Entrevista a Asger Mygind, vocalista y guitarrista de VOLA

‘Antes de Internet, o lo petabas al máximo o estabas condenado a la oscuridad’

Los daneses VOLA supusieron toda una sensación en el mundillo prog / djent cuando publicaron su brillante disco de debut, titulado Inmazes, en 2016. Posteriormente, convencieron a propios y extraños como teloneros de Katatonia y Agent Fresco a lo largo y ancho de las europas, y hace poco menos de un año publicaron Applause from a Distant Crowd, un segundo trabajo donde revolucionan su sonido para llenarlo de sensibilidad y elementos orgánicos. En pocas semanas se embarcarán en su primera gira propia a nivel internacional, una gira que pasará también por nuestros escenarios. Por ello, hemos querido hablar con su líder Asger Mygrind y conocer un poco más del momento actual de la banda.

 

Español

¡Hola! Antes que nada, quiero darte las gracias por invertir algo de tu tiempo a contestar estas preguntas para nosotros. ¿Cómo te está tratando el verano por ahora?

¡Un placer! He pasado un verano genial, aunque habría podido ser un mesecito más largo.

Al igual que imagino que pasó con mucha gente, os descubrí por primera vez poco antes de abrir para Katatonia junto a Agent Fresco en 2016. ¿Cómo crees que os afectó esa gira?

Tengo un gran recuerdo de ella. Ambas bandas fueron magníficas a la hora de viajar, y la gira al completo nos expuso ante mucha gente que no nos había escuchado antes. No me puedo imaginar una mejor experiencia para nuestra gira de debut.

Recuerdo que cuando me estaba preparando para ese concierto, descubrí, escuché y reseñé obsesicamente vuestro primer disco, Inmazes, en cosa de un par de días. ¡Fue todo un descubrimiento para mí! Tan fresco y elegante. Vosotros mismos editasteis el álbum digitalmente en 2015, pero al cabo de pocos meses, y a consecuencia de la apasionada respuesta de los fans y la prensa, el sello holandés Mascot lo reeditó con todos los honores. ¿Cómo recuerdas esa época de vuestra carrera? ¿Fue esa respuesta una respuesta para vosotros?

Fue muy gratificante comprobar lo bien que la gente respondió a Inmazes. Gracias a ese disco conectamos con una excelente oficina de management, una gran discográfica y una serie de festivales geniales, algo que resultó en que alcanzáramos una audiencia mucho mayor. Recuerdo pensar que el álbum era muy sólido, y que la gente adecuada tenía que oírlo antes de que las cosas pudieran evolucionar para nosotros. Estoy muy feliz de ver lo bien que ha ido.

En pocas semanas volveréis de nuevo a nuestros escenario, esta vez liderando vuestro primera gira europea propia de tres semanas de duración. ¿Qué ha cambiado en VOLA desde entones hasta ahora, y cuándo visteis claro que estabais preparados para saltar a la carretera con vosotros mismos como principal reclamo? ¿Cómo lo estáis preparando?

Llevamos tres giras largas como teloneros a nuestras espaldas, así que creo que es el momento correcto para intentar tomar la responsabilidad de ser cabezas de cartel. Ahora mismo estamos discutiendo qué canciones tocar, qué merchandising crear y llevar, cómo será la escenografía y todo eso. Es mucho trabajo pero también sentimos como un privilegio pensar que éstas son las tareas que tengo que llevar a cabo. Oh, ¡y también estoy haciendo entrevistas! (risas)

Publicásteis Applause from a Distant Crowd hace casi un año, un álbum al menos tan bueno y sorprendente como vuestro disco de debut a pesar de ser drásticamente menos metálico. Con la perspectiva que te da este año, ¿cuál es tu opinión del disco a día de hoy y por qué hay tanta diferencia entre ambos, tanto musical como energéticamente?

¡Gracias por las bonitas palabras! Tanto Inmazes como el EP que publicamos antes, Monsters, tienen un fuerte foco en riffs djent, así que cuando empezamos a escribir para Applause of a Distant Crowd nos pareció algo aburrido seguir de nuevo ese camino. También tenía la necesidad de crear algo que sonara más orgánico, ya que Inmazes tiene un sonido bastante procesado. Estoy muy orgulloso de Applause. Por culpa de los grandes contrastes que hay entre canciones y estados de ánimo, fue todo un reto hacer que sonara coherente, pero creo que hemos conseguido crear algo especial.

Hay un par de años de diferencia entre vuestros dos discos. ¿Vais a continuar con este ritmo a partir de ahora y, por lo tanto, esperar algo nuevo por parte de VOLA en 2020? ¿Estáis trabajando en algo? Si es así… ¿cómo suena?

Sí, estamos escribiendo canciones para nuestro próximo disco, que vamos a grabar a principios del año que viene. No puedo decir nada específico, pero puedo imaginar que lo publicaremos en otoño de 2020.

Aunque solo habéis publicado dos discos de estudio y casi todo el mundo os consideraría una banda nueva, os formasteis en 2006. Hablaremos en un momento sobre cómo estos tiempos han cambiado en la historia de la música, pero ¿por qué os tomasteis tanto tiempo entre vuestra fundación y el primer disco?

Bueno, publicamos dos EP’s antes de lanzarnos a por nuestro primer larga duración, algo que creo que nos ayudó mucho a dar forma a nuestra manera de escribir. Estoy contento de haber pasado esos años experimentando, ya que estoy seguro de que si hubiéramos escrito un álbum completo antes no habría sonado tan coherente como lo hace Inmazes.

Hace no tanto tiempo una banda podía saltar de la nada hasta la fama más absoluta en cosa de dos o tres años, a veces incluso menos. Ahora, una banda que lleve quince años de carrera se considera aún emergente (por ejemplo, pensemos en nombres como Kvelertak, Leprous o Ghost, pero podría poner muchos más). ¿Por qué crees que ocurre así? ¿Sientes que vosotros también habéis sufrido esto?

Quizás parte de la explicación está en que internet ha hecho que sea mucho más fácil para todo el mundo encontrar este segmento de bandas. Ahora es muy posible que un artista tenga una fanbase potente sin haber tenido ni un solo hit, mientras que en la era pre-Internet, en general, o lo petabas al máximo o te quedabas en la oscuridad. A donde quiero llegar es que creo que siempre ha habido carreras que han crecido lentamente, pero que este tipo de crecimiento es mucho más visible ahora gracias a internet. Creo que es justo ponernos en esta categoría de bandas, sí.

Aunque Dinamarca tiene una población similar a la de vuestras vecinos escandinavos, y también Finlandia, el número de bandas de rock y metal que proceden de vuestro país si lo comparamos con el contínuo degoteo de bandas increíbles que vienen de Noruega o de Suecia es bastante pequeño. ¿Por qué crees que ocurre así?

Es verdad que Dinamarca no ha sido muy proclive a exportar bandas de rock y metal en los últimos diez años más allá de Volbeat o Myrkur. En los dosmiles había una escena notable con bandas como Mnemic, Raunchy o Mercenary, pero parece que la cosa se ha frenado un poco con la emergencia de la escena djent y por culpa de que se ha mantenido fuera del mainstream en favor de la dominación del pop o del hip hop. No conozco bien la escena musical en Noruega o Finlandia, pero en Suecia son obviamente unos monstruos. Para ser justos, su población es de diez millones de personas en comparación con los cinco de los otros países, así que ese también un factor a tener en cuenta. ¡Pero siguen siendo unas bestias!

Hablando de Dinamarca, vuestro festiva bandera, que es Roskilde, fue un poco un pionero a la hora de mezclar rock y metal con otros estilos y, de hecho, su eclecticismo ha sido uno de sus puntos más destacables desde que empezó a funcionar a principios de los setenta. A día de hoy hay un montón de festivales más o menos nuevos y de moda alrededor de Europa (y probablemente más allá) que siguen esa misma idea y esas mismas intenciones. ¿Cuál es vuestra relación con Roskilde, tanto como fans o como músicos, y cómo lo compararías con otros grandes eventos europeos?

El Roskilde Festival es muy importante para mí. Lo he visitado frecuentemente desde que era un adolescente y siempre me han encantado las mezclas de estilos en el cartel y su foco en innovar el concepto de un festival. Como resultado de ello, tocar allí es uno de mis grandes sueños. De todas maneras, la vertiente más rock y metal del festival ha ido perdiendo peso a lo largo de los años, algo que me imagino que es una respuesta natural al hecho de que el pop y el hip hop dominan totalmente el mainstream. Eso, por supuesto, hace que nuestras probabilidades de ser contratados disminuyan. No he atendido otros festivales europeos de tamaño similar, asi que no puedo comparar en este sentido.

Aunque vuestro estilo es muy ecléctico y tomáis ideas y elementos de muchos géneros para construir vuestra propia propuesta musical, entiendo que os podemos clasificar como una banda progresiva. Últimamente este género parace vivir una especie de resurgimiento, con gran prominencia de bandas, sellos y eventos especializados y, en general, un mayor aprecio por parte de los fans. ¿Por qué crees que el prog vuelve a ser popular a día de hoy? ¿Hay alguna banda que te guste especialmente de la escena prog actual?

Creo que Meshuggah jugaron un rol importante en esto. Mi impresión es que fueron la principal inspiración para que guitarristas como Misha Mansoor, Tosin Abasi o Acle Kahney empezaran a jugar con ese sonido djent, y las herramientas con las que lo hicieron eran muy accesibles para otros guitarristas. De golpe se convirtió en habitual el hecho de usar modeladores de guitarra en vez de amplificadores de verdad, mientras que las baterías se podían conseguir con samples y midi sin necesidad de grabar con una batería normal. Eso inspiró a que gran cantidad de «productores de dormitorio» empezaran a hacer música, algo que -con los poderes de YouTube y otras plataformas- se ha convertido en algo muy visible online. Escucho mucho a Meshuggah y hemos tenido la suerte de girar con Monuments, pero a parte de eso no estoy muy involucrado con la música de la escena actual.

Tal y como he dicho, VOLA es mucho más que prog: en vuestra música podemos escuchar metal, indie, electrónica, industrial, rock alternativo, djent, dream pop y unos cuantos estilos más… ¿Cuáles crees que son vuestras mayores influencias o, mejor dicho, la influencia de qué bandas puedes identificar en qué elementos de la música de VOLA?

Meshuggah ha sido una gran influencia para mí a nivel de aproximación rítmica y tono de guitarra y bajo. El hecho de permitirnos tener grandes contrastes entre las canciones del mismo disco es algo que puede estar inspirado en bandas como Porcupine Tree u Opeth. Tambien su foco en la melancolía conecta mucho conmigo. Mi amor por estribillos poderosos es algo que seguro que Soilwork tiene mucho que ver.

Este otoño (como cada otoño, en realidad) viene repleto de conciertos y giras increíbles con parada en España. Por ello, estoy seguro que muchos fans tendrán que seleccionar muy meticulosamente a qué conciertos asisten. Para convencer a aquellos que tienen vuestra visita en su lista de posibilidades, ¿qué crees que pueden ofrecer vuestros conciertos para convertirlos en algo especial y que sorprenda a la audiencia?

Prefiero dejar que la gente decida qué es lo que nos hace especiales, pero sí que diré que mi principal objetivo es aglutinar la mayor energía posible en la sala. Me encanta moverme y hacer headbanging en el escenario y a día de hoy valoro más esto que el hecho de acertar cada nota al 100%. Así que quizás hay un poco de actitud grunge que la gente no espera en una banda que está teóricamente en el saco del prog.

Si pudieras montar una gira con las cuatro bandas que quisieras, siendo VOLA una de ellas, ¿cuáles escogerías y por qué?

Metallica, porque James Hetfield fue la principal razón por la que quise convertirme en cantante y guitarrista. Deftones, porque siento un gran vínculo con esta banda ya que parecen también fascinados en crear música en algún lugar entre el rock y el metal. Y finalmente Paul McCartney, porque The Beatles fueron mi primera obsesión musical y aún hoy una de mis bandas favoritas. Compartir escenario con McCartney sería un honor inmenso.

Bueno, pues eso es todo. Muchas gracias por tu tiempo y espero veros cuando volvais a España. ¡Mucha suerte con la gira!

¡Gracias! ¡Y gracias por mostrar interés en nosotros!

English

Hi guys! First of all, thank you very much for spending some time answering these questions for us. How is the summer treating you so far?

My pleasure! I’ve had a very nice summer. It could have been one month longer though!

Like I guess happened to many people, I first discovered you when you opened for Katatonia along Agent Fresco in 2016. How do you think that tour shaped you?

It’s a great memory for me. Both bands were incredibly nice to travel with, and the tour as whole exposed us to a lot of people who hadn’t listened to us before. I couldn’t have imagined a better first tour experience.

I remember that when preparing for that concert, I manically listened and reviewed your first album, Inmazes, in a matter of a couple of days. It was such a discovery for me! So fresh and elegant. You first self-edited the album digitally in 2015, but a few months later, and following an overwhelming response from fans and media, the dutch label Mascot re-edited it physically with all honours. How do you remember that time of your career? Was such response a surprise for you?

It was very gratifying seeing how well people responded to Inmazes. Because of that album we got connected with a great management, a big label and a string of cool festivals, which resulted in us suddenly reaching a vastly bigger audience. Well, I remember thinking that the album was very strong, and that the right people just needed to hear it before things would evolve for us. I’m happy about how it turned out.

Soon you will be coming again to our stages, this time headlining your very first own three-week european tour. What has changed in VOLA from then since now, and when did you see you were ready to tackle the road with yourselves as main attraction? How are you preparing for it?

We’ve got three long support tours under our belt now, so I think the timing is great in terms of trying to carry this responsibility of being a headlining act. Right now we are discussing what songs to play, what merchandise to create and bring, how the stage scenography should be and so on. It’s a lot of work but it also feels like a privilege that these are the kinds of tasks that I have to deal with. Oh, and I’m also doing interviews.

You published Applause from a Distant Crowd almost a year ago, which is at least as good and groundbreaking as your debut album in spite of being drastically less metallic. With the perspective that gives you this year, what is your opinion on the album and why there were such big differences between it and Inmazes, both musically and energetically?

Thanks for the kind words! Both Inmazes and the EP, Monsters, that came before it had a very strong focus on djent riffs, so when we began writing Applause Of A Distant Crowd it felt tiresome to go down that route again. I also had en urge to create something more organic sounding, as Inmazes had a quite processed sound. I’m very proud of Applause. Because of the large contrasts between the moods of the songs, it was challenging to make it sound coherent, but I think we managed to create something special.

You took a couple of years between your two first albums. Will the trend continue from now? Are we to expect new music from VOLA in 2020? Are you are already working in something? If so, how does it look?

Yes, we are currently writing songs for the next album, which we will record early next year. I can’t say anything specific, but I could imagine a release in the fall 2020.

Even though you just published a couple of albums and everybody would definitely consider you a new band, you’ve been around since 2006. We will talk about how time has changed in music, but why did you take so long between your formation and your first record?

We released two EP’s before going for the full album, which I think helped in shaping our songwriting. I’m happy that we spent these years experimenting. Had we written a full album earlier, I’m quite sure it wouldn’t have sounded as coherent as I think Inmazes does.

In the old days a band would rise from nothing to absolute fame in a matter of two or three years, sometimes even less. Now, a fifteen year old band is still considered new and up and coming (for example, imagine the names of Kvelertak, Leprous or Ghost, but would apply to many more). Why do you think it is so? Do you feel you also suffered from this?

Maybe a part of the explanation is that the internet has made it much easier for people to find this segment of bands. It’s now more likely for an artist to have a rich fan culture without having had a single hit song, while in the pre-internet age it was more about making it big or staying in the dark – very roughly speaking. So my point is that I think there’s always been bands with long career build-ups, but that these build-ups are just more visible for people now, thanks to the internet. I think it’s fair to put us in that category of bands.

Even though Denmark has a similar population than both your scandinavian neighbours and also than Finland, the number of rock and metal bands coming from your country if we compare it with the continuous stream of amazing acts from Norway or Sweden is relatively little. Why do you think it is so?

It’s true that Denmark has been low on heavy music exports the last 10 years if you don’t include Volbeat and Myrkur. In the 00’s we had a noteworthy scene of acts like Mnemic, Raunchy and Mercenary but it seems they clashed a bit with the rise of the djent scene while at the same time being blocked from the mainstream by a strong pop and hip hop dominance. I don’t know that much about the Norwegian and Finnish music scene, but Sweden is obviously a heavyweight. To be fair, its population is around 10 million compared to around 5 million in the others countries, so that it a factor worth including in the examination. But they’re still beasts!

Talking about Denmark, your flagship festival, which is Roskilde, was a bit of a pioneer in mixing rock and metal acts with other styles of music (actually its eclecticity has been one of its main strong points since it started in the early seventies). Now there are so many newish and hyped festivals all over Europe (and probably beyond) that follow the same idea and intentions. What is your relationship to Roskilde, both as fans and as musicians, and how would you compare it with other big european events?

Roskilde Festival means a lot to me. I’ve been a frequent visitor since I was a teenager and have always cherished their mix of music as well as their focus on innovating the festival genre. As a result, performing there is a major dream for me. The rock and metal part of the festival has diminished over the years though, which I guess is a natural response to pop and hip hop dominating the mainstream, but that has made the likelihood of us being booked smaller. I haven’t attended other European festivals of the same size, so I can’t make a comparison at this point.

Even though your style is very eclectic and you draw elements from many genres to build your own particular brand of music, I guess we can roughly put you in the progressive sack. Lately this genre seems to live quite a resurgence, with lots of bands, specialised events and labels and, in general, an increased appreciation from fans. Why do you think prog has become popular again today? Are there any bands you particularly like and follow within the style?

I think Meshuggah played a major role in this. It’s my impression that they were a main inspiration for guitarists like Misha Mansoor, Tosin Abasi and Acle Kahney to start playing around with the djent-sound, and the tools with which they did this were very accessible for other guitar players. It suddenly became mainstream to use guitar modeling instead of real amps, and drums could be done with samples and midi instead of recording a drum kit. So that inspired the new generation of so-called “bedroom producers” to start making music, which – by the powers of especially Youtube – has become very visible online. I listen a lot to Meshuggah and I’ve been fortunate to tour with Monuments, but other than that I haven’t engaged much with the music of the scene.

But as I said, VOLA is much more than prog: in your music we can see metal, indie, electronica, industrial, alternative rock, djent, dream pop and a few more styles popping up… What would you consider are your main influences or, better put, the influence of which bands can you identify in which elements of the music of VOLA?

Meshuggah has been a big influence in terms of rhythmic approach and guitar & bass tone. Allowing yourself to have big contrasts between album songs is something that acts like Porcupine Tree and Opeth helped inspire. Their focus on melancholy in music has also stuck with me. My fondness for big-sounding choruses is surely something Soilwork helped generate.

This autumn (as every autumn, for that matter) comes packed with amazing tours and shows stopping in Spain. Because of that, I am sure that many fans will have to select carefully which concerts to assist. For the ones that have VOLA’s visit in their maybe list… what do you think your live shows can offer that set you apart and that might specially surprise the audience?

I will let the audience decide what might set us apart, but I would say that my main goal is a high amount of energy in the room. I love to move and headbang on stage and I’ve come to value this more than having every guitar note be 100% right. So there’s maybe a little bit of a grunge-attitude there that people might not expect from a band that is put in the prog category.

If you could put up a tour with any four bands you wanted, being VOLA one of them, which ones would you choose and why?

Metallica, because James Hetfield was the main reason I wanted to become a singer and guitarist. Deftones because I feel a strong bond with this band, as it seems they are also fascinated by creating music that falls somewhere between rock and metal. And finally Paul McCartney, since The Beatles was my first obsession in music and it’s still one of my favorite bands. Sharing the stage with McCartney would be an immense honor.

Well, that’s it. Thank you very much for your time and I hope you see you soon when you come back to Spain. Best of lucks with the tour!

Thank you! And thanks for showing interest!

Avatar
Sobre Albert Vila 723 Artículos
Siempre me ha encantado escribir y siempre me ha encantado el rock, el metal y muchos más estilos. De hecho, me gustan tantos estilos y tantas bandas que he llegado a pensar que he perdido completamente el criterio, pero es que hay tanta buena música ahí fuera que es imposible no seguirse sorprendiendo día a día. Tengo una verborrea incontenible y, si habéis llegado aquí, seguro que ya os habéis dado cuenta. Como medio, formar parte de una escena tan enérgica y con tanta gente apasionada que vive lo que hace con tanto amor y sin esperar nada a cambio es un disfrute constante y auténtico privilegio. En Science of Noise queremos ayudar día a día a que esta escena crezca y se solidifique, sin rivalidades y con la máxima ilusión. Porque seremos pocos, pero somos poderosos.