Crónica y fotos del concierto de I Am Morbid + Vital Remains + Atrocity + Sadist + Arcanus - Sala Salamandra (Hospitalet del Llobregat), 9 de mayo de 2019

El Morbidfest arrasa la sala Salamandra con I Am Morbid a la cabeza

Datos del Concierto

Bandas:
I Am Morbid + Vital Remains + Atrocity + Sadist + Arcanus
 
Fecha: 9 de mayo de 2019
Lugar: Sala Salamandra (Hospitalet del Llobregat)
Promotora: Madness Live!
Asistencia aproximada: 500 personas

Fotos

Fotos por Marta Carreras

Vaya velada de metal extremo que vivimos el pasado jueves 9 de mayo en la sala Salamandra de Hospitalet del Llobregat, un cartel de lujo que no dejó a nadie indiferente, con varias opiniones al respecto pero que en general gustó mucho y literalmente todos los grupos nos aplastaron sin piedad. Unos horarios muy apretados hicieron que el ambiente a primera hora no fuese el mejor pero poco a poco la cosa fue tomando forma y empezó a venir gente con ganas de fiesta y de pasarlo bien.

Arcanus

En un principio esta gira a su paso por la península estaba formada por cuatro grupos pero a última hora se apuntaron al carro nuestros queridos Arcanus para las fechas de Barcelona, Madrid, Murcia y Lisboa. Según me comentaron ellos mismos lo propusieron a la promotora y tras unas negociaciones se llegó a un acuerdo y nosotros que nos alegramos, una tónica que empieza a ser habitual y que sirve para dar visibilidad a grupos de alta calidad que tenemos en nuestra tierra.

Entré que ya habían empezado pero no hacía mucho rato, estaban terminando la primera de su repertorio que fue «Isolated» de su reciente Ep Eros (2018). El sonido, como siempre en Salamandra, fue muy bueno, contundente, si que en algunos momentos era un poco difuso en las guitarras pero en conjunto sonaron con fuerza. Por desgracia no tenían mucho espacio sobre el escenario por haber montado dos baterías y les restó algo de movimiento. Los que hemos visto en acción a Arcanus sabemos que no paran quietos, algo que forma parte de su espectáculo. Destacar que para estas fechas han fichado a Pol de No Amnesty para aporrear los parches y tras unos pocos ensayos, como él mismo me comentó, lo hizo genial y los llevó casi en volandas.

De su primer trabajo rescataron la genial «Oceans of Blood», puro groove metal y ya un himno que no puede faltar en sus conciertos. Le siguió «Alive», una canción algo plana que no destacó mucho pero se repusieron con «Emptiness», otro gran hit de su Ep Ashes (2016). Aquí ya empezamos a tener mejor ambiente y las greñas empezaron a moverse al son de sus riffs y ritmos.

Recta final de su escasa media hora de la que dispusieron interpretando «Eros» y «Circles» mostrando a un grupo bien conjuntado y con las ideas claras. Buen concierto y una gran oportunidad para ellos.

Setlist Arcanus:

Isolated
Oceans of Blood
Alive
Emptiness
Eros
Circles

Sadist

En el año 2001 los descubrí de casualidad y desde ese momento me enamoré de ellos sin remedio. Italia no es que sea un país que me entusiasme por su escena de metal pero esta gente con su original mezcla de estilos y su saber hacer a los instrumentos me fascinó y me sigue fascinando. El escenario cambió y tomó la forma de una película de terror italiana del maestro Giallo.

Tras una intro aparecieron sobre las tablas y empezó el festín. Su cantante iba vestido como un asesino perturbado de peli gore, con una máscara de demonio y una sierra eléctrica con la que jugó un poco. No sabía exactamente que nos iban a ofrecer y para mí el inicio del concierto fue soberbio cuando nos volaron la cabeza con «The Birds» y «Bloody Bates» de su más reciente disco Spellbound (2018). Un grupo que sigue manteniendo su sonido y sus señas de identidad intactas. Sorprendente era ver a su excelente guitarrista Tommy Talamanca haciendo power chords con la mano izquierda mientras con la derecha realizaba melodías con el teclado, una maravilla digna de ver en directo.

La máxima locura llegó con «Perversion Lust Orgasm» con esos gritos de River, flow free y esas exquisitas atmósferas que nos regalaron, vaya brutalidad. Empalme como en el disco con «The Path» para no poder evitar mover las cervicales. Se nota que me gustaron, ¿no?

«The Lonely Mountain» sonó retorcida, melódica, potente y directa al igual que «Season in Silence», canciones que se pasaron en un abrir y cerrar de ojos. También destacar su base rítmica con un bajista y un batería geniales, un conjunto realmente aplastante.

El grupo tuvo dos etapas y tras su regreso en el año 2005 sacaron un disco que lleva el nombre del grupo y del cual rescataron «One Thousand Memories» para terminar su concierto que se pasó en un suspiro gustando tanto a los que los conocían como a los que tuvieron su primera toma de contacto.

Setlist Sadist:

The Birds
Bloody Bates
Perversion Lust Orgasm
The Path
The Lonely Mountain
Season in Silence
One Thousand Memories

Atrocity

Me hacía ilusión poder ver a Atrocity, grupo que durante su carrera ha cambiado mucho de estilo pero que sus primeras obras y también sus más recientes discos son death metal y cualquiera que me conozca un poco sabe la predilección que tengo por este género. De pronto el escenario se oscureció y salieron a escena vestidos de negro y llenos de ¿barro, grasa? No sé, parecían mecánicos tras un duro día de trabajo. La sorpresa fue que no llevaban bajista, sonar sonaba pero no se le vio por ningún lado al igual que los teclados que los llevaban grabados. Un poco de desilusión después de haber visto a Sadist que ellos solos se lo hacían todo.

Empezaron fuertes con «Master of Darkness» de su último disco Okkult II (2018) con un sonido muy metal que fue variando a lo largo de todo el disco con diferentes distorsiones para ser lo más fieles a la canción original. Su concierto me pareció algo más plano que el resto y no me entusiasmaron demasiado aunque tuvieron buenos momentos. Siguieron con «Shadowtaker» que siguió un poco la estela de la anterior con un poco más de oscuridad.

Tras preguntarnos si nos gusta el death metal de la vieja escuela nos hicieron viajar hasta el año 1992 con «Necropolis» canción de su segundo disco que hizo enloquecer a los más veteranos. Como he dicho antes el sonido varió y las guitarras escupían odio con ese sonido tan europeo del Buzzsaw y que personalmente adoro. Brutal.

Siguieron con el repaso a su más reciente obra con «Spell of Blood» y «Gates to Oblivion» con un estilo más cercano a unos Therion en plan más extremos pero con bastantes similitudes. Recordaron cuando vinieron a Barcelona por primera vez en el año 1992 junto a Deicide y nos ofrecieron una pequeña joya de su primer disco con «Fatal Step», retorcida y técnica, rememorando esa época pasada.

Con la siguiente aún nos fuimos más atrás, hasta el año 1989 con la canción que daba título a su Ep Blue Blood. La friolera de 30 años desde que la editaran y fue una autentica masacre, con ese rollo grindcore. En ese momento llegó el momento de repasar alguna de su disco Okkult (2013) con el casi himno «Death by Metal». Para terminar tocaron «Reich of Phenomena» de su disco Atlantis (2004) la cual me volvió a pensar en Therion. En resumen fue un buen concierto pero me dejó bastante frío y cuando quieres ser oscuro y malvado pero estás todo el rato hey hey hey y dando palmas o levantando el brazo en cada puñetera canción al final eres un CANSINO.

Setlist Atrocity:

Master of Darkness
Shadowtaker
Necropolis
Spell of Blood
Gates to Oblivion
Fatal Step
Blue Blood
Death by Metal
Reich of Phenomena

Vital Remains

Con Vital Remains llegó la locura total. Es un grupo que es todo intensidad, sin poner el freno y a por todas. Se pasaron de intensos ya que las guitarras, protagonistas absolutas de su música se comieron hasta la brutal batería que en las anteriores actuaciones había sonado atronadora pero que debido a esas guitarras a rebosar de power ups hizo que el sonido se viese un poco mermado. Pero eso no quita que hicieron un bolazo brutal.

Empezaron con «Icons of Evil» con la que arrasaron con un Brian Werner a la voz dispuesto a liarla bien gorda. Un mini Benton en toda regla con una puesta en escena brutal. Así debe ser un frontman. Tan solo tocaron seis canciones ya que aunque hagan death metal sus canciones son largas repletas de solos, riffs, cambios aunque llega un momento que tanto llega a apabullar y a agobiar, me pasa igual cuando intento escuchar un disco entero.

Para no desviarse siguieron con «Scorned», otra canción larga hasta la extenuación donde los blast beats y los ritmos acelerados son protagonistas. Vaya burrada, no los había visto nunca en directo y me dejaron con el culo torcido. Aunque no sea muy fan de ellos fue todo un placer verles en acción. Todos ellos tremendos músicos con un nivel impresionante.

Viaje al pasado con «Forever Underground», un himno para mantener siempre encendida la llama del underground, nuestra seña de identidad. Y como no, nos preguntaron si nos gusta el death metal old school. No, estábamos en Salamandra por que nos gusta la bachata, jajaja. En fin, anécdotas que pasan. Canción más calmada y sin tanto pirubiru por aquí pirubiru por allí, cosa que agradecí bastante aunque con «Hammer Down the Nails» volvieron de nuevo a esa senda. Vaya burrada. ¿Quieres metal extremo? Pues esta gente son lo tuyo.

Para la recta final tenían guardadas dos joyas que nos iban a reventar sin piedad. Primero la intro «Let the Killing Begin» con esa lluvia, ese dialogo y el Carmina Burana de Carl Orff de fondo para arremeter contra nosotros con «Dechristianize», un auténtico himno del metal extremo ideal para cerrar una fantástica actuación con un cantante muy activo que no paró de arengar al público e incluso se tiró un par de veces. Eso sí, la primera no avisó y estuvo a punto de dar de bruces contra el suelo, suerte que la gente estuvo atenta. En la segunda si avisó y acabó bailando con la gente y hasta subido a la barra. Grandes.

Setlist Vital Remains:

Icons of Evil
Scorned
Forever Underground
Hammer Down the Nails
Let the Killing Begin
Dechristianize

I Am Morbid

Y por fin, después de un retraso se presentaron David Vincent y compañía sobre el escenario para dar un buen repaso a la primera época de Morbid Angel y aunque no fuese el grupo «original» pues dieron bastante el pego y a pesar de algunos detalles me gustaron mucho. Supongo que el no haber visto a la formación original no tenía con que comparar pero estoy seguro que ver a Trey Azagthoth y a Pete Sandoval en acción no tiene precio pero bueno, mejor un buen sucedáneo que nada.

Eso sí tuvieron los santos cojones de empezar el concierto con la intro de su vergonzoso disco Illum Divinum Insanus (2011). Por las caras de la gente y algún que otro comentario la gente no tenía ni idea de lo que estaba sonando ya que si eres un buen fan de los de Florida, ese disco o lo has tirado, quemado o borrado para no escuchar nunca. Por suerte, tras este pequeño error nos deleitaron con «Immortal Rites» y venga, locura máxima. Buff, vaya pasote, aunque aquí no eran las guitarras que tenían mucho volumen, en este caso era el bajo del señor Vincent pero por suerte la batería de Tim Yeung si se podía apreciar, menudo máquina.

«Fall from Grace» del disco Blessed are the Sick (1991) desatando de nuevo la locura montándose unos buenos pogos, viva el old school. Con «Visions from the Dark Side» volvimos a los inicios del grupo. Eso sí, la voz del David es mucho más grave y no tenían el mismo impacto que tienen en disco con esa aura maligna y oscura que consiguieron plasmar. Ahora en directo se queda un poco en un quiero y no puedo y encima él está estático y con esa pose de puto amo que vaya, no hace falta, por muy pionero que seas en esto.

Tras «Blessed are the Sick» llegó uno de los grandes momentos de la noche con la interpretación de «Rapture», una de las mejores canciones de su disco Covenant (1993). Pero luego ya con «Pain Divine» me hice polvo y como yo la gran mayoría de los allí presentes. Poder corear esa genial melodía es todo un lujo y ese Pain, Divine! Y para seguir repasando Covenant siguieron con la extraña «Sworn to the Black». Cabe destacar la buena labor que hicieron sus dos guitarristas que emularon muy bien la forma de tocar de Trey, cosa nada fácil.

Momento Domination (1995) con «Eyes to See, Ears to Hear», agresiva y potente nos pasó por encima como un tanque de combate aunque con la siguiente nos dejaron totalmente fríos. «I Am Morbid» forma parte también del disco comentado al principio y fue como si de pronto el grupo se transformase en… pasemos a otra cosa.

Oh sí, «Maze of Torment». Gracias. Por lo menos fue fácil olvidar lo acontecido antes con este gran clásico y como llevaban ya un rato pues tocaba descansar así que solo de batería (nada impresionante por cierto) y solos de guitarra (tampoco nada a destacar) y así encararon la recta final. Con «Dominate» la sala entró en ebullición con un pogo continuo. Con «Where the Slime Live» las grenyas y los movimientos espasmodicos fueron los protagonistas, siendo una de las más aclamadas y para terminar, como no, con «God of Emptiness», un himno que no debería faltar nunca en uno de sus conciertos y World of Shit como guinda del pastel.

Una sesión de más de cinco horas en la que pudimos disfrutar de grandes conciertos con algunos altibajos pero que en general fueron satisfactorios para la gran mayoría de los allí congregados.

Setlist I Am Morbid:

Omin Potens (Intro)
Immortal Rites
Fall from Grace
Visions from the Dark Side
Blessed Are the Sick
Rapture
Pain Divine
Sworn to the Black
Eyes to See, Ears to Hear
I Am Morbid
Maze of Torment
Solo batería
Solo guitarra
Dominate
Where the Slime Live
God of Emptiness
World of Shit (The Promised Land)

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 284 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.