Entrevista a Birds in Row: ‘Cuando empezamos, tocábamos en el suelo, incluso si había un escenario’

Hace unos pocos días pudimos disfrutar del corto pero intenso concierto de los franceses Birds in Row en el marco del AMFest 2022. La banda presentaba casi en primícia su nuevo y esperado disco Gris Klein (2022). Aprovechamos el tirón mediático del momento para charlar con la banda.

Hola, chicos. Muchas gracias por vuestro tiempo y solo comentaros que es un honor poder intercambiar algunas palabras con vosotros. Let’s go! ¿Cómo estáis?

Estamos bien. Acabamos de terminar la primera ronda de nuestra primera gira post confinamiento. Han pasado casi tres años sin hacer giras, así que necesitábamos volver al ritmo.

La humanidad ha experimentado recientemente un impacto muy importante. Crisis mundial, covid, guerra… ¿Cómo os ha afectado a nivel personal/banda?

Ha sido muy deprimente. Y al mismo tiempo se podían ver algunas chispas de esperanza en las reacciones que la gente podía tener con respecto a esos temas. La condición de la industria de la música da un poco de miedo, pero ir de gira y tener la mejor fiesta de bienvenida realmente ayudó. Siento que nos ayuda a tener un poco de sentido comunitario que todos necesitamos.

Gris Klein es el perfecto sucesor de We Already Lost the World. Parece que habéis encontrado un sonido definido así como una identidad más ecléctica, por así decirlo. ¿Es una evolución natural o simplemente estáis tratando de abriros a cosas nuevas?

Realmente no decidimos con precisión cómo será el próximo disco. Por lo general, solo componemos lo que queremos escuchar de alguna manera. Y ya no escuchamos mucho hardcore. Así que las inspiraciones se alejan cada vez más de donde venimos.

Me atrevo a afirmar que estamos ante el disco más personal de la banda. También os habéis atrevido a tocar nuevas ideas y aportar una nueva gama de colores dentro de esa ya amplia paleta que tenéis. ¿Qué os ha hecho dar otra vuelta de tuerca? ¿No tenéis miedo de que estos nuevos sonidos no complazcan a vuestros fans?

No es una pregunta que nos hacemos al componer. Hagas lo que hagas, a algunos les gustará, otros sentirán que la primera demo fue mejor… Así que si empiezas a pensar en lo que van a pensar los «fans»… no estás haciendo música por las razones correctas. Siempre ponemos nuestro corazón en nuestra música, entonces solo es cuestión de que la gente atrape la pelota o no.

Como banda, ¿cómo definís este nuevo álbum? ¿Qué podéis decirnos sobre las letras y las historias que se esconden detrás de la música?

Gris Klein habla sobre la depresión y la ansiedad desde muchos ángulos diferentes. Podría ser el caos de no entender lo que está pasando o crecer junto a la depresión.

Gris Klein contiene algunos de los mejores momentos de Birds in Row. Habéis tenido mucho tiempo para prepararlo y pulirlo. ¿Cómo funciona la fase de creación/escritura en una banda como Birds in Row? ¿Cómo compagináis vuestras vidas personales con el trabajo en la banda?

¿Supongo que hacemos con todas las bandas? Nos reunimos en una sala de práctica y tocamos juntos. La única diferencia con Gris Klein era que no teníamos permiso para hacerlo con la frecuencia que queríamos. Así que tuvimos que trabajar en ideas por separado antes de empezar a practicar.

Normalmente, el tercer álbum suele ser un punto de inflexión en la carrera de una banda, porque define en parte el sonido y el potencial de una banda. ¿Cómo afrontáis esta evolución? ¿Estáis en ese punto de hacer lo que queréis?

Siempre hemos hecho lo que hemos querido. No sé por qué una banda haría algo que no quiere. ¿Fama? ¿Bombo publicitario? No estoy muy seguro de cuál sería el punto. Es una forma de expresarnos, así que si mañana las trompetas son la nueva moda, definitivamente no la seguiremos. A alguien le puede disgustar lo que hacemos, pero nadie puede decir que no hemos sido honestos y sinceros a lo largo de nuestra discografía. Y si estás leyendo esto y tocas en una banda, deberías hacer lo mismo. No hay gloria en seguir una exageración que solo te hace no ser quien realmente eres. Solo toca la música que viene de tu corazón y llegarás a la gente.

Vamos a abordar el tema de las influencias. ¿Qué bandas han inspirado a la banda de alguna manera, tanto a nivel de creatividad como a nivel de sus presentaciones en directo?

Hemos tenido muchísimas influencias: Envy, Converge, Fugazi, Radiohead,… Todo lo que escuchamos nos inspira de una forma u otra. Pero una vez más, siempre hemos tratado de apartarnos de nuestras influencias, porque copiar nunca ha sido parte de lo que hacemos.

Dejemos las etiquetas de lado y hagámoslo más fácil: si tuvierais que elegir una canción de vuestro catálogo para presentar vuestra música a personas que no la conozcan, ¿cuál sería y por qué?

«Noah» parece ser una canción que gusta a todo el mundo. Creo que es una canción con mucha intensidad, dinámica,… todo lo que tratamos de trabajar.

El artwork (de todos vuestros discos) y su interior me ha encantado. Sencillo pero muy directo. ¿Cómo surgió todo este trabajo artístico? ¿Me lo parece a mí o todos siguen una estética similar?

Hacemos toda la dirección artística nosotros mismos, así que las similitudes probablemente vengan de ahí… jajaja. Desde el principio, fue importante para nosotros mantener una mano en la obra de arte en el primer canto que la gente ve de tu música, y tiene que coincidir con el estado de ánimo del disco. Durante un par de lanzamientos, tuvimos amigos que nos tomaron fotos, peron Gris Klein volvimos a una obra de arte 100% casera.

Os vimos en el AMFest de Barcelona hace unos días, un concierto corto pero brutal. Vuestros shows suelen ser muy intensos. ¿Vuestro principal objetivo es sentiros cerca del público desde el principio?

Cuando empezamos, tocábamos en el suelo, incluso si había un escenario. Nuestro objetivo siempre ha sido hacer uno con el público sí. Pero ahora que viene más gente a vernos tocar, tenemos que subir al escenario. Pero tratamos de mantener el contacto de diferentes formas: hablando entre canción y canción, reuniéndonos con la gente después del show,…

Vuestro último disco tuvo excelentes críticas en medios de prestigio y estuvisteis en muchas listas de lo mejor del año. ¿Supuso más presión a la hora de afrontar el nuevo disco, u os motivó de alguna forma?

Como dije, no pensamos en esas cosas. Simplemente escribimos música y esperamos que a la gente le guste. Pero no está en nuestras manos.

Estamos preparando un artículo sobre «Cuál fue el primer disco que compré con mi propio dinero» en el que los artistas que entrevistamos nos cuentan estas curiosidades. ¿Podéis decirnos cuál fue el primer álbum que comprasteis cuando erais adolescentes?

No sé los demás, pero para mí fue The Offspring Americana, creo.

La vida nos anima a soñar, a cumplir metas que tenemos en mente. ¿Qué sueños realistas tiene Birds in Row que todavía queréis cumplir?

Queremos durar. Queremos reunir a más personas a nuestro alrededor. Y queremos seguir creando cosas que nos hagan sentir bien.

Estar en una banda y girar tanto no es solo subir al escenario y tocar una hora y media con tus compañeros y «adiós muy buenas». Al final, tus compañeros son como tu familia, o tu pareja, compartes escenario, viajes, vivencias, emociones… ¿Cuál es el mejor recuerdo de estos años “en familia”?

Es una pregunta que nadie puede responder porque no hay mejor recuerdo. Es un conjunto de grandes recuerdos pero también de tristezas, dificultades… Esto es lo que crea algo especial dentro de una banda. Tenemos innumerables historias, pero ninguna de ellas sobresale, ya que es el paquete completo lo que nos convierte en una banda.

Bueno, chicos. Gracias por todo, felicidades por el nuevo disco y hasta pronto (eso espero).

Beto Lagarda
Sobre Beto Lagarda 955 Artículos
Rock en todas sus extensiones