Crowne – Operation Phoenix

Nuestra Nota


8 / 10

Ficha técnica

Publicado el 27 de enero de 2023
Discográfica: Frontiers Music s.r.l.
 
Componentes:
Alexander Strandell – Voz
Love Magnusson – Guitarra
Jona Tee – Guitarra, teclados
John Levén - Bajo
Christian “Kicken” Lundqvist – Batería

Temas

1. Operation Phoenix (5:55)
2. Champions (3:23)
3. In the Name of the Fallen (3:28)
4. Super Trooper (3:34)
5. Ready to Run (3:51)
6. Juliette (4:02)
7. The Last of Us (4:32)
8. Just Believe (3:32)
9. Roar (4:27)
10. Victorious (4:42)
11. Northern Lights (4:00)

Multimedia




Escucha y compra

Este disco en Amazon: Crowne – Operation Phoenix
Todos los discos de Crowne en Amazon


Hace cosa de un año y medio, en 2021, escuchaba el lanzamiento de un nuevo super grupo (como se les suele llamar, aunque suene a mierda) de Frontiers. Lo encabezaba el teclista y alma matter de H.E.A.T, Jonah Tee, y contaba con otros tres miembros y un invitado de muy alto standing: Alexander Strandell de Art Nation a la voz, John Levén de Eurpe al bajo, Christian Lundqvist de The Poodles a la batería y Love Magnusson de Dynazty a la guitarra adicional. Para este lanzamiento, Love es miembro full equip del grupo.

Recuerdo que aquél Kings in the North (2021) no entró en mi top 5 anual y, la verdad, no sé por qué, pues es un discazo descomunal. Diría que el mejor que Tee haya grabado si quitamos H.E.A.T II (2020) de la ecuación. Ahí es nada. Así que ver, tan temprano en el año, que estos chicos lanzan un nuevo larga duración, ha añadido una dosis de felicidad al 2023.

Las señas de identidad del proyecto son por todos conocidos, pero por si acaso, repasémoslas: melodías a raudales, calidad instrumental, música por encima de técnica y canciones que no te podrás sacar de la canción. Todo muy bien hecho.

Seguramente este Operation Phoenix (2023) no sorprenderá tanto como su debut, pero desde luego, si te gustó el primero, este te gustará. Antes de entrar a valorar, dos apreciaciones:

  1. Quizá, y solo quizá, su anterior trabajo tenía picos más altos, aún siendo este disco más regular.
  2. Este segundo lanzamiento gana enteros escuchando canciones sueltas en vez de todo el disco del tirón.

Ahora sí, repasemos los once temas. Empezamos con el homónimo al disco y uno de los singles. «Operation Phoenix» es la más larga del disco, con casi seis minutos de duración. Que no te engañe la melodía preciosista al piano, no es una balada, y a pesar de la intro, demasiado larga, se trata de uno de los temas destacados. Como buen single tiene todos los elementos necesarios del estilo y del propio grupo: melodías facilonas y pegadizas, estribillos por todo lo alto y un aroma grandilocuente. Cierta melodía, la del estribillo, me recuerda a algún himno,  pero no sé concretar más. «Champions» es otro de los singles y otra de las destacadas. A un ritmo mayor que su predecesora, hará las delicias de cualquier amante del disco, y demostrará el punto 2 de un poco más arriba, el de que temas escuchados individualmente ganan enteros. El tercer enviste es el último de los singles (no entiendo la estratégica de márketing en esto), «In the Name of the Fallen», y lo coge donde su predecesora lo deja. Otra de las destacadas. «Super Trooper», más allá del nombre extraño, baja las revoluciones, tanto en tempo como en calidad, pues aún teniéndola (junto a un estribillo la mar de poppy), no compite con el trío de ases que abre el disco.

El segundo ciclo empieza con «Ready to Run», con algo más de ritmo y empatado a melodía. Vuelve a ser un temazo, aunque no pasará a la historia (como casi ninguna de las canciones que se publican a día de hoy). El estribillo es melódico y chulo y te hará mover el cuerpo. «Juliette»  no es una balada, aunque por el nombre las apuestas fuesen de 10 a una. Gana en garra guitarrera, a pesar de la grandilocuencia del teclado. Strandell está especialmente bien. «The Last of Us», además de un juegazo y la serie que ha sacado a HBO, es el próximo tema. Aquí el tempo vuelve a bajar considerablemente, haciendo del corte uno poderoso y metalero. El estribillo vuelve a ser tremendamente coreable, aunque no será de mis temas preferidos del disco. «Just Believe», por contra, es mucho más happy, más melódico y divertido. Si se necesitara un cuarto single, apostaría por esta canción. De nuevo el aroma de himno internacional está presente en el estribillo.

Vamos acabando. «Roar» gana en el rugido, a pesar del lamentable juego de palabras que he usado. Sin ser de las más destacadas, es un temazo lleno de garra y mala leche, encuadrándola en el estilo que el grupo practica. El penúltimo golpe es «Victorious» y sigue el camino de su predecesora. Más agresividad que en los dos párrafos anteriores, más garra y punch. Otro temazo coronado por un gran estribillo, como todo el disco. Y acabamos con «Northern Lights». Suave y muy melódica en su comienzo, poco a poco gana fuerza sin ganar demasiada velocidad. Quizá es el tema que menos me gusta, y sigue siendo una gran canción.

Crowne nos entrega un gran disco de metal melódico, hard rock o como quieras llamarlo. O si quieres decirlo de otra forma, aún no ha acabado el primer mes del año y ya tenemos uno de los discos de 2023 del estilo.

Xavi Prat
Sobre Xavi Prat 382 Artículos
Llevo en esto del heavy más de media vida. Helloween y Rhapsody dieron paso a Whitesnake y Eclipse, pero Kiske sigue siendo Dios. Como no sólo de música vive el hombre, la literatura, Juego de Tronos y los tatuajes cierran el círculo. Algunas personas dicen que soy el puto amo, pero habrá que preguntarles por qué.