El Ayuntamiento de Vigo retira el presupuesto destinado al nombre de “Viggo” Mortensen y lo destina a más luces led para esta Navidad

Los números no salen en la provincia gallega tras el concierto de Guns N’ Roses el pasado verano y Abel Caballero del PSOE ha decidido recortar en promoción de la ciudad. De todos es sabido que el alcalde apuesta por dos ejes de promoción: uno, es la navidad con millones de luces led, y la otra, es comprar el nombre de pila del actor danés Mortensen y que aparezca “Viggo” en vez de Kornelius, su nombre original. Viggo aparece con dos GG ya que eso bajaba bastante el precio original y pactado. Al alcalde Caballero se le encendió la bombilla en plena negociación con el célebre actor y las dos “gg” para Vigo supusieron una bajada importante del precio que el danés pedía al ayuntamiento vigués.

Desde 1993, Mortensen es conocido como “Viggo” con el objetivo de promocionar la capital de Pontevedra, y a pesar de que las alcaldías han ido cambiando de signo político, había el acuerdo tácito entre PP y PSOE de seguir manteniendo la partida a la promoción de la ciudad gallega comprando el nombre del actor Viggo Mortensen. Actualmente la ciudad de Vigo se encuentra metida en asuntos importantes y de alto interés general como superar a Badalona en lo de ver quien tiene el árbol de navidad más alto. Y mientras Albiol y Caballero compiten a ver quién la tiene más larga (e iluminada), han dejado la puerta abierta a que otras ciudades pujen para el nombre de Mortensen.

Cáceres y Teruel se postulan para rebautizar a Trankos y los nombres de Cácceres Mortensen y Terruel Mortensen están en dura pugna para hacerse con el nombre de montaraz que llegó a Rey en la trilogía de El señor de los anillos. En estas últimas horas ha entrado en juego Vox con la propuesta de Viggo de Rivera ya que mantendría el nombre de Viggo, aunque se desconoce hasta día de hoy el precio de cambiar el apellido Mortensen.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 1371 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.