Die Apokalyptischen Reiter – Wilde Kinder

Nuestra Nota


7.5 / 10

Ficha técnica

Publicado el 22 de abril de 2022
Discográfica: Nuclear Blast Records
 
Componentes:
Fuchs - Voz, guitarra
Ady - Guitarra
Volk-Man - Bajo
Sir G. - Batería
Dr. Pest - Taeclados

Temas

1. Von Freiheit will Ich singen (3:36)
2. Volle Kraft (4:22)
3. Alles ist gut (3:38)
4. Wilde Kinder (4:23)
5. Leinen los (4:17)
6. Euer Gott ist der Tod (6:03)
7. Nur frohen Mutes (4:03)
8. Blau (4:03)
9. Der Eisenhans (3:38)
10. Ich bin ein Mensch (5:05)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Die Apokalyptischen Reiter – Wilde Kinder
Todos los discos de Die Apokalyptischen Reiter – Wilde Kinder en Amazon


Soy un enamorado de los jinetes del apocalipsis germanos, aunque reconozco que los buenos tiempos, cuando eran rompedores y asombraron por su mezcla imposible de géneros e idiomas, además de sus directos totalmente shock rock, ya han quedado algo atrás. Sí que consiguen buenos números de ventas y se posicionan bien en las listas centroeuropeas, pero han tenido discos últimamente que han bajado el nivel en esta última década.

Tras el atrevimiento demencial que supuso el disco The Divine Horsemen, vuelven a la senda ya trazada, y lo hacen con un muy bien disco, que un poco mezcla sus últimos trabajos con la inspiración primigenia de obras como Have a Nice Trip o Riders on the Storm. De todas formas, las canciones no crecen tanto orgánicamente y son más un prototipo de verso + puente + estribillo. Pero han buscado jugar con la disparidad de estilos aun ofreciendo algo esperable. ¡Tocaba hacerlo!

De entre lo más notable está el primer single que fue “Leinen Los”, una oda positiva y ecológica que es lo más cercano a una balada que hay aquí. Añaden guitarras dobladas y mucho sentimiento. También muestran unos elementos folk obvios, que son una parte inherente del grupo y uno de sus grandes logros como banda: el ir más allá de toda etiqueta.

Destacaría especialmente el “Von Freiheit Will ich singen” armada por unas orquestaciones de apoyo puramente de black metal y una base rápida y fiera. Hay momentos en los que el verso reposa en el bajo de Volk-Man, pasando de la desnudez y crudeza del verso a lo atiborrado de las orquestaciones a teclado por parte de Dr. Pest. Escuchando este tema tienes bien claro que estás ante tus DAR de toda la vida, los que enamoran…

“Alles Is Gut” en un single en potencia, con voces agónicas y con una cierta comercialidad en el estribillo, con un Fuchs excelente a las voces a la vez que juega con coros de fondo. Una canción muy destinada a su público germano, ideal para los festivales y con un buen solo coreable de Ady. Potencia y agresividad con growls en la canción que da título al disco y en la que meten un pasaje calmado a voces limpias para volver a arremeter con esa fiereza thrash.

“Volle Kraft” posee alma de death metal, es oscura y va con doble bombo y grandes breaks por parte de Sir G. si bien el estribillo vuele a ser limpio. De lo más logrado y agresivo, cantada en alemán y con algunos pasajes en los que te van a llegar a recordar a Rammstein por ese punto tan teatral. Vuelven al folk en la muy lograda “Blau” de predominio acústico, combinado con estribillo potente y cargado de fuerza. Los juegos de contrastes siempre han sido su razón de ser.

Lo que siempre puedes esperar de estos cuatro locos lo encontrarás en “Euer Gott Ist der Tod” en la que su túrmix habitual va cargado de todo: rock gótico, voces de metal operístico en la entrada, momentos lúgubres, dobles bombos, arrebatos speedicos y posos industriales. El tema más extenso y elaborado. Aparece sorpresivamente la voz angelical de Sabine Scherer entre arrebatos de black metal de la escuela orquestal noruega tipo Dimmu Borgir.

“Der Eisenhans” es curiosamente algo que se asemeja por momentos a Crematory pues los guturales en alemán de Fuchs son muy a lo Felix. Es uno de los temas más extenso de la obra, pero no el más conseguido. Y es que Pest a los teclados juega a los ambientes góticos, aunque también sorprende con un solo, que luego pasa al de guitarra. Sorprenden también los ritmos tribales de “Ich bin ein Mensch”, muy a lo “Rattamahatta” si bien el estribillo vuelve a ser marca de la casa. Hay unos guturales cercanos al grind, casi imperceptibles, pero presentes.

Una de las más directas y pensadas para el directo es “Nur Frohen Mutes” dotada de un riff muy pegadizo y que opta a single posible. No se andan por las ramas y buscan lo efectivo con ese punto comercial que tan bien se les da.

Estamos ante un disco muy deudor del estilo que dio a conocer a Die Apokalyptischen Reiter, una especie de vuelta a sus raíces y a ese random estilístico de todo tipo en el que todo tiene cabida. Ahondan en lo local y se olvidan definitivamente de buscar mediante el inglés abrir fronteras. Son un grupo alemán y está bien así, destinados a su mercado interior y a los fans que les adoran. La pregunta que queda en el aire es si podrán venir de gira por aquí, pues siempre las adversidades les pueden.

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 901 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.