Crónica y fotos del concierto de DeWolff - TivoliVredenburg (Grote Zaal, Utrecht), 5 de febrero de 2021

DeWolff se marca el show de su vida por streaming (y GRATIS)

Datos del Concierto

Bandas:
DeWolff
 
Fecha: 5 de febrero de 2021
Lugar: TivoliVredenburg (Grote Zaal, Utrecht)
Promotora: DeWolff
Asistencia aproximada: Streaming personas

Fotos

Fotos por DeWolff

Dentro de lo que nos toca vivir es de agradecer que haya bandas valientes que opten por arriesgar un poco en lo que a directos se refiere. Ese es el caso de los neerlandeses (ya no se puede decir Holanda) DeWolff que se han visto con un discazo como es Wolffpack y sin la posibilidad de lucirlo. Este trío de los países bajo eminentemente joven de edad, pero veterano en el negocio (ya a sus 14 empezaron a sacar discos) se han marcado el directo perfecto (en pandemia), y lo han hecho gratis… solo piden donativos. Algo hecho adrede para promocionarse y hasta 8000 personas lo disfrutaron en directo.

Invitados por doquier en una banda a la que estamos acostumbrados a vivir en formato trío. Teclados, voces principales varias y batería. Aquí su retro rock anclado en los 70 luce como nunca gracias a una estética retro en color sepia y una puesta en escena viejuna que se asemeja a lo que montaban los Beatles hace 50 años. Está todo cuidado al milímetro y puedes disfrutarlo al máximo pues aquí no hay ni trampa ni cartón: nada está pregrabado. Ellos sobre el escenario y unas plataformas para albergar a los 11 invitados que van desfilando, a cada cual mejor.

Los tonos ocre y sepia están coronados con una gran bola de discoteca y un piano a modo de presentación acompaña una cuenta atrás. Incluso lo que suena en el pre-acto es original y se tocó en vivo. Puede que lo único malo es que se hayan quedado en el tintero grandísimas composiciones, pero aquí había que presentar Wolffpack ante todo. Hay tres temas de Tascam Tapes, algún clásico primerio y uno de Thurst. Entre los invitados es Levi Vis quien más aparece con su bajo, en lo alto de la plataforma, y es perfectamente audible, hasta el punto que quizá deban replantearse lo de fichar a un bajista como cuarto miembro.

Empiezan a lomos de “Yes You Do”, singleazo y una de sus mejores composiciones hasta la fecha. Es de los temas más netamente rock y Purple que poseen y si bien aquí no hacen despega el avión como en el tema del disco ya ves que la combinación súperaguda de Pablo y Luka a las voces es estelar. Menudos son los hermanos Van de Poel… Ojito con “Treasure City Moonchild” pues es otra de las muchas joyas contenidas en Wolffpack. Pasamos luego a “Lady J” con bajista y Diwa Meijamn y Kim Schulte a los coros y palmas. “Sweet Loretta” es otro de los puntos álgidos de su nueva obra y aquí alcanza momentos brillantes con las coristas. Cuando esta gente transita por el southern rock enamora. Pausa para agua y presentación de la acústica de Bas Van Holt en “Do Me”. Es otro de los temas que no vas a poder sacarte de la mente de su nuevo disco.

El momento disco cuenta con hasta ocho participantes, uno tocando el triángulo. Impresionan con las dos vocalistas en los coros acompañando “Half of Your Love” y “It Ain’t Easy”. “Roll Up the Rise” sale mejorada y se muestra como tema infalible de directo con sus devaneos funky y las dobles voces de los hermanos Van de Poel. Sorprendentes en “Buckshot Baby” con Arthur Akkermans (The Grand East) a la harmónica y a la voz con unos dejes muy Meat Loaf-Jack Black. Sus bailoteos y su camisa de barras y estrellas quedan a juego con su mullet. Momentos jam y sobreactuación encantadora.

El broche lo pone la irrupción del trío de metales en “R.U. My Savoir?”, y con las dos coristas femeninas, con Luka de voz principal en la batería. Agudos imposibles, incursiones en la música disco y esos teclados Hammond envolventes de Robin Piso. Recuperan de modo sorprendente el “Outta Step Ill at Ease” del Thurst y en formato ocho miembros en escena. Evocadora y cercana al estilo americana ves que ha sido elegida puesto que con tantos colaboradores puedes hacerla lucir a lo grande. Guitarras dobladas entre Pablo y Stefan Wolfs.

Vuelve el rock más básico y 70s en “Made It to 27” del Tascam Tapes. Aquí están los tres imprimiendo electricidad y galones. “Hope Train” cierra su último disco y se revela como algo realmente grande y espiritual con juegos de saturación sónica en los teclados. Atención al final puramente Deep Purple a pesar de que parece que Piso haga un tributo a Ken Hensley de Uriah Heep (en paz descanses maestro de maestros). Gran final con los vientos con “Live Like You” y luego una sobria y extensa “Nothing’s Changing” como fin de fiesta excesiva y pasada de vueltas. Finalmente presentan a todos los invitados en un show memorable.

Hasta 14 músicos deambulan por el escenario del Tivoli Vrendenburg: Un lujo absoluto. Vas a ver a DeWolff de gratis en su mejor concierto hasta la fecha pues esto supera todo lo que hayas podido ver por su parte hasta la fecha. El retro rock es un paraguas que da cabida a muchas cosas y DeWolff poco tienen que ver con Horisont o Graveyard, pero lo que está claro es que esta etiqueta va a encumbrar algún nombre y es ascenso de DeWolff es vertiginoso. Si te dicen que esto está grabado en los 70 te lo crees, pero no: es algo que ha sido posible en plena pandemia. Por pocas bandas he movido mis posaderas hasta los Países Bajos, pero si vuelven a hacer algo así creo que es planteable viajar a ver algo así…

Jordi Tàrrega
Sobre Jordi Tàrrega 558 Artículos
Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.