Crónica y fotos del concierto de Ekko - Sala La Mirona (Salt), 5 de septiembre de 2020

Ekko: rock de ladrillos en exterior

Datos del Concierto

Bandas:
Ekko
 
Fecha: 5 de septiembre de 2020
Lugar: Sala La Mirona (Salt)
Promotora: Faktoria Sonora
Asistencia aproximada: 40 personas

Fotos

Fotos por Xavi Arqués

Un concierto más en formato Covid. La sala La Mirona se ha re-inventado, siendo de las pocas salas que siguen ofreciendo música en vivo, gracias a un patio exterior que da a la parte posterior del escenario grande y a las ganas y el buen hacer de la gente que no quiere perder ni el trabajo ni la cultura que de ello se desprende. El público también pone de su parte cumpliendo con todas con las normas esenciales en todo momento; ninguna faena dan a la seguridad del local. Todo ello, unido a la buena disposición de las bandas, hacen posible que el espectáculo continúe.

Mientras haya quién apunta sin mirar, señalando a los conciertos como fuente de contagio, los que asistimos y vemos el trabajo que cuesta montar un concierto en estas condiciones, con medidas de seguridad aplicadas y respetadas por el público y ves que te sientes tan tranquilo y seguro, cuando ves el esfuerzo y sudor que cuesta mantener este castigado sector… pues te cabreas, porque te dan a entender que es más fácil cerrar la cultura que simplemente confiar en los profesionales del sector para controlarlo todo; y la cultura no solo es necesaria, sino que además hay gente que vive ahí dentro.

Aunque todo esto ya lo sabíamos y no he contado nada nuevo, me sentía obligado a daros la chapa con este tema porque nunca bastarán palabras para mantener a flote aquello que se hunde. Punto y aparte, vamos al bolo.

Tuvimos la suerte de contar con Ekko, una banda con la que personalmente tenía muchas ganas de volver a coincidir, esta vez para presentar su nuevo y reciente trabajo, Desbocados (2020), que vio la luz a primeros de mayo, en plena pandemia. Ekko ha sido parte importante de mi banda sonora particular durante el maldito «encierro» e incluso antes. Rock urbano más que pegadizo con letras muy trabajadas y acertadas.

Un nuevo trabajo cargado de temazos, manteniendo el nivel conseguido con Las leyes de su jauría de 2018.

Las ganas de música en directo, ya sea de pie, sentado, juntos o separados, hacen que lo disfrutes con locura, pero si además se trata de una banda de las que escuchas con asiduidad, que queréis que os diga, como que te llega más al alma; y tú te dejas, y lo vives, y sueltas la cámara para disfrutarlo, y te quedas con menos fotos pero con más recuerdos en la sesera.

Entre restricciones horarias y de asistencia, no vale la pena demorar la espera, así que puntuales como relojes, aparecieron sobre el escenario con el sonido de fondo del reloj de «El crujir del tiempo» para empezar contundentemente con «La constante sensación». Abrieron con el mismo tema que abre el disco y siguieron con «La jaula», manteniendo el orden. La voz de Mark O’Reims tiene eso que la hace perfecta para este tipo de rock, y encima no paraba de sonreír en todo el concierto.

«Desbocados», que da nombre al trabajo que nos presentaban, fue la siguiente. Aquí aparcamos el nuevo trabajo para recordar temas como «¿A qué has venido?» del disco Día cero (2016) y «Cenizas» de Las leyes de su jauría… ¡como gusta recordar estos temazos!

Para el tema de fotos, nadie se escapó, Marc Turró al bajo no paró de gesticular y saltar, era un no parar. Mark es feliz con su micro y lo demostraba por todos los rincones del escenario, Robert Farrés y Arthur Salas, en ambas guitarras, no estaban quietos ni un minuto. El único que no se levantaba del suelo era David Antonell, como siempre los baterías castigados al fondo… ¡con el espectáculo que nos dan!

El nuevo disco sonó casi al completo, pero no faltaron las más escuchadas como «Luna de octubre», «Resurgir» o «Mil abrazos». La noche terminó con «Hasta el último aliento», que fue un clamor y tuvimos que despedir a los cinco jinetes hasta que bajaron a saludar.

En resumen, hora y media larga que pasó volando. Esperamos volver a cruzarnos con esta bandaza muy pronto y que los conciertos sean como deberían ser. Así que mientras dure la mierda esta de virus, mientras no podamos saltar y abrazarnos, no podremos contar que fue un bolaco histórico, ergo es justo decir que cobra aún más valor todo el trabajo de estos profesionales que pone su sudor -y en ocasiones su dinero- para poder hacer cosas como esta.

Desde la taquilla hasta la barra, seguridad, técnicos, responsables de sala, managers, músicos con toda su crew… tod@s… ¡¡gracias de corazón!! #LaCulturaEsSegura #CulturaSegura

Setlist:

La constante sensación
La jaula
Desbocados
¿A qué has venido?
Cenizas
Como la luna y el mar
Ramajes
Puro soñador
Cada madrugada
El crujir del tiempo
Alzar la voz
¡Para nada!
Luna de octubre
Resurgir
Despertar
Mil abrazos
Hasta el último aliento

Avatar
Sobre Xavi Arqués 21 Artículos
Fotero y cervecero, vicioso de los conciertos, voy buscando luz donde no la hay e intentando sacar música de una imagen.
Como a los vampiros, me gusta dormir de día y salir de noche.
Salut i música!