Crónica y fotos del concierto de Cryfemal + The Last Oblation + Inverted Cross - Sala Monasterio (Barcelona), 2 de noviembre de 2019

Curiosa velada con Cryfemal encabezando un variado cartel

Datos del Concierto

Bandas:
Cryfemal + The Last Oblation + Inverted Cross
 
Fecha: 2 de noviembre de 2019
Lugar: Sala Monasterio (Barcelona)
Promotora: Octopuss Prods.
Asistencia aproximada: 60 personas

Fotos

Fotos por Robert Garcia

Hace una semana se dieron cita en la sala Monasterio tres formaciones muy distintas entre ellas pero que nos hicieron pasar un buen rato. Tres visions completamente diferentes del metal que juntaron a algo más de medio centenar de personas con ganas de marcha. Esta sala se ha convertido en un lugar donde los grupos del underground pueden expresar su arte y aunque el ambiente que rodea dicha sala es un tanto peculiar, cada fin de semana podemos disfrutar de conciertos más que interesantes.

Inverted Cross

Los primeros en subir al escenario fueron Inverted Cross, grupo de black/speed metal de la ciudad de Barcelona en la vena de Hellhammer Venom para poner un par de ejemplos. Ataviados con una imagen acorde con su música y una escenografía sencilla pero efectiva (dos cruces invertidas con cadenas) no tuvieron mucha suerte al empezar ya que a saber la razón el micrófono de Guille Hungover no funcionaba. Se solucionó rápido y pudieron empezar sin más dilación.

Interpretaron su demo entera más algunas canciones nuevas que formarán parte de su siguiente trabajo y también algunas versiones para amenizar un poco más la noche. Arrancaron con «Don’t Cross the Black Line» con un sonido algo descompensado pero que no tardó en encontrar el equilibrio. Ritmos rápidos y macarras que nos hicieron viajar al pasado con esos aromas a los grupos antes mencionados. También decir que la batería sonaba muy seca y el bombo parecía de todo menos un bombo. Algo que deberían mejorar en esa sala ya que si el batería no lleva trigger el sonido no es muy bueno.

«Fuck, Drink and Die!!!» fue la primera de las nuevas que interpretaron que seguía la línea ya marcada por el grupo en su anterior material. Divertida y muy bailable. «Torture» nos trajo ese halo heavy/speed de antaño y aunque los cambios de sonido de la guitarra de Philip estaban algo desajustados no fue problema para disfrutar de su propuesta. Tras esta fue el turno de la primera versión de la noche que animó bastante el ambiente. «Live Like an Angel, Die Like an Evil» de Venom fue la elegida y la supieron defender muy bien.

Siguieron con dos piezas nuevas que denotaron una evolución en la composición sin perder su esencia old school. Cerraron con «Hell Drinker» y un par de versiones. La primera fue «Crucifixion» de Hellhammer y terminaron con «Fight the Oppression» de Running Wild en una fiesta donde el heavy fue el protagonista.

Divertidos y entretenidos aunque les falta algo de ensayo y pulir ciertos detalles pero seguro que si los veis en directo no podréis evitar mover las cervicales.

Setlist Inverted Cross:

Don’t Cross the Black Line
Fuck, Drink and Die!!!
Torture
Live Like an Angel, Die Like an Evil (Venom cover)
Speed Legions
Crucified the Saints
Hell Drinker
Crucifixion (Hellhammer cover)
Fight the Oppression (Running Wild cover)

The Last Oblation

El proyecto de Kasky pasó de ser de estudio a un grupo con cara y ojos y con una estudiada puesta en escena, con un carácter bastante profesional y con las ideas bastante claras. El año pasado vio la luz su primer disco el cual interpretaron entero además de canciones nuevas que formarán parte de su nuevo disco. The Last Oblation practican un híbrido de metal extremo en el que podemos encontrar death, black, progresivo y muchos otros elementos. Intentar hacer algo tan variopinto y que el resultado sea bueno no es nada fácil. Son grandes músicos pero me costó conectar con su propuesta en directo ya que cuando te has acostumbrado a un trozo y lo estás gozando ya te lo han cambiado, pero en definitiva son mis sensaciones.

Empezaron con una canción nueva llamada «Spikey Cars» con todos ellos ataviados con máscaras, accesorios y prendas muy del palo post-apocalíptico. Esta vez la batería sonaba cañón gracias al disparador y el sonido en general mejoró bastante a excepción de la guitarra de Jordi que apenas se podía apreciar.

Sin pausa pero sin prisa soltaron «Principium», una canción corta, rápida y directa. Es todo un espectaculo ver en acción a Manu tras los parches con una pegada brutal alcanzando altas velocidades. Buenos detalles de guitarra y con un Dani Kraken en estado de gracia vomitando su odio sin parangón. Introducción de batería y nos vimos envueltos por la majestuosidad de «Aurum Deceptio» con esos juegos de voces tan geniales y unos riffs enrevesados y técnicos. Pero como he dicho antes me costó un poco conectar, cosa que en disco no me ocurre, algo extraño, aunque también podría ser por los pequeños problemas de sonido en la guitarra.

Otra nueva con «Minos» para seguidamente rompernos el cuello con la contundente «Aequitate, Episteme, Exitium» seguida de la delicada y atmosférica «Omnibus Sileo», muy diferente al resto. Una pieza mucho más melódica que particularmente me gustó pero que se aleja un poco de su línea.

A estas alturas el ambiente estaba a tope y tras un par de canciones nuevas llegamos al final con la dupla «In Ruinam» y «Proelium» donde el black metal y el death se abrazaron en sintonía dejando algunos buenos detalles.

Si las dos guitarras hubiesen tenido el mismo protagonismo en tema de sonido hubiese sonado todo más contundente y potente, aunque por lo que pude hablar con amigos y conocidos a la gente le gustó, a unos más y a otros menos. A ver si sacan nuevo disco y podemos comprobar su evolución.

Setlist The Last Oblation:

Spikey Cars
Principium
Aurum Deceptio
Minos
Aequitate, Episteme, Exitium
Omnibus Sileo
Tartarus
Sanguinem Paenitentiam
Legion
In Ruinam
Proelium

Cryfemal

Hace muchos años que conozco a Cryfemal y siempre me ha parecido una propuesta de black metal muy buena y mira que este estilo no es santo de mi devoción, pero el trabajo de guitarras me encanta. Todos ellos con sus corpsepaint, túnicas y demás atrezzo salieron a por todas para traer la devastación sonora hasta las orillas del Mediterráneo. Arrancaron con la larga y bestial «Black Metal II» de su disco Apoteosis Oculta (2007), una declaración de intenciones en toda regla para reivindicar su género musical.

La verdad que el sonido ya fue excelente con los tinerfeños pudiendo escuchar casi todo a la perfección. Más tirando hacia una especie de war metal totalmente desbocado nos pegaron en la cara «Infestación» y algo más calmada pero igual de oscura y depresiva fue «Unholy Hangover», rememorando la época dorada del black con unas guitarras sublimes.

El doble bombo infernal de «Delirio Funerario» nos pasó como un rodillo para luego acabar derrotados del todo por unos intensos blast beats, gritos de agonía y un bajo y guitarra persistentes que juntos creaban una opresiva atmósfera recordando a grandes nombres dentro del estilo. Tras esta destrucción total nos presentaron una canción nueva llamada «Capilla Ardiente» que formará parte de su nuevo disco Eterna Oscuridad que todavía no ha visto la luz. Una pieza que no varia mucho pero la verdad es que no hace falta. Tralla descomunal.

Recuperaron «Vientos de Defunción» de su Ep Terribles Disciplinas (2007) donde pudimos ver su lado más depressive donde la desesperación, la desolación y la oscuridad se juntan en una eterna simbiosis. Muy agradecidos por la gente que fue hasta allí para disfrutar de su descarga nos regalaron un par de temas más: primero «Terribles Disciplinas» del mismo trabajo nombrado antes y segundo con un viaje a su disco Perpetua Fúnebre Gloria (2005) con la larga y agobiante «Niebla de Funeral» que puso punto final a un variopinto concierto con tres maneras de ver el metal extremo dejando al público más que satisfecho.

Larga vida a este tipo de eventos, larga vida al underground.

Setlist Cryfemal:

Black Metal II
Infestación
Unholy Hangover
Delirio Funerario
Capilla Ardiente
Vientos de Defunción
Terribles Disciplinas
Niebla de Funeral

Robert Garcia
Sobre Robert Garcia 317 Artículos
Death, thrash, djent, dark, progresivo, doom, black, experimental, jazz, clásica, electrónica... La música me mantiene vivo, es una droga que da sentido a este extraño sueño llamado vida. Músico autodidacta, guitarrista, cantante y enfermo de escuchar y escuchar música sin parar.