubrimientos en una gran ciudad como Madrid, evidentemente, tuvieron su efecto.

Para hacer este reportaje, obviamente, volví a ver El día de la bestia y hay detalles que los pillas cuando ves la película más veces, por ejemplo: los nombres de los personajes están todos relacionados con la bondad y la religión, la antítesis de lo diabólico: Jose María, el padre Ángel… Se cuidaron los detalles hasta que todo cuadrara. ¿Hay algún otro que quieras destacar?

Piensa que es una película que tuvieron mucho tiempo para preparar y estudiar. Se explica muy bien en el documental. La iban creando en sus cabezas mientras estaban con otros proyectos, con tiempo suficiente para pulir muchas ideas. Y justamente todo ese tiempo que tienen para escribir y reescribir, hacer y deshacer, es muy beneficioso: el Bien, el Mal, la llegada del Apocalipsis a Madrid, todo estaba estudiado. Sin olvidar el trabajo de documentación. Hasta los actores se introducían en sus papeles de una forma brutal. En aquella época en Sitges, uno de los autógrafos que me dio Álex Angulo estaba firmado como Padre Berriartúa (risas). Eso dice mucho de cómo se implicó en el papel.

Los efectos especiales en su día eran impresionantes para una película española, pero pronto quedaron desfasados. ¿Ya los veías desfasados o te impresionaron?

Fue de las primeras veces que se trabajó con efectos digitales en nuestro país, lo que ahora conocemos como CGI, en concreto la transformación del macho cabrío, pero en parte, ya que también se utilizó una persona sin piernas. En el documental llegamos a introducir alguna imagen. Hay una buena combinación de efectos prácticos y digitales comandados por Reyes Abades, uno de los técnicos más importantes de la cinematografía española en lo que respecta a FX.

De la Iglesia ha reconocido en vuestro documental que el final debería haber sido otro y que se le dispararía a un bebé en la cabeza. ¿Qué consecuencias crees que podría haber tenido un final como este?

Sí, era un final que tenían en mente, lo explican en el documental, pero sabían que era un poco agresivo. Es que la película, aun teniendo ciertos momentos de violencia, nunca tiene un tono agresivo, es más, siempre tiene un tono divertido. Y quizá ese final hubiera reventado el film… Álex señalaba también que influyó un factor de producción; otro pudo ser la opinión de los productores. Pienso que se juntarían varias cosas y al final se decantarían por un cierre más suave. Incluso queda un poco abierto, para que el espectador piense si todo ha existido o no. Esto le da un tono bastante gracioso; y ese final con Armando y Álex Angulo en el parque del Retiro ante el monumento al Ángel Caído, quedando como grandes salvadores ¡es muy bueno! Son unos salvadores desconocidos. Nadie sabe que han hecho y nadie sabe quienes son. Es un final muy tierno y emotivo.

Considero que otro de los logros de la película es su banda sonora. Sólo suenan en la peli los temas de Def Con Dos y Ktulu. El resto no aparece en el visionado, todo muy de fuera para la época, muy americano. ¿Es quizá tan importante la película como la banda sonora?

DCD aparece en la película como Satannika, la banda que actúa en directo en la sala Revólver tocando el tema El día de la Bestia, aunque César nunca llega a cantar, únicamente escuchamos la música de la canción. Comentaba Strawberry en la entrevista: “¡Hostia, ya me podría haber dado Álex un minuto en pantalla! Pero es que ni eso”. Álex tenía en mente introducir a Ministry, pero hubo un tema de derechos que lo hizo todo muy complicado. Al final no pudo ser, pero sí están en la banda sonora editada. Los temas de la BSO no aparecen en la película: S.A., Negu Gorriak, Parálisis Permanente,… únicamente recopiladas en el CD y cinta, pues juraría que no se editó en vinilo. Pero se junta un importante número de bandas la mar de interesantes y muy distintas en sus estilos. E incluso fueron juntos de gira, se hizo un tour con varias bandas de la B.S.O. bajo el sello de El Día de la Bestia. Una notable combinación de música y cine, que, de hecho, es algo que siempre ha estado muy unido: el metal y el cine fantástico. Hay muchos ejemplos, como el de Alice Cooper en la película Monster Dog o la labor como director y músico de Rob Zombie.

¿Qué canciones y/o grupos te gustaron más de aquella banda sonora?

El “Feliz Falsedad” de Soziedad Alkoholika, es un temazo y un acierto su inclusión. Además, ese maxi genera el posterior cambio de estilo de S.A. Un cambio de registro importante en relación a sus futuras composiciones, ya que empiezan a abandonar el hardcore, cuando habían sido una de las bandas más grandes de este estilo en nuestro país. Luego hay otros temas que todavía me pregunto qué relación tenían con la película: el “Mucha policía poca diversión” de Eskorbuto (risas).

Hombre. Yo supongo que se dijo Álex a si mismo: “ya que puedo ponerlos, lo hago”.

Quizá sí. Nunca he preguntado a Álex al respecto, por curiosidad. En general toda la B.S.O. es potente y, lógicamente, la canción de Def Con Dos es un hit. Y Extremoduro con Albert Pla, otra incógnita…

Pues yo creo que a Extremoduro les vino súper bien entrar en esa banda sonora, y más con esa colaboración con Albert Pla. Aparte, es una canción hecha adrede, fíjate en el título. Quizá no enganche del todo por estilo, pero esa aparición allí les potenció. Es una banda que llenará dos estadios en Barcelona. Y hasta cierto punto me parece absurdo que Extremoduro sea un grupo de masas, y no por calidad, que la tienen, sino porque desde su génesis era un producto no destinado a las masas.

Nunca he sido seguidor de Extremoduro y  en ese momento no sé dónde estaban, pero sí recuerdo un concierto en 1994 en el Palacio de los Deportes de Barcelona, con Ratos de Porão, Soziedad Alkoholika, Beer Mosh y Extremoduro. A los extremeños les tocaba abrir el concierto, yo ni les conocía, y no salieron a tocar, posiblemente por circunstancias varias de Robe Iniesta

Empezaron en 1989, y si te fijas coincide su despegue con la película.

Pues ya te digo que en ese concierto no tocaron y nadie se puso las manos en la cabeza (risas). La gente iba a ver a los otros grupos. Recuerdo cuando salió alguien de la organización a anunciar que no tocaría Extremoduro que no pasó nada. Todavía no habían dado el pelotazo, igual fue por la banda sonora como decías tú, quizá un disco en concreto, el caso es que pasaron a ser una banda muy importante de rock en España.

Para el sonido del documental contasteis con Javi Félez de los Moontower Studios. Buen amigo y periodista. ¿Por qué os decantasteis por Javi?

A Javi lo conozco desde hace muchos años, por la escena musical de Barcelona. Además, tenemos un amigo en común, Albert Calveres. Ellos dos estudiaron juntos el ciclo de grado superior de realización de audiovisuales en la escuela ITES. E incluso en aquella época, finales de los noventa, Javi tocaba en la banda The Bleeding Sun, que vimos en alguna ocasión en directo. Albert y yo somos amigos íntimos y es una parte muy importante en todos los documentales que realizo. Me comentó la opción de confeccionar el sonido del documental en Moontower Studios y así nació la colaboración con Javi.

Mil gracias por la entrevista, Diego. ¿Tienes algún plan o proyecto entre manos?

Acabo de finalizar un nuevo cortometraje-documental llamado La Dama del Fantaterror, centrado en la mítica actriz Helga Liné. Si todo bien, tendrá su estreno pasado el verano.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 495 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.