Entrevista a Alba Guijarro, organizadora del Resukids

‘Es raro el niño que viene una vez y no repite’

Cada vez va creciendo más la familia metalero y como es obvio, los pequeños metalheads también tienen derecho a disfrutar de los festivales e igual que sus padres. En el Resurrection Fest, ya estamos acostumbrados a ver a los Resukids subidos al escenario de algunas de las bandas, o en grupo cruzando el festival, siempre con sus cuidadores sin sacarles ojo. Para conocer que es esta actividad y todo lo que supone, hemos hablado con Alba Guijaro, de Eureka Actividades y organizadora del Resukids.

Si la memoria no falla, llevais desde 2014 organizando el Resukids para que los más pequeños disfrutaran también del Resu. ¿Cómo surgió la idea? ¿No os dijeron que un festival de metal extremo no era un lugar para los niños/-as?

Pues la idea surgió de la organización, querían abrir el festival a los niños/-as y  facilitarle  a la gente el poder venir con la familia, de la manera más cómoda posible. La idea era que padres, madres y niños/-as pudiesen asistir al festival y que lo disfrutasen paralelamente, de la mejor manera posible.

Y sí, de entrada generó cierto desconcierto el llevar a los niños/-as al festival, la gente decía, ¿niños/-as en un festival? Incluso yo estaba muy expectante por lo que pudiera pasar: si los niños/-as disfrutarían, si les gustarían los conciertos, etc. Pero la verdad es que el ambiente de este festival es inmejorable, la gente es súper respetuosa, les regalan mil sonrisas a los Resukids, les ponen los cuernos por dónde pasan, les corean… es espectacular. Y los niños/-as disfrutan como lo que son, como enanos.

Todos vemos a los Resukids por el Resu y alguna vez en los escenarios, con las bandas, pero supongo que la experiencia va más allá  ¿Cómo definirías Resukids?

Resukids es una actividad muy especial, es una manera de vivir un festival completamente diferente, porque no es solo un conjunto de actividades, talleres relacionadas con la música. Los niños y niñas vienen al festival, están en él, lo viven como sus familias y tienen una serie de privilegios (backstage, zona VIP, escenarios, prensa, etc.) a los que no todo el mundo puede acceder, y ellos son muy conscientes de eso, se sienten super especiales, además de que toda la gente que nos encontramos los corea y los aplaude. Se sienten como las auténticas estrellas del festival. Solo hay que ver como van al festival, emocionados, pero somos los monitores/-as los que los vamos animando a que vayan cantando, que pongan los cuernos, que hagan el ganso un poco… y cuando volvemos del festival eso lo van haciendo los niños solos, los monitores sobramos, van tan eufóricos que cantan a todo lo que dan.

Además cada vez nos encontramos con más niños y niñas que saben a qué vienen, que conocen las bandas que tocan y que se saben sus canciones. En las horas en las que estamos más relajados como comidas y ratos de descanso, los niños y las niñas entre ellos hablan de música y comparten lo que saben y lo que les gusta.

Este año agotasteis todas las plazas para el Resukids, lo que demuestra la gran acogida de la iniciativa. ¿Cómo ha evolucionado el Resukids desde entonces hasta ahora?

La verdad es que crecimos mucho, la acogida por parte de las familias fue alucinante. El primer año fuimos con un grupo de menos de 10 niños/-as y este año llevamos 70 niños/-as cada día y con lista de espera para poder acceder al servicio.

¿Dentro de las distintas ofertas, cuál es la que tiene más demanda? ¿El campamento, los días y noches sueltas, los días sueltos, etc.?

La actividad que más demanda tiene es la de pasar la tarde, aunque la de campamento y días sueltos están ahí pisando los talones y cogiendo cada vez más fuerza.

¿Cuáles son las actividades que más les gustan a los niños/-as?

La actividad estrella es subirse al escenario sin duda, para niños/as y para monitores que también disfrutamos mogollón. Los talleres de tattoos y de grafitis les encanta, el taller de baile Hardcore tuvo mucho éxito este año también. Estar por la zona de prensa, camerinos, etc. En general, todo. La actividad de surf es acierto seguro todos los años también.

Para ir al festival y salir de él utilizamos el Vivertren que es un tren turístico, los niños van gritando y haciendo mucho ruido, se vienen arriba y también es una parte muy divertida.

Resukids con Berri Txarrak – Foto: Resurrection Fest

¿Comparten alguna de las actividades con los padres?

No, los niños van por un lado y los padres por otro. Pero, en ocasiones, las familias piden para que los niños/-as se queden con ellos para poder ver algún concierto juntos o para llevarlos a comer.

El rango de edad es de 3 a 12 años. ¿Cómo llevan los más pequeños su contacto con el metal extremo?

Los pequeños son los que más sorprenden, lo pasan en grande, se cansan más, evidentemente, pero la verdad es que son increíbles, aguantan como el resto y sus caras en el escenario o al bajar del escenario son de felicidad extrema. Cuando se los devolvemos a sus familias es genial ver como les cuentan lo que vivieron con muchísima emoción.

¿Suelen repetir los chavales durante varios años?

Si, muchísimos niños/-as repiten, tenemos un grupo bastante grandes de niños que llevan repitiendo desde que empezó el festival, niños que se hicieron amigos y que se ven una vez al año, cuando vienen al Resu. Es genial ver la alegría con la que se reencuentran año a año y ver como van creciendo.

Es raro el niño que viene una vez y no repite.

Trabajar con niños/-as, como hacéis en Eureka, es una tarea especial y dura. ¿Notáis alguna diferencia entre los chavales que van al Resukids y otras actividades?

Una cosa que me gustaría destacar el ambiente de compañerismo y de piña que hacen durante los días del festival. Nosotros somos una empresa que llevamos 18 años trabajando con niños y entre los niños es normal que haya algún conflicto, pues en los días Resukids es rarísimo ver algún encontronazo entre los niños/-as, los problemas sólo surgen a la hora de mandarlos a dormir, jajajaja, que no quieren que la fiesta acabe. Pero entre ellos se crea un ambiente de respeto y confianza muy agradable.

En fin, creo que está claro que para mi es una actividad genial de la que estoy completamente enamorada.

¿Tenéis pensado ya novedades para la próxima edición?

Hombre, claro… pero no podemos desvelar nada todavía. Habrá que venir al próximo Resu para saberlo… jajajaja.

Avatar
Sobre Isidro Rajo Parga 21 Artículos
Donde hay música, hay vida y alegría. Blues, Hard, Punk, Hardcore, Thrash, Death, Crossover, Folk, Black... que más da la etiqueta si me gusta? Primero abrí la mente y después las orejas.