Entrevista a David Paich, vocalista y teclista de Toto: ‘Trabajar en una habitación junto a Michael Jackson, Paul McCartney y Quincy Jones fue un momento alucinante’

Señoras y señores… la leyenda en persona: David Paich, el genial teclista y vocalista de Toto, el hombre que grabó Thriller de Michael Jackson y que estuvo orientando al propio rey del pop y a Paul McCartney en la misma habitación. Poseedor de seis Grammys, un Emmy y reverenciado por todo el negocio musical. Ha trabajado con todos… Keith Richards, Tina Turner, Elton John, Steely Dan, Mötley Crüe, Cher, Barbra Streisand, Rod Stewart y… centenares más.

Pero es que Paich ha sido siempre el líder musical de Toto, una banda de genios que alcanzó la gloria en 1982 con Toto IV, disco que contiene esa barbaridad titulada “Africa”, que hace unos meses llegó al billón de escuchas en streaming. No solo la compuso, es que también es el hombre que la canta, además de componer otra pieza mágica como fue “Hold the Line”, tema que siguen tocando en muchas fiestas de pueblo de toda España.

David es un amor de persona, educado, algo tímido y disfrutando siempre de un segundo plano. Nos recibe en casa con gafas, peinando canas y con una gorra. Cuando sueles conectarte para entrevistas con grandes músicos tienen detrás ese muro de discos de oro y Grammys, pero él te recibe desde la sencillez de su estudio. Una de estas entrevistas soñadas…

 

Hola, David, es un placer hablar contigo, así que gracias por tu tiempo y felicidades por tu álbum Forgotten Toys. Este es tu primer álbum en solitario así que… ¿Estás contento con las reacciones de la prensa y los fans?

Lo estoy… Las reacciones de los fans han sido totalmente positivas, me he sentido plenamente apoyado así que ha sido muy reconfortante el ver que el disco ha gustado y me siento muy orgulloso del mismo, y especialmente de que la gente haya compartido sus opiniones conmigo. No ha habido nada negativo en el feedback.

Tengo que preguntarte el por qué un álbum en solitario ahora después de todos estos años.

Sí, ha sido debido por múltiples razones… la principal es que he estado muy ocupado trabajando mucho con todos los discos de Toto y de verdad que lo dedico todo a ellos, a un nivel comparable a lo de artista en solitario, porque yo soy capaz de cantar mis canciones y de producirlas. Aunque también luego las coproducimos con el resto del grupo. Pero llegamos a un punto en el que no cantaba todas las canciones de los discos de Toto y me apetecía cantar un poco más. Ahora he tenido la oportunidad después de tantos años estando de gira. Especialmente después de la última gira europea.

También te digo que he tenido algunos problemas de salud… me sentía exhausto y muy cansado por lo que me decidí a tomarme un largo tiempo libre. Luke y Joe habían sacado sus discos en solitario, y eso fue justo durante los tiempos de pandemia y un poco me empujaron a que hiciese algo parecido: el empezar a trabajar en mi primer disco en solitario. Joseph Williams me ha ayudado mucho y Steve Lukather también.

Me encanta el nombre del disco y el significado: “Forgotten Toys” viejas canciones e ideas que tenías hace años, pero… ¡sólo hay siete canciones aquí! ¿Por qué solo siete “juguetes” después de todos estos años?

Bueno… ya sabes, debería haber más, pero yo a mí no me apetecía que hubiese temas de relleno. Yo quería editar las mejores canciones que tenía. Y también te digo que a mí me aburre ya escuchar más de 30 minutos a un mismo artista. Me es completamente indiferente de quién se trate, con media hora ya tengo suficiente, así que me aseguré de que nadie tuviera tiempo para aburrirse escuchándolo.

¿Entonces lo estáis promocionando como álbum o como un EP?

Como un EP.

Una canción realmente bonita es “Spirit of the Moonrise” con un sonido más cercano a Toto. Creo que hay muchas cosas buenas aquí en «Forgotten Toys», pero muy posiblemente esta canción era perfecta para promocionar el disco. ¿Quién decide los sencillos? ¿Tú o el sello discográfico?

Muchas veces esta decisión es la combinación de la opinión de la discográfica y la mía. Tengo que decirte que la compañía en todo momento se ha mostrado muy entusiasmada con este proyecto, así que me muero de ganas de saber qué otros singles tienen ellos en mente.

La canción final “Lucy” tiene un enfoque totalmente jazz. ¿Es por eso que está al final del álbum?

Sí, esa es la razón. Yo quería transmitir o enviar ese mensaje de que me encanta este estilo musical, pero lo prefería dejar como una sorpresa para el fin del disco. Mi padre era un gran pianista de jazz y yo seguí sus pasos. Es por eso que he contado con James Tormé, que es hijo de Mel Tormé, con quien mi padre grabó muchos discos en los años 50 y 60. Me pareció una gran idea la de hacer un homenaje a nuestros padres y hacer algo que se saliese completamente del estilo del disco. Hay gente que puede que no conozca esta parte de mi yo, hay gente que no me asocia con la música jazz.

Debo decir que mi tema favorito es “First Time” porque es suave y sexy. ¿Quién es la chica que canta en la canción?

La que canta es mi hija. La canción trata del ir cumpliendo años para un hombre y en la relación que mantiene como padre con su hija. La chica va creciendo y como padre te enfrentas a sus romances y al descubrimiento de su gran amor. Es toda una experiencia para un padre pues en algún momento vas a tener que dejar ir a su hija ir sola. Mi hija escuchó la canción, pues siempre estaba en el estudio, y sin avisarme ni preguntar, puso su parte vocal. Al escucharla de verdad que mi corazón dio un vuelco, fue muy reconfortante.

¡Canta realmente bien!

¡Sí que lo hace! Se lo diré que me lo has dicho.

Puedo ver aquí grandes nombres de tus compañeros de banda como Steve Lukather, Joseph Williams, Don Felder de los Eagles, Brian Eno de Roxy Music… Entonces, ¿querías que algunos de tus mejores amigos participaran en este álbum?

Sí, muchísimos de mis amigos me llamaron cuando supieron que estaba enfrascado en un disco en solitario, querían participar y me pedían que les reservase una canción para cada uno (risas). La verdad es que estaban muy entusiasmados con ello. Tengo muchísimos amigos músicos. Yo y Joseph (Williams) estuvimos haciendo el casting ya que para nosotros era muy importante quién tocaba en cada canción y considero que hicimos un buen trabajo a la hora de elegir a cada uno.

En “Spirit of the Moon Rise” tenemos a Mike McDonald (The Doobie Brothers). Él canta en los coros y en algunos añadidos posteriores. Steve Lukather, compañero de Toto, toca en el solo de la canción, básicamente porque es mi guitarrista favorito. Tenemos a Don Felder de The Eagles, a Gregg Bissonette tocando la batería en “Will I Belong to You” y en “Lucy”. Hay un gran casting de grandes músicos en el disco.

Hace un año Joseph y Steve de Toto sacaron su disco en solitario…

Exacto, los hemos ido sacando y un poco nos hemos ido animando unos a otros a hacer lo mismo pues hemos terminado participando todos en los discos de cada uno, aunque fuera un poquito…

Posiblemente, Toto es la banda que tiene más nombres femeninos en los títulos de sus canciones, ¿por qué?

Bien… Eso empezó con mi padre que hizo un disco con Ray Charles en el que todo eran títulos de canciones con nombres de mujeres, y de allí, un poco, empecé a tomar ideas para las letras de mis canciones. Esa fue la idea para “Rosanna”, que venía directamente inspirado por ese disco de Ray Charles, y creo que el resto del grupo siguió esa onda que yo había empezado. Hubo muchos nombres de chicas en los títulos de las canciones. Un poco fue una bola de nieve que va creciendo…

Hoy en día, “Africa” es una de las canciones más importantes de la historia. Tú la compusiste y cantaste la canción. ¿Cómo te sientes al ver que actualmente es tan importante o más que en 1982?

Sí, lo sigue siendo. Cuando la tocamos en directo hay una comunión especial con el público. Pasa a ser una experiencia mágica y eso le da nueva vida a la canción. Cambia el público cada noche, pero la gente la sigue cantando en todas partes. Impresiona ver cómo la cantan y el ver sus caras, especialmente de chavales jóvenes que la cantan entera. Un poco le agradecemos a los Weezer que le insuflaran otra vez vida con su versión. De verdad que hicieron un gran trabajo. La mostraron a un público más joven y volvimos a ser otra vez relevantes para la industria.

En cada pueblo de España, cada verano, hay una banda local tocando música para la gente en las fiestas. Es maravilloso ver que algunas de estas bandas tocan “Hold the Line”. ¿Qué significa esta canción para ti? ¿Fue el principio de todo?

Sí… era un riff de teclado que tenía y que no paraba de tocar en el estudio que tenía en mi apartamento. Me había mudado de casa, estaba en un pequeño apartamento y empecé a componer. No paraba de tocarlo, durante tres días enteros y los vecinos se quejaba hasta el punto de que golpeaban a mi puerta pidiéndome: “Para de tocar ese riff de teclado”.

Terminé la canción y se la enseñé al resto de Toto, y al hacerlo, empezaron a saltar, sonaba jodidamente bien. Cuando estuvo terminada y grabada, al escuchar el disco, vimos que era una señal de lo lejos que podía llegar Toto. Sabíamos que la cosa podía funcionar y… funcionó. Entramos en las listas en el Top 5 de discos más vendidos.

Toto IV fue vuestro disco más exitoso, después de todos estos años… ¿cómo ves ese disco a día de hoy?

Es fue el punto pivotal para Toto. Considero que era la culminación de cuatro discos editados. Fue muy trabajoso todo y allí nos encontramos realmente como banda. Las cosas se convirtieron en lo que pretendíamos a pesar de las dificultades y fue un triunfo de todos. Creo que “Rosanna” es un tema excepcional y demuestra el talento y técnica de toda la formación y de lo que valíamos como grupo. Estoy encantado de la banda y con nuestro legado.

Tienes seis premios Grammy y un Emmy. ¿Qué importancia tienen estos premios para ti?

No es algo muy importante para mí, pero un poco validan algo que nosotros sabíamos pues confiábamos muchísimo en Toto y en lo que hacíamos. Tuvimos la oportunidad de ganar esos premios, y cuando los conseguimos, estábamos muy sorprendidos, como el resto de la gente… Teníamos ese cosquilleo en el estómago y a día de hoy sigo sin creerme que pudiésemos ganar tantos premios.

Un poco es un sueño hecho realidad, pero ya el mero hecho de que te nominen tus propios compañeros de oficio es el premio. Recuerdo cuando ganamos el Grammy para el disco del año o por “Rosanna”. En la ceremonia Elton John fue el primero que se levantó y empezó a aplaudir, y eso para mí significa muchísimo más que el Grammy o el dinero que puede suponer.

¿Cómo recuerdas a vuestro baterista Jeff Porcaro? A mí me parece un tío alucinante…

¡Era un tío alucinante! Un fenómeno… Él empezó a tocar a los 14 años y tocaba igual de bien que cuando tenía 24 años o 34 años…  Tocaba de maravilla y el resto de profesionales que le rodeaban estaban alucinados, siempre con una sonrisa viéndole tocar. Y es que no podían creer que un chico de 14 años pudiese tocar tan bien. Jeff fue uno de mis mejores amigos y su pérdida fue devastadora. Cada noche que tocamos con Toto le dedicamos el concierto a él. Su música sigue estando vigente y su memoria nos hace sentirnos vivos y tirar hacia adelante.

En tus propias palabras, ¿cuál es el verdadero origen y significado del nombre Toto? He leído muchas historias diferentes al respecto…

Hay muchas teorías sí… Simplemente surgió, yo es que quería un nombre fácil y recuerdo haber leído el nombre de la marca Kodak, que habían tomado el nombre de un ordenador. Era de fácil pronunciación y los niños podían pronunciarlo sin problemas y deletrearlo. Y Jeff vino con esa idea fácil del perro de “El Mago de Oz”. La idea era simplemente usarlo mientras encontrábamos un nombre realmente bueno.

Para nada iba a ser nuestro nombre final. Pero claro, pusimos el nombre en las cajas con nuestras primeras demos y una cosa llevó a la otra. Empezamos a firmar contratos y la CBS quiso el nombre de Toto sin llegarnos a preguntar o a planteárnoslo. Así quedó y así seguimos con él.

No mucha gente puede decir que ha trabajado con Michael Jackson en el álbum más vendido de la historia: Thriller. ¿Cómo fue trabajar con un genio como él?

Eso fue increíble… podría estar hablando horas enteras sobre él. Era de las personas más dulces y maravillosas que puedes llegar a conocer, aunque, al mismo tiempo, era un perfeccionista total, especialmente si trabajaba en sus discos. Pero era también muy abierto de mente y te daba cancha y voz a la hora de aportar ideas. Podías hacer todo lo que querías, sin límites. Era genial trabajar con él y lo fue especialmente en la canción “The Girl Is Mine”, tema en el que creé los arreglos junto a Steve Lukather y Jeff Porcaro.

En esa habitación estaba también Paul McCartney y su mujer Linda haciendo fotos junto a George Martin, también estaba Quincy Jones. Menuda atmósfera se respiraba en esa habitación… Fue uno de esos momentos alucinantes en tu vida en los que te tienes que relajar y decirte a ti mismo: “Hey, estoy aquí para hacer música para un disco”. Tuve que abstraerme a pesar de que estaba junto a los mejores artistas del planeta en una misma habitación. Y fue muy divertido.

Está claro que David Paich ha trabajado con cientos de estrellas así que… ¿Con qué artista o banda te gustaría trabajar y todavía no lo has hecho?

Pues te diría que me encantaría trabajar con los Rolling Stones. Yo me he considerado siempre como el miembro secreto de los Rolling Stones. Siempre he amado el piano de Nicki Hopkins, y obviamente me encanta el trabajo de Chuck Leavell. Ahora él es un director musical y a la vez es un gran amigo mío. También lo es el baterista Steve Jordan que toca en la canción “Queen Charade”, y bueno… él está ahora con los Rolling.

Y bueno… pues un poco Steve me consiguió el poder trabajar en el disco en solitario de Keith Richards. De eso hará tres o cuatro años atrás. Pero me permitió hacer algún arreglo posterior al disco, de estar con Keith Richards y de poder escuchar ese disco en solitario antes que se editase. Fue como cumplir una de esas cosas que tienes en la lista de “cosas que hacer en tu vida”: el poder trabajar con Keith Richards… Es un gran compositor y un enorme guitarrista. Siempre ha sido una gran influencia para mí.

He visto que por motivos de salud no tocas en los shows de Toto. Por lo que… ¿todo está bien? ¿Te sientes bien?

Actualmente estoy muy bien. He tenido episodios de fatiga y me he encontrado exhausto en muchos momentos, además de padecer ansiedad y depresión una vez terminamos la última gira. De eso hace ya algunos años, fue la pasada gira europea. Sufrí mucho el hecho de viajar en autocares ya que estaba todo nevado, pero bueno… actualmente me siento muy bien, hago mucho ejercicio y de vez en cuando, vuelo en avión y toco con Toto.

Hace no mucho volé hasta Amsterdam para tocar con el grupo. También he volado hasta Nueva Orleans y Nashville, por lo que hago algunos shows puntuales y muy seleccionados. Eso me permite el no tener que girar con la banda durante toda la gira y puedo mantener ese placer de seguir tocando con el grupo.

Entiendo pues que los dos años de pandemia han sido realmente duros para ti…

Sí, fue un tiempo en el que me volqué totalmente con este disco en solitario con la ayuda de Joseph Williams porque estábamos confinados. Mucho de ese trabajo se hizo mandándonos archivos con las grabaciones a los músicos y que nos las devolvieran con sus partes. Luego se las volvíamos a enviar… Lo bueno de trabajar con grandes músicos es que no hay necesidad alguna de producirles el trabajo.

Obviamente tiramos mucho de FaceTime y Skype y nos pudimos comunicar con gente como Dean Parks al cual yo podía ver y escuchar por mis altavoces estando él en su casa. Así que digamos que la tecnología se ha acomodado, por decirlo de alguna manera, para que uno pueda trabajar con mucha gente en los discos en solitario, especialmente durante estos años de Covid.

Hay allí afuera muchas bandas tributo y algunas hacen tributo a Toto… ¿Cuál es tu opinión sobre estas bandas tributo? porque a ver, hay tributos hacia bandas que ya no están, pero… hay tributos a bandas que continúan en activo.

Yo los aplaudo y me siento totalmente halagado de que lo hagan. Si ellos quieren coger nuestras canciones y emular a nuestra banda, adelante. Además, hay bandas tributo que son muy buenas. Casi que sería capaz de contratar a una de estas bandas y que fueran de gira con Toto. Son muy buenos y para mí es un honor que lo hagan.

¿Cuál es el primer disco que compraste con tu propio dinero?

Pues te diría… que el primer disco que me compré fue el primero de los Procol Harum. El disco que contenía la canción “A Whiter Shade of Pale”. Juraría que ese fue mi primer álbum comprado con mi propio dinero y eso fue alrededor de 1967. Salió esa canción y yo en aquél entonces estaba muy influenciado por las bandas inglesas, por lo que juraría que ese fue el primero. Tenía cientos de discos antes ya que mi padre solía conseguirlos gratis al estar dentro del negocio musical. Creo que estaba en el sello Demonstration Records… pero definitivamente Procol Harum fue mi primera compra.

Entrevisté a Robin Trower hace unos meses y estoy trabajando en un reportaje sobre “A Whiter Shade of Pale”, por lo que te preguntaría específicamente por esta canción.

Creo que es una de las más grandes canciones jamás escrita. Tiene una influencia evidentísima de la música clásica con Matthew Fisher tocando el órgano y con fuertes influencias de Bach. Creo que Robin Trower estuvo magnífico en esa pieza junto a B.J. Wilson a la batería y con esa inmortal línea vocal por parte de Gary Booker. Y los Procol Harum era un grupo similar a Toto en el sentido de que en ambas agrupaciones había dos teclistas, un único guitarrista, bajo y guitarra. Creo que en gran parte esa idea de formación la tomé de Procol Harum para Toto.

Genial David… De verdad que ha sido un auténtico placer el poder charlar contigo. Ojalá algún día puedas venir a tocar con Toto a Barcelona.

Igualmente, pero antes de terminar… tengo un pequeño secreto y quiero contártelo, y créeme que eres la primera persona de la prensa a la que se lo cuento: Estoy haciendo una versión en español de “First Time”. La sacaremos pronto y el cantante es un buen amigo mío, canta en castellano y ha traducido la letra. Esperemos que vea la luz este mismo 2022. Yo he tenido que cantar un poco en español y mi hija también. De verdad que quería acercarme a vuestro idioma y poder llegar a otras gentes del planeta que hablan diferentes lenguajes.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 985 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.