El origen de 5 nombres de bandas de rock según… Txus Iglesias

Opino que es fundamental como bautice una banda a su proyecto sonoro porque eso puede antojarse decisivo para posteriores acontecimientos que tengan que ver con la relación respecto al público melómano.

Cada grupo guarda un relato detrás de su nombre y éste último siempre ha acudido hacia los músicos de la manera más ingeniosa, casual, inesperada, controvertida, curiosa o divertida; según cada caso.

Trataremos aquí, solamente, 5 ejemplos llamativos dentro del rock pero, como todos sabemos, pueden desempolvarse un número infinito de anécdotas acerca de la denominación de las propias agrupaciones de cualquier género musical…

 

The Doobie Brothers y el nombre “provisional”

Acerca de esta muy esplendorosa banda, el asunto nominal surgió, en 1969, en el área de San José y de Santa Cruz; localidades que se hallan en las inmediaciones de la metrópolis San Francisco. Dentro de unas atmósferas dominadas por los motoristas de la banda Hell’s Angels, tres músicos llamados Tom Johnston (voz y guitarra), John Hartman (batería) y Greg Murphy (bajo) formaron un grupo llamado Pud.

A ellos se les unieron luego un tales Dave Shogren (bajo) y Patrick Simmons (voz y guitarra, el cual procedía del combo Scratch), mientras el propio Murphy salía del combo, así que, con tanto cambio de golpe, los implicados decidieron que aquello era una nueva banda; aunque aún no habían decidido como se denominarían. Aquella pandilla recién montada comenzó los primeros ensayos en una casa común, en San José y entonces, Johnston, Hartman,Shogren y Simmons se pusieron a fumar y a compartir varios canutos, a diario, durante 1970.

Entonces, un músico amigo que vivía cerca de ellos llamado Keith Rosen les hizo una visita y les observó a todos envueltos en una nube de humo, así que les dijo al cuarteto que no eran hermanos de sangre pero que parecían “hermanos de porros”; todo el día en plan “fumeta” dichos músicos. Como a dichos cigarros de marihuana en una jerga de la California de finales de los 60, se les decía siempre doobie pues, de momento, aquellos noveles rockeros decidieron utilizar, provisionalmente, ese curiosa designación de Doobie Brothers pero solo hasta que encontrasen otra nueva frase que les definiese.

Entonces, el apasionado público motero de Santa Cruz comenzó a vitorear todas y cada una de sus actuaciones locales, en 1970, y mientras se anunciaban con ese “emporrado” término, al combo le ofreció un contrato discográfico nada más y nada menos que Warner Bros.; dándose cuenta entonces la banda de que era demasiado tarde para modificar aquello de The Doobie Brothers. Por lo tanto, así mismo se les quedó ese gracioso apodo a la que considero una de las 25 mejores bandas de toda la línea temporal del rock.

En 2015, surgió la circunstancia de que la legendaria agrupación californiana demandó a otra llamada Doobie Decimal System, la cual versioneaba clásicos del rock. Los célebres originales alegaban que la fonética era muy parecida entre los dos nombres y además, comunicaron que los denunciados utilizaban el término DOOBIE en letras grandes en webs y sitios destinados a la promoción. Los segundos, es decir, los Decimal System decidieron no ceder a pesar del aviso de litigio legal.


The Smashing Pumpkins y las confusas teorías

Son varias las confusas hipótesis sobre nombre del grupo de Chicago.

El trasfondo de aquello pudo ser que en alguna zona del estado de Illinois, de donde procede la banda efectivamente, después de la fiesta de Halloween se producía una especie de resaca matutina donde los niños y los adolescentes acostumbraban a dejar calabazas destrozadas en medio de la calle.

Cuando empezaba a tocar un instrumento, un adolescente Billy Corgan presumía diciendo y mentía acerca de que militaba en un conjunto de música que se llamaba así: “Aplastando Calabazas” (precisamente, lo que se practicaba en los ambientes donde él vivía; insistimos) y ya de más mayor, resultó, curiosamente, que esa fue la misma expresión con la que se refirió Billy al grupo que él mismo fundó, oficialmente, en 1988.

El mismo Corgan declaró, vagamente, que lo del nombre del cuarteto era “una broma de Dios”, aunque no especificó mucho más sobre el tema. Por otro lado, los propios The Smashing Pumpkins también explicaron que Gene Simmons, bajista del grupo Kiss, les aseguró que Joe Strummer, vocalista de The Clash, era una calabaza borracha y destrozada. Ese pudo ser otro origen, quizás.

Entre las diversas conjeturas, también se ha rumoreado que aquella frase definitoria podría provenir de la novela Noche de Reyes de William Shakespeare; donde un personaje llamado Sir Toby se pone a pisotear esta curcubitácea anaranjada; aunque opino que es una teoría más improbable.

Al final, ante las muchas especulaciones sobre el significado exacto del nombre del grupo en cuestión, el combo, para su tercer LP Mellon Collie and the Infinite Sadness del año 1995, le añadió el artículo The a la designación del proyecto para que quedase del todo nítido que smashing significa “fantásticas” o “asombrosas” , es decir, para que la palabra cogiera, definitivamente, el sentido de adjetivo y no de verbo en gerundio. En otros términos: ”Las Fantásticas Calabazas”.

Esto mismo de que el término smashing posee una función adjetival, lo corroboró la excepcional bajista de los Pumpkins,D’arcy Wretzky. Además, ella echó balones fuera y agregó que lo de hacer chistes sobre calabazas divertía a la banda solo al principio de su carrera y que al cuarteto de Illinois no es que les gustase reventarlas ni nada de eso.

Nuestra banda tiene un nombre estúpido, es una broma tonta y es una mala idea.” – sentenció la propia basswoman D’arcy, en 1993.


Nirvana y la libertad

Después de haber coincidido en otros proyectos de nula repercusión, dos músicos y viejos compañeros de la Universidad de Aberdeen (Estado de Washington), el cantante y guitarrista Kurt Cobain y el bajista Krist Novoselic, formaron otro combo nuevo, en 1987. Al mismo se les sumó el batería Aaron Burckhard, en ese año 87 y así, como terceto comenzaron ellos a auto-colocarse apelativos como Ted Ed Fred, Bliss, Pen Cap Chew o Skid Row.

Finalmente, se cambiaron a Nirvana porque el mismo Cobain no deseaba para su banda un áspero nombre punk al estilo de Angry Samoans y sí que le hacía más gracia un término más agradable, el cual le evocase a conceptos sagrados para el budismo como la emancipación y la individualidad.

Alguien que alcance el estado de iluminación del “nirvana”, luego se ve exento del ciclo del nacimiento y la muerte y por lo visto, esta filosofía oriental debió fascinar al vocalista Kurt; el cual la asoció a que su adorado punk también es libertad musical. Después de eso, el grupo se mudó a Seattle en 1988, grabó su primer LP Bleach, en 1989; sumaron al bateríaDave Grohl, en 1990 y el resto es la archiconocida dirección hacia la popularidad y el estrellato, en 1991.

Como dato negativo y turbio comentar que, después, el añorado grupo del Noroeste de E.U.U.U. fue demandado por una escasamente conocida banda británica de rock psicodélico, llamada de modo idéntico y que se había formado en el año 1967. Se llegó a un acuerdo en los tribunales para compensar a dichos músicos ingleses por aquella coincidencia “nirvanesca” pero éstos últimos no parecieron tener suficiente del “pastel” y para aprovechar el tirón de la fama de sus homónimos, estuvieron pensando en hacer una versión del tema “Come as you are”; original de la formación norteamericana.


The Black Crowes y un cuento infantil

Cuando unos adolescentes hermanos Chris y Rich Robinson inauguraron su primera banda, en Atlanta a primeros de 1984, le pusieron el nombre de Mr. Crowe’s Garden (significa “El Jardín del Señor Cuervo”) debido al título de un capítulo de un cuento infantil, titulado Johnny Crow’s Garden, del autor británico Leonard Leslie Brookes. Por aquella época, estos intérpretes sureños aún tocaban punk, indie-rock y folk-rock.

Ya en 1989, los chicos del Estado de Georgia empezaron a dudar si debían modificar, ligeramente, la calificación del grupo porque la gente siempre lo pronunciaba mal.

Entonces, Rick Rubin, fundador y productor de la propia disquera que les había contratado, Def American Records, les sugirió que se llamaran “Kobb Kounty Krowes”, cuyas siglas eran K.K.K. y todos sabemos a que recuerda eso. Así que, un ofendido Chris Robinson le mando a freir espárragos a Rubin y le dijo a ver si quería un patada en el culo. Se debe a aclarar que a éste último se le ocurrió esa idea debido a que los hermanos provenían de Cobb County, un barrio al norte de Atlanta; solamente que Rick propuso la letra “k” como marca distintiva de la frase, por así decirlo.

Como, inicialmente, se negaban cambiarse lo de Mr. Crowe’s Garden, la distribuidora de la discográfica les comunicó a los intérpretes meridionales que con esa denominación, no les publicarían su primer LP fuera de Estados Unidos. Con esa presión restrictiva pesando en sus lomos y sin más remedio, los hnos. Robinson y sus muchachos barajaron varios nombres como “Stone Mountain Crowes”, “The Flying Crowes” “The Confederate Crowes” o “The Heartless Crowes”; para finalmente quedarse con The Black Crowes, porque según declaró el vocalista Chris Robinson los cuervos eran “pajaritos desagradables” y eso le atraía de algún extraño modo.

El productor Rick Rubin aceptó, entonces, lo de “Los Cuervos Negros” y poco después de eso, en 1990, los Crowespublicaron su primer disco de neo-rock sureño Shake Your Money Maker y la fama internacional les alcanzó, de manera torrencial, durante toda esa década noventera.

Lo pintoresco fue la refracción que se produjo después. El vocalista y guitarrista Charlie Starr, en el año 2000, estaba dudando en como designar a su nuevo grupo, en la propia Atlanta y entonces le preguntó a su amigo Chris Robinson a ver si se le ocurría alguna frase identificativa. Éste último, argumentó que no poseía mucha habilidad para poner nombres a bandas y solo acertó a pronunciar unas palabras: Blackberry Smoke, el cual parecía un derivado nominal de su grupo de toda la vida. Al propio Starr le agradó, de inmediato, aquella denominación y así mismo, se la asignó a la aventura musical que acababa de iniciar.


ZZ Top y la lista de músicos

El primer chispazo tuvo lugar cuando el vocalista y guitarrista Billy Gibbons estrenó una banda en Houston, en 1969, junto al teclista Lanier Greig, el vocalista James Lewin y al batería Dan Mitchell; aunque estos 3 últimos permanecieron escaso tiempo en el combo. Por entonces, aquel principiante cuarteto sacó su primer single, el fantástico “Salt Lick”, el cual se movía entre el rock psicodélico y el sinfónico; mezclado todo ello con blues. Aún no estaban en el ajo ni el bajista Dusty Hill ni el batería Frank Beard, los cuales llegaron poco después, en 1970, para permanecer ya siempre allí y hacer historia con ese tan característico, genial y vibrante southern rock tejano.

El caso es que en aquel año 69, Gibbons, Greig, Lewin y Mitchell para hablar de los primerísimos pasos del grupo, se solían reunir en una sala donde siempre había un cartel con una lista, por orden alfabético y con los nombres en columna, anunciando actuaciones ilustres, en Houston. Entonces, al recién formado grupo les llamó la atención como todos los solistas de ese listado que venían a tocar, aparecían anunciados por sus iniciales en el nombre de pila como, por ejemplo: O.V. Wright, J.J. Cale, D.C. Bender, B.B. King o Z.Z. Hill; entre otros.

Así que, Billy Gibbons declaró que se fijó en éstos dos últimos nombres (también eran sus ídolos y quería homenajearles de algún modo) y pensó que combinando ambos podría bautizar a su recién nacido grupo y así pensó en el nombre “Z.Z. King”, aunque también Billy se apercibió de que dicho término se parecía demasiado a como se llamaba el propio B.B. King. Como este bluesman venía anunciado en la letra “B”, es decir, “arriba del todo” (en inglés se dice “top”) en la lista y Z.Z. Hill estaba al final y abajo, en la letra “Z”, al final aquel juego de términos derivó a ZZ Top.

De todos modos, cuenta el mismo Billy Gibbons que, realmente, pensó también que B.B. King era un artista “TOP” del blues, en aquel momento y por eso, el mítico guitarrista de Tejas acabó agregando ese término a la denominación de su recién bautizada agrupación, en 1969.

De ese modo fue como, en 2019, Gibbons reveló la auténtica procedencia del nombre de ZZ Top y por lo tanto, se desechó otra hipótesis antigua donde rumoreaba la gente acerca de que todo provenía de dos marcas de papelinas para liar tabaco, llamadas “Zig-Zig” y “Top”; muy populares ambas a finales de los años 60.

Avatar
Sobre Txus Iglesias 21 Artículos
Albergo una inquebrantable fe en ese sacro, inmenso, lumínico e intemporal motor bautizado como “rock and roll”.